Foros Hermanos
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Staff
Soah
Web Master
Sharon V. Stokke
Administradora
Sakura
Administradora
Lukman
Moderador global
Afiliados élite
Boku no Hero ROL
Crear foro
Devil Within +18
REDEMPTIO●CITY
Crear foro
Última limpieza: 07/04/2018

Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Tsushihiro Mizaki el Dom Dic 17, 2017 6:38 am

El ultimo velo toca el suelo, Mizaki termina su danza y escucha los aplausos, los silbidos y hasta los malos comentarios de algunas mujeres celosas, que sinceramente no tenían nada mejor que hacer. Ciertamente las mujeres tenían de que quejarse pero la peli azul es demasiado sínica, ella aprovecharía su cuerpo y sus habilidades si con ello conceguia un poco de comida y demasiadas monedas. Mas nunca espero que al terminar algo como esto le hubiese pasado.

Si a algo temía Mizaki era a dos cosas, la primera era las grandes concentraciones de agua; ella las odia desde que en su otra vida murió ahogada y la segunda es el matrimonio. Ella ya había pasado por ello en su otra vida y no era nada agradable, en esta nueva vida estaba apostando a no permitir que algo así sucediera, nunca, nunca, nunca terminaría en el altar con nadie. Con nadie; primero escaparía o asesinaría a su esposo/prometido; si es que lo peor llegaba a suceder, pero ella esta dispuesta a cualquier cosa con tal de seguir siendo libre y estar haciendo lo que creía era mejor para su persona.

Entonces no entendía como infiernos estaba parada allí, congelada entre unas cuantas personas mirándolo con los ojos completamente abiertos y sin saber qué hacer. Hasta hace poco ella estaba pensando en recoger las monedas de aquellos que habían venido a ver su presentación, y de un momento a otro estaba allí escuchando a un loco (en su opinión) gritándole con demasiada familiaridad; está causando un pequeño alboroto y sabe a ciencia cierta que los pequeños alborotos pronto se convertirían en grandes alborotos.

Ella es de las que gusta mantener un perfil hasta cierto punto bajo, después de todo nadie recordaría a una bailarina después del espectáculo, recordando el porqué de su actitud la demonio sale de su estupor y camina hacia el hombre de cabellos castaños. Es vagamente consiente de haberlo visto en más de una ocasionan mirando el espectáculo que ofrecía. Los murmullos entre las personas comenzaban a molestarla, Mizaki no sabe qué hacer. Quizás no es la mejor opción pero se encamina hacia el hombre y lo toma de la mano; lo lleva hasta un callejón vacío antes de soltarlo…-¡¡¡Muy bien, quien lo ha mandado!!!- su tono de voz suena demasiado defensivo, y un tanto enejado. Ha ignorado el parloteo que él ha estado haciendo con la esperanza de que él conteste sus preguntas antes de bueno desaparecerlo… *Nadie sospecharía ¿verdad?* eran los pensamientos para nada amables de la peli azul
Mizaki Bailando:

Mizaki Vistiendo :
Amo Demonio
avatar
Mensajes : 92
Ingreso : 06/08/2017
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Ikkaku Nishi el Dom Dic 17, 2017 7:42 am

Caminaba de regreso a casa pero al ver en una de las calles que había mucha gente amontonada, no pudo evitar acercarse solo para ver que estaba presenciando el tumulto de gente en ese lugar, cuando logra abrirse paso entre las personas presta atención a la bailarina de cabellos azules como el mar y abre sus ojos con sorpresa pues se parecía muchísimo a su prometida que sinceramente nunca supo que le sucedió.


-Aiko-hime?!...- no pudo aguantarse de pronunciar aquel nombre al ver a la mujer aunque lo hizo con un tono un tanto elevado pues su sorpresa fue por demás notoria y sinceramente no se esperaba ver a una mujer tan parecida a quien hubiese sido su prometida en el pasado.


