¡Ebichu dice!
Historia
Una suave y cálida brisa refresca a los viajeros y caminantes que pasan por éste gran Imperio. Los cerezos florecen, apenas está empezando la primavera y ellos danzan ansioso por mostrar su belleza a todo el que quiera observarlos. La civilización se consuma entre las guerras, los emperadores y las muertes de tanta gente inocente y no tanto. Así se caracteriza el comienzo de la era Tokugawa o Edo, donde destará no sólo por las guerras y el nuevo orden, sino por ésta tendencia en aumento de conseguir esclavos en todos lados. Y entre todo esto, muchas personas toman ventaja de la situación y se especializan en el comercio.
En época en que la guerra y la expansión del imperio es inminente, la dictadura y el poco trato con extranjeros o su mismo desagrado hacia todo lo que no es japonés. Pero, siempre se encuentra la ventaja para vender personas o seres con características maravillosas, como cola y orejas. Algunos, poderosos, se resisten, pero, ya se las han ingeniado para atraparlos sin romperse una uña. Otros, es más fácil conseguirlos, por deudas, apuestas y hasta como rehenes de guerra también, entran al mercado sin ningún problema. Y hay mucha gente que compra esclavos o "mascotas" también llamados pets, entre la jerga comercial. Cotizan muy bien en el mercado y todos están deseosos de tener uno o más de uno. Se los puede comprar de manera legal en muchas tiendas que se dedican a venderlos muy caros pero que los tienen más "presentables". Sin embargo, también se los puede comprar de contrabando (a veces, son simplemente secuestrados y vendidos), aunque se dice que los jóvenes que viven aquí, pasan las peores penurias y no llegan "en buen estado" a manos de sus amos.
Únete a ésta historia, donde la magia, la crueldad y quien sabe, quizás el amor, van tomados de la mano.
Actividades
Foros Hermanos
Crear foroCrear foroCrear foro
Afiliados élite
Última limpieza: 10/08/2017

Los sonidos de una esclavitud [Priv]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los sonidos de una esclavitud [Priv]

Mensaje por Roxanne el Lun Ago 21, 2017 10:12 pm

Comenzaba anochecer, el sol dejaba sus rastros de pintura en el cielo azul mientras se mezclaba y terminaba por obscurecerse y ser salpicado un sinfín de veces. Escuchaba la canción de cuna de algunos grillos tras una de las ventanas del exótico lugar. El sonido de los Shakuhachis era lo que rondaba por la sala principal dentro del calor y erotismo. La lujuria reinaba junto a las vastas mujeres de belleza inreplicable, entre ellas el murmullo del cabello ser acariciado, y del cuerpo deslizándose entre las sábanas y ropas. La joven pelirroja dejaba salir de su garganta melodiosos jadeos que rebotaban entre las paredes de la habitación en la que atendía a su cliente de esa noche. El labial rojo estaba corrido entre sus mejillas.

Una sonrisa satisfecha y el sonido del desliz de la puerta al cerrarse. Su, probablemente, último cliente se había retirado. Aprovechó para levantarse con un amargo semblante que sólo ella conocía, sus piernas comenzaban a doler y tenía marcas restregadas por todo el cuerpo, algunas rojas y moradas, otras casi sangrantes con la forma de los dientes marcando su cuello u hombros. Había un cuenco grande con agua y mojó sus manos salpicando la madera rechinante a sus pies. El agua se movía estruendosa conforme tomaba con sus dedos y dedicaba a limpiar su destrozado maquillaje. Secó la humedad y las gotas que deslizaban por su cuello y clavículas, susurrando. Sus dedos tocaron la espesa y azucarada sustancia que utilizaba como labial, cuidando de no pasarse, sonