Foros Hermanos
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Staff
Soah
Web Master
Sharon V. Stokke
Administradora
Sakura
Administradora
Lukman
Moderador global
Afiliados élite
Boku no Hero ROL
Crear foro
Devil Within +18
REDEMPTIO●CITY
Crear foro
Última limpieza: 07/04/2018

La promesa [Priv. Soah]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La promesa [Priv. Soah]

Mensaje por Akudo Karim el Vie Feb 09, 2018 11:11 am

Ya había pasado casi un mes desde la última vez que había visto a Soah, y bueno aquella ocasión no había sido tan agradable pues los cazadores de esclavos lo habían dejado sumamente golpeado antes de llevárselo de nuevo al mercado negro, claro que había dado pelea para que el resultado no fuese el que se esperaba en verdad se había esforzado al máximo pero nada de lo que hizo había servido pues el enfrentarse a una raza como lo eran los demonios puros sin mezcla alguna de promedio, era prácticamente una sentencia de muerte. Se podría decir que el peliblanco tuvo suerte pues esos sujetos habían recibido órdenes de sus superiores para no matarlo, solo debian capturarlo sin importar el costo.

Lo malo había sido que la pelinegra posiblemente lo hubiese visto en ese estado tan deplorable, era justo lo que él había querido evitar pero le había sido imposible, por el momento ya llevaba un mes vagando y sobreviviendo de las posadas que le daban los pobladores aunque muchas de las ocasiones le tocaba dormir a la intemperie y pasar hambre, el hecho de haber sido comprado en ese lapso de tiempo le había dado la posibilidad de escaparse cuando quisiera de la mansión de su amo a quien solía llamar Gori-san por su físico y mas que nada para molestarlo.

Su aspecto igual estaba desaliñado y sucio, su kimono que antes era blanco ahora era de tonalidades grises por la suciedad y el polvo, su vello facial estaba en su máximo esplendor pues ya llevaba un mes sin retirarse ni un solo pelo de la cara, así que tenía un bigote entre gris y blanco, despeinado y unido a una barba espesa y nada cuidada pero igual no le importaba pues tenía una promesa por cumplir, le había prometido a Soah que se volverían a ver justo antes de que se enfrentase a su destino contra los puños de acero de aquellos cazadores que acabaron haciéndolo pulpa.

así se ve (?):


En el camino encontró una casa de té dentro del pueblo, supuso que sería un buen lugar para descansar un poco antes de continuar su arduo viaje en búsqueda de la joven unicornio, algunas de las mujeres que atendían el lugar lo observaron con cierto asco debido su aspecto pero aun así le ofrecieron un lugar donde acomodarse e incluso un té el cual no tardo en ponerle una pizca de alcohol pues tenía una pequeña botella entre sus ropas, de todas formas comenzó a buscar con la mirada a Soah a ver si de casualidad se encontraba en el mismo lugar que él, lo dudaba pero no perdía nada con intentar encontrarla en los locales que llegaba a acudir durante el camino. Mientras tanto le daba pequeños sorbos a su té que ya traía un poco de sake entremezclado.

Algunos clientes se cambiaron de lugar pues el hombre de la barba gris apestaba en verdad, un mes sin asearse en lo absoluto daba sus frutos, sobre todo hacia los nuevos que ingresaban a la casa de té posiblemente preguntándose porque había un hombre alejado de los demás y al pensar que seguro estaba apartado por su peligrosidad, se iban con la bola de gente dejándolo solo de nuevo, pero en realidad era el efecto de su mal olor, sin embargo él bebía tranquilo y ni caso hacia de los rumores que los mismos clientes esparcían sobre él de que seguro era un: "Samurai prodigio" o tal  vez un "Ronin en busca de venganza" por la muerte de su señor, incluso alguien se atrevió a señalarlo y preguntarle directamente que si él era el "Demonio de la barba blanca" o "Shirohige no akuma", claro entre temblores y nerviosismo a lo cual él solo vuelve su mirada donde ellos y eructa después de beber un poco de su té 'especial' para después notarsele una vena en su sien al escucharlos que le ponían un apodo -Ehh?...¿soy un demonio solo por tener barba?, ¿Que?, ¡¿Quieren comprobar si lo soy o no cabrones?!-  los sujetos solo se disculparon pues estaban muy nerviosos ante la reacción de aquel hombre para entonces regresar a sus asuntos dejándolo nuevamente en paz, además el hecho de que apretara su taza de té con su mano ejerciendo una presión tan fuerte que incluso la rompiera fue el detonante para que en verdad creyeran que era ese demonio barbudo inventado por ellos hace unos momentos. Al final termino soplándose la mano pues se había quemado con el té que aun estaba caliente sumado a que se había cortado con los pedazos de la taza que había roto.
Unicornios
avatar
Mensajes : 401
Ingreso : 06/07/2017
Localización : En la casa de apuestas o en la licorería
field_19

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.