-Aiko-hime, tu...- antes de que pudiese seguir hablando, la mujer lo tomo de la mano y lo alejo del tumulto de gente donde uno de los callejones, parpadeo ligeramente y la observo un tanto confundido -Eeh?...no, nadie me mando, yo solo iba de camino a casa y te vi...- no podía negar el hecho de que explotaba de felicidad por dentro al verla, pues se parecía mucho a su prometida que tuvo tiempo atrás, tenia la misma voz, el mismo cuerpo y esos mechones azules de cabello inconfundibles.


-¿Recuerdas nuestra promesa?...- toma una de las manos de la joven entre las suyas de forma suave mientras la ve a los ojos y le sonríe de manera calida -Te prometí que conseguiría un trabajo digno para poder ser un buen esposo cuando pedí tu mano hace unos años, ¿me recuerdas Aiko-hime? soy Ikkaku Nishi, tu prometido- se parecía mucho a Aiko, así que debía ser ella era por eso que le decía todo aquello pues pensaba que la menor tenia amnesia o algo similar, de todas maneras él la ayudaría a recordar si ese era el caso.
Amo Zombie
avatar
Mensajes : 83
Ingreso : 04/08/2017
Localización : En Edo
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Tsushihiro Mizaki el Lun Dic 18, 2017 5:34 am

Esta un tanto cabreada; enojo no describe el cómo se siente en esos momentos mientras más y más escucha al castaño. En primera la ha llamado Aiko; está completamente segura que no ha usado ese alias en ninguna vida; el nombre es aceptable y piensa utilizarlo en el futuro pero lo que la hace querer inundar todo el pueblo es la presunción del hombre al hacerse llamar su prometido. También cabe destacar que Mizaki se encuentra demasiado escéptica con él, no confiando en que él decía la verdad; se ha dirigido hacia ella como princesa y los únicos que han utilizado alguna vez ese título son los sirvientes del hogar de su padre.

También sabe que si fuera una tonta; una muchachita por demás inocente y crédula bien pudo haberse sonrojado por sus palabras; él la miraba con calidez y eso la pone con los pelos de punta. No puede evitar quitar su mano del agarre de Nishi, la acción ha sido un tanto brusca pero que puede hacer ella… se siente incómodo…-Mire señor… Mi nombre no es Aiko, es Mizaki…-miente con descaro y sin problema alguno. –No tengo prometido, no he hecho ninguna promesa con usted o con cualquiera otro hombre para casarme. –Aquí su tono se vuelve un poco más agresivo- ¡¡De hecho no pretendo casarme nunca!!- exclama con altivez, Mizaki cambia su lenguaje corporal. Tomando el porte de toda una princesa (que lo es) y mirando al hombre como si fuese un siervo al que está por ordenarle algo. –Desista de esa tonta idea de mi mano, muchos han perdido la cabeza por suponer que yo soy algo parecido a una prometida. –aquí no miente, aunque cabe destacar que está exagerando un poquito. –Ahora bien… ya que es por su culpa que he dejado mis monedas en el suelo, tendrá que pagarme por lo menos 15 monedas… que es aproximadamente lo que perdí. –claro que la culpa recaía en la peli azul, mas ella nunca admitiría semejante acción.

Estira su delgada mano para que él le de dinero. Y cuando lo tenga ella correría como alma que lleva el diablo, no tenía por qué estar ni un segundo más con este hombre enamorado.
Amo Demonio
avatar
Mensajes : 92
Ingreso : 06/08/2017
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Ikkaku Nishi el Vie Dic 22, 2017 8:07 am

Él estaba seguro de que aquella mujer era su prometida, a lo mejor se sentía cansada ese día o algo similar y por eso ni siquiera lo recordaba a él o aquella promesa, así que dejo pasar aquellos reclamos de parte de la peliazul, aunque en cierto momento trago un poco de saliva pues se estaba poniendo nervioso por los gritos que esta le daba -Creo que...ha sido un día muy pesado para ti, Aiko-hime...digo Mizaki-dono...- no quería hacerla enojar más de lo que ya estaba así que trato de portarse amable e incluso la llamó por aquel nombre que la joven le había dicho.

Vuelve a poner atención a sus palabras y niega ligeramente para luego hacerle una pequeña reverencia en señal de disculpas -Lo siento, no tengo esa cantidad conmigo, de hecho no traigo dinero aunque si puedo compensarte con alguna otra cosa lo haré- su mirada azabache observa fijamente los orbes azulados de la joven para después tomar con cuidado la pequeña mano con una de las suyas y depositar un suave beso en el dorso de la misma al voltearla ligeramente.

Levanta su mirada de nuevo donde la joven y le sonríe de forma amena -Me haría muy feliz si pudieras recordar algo Aiko-dono, pero no puedo obligarte a nada...y sinceramente a pesar del tiempo que ha pasado, sigues igual de hermosa- estaba feliz por haberse encontrado con ella aunque aquella mujer decía no ser quien él creía que era, pero por otro lado estaba triste porque él creía firmemente que era su prometida y esta sin embargo no lo recordaba y hasta era en cierto punto irrespetuosa con él.
Amo Zombie
avatar
Mensajes : 83
Ingreso : 04/08/2017
Localización : En Edo
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Tsushihiro Mizaki el Miér Ene 24, 2018 9:16 pm

Su postura aun es un tanto (demasiado) hostil, sus brazos están en jarras y mira al castaño con algo de censura por tomarse algunas libertades con su persona, aunque sea en la actualidad una vagabunda sin hogar, escasa de ropa, aun se crio como una princesa mimada aun tenía un aire orgulloso que hacía que personas la vieran como su superior, aun tenia pensamientos de jerarquías y se sabe en la cima, así que le molesta que un plebeyo le hable como le habla. Sin embargo entre mas lo escucha un sentimiento se va formando en su ser, hace años que ella no sentía nada parecido a la culpa, pero hoy mientras miraba a este hombre, mientras veía los sentimientos claros y sinceros que este mostraba por su “Aiko-hime” ella, no la demonio sino la humana del siglo XXI, pudo comprender que él estaba algo enamorado de la princesa de la que hablaba.

Odia sentirse culpable, odia que no pueda hacer nada para detener ese sentimiento que lleva encima y ese horrible sentimiento va en aumento mientras más mira al hombre, finalmente suspira, bajando los brazos. Suspirando y cerrando los ojos un instante, su postura se ha relajado un poco, y cuando abre nuevamente sus ojos se da cuenta que puede estar un poquito más tranquila si se disculpara con él, sin embargo tan cabezota como es nunca saldrían de su boca un “lo siento” así pues idea otra manera de hacerlo sentir mejor y no quedar como tonta. –Bueno, si no tienes dinero que tal una comida, no he desayunado nada y mi estomago pronto pedirá una buena porción de algo para estar contento el resto del día. –su tono es casual, pero no deja duda de que está pidiendo casi ordenando que la lleve a comer.

Para fomentar una respuesta positiva Mizaki, pone su mejor cara, inocente y despreocupada. Su semblante muestra a una jovencita que no haría nada malo. –Aunque primero deberíamos ir a buscar mi ropa…- no es que ella fuese tímida, pero eran pocas sus vestimentas que no tiene ganas de andar dejando botadas las pocas que tiene. –Así que entonces me llevas a comer o no…-pregunta ofreciendo una rama de olvido por sus duras palabras anteriores sin disculparse visiblemente.

Amo Demonio
avatar
Mensajes : 92
Ingreso : 06/08/2017
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Ikkaku Nishi el Mar Feb 06, 2018 9:27 pm

Le sonríe ligeramente pero de manera amable mientras asiente -Claro que si, de hecho prepare onigiris y sopa ramen en mi casa por si gusta podemos comer eso, si no, solo pasaría por dinero para llevarla a otro lugar a comer, cerca de donde vivo hay muchos puestos de comida, siempre están llenos de gente así que eso significa que la comida debe estar deliciosa- quiso darle opciones, después de todo él ya tenía comida preparada en casa más que nada por su compañero de cuarto que otra cosa pues él no comía más que hojas de hortensia pero sabia cocinar, había aprendido por mera curiosidad suya de hacer diferentes platillos con hojas de hortensia pues el solo consumirlas sin nada más le parecía aburrido, así que a raíz de eso hacia té de hortensia, bolitas de hortensia al vapor, sopa de hojas hortensia y muchas cosas más con solo ese ingrediente.


Por lo tanto aquellos conocimientos decidió aplicarlos a la comida humana para hacer algo diferente pero delicioso cada día, todo por el hecho de que Benjiro si consumía alimentos aunque él no quería que los consumiera crudos pues podía enfermar y sinceramente no tenía el suficiente dinero para llevarlo al médico, aunque sí para comprar remedios herbolarios pues eran mil veces más baratos.


Decidió comenzar a referirse a ella por el “usted” en vez del “tu” pues la joven no recordaba nada o él la estaba confundiendo con otra mujer, de todas maneras no quería hacerla sentir incomoda y tampoco deseaba faltarle al respeto -Vamos primero por su ropa Mizaki-san y después a comer en donde usted me indique, ¿qué le parece?- le sonríe ameno mientras la acompaña a ir por las prendas que la peli azul requería.


Tenía sentimientos entremezclados en esos momentos, pues aquella mujer le recordaba mucho a su prometida Ankoku Aiko, pero era posible que no fuese ella aunque el parecido era por demás irreal, de todas maneras estaba feliz al encontrar a alguien que tuviese un aspecto similar a la mujer que alguna vez llego a amar.
Amo Zombie
avatar
Mensajes : 83
Ingreso : 04/08/2017
Localización : En Edo
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Tsushihiro Mizaki el Miér Feb 21, 2018 8:28 pm

Ella no sabe que esperar, pero la invitación a comer a casa seguro que no. Es decir, Mizaki pretendía que el hombre le negara ese pequeño “favor” y que abandonara de inmediato a su persona, nunca conto con que el fuese un buen samaritano. *Pero claro que si cree que soy su amada, no me dejaría desamparada* por un breve momento la demonio consideró el aprovecharse de ello, jugar bonito y tener un refugio por una temporada. Mas después recordó a su anterior amante y casi se maldice, ella no quería ser como aquel hombre; pese a su naturaleza demoniaca ella nunca se permitiría jugar con los sentimientos ajenos por muy conveniente que fuera.

-Sabes una cosa…-comienza a caminar, recorriendo el camino de regreso a donde se suponía estaba su ropa. No mira al castaño, sus palabras son claras y completamente dirigidas al hombre…- Si sigues demasiado amable alguien terminara por aprovecharse de tu persona. Claramente no me conoces y me has invitado a tu casa, o me subestimas o eres arrogante…-hace una pausa y niega divertida. –cosa que dudo, pues tu personalidad es mucho más dócil. Así que toma mi consejo y endurécete. –No entiende del todo porque desea que él escuche sus palabras, quizás quisiera que nadie pasara por lo que ella hubo pasado. Mas no consideraba que esa fuera razón suficiente para preocuparse, así pues decide que es mejor regresar a su personalidad despreocupada que casi siempre usa en situaciones que no sabe manejar o comprender.

No tardan mucho en regresar al lugar donde con anterioridad ella ha montado su espectáculo. Suspira resignada…-era mucho pedir que mis pertenencias se quedaran aquí, que nadie conozca el sentido de la decencia, mis ropas no valían mucho pero claro las ven abandonadas y deciden que es mejor llevárselas. Ladrones, incultos, malnacidos…-Mizaki comienza a despotricar y no importa si la ven, -cuando los encuentre les castrare, les arrancare los ojos y se los daré de comer a las bestias del bosque… mientras gritan me reiré y bailare desde la seguridad que buscare.- ríe como loquita, imaginando un posible numero de escenarios en donde podía cumplir sus fantasías retorcidas, aunque claro esta solo son fantasías, sabe que nunca las cumpliría por mas enojada que se encuentre. Mira a su acompañante…-supongo que también tendré que cobrarte mi ropa…- se gira de manera sensual, ofreciendo un espectáculo gratuito al hombre. –soy hermosa, pero mi maravillosa piel no debe ser expuesta por mucho tiempo a la madre naturaleza ¿no crees
Amo Demonio
avatar
Mensajes : 92
Ingreso : 06/08/2017
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Ikkaku Nishi el Jue Mar 01, 2018 1:09 am

Camina unos pasos atrás de ella pues no deseaba incomodar estando a su lado, aun así escuchaba y ponía especial atención a sus palabras para luego sonreír tranquilamente -La verdad, solo he sido de esta manera contigo pero seguro ya lo has olvidado…- había sido amable y respetuoso con la peliazul, al menos la que él recordaba pues la chica que tenía en frente era de una actitud sumamente diferente. De todas formas le recordaba muchísimo a Aiko y eso era en parte lo que lo confundía en ocasiones.

Al llegar al lugar en donde deberían estar las prendas de la menor abrio sus ojos sorprendido al notar que en efecto ya no había nada -¿En serio necesitaban tanto las vestimentas?, pero Aiko-hime no es de una talla común, es más pequeña y delicada…digo Mizaki-san…- lleva una mano tras su cabeza y baja un poco la mirada ruborizándose ligeramente pues que él recodase, el cuerpo sin prenda alguna de la peliazul que él conocía era muy estilizado, tanto así que no cualquier prenda le quedaba y lo que le llegaba a quedar, difícilmente le quedaría a alguien más porque su pecho era de talla grande al igual que su retaguardia y todo lo demás era esbelto y curvilíneo, es decir era una mujer hermosa y perfecta en todos los sentidos.

Cuando la menor empezó a maldecir él prefirió quedarse unos pasos atrás pues no quería resultar ser el saco de arroz con el cual la peliazul quisiera desquitar su enojo, así que una gota grande resbalo por una de sus sienes para después prestar atención a lo que le decía, ¡¿Qué?!, ¡¿ahora también tendría que comprarle ropa a parte de comida?! No sabía si había sido cierto lo que él había escuchado de labios de la peliazul y por ello quiso confirmar aquello estando un tanto nervioso en el proceso -Ehh…entonces, ¿también quieres que te compre prendas nuevas?- traga un poco de saliva pues ahora que recordaba le había dicho que tenía un buen trabajo, pero sinceramente la paga no era tan buena como para estar comprando accesorios y ropa tan seguido, él ganaba dinero dependiendo de lo que vendía en el día aunque a veces no tenía ni una sola venta y aquello era un poco decepcionante.

-Es que…sí, tengo un trabajo pero no gano mucho dinero…- estaba aun un poco nervioso mientras movía sus manos de un lado a otro al colocarlas frente a su pecho pero igual se ruborizo al ver como la peliazul volteaba donde él, en serio era muy bonita y le era imposible el no ponerse nervioso.
Ya había pasado bastante tiempo desde la última vez que había visto a una mujer con poca ropa como Mizaki, pues la ultima fémina que vio sin prenda alguna fue a su prometida aunque Mizaki portaba algo de ropa, no era del todo suficiente para cubrirla por completo.
Amo Zombie
avatar
Mensajes : 83
Ingreso : 04/08/2017
Localización : En Edo
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Tsushihiro Mizaki el Vie Mar 09, 2018 5:07 am

Una sonrisa aparece en la boca de Mizaki, una mueca de medio lado; como si supiera los pensamientos del castaño, él como muchos otros había admirado su persona, su cuerpo; curiosamente le agrado ponerlo nervioso. Mas una vocecita en su cabeza le recordó que no la miraba a ella si no a la mujer con quien se supone él debía casarse. Por plan de mientras ella mira alrededor buscando cualquier indicio de su ropa, pero no encuentra nada, era mucho pedir se comentaba…-Bueno, tampoco necesito demasiado; además tu me distrajiste. Hablando de una boda, una boda…-por un momento recordó su boda y maldijo. –¿por qué tu novia escapo? –pregunta llena de curiosidad.

-Pareces un buen tipo –regresa a lado del castaño y enrolla su brazo izquierdo en el brazo derecho del hombre y comienza a caminar, jalando al hombre consigo. Las personas comienzan a mirarlos, Mizaki se entretiene pensando lo que ellos creerían, por las miradas algunos veian con celos a Nishi, las mujeres la veían con enojo. Creyó escuchar que la llamaban una flor… no entendió el significado hasta que recordó que los burdeles eran llamados casa de las flores. Este ultimo le hace reír por lo bajo. –en cuanto a la ropa, me imagino que si vamos a tu casa, has de tener prendas de tu prometida, dudo se enoje si me prestas algunas… -dice por lo bajo. –prometo devolverlas…-miente, no cree que vuelva a ver a este castaño en un buen tiempo, quizás nunca. Después de todo ella viaja demasiado, quizás tenga que desaparecer pronto.

-solo espero que sus ropas sean de buen gusto…-es sínica al respecto, Mizaki es de las que no se pondría ningún harapo si puede evitarlo. Toma mas fuerte el brazo, hasta que cae en cuenta de un minúsculo detalle, lo que provoca que detenga su andar. –Un momento, un momento. Yo estoy guiando el camino pero no tengo la menor idea de a donde vamos, ¿no deberías guiar tú? –casi sonríe avergonzada, pero lo evita por los pelos.
Amo Demonio
avatar
Mensajes : 92
Ingreso : 06/08/2017
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Ikkaku Nishi el Sáb Mar 10, 2018 9:06 am

Escucha la pregunta de la joven y baja ligeramente su mirada, se encontraba un tanto melancólico en esos momentos pero no quería demostrarlo en lo absoluto por lo tanto vuelve a levantar su mirada y esboza una pequeña y casi imperceptible sonrisa -Ella…no escapo, yo fui el que no estuvo a su lado cuando más me necesitaba, morí en un enfrentamiento y años después cuando regrese o más bien me ayudaron a regresar no la volví a encontrar, no sé que le sucedió pero yo la mantengo en mis recuerdos…- no le molesta en lo absoluto que la joven le tome del brazo, incluso volvió su mirada donde ella y le sonrió tranquilo. Aquel gesto por parte de la joven le trae recuerdos agradables con su prometida pues por igual gustaba de tomarlo del brazo o la mano cuando caminaban juntos.

El castaño no prestaba mucha atención a miradas ajenas ni comentarios, nunca lo había hecho ni lo haría ahora pues sabía bien que las personas criticaban lo primero que veían sin conocer al individuo en cuestión.

-Trato de hacer lo mejor que puedo para encajar y bueno, no quiero ser una molestia- le responde tranquilo al cumplido que la menor le hace o bueno, al menos pensó que era uno. Escucha el comentario sobre las prendas de su prometida y al lugar al cual se dirigían así que asiente -Aiko-hime era muy amable y estoy seguro que te compartiría sus kimonos si estuviese aquí, ella era una yuki-onna por lo tanto su piel era fría pero su sonrisa era muy cálida…- vuelve su mirada donde el cielo unos momentos para después suspirar ligeramente y regresar su atención donde la peliazul -Le gustaban los colores suaves, pero igual si a ti no te gustan puedes regresarme la prenda- él no iba a deshacerse de los kimonos de su prometida por nada del mundo pues eran preciados para él y eran el único recuerdo que tenía de ella a parte de su sombrilla de papel.

Se detiene cuando la joven demonio lo hace y pone atención a sus palabras a lo cual parpadea ligeramente para luego sonreírle ameno y llevar su mano libre tras su cabeza -Es verdad, lo lamento…bueno, es por allá- señala con su dedo índice el otro extremo de la calle, habían salido del lado equivocado pero bueno ahora ya estarían encaminados por el sendero correcto -Vamos, no esta tan lejos- camina tranquilamente con la menor a su lado, procuraba ir a su paso para no adelantarse ni dejarla atrás tampoco pues sabía bien que sus zancadas eran más largas así que trataba de ajustarse al paso de la joven.

No tardaron mucho en llegar pero en cuanto estuvieron frente a la puerta de entrada él deslizo con su mano libre la misma cediéndole el paso a la pequeña demonio para que conociera el hogar del castaño, decidió dejar la puerta abierta para que la menor no pensara que él tenia segundas intenciones con ella pues no era así, aunque medio mundo pensara lo contrario al ver a una mujer y a un hombre en la misma residencia.
Amo Zombie
avatar
Mensajes : 83
Ingreso : 04/08/2017
Localización : En Edo
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Tsushihiro Mizaki el Miér Mar 21, 2018 4:55 am

Mizaki dudaba de su comportamiento, pero había algo en Nishi que no ha visto en demasiado tiempo, amabilidad; un gesto o mejor dicho un rasgo que no se veía a menudo en tierras demoniacas. Pensó por unos momentos en la razón de sus acciones, llega a la conclusión de que piensa de Nishi como un niño… sip, de esa manera Mizaki podía manejar el ser tan “sincera” con el castaño, aunque claro está que ese pensamiento no tiene lógica alguna. Porque por ningún lado Ikkaku era un niño, se notaba en su hablar, más cuando lo hacía de esa mujer “Aiko-hime”, quizás Mizaki era una idiota romántica que se dejaba influenciar por los tiernos sentimientos de Nishi por su novia. Lo peor los ojos del hombre mostraban de todo cuando hablaba de su prometida, pero siempre había amor y anhelo.

-Entonces dime…si ella regresa, la recibirías con los brazos abiertos, le perdonarías todo y la cortejarías nuevamente…-pregunta…-aunque tengo entendido que las yuki-onas son mujeres con corazón frio que solo engatusan hombres y los llevan a las montañas para asesinarlos, no crees que ella es así- porque enserio, si esa mujer dejo a alguien como este hombre, uno completamente enamorado y devoto era porque la mujer en cuestión era estúpida o porque no le importaba sus sentimientos. Mizaki sigue caminando, olvidando por completo los cuchicheos y susurros, esta descalza y los pequeños cascabeles que lleva en los pies suenan con cada paso que da, el sonido le gusta…le tranquilizaban y permitían que su mente se volviera más calma, de a poco va dejando su anterior enojo de lado; no sería la primera vez que duerme o se queda sin nada.

Sus cavilaciones se ven interrumpidas al sentir que el hombre se aleja de ella. Cuando le mira con atención se da cuenta que han llegado a su destino y que el castaño está ofreciéndole el paso a su morada. Sonríe para el hombre; antes de entrar a la casa, solo porque podía sus caderas se balancean son sensualidad… quería que los vecinos de Ikaku hablaran, chismorrearan y comentaran de todo. La razón, bueno si metía al hombre en pequeños problemas mejor; así se cobraba con intereses sus prendas…cierto que no era la primera vez que le robaban pero esas prendas eran suyas y ahora estaba sin nada…-Es una casa pintoresca, tiene cierto encanto plebeyo, cálida y acogedora…-dice- Y dime donde está tu compañero que has mencionado…
Amo Demonio
avatar
Mensajes : 92
Ingreso : 06/08/2017
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Ikkaku Nishi el Miér Mar 28, 2018 8:36 am

Escucha a la peliazul mientras caminan rumbo a la residencia que se encontraba dentro de la ciudad, así que asiente tranquilamente -Yo sería el que pidiese su perdón y por supuesto que haría un último esfuerzo para volver a estar con ella aunque todo dependería de su decisión pues no podría forzarla a hacer algo que tal vez no quiera al final de cuentas…- le responde lo más sincero posible, pues si que desearía volver a ver a su prometida ¿Quién no querría ver de nuevo a alguien que alguna vez amo?, aunque aquel sueño fuese lejano a su ver, pues hace años que no sabía nada de Aiko aunque creyó que ya la había encontrado ese día, tal parece que estaba equivocado pues aquella mujer se parecía muchísimo a Aiko físicamente pero su actitud difería mucho de la de su mestiza y con eso podía saber que no era su mujer.

Al llegar a la residencia le cede el paso a la joven aunque cuando ella hace aquel movimiento de caderas tan sugerente no puede evitar el ruborizarse ligeramente y desviar su mirada hacia otro lado por unos momentos pues como todo hombre no había podido evitar el verla al menos por unos minutos, igual no quería parecer un pervertido así que trato de dejar ese hecho de lado.

Una vez dentro de la residencia sigue la conversación tranquilo sin molestarse siquiera -Bueno, sigo vivo así que supongo que Aiko-dono fue la excepción a la regla en cuanto a las mujeres de su raza se refiere- le sonríe amigable mientras lleva una de sus manos tras su cabeza para después recordar de repente el objetivo principal del porque estaba la menor en su casa -Ohh! es verdad! le buscare algo de ropa Mizaki-san!- se aproxima a la habitación principal la cual en algún momento fue usada tanto por él como por su prometida pero ahora solo él la usaba para descansar, abrió el armario en donde se encontraba una variedad de kimonos de algodón y uno que otro de seda pues cada que juntaba el dinero suficiente le compraba una buena prenda a su novia, diferente a las demás pero manteniendo los colores pastel que ella amaba.

-Bueno, tal vez esta casa no sea una mansión pero al menos es un techo en donde refugiarse de la lluvia y dormir cómodamente- le responde mientras selecciona los kimonos que cree le agradaran a la joven y vuelve donde ella con estos en sus manos doblados y limpios para luego entregárselos mientras le sonríe de manera suave sin apartar su mirada de la de ella -Estos eran sus kimonos, puedes probártelos si gustas- al final escucha su pregunta acerca de su nuevo compañero, pero ahora que lo recordaba él no lo había mencionado siquiera durante la conversación así que parpadeo algo confundido -Eeh?...ohh?...¿te refieres a Benjiro?- después vuelve a sonreírle e incluso ríe ligeramente -A lo mejor lo detectaste por su olor ¿cierto?, sip, huele mucho aunque se bañe, es un dragón, supongo que son de olor fuerte por naturaleza- levanta sus hombros ligeramente sin dejar de sonreír -Bueno, la verdad no sé donde este porque de repente sale sin avisar siquiera y regresa al día siguiente con un venado muerto o cosas así, ya le he dicho que no traiga cadáveres aquí pero a él le gusta salir a cazar sus alimentos, digamos que por una parte le agradezco eso porque me ahorro la tarea de cocinar algo pero por otro lado es un poco desagradable tener cadáveres destripados por toda la casa ya que a veces no se los termina y tengo que sacarlos antes de que comiencen a apestar y volver a limpiar todo, es un compañero de casa muy extraño pero no lo saco a la calle porque me ayuda con el trabajo pesado, por ejemplo el cortar árboles y mover los troncos para después poder usarlos en mi trabajo de carpintería- era la única ventaja que podía sacar de ese dragón pues era incluso más fuerte que él así que fácilmente podía encargarle tareas de ese tipo sin problema alguno, sumado a que adoraba estar en el exterior, así que la mayoría del tiempo se la pasaba fuera de casa.
Amo Zombie
avatar
Mensajes : 83
Ingreso : 04/08/2017
Localización : En Edo
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Lo que se oye son: ¡¡¿Campanas de boda?!! ||Nishi||

Mensaje por Contenido patrocinado

field_19
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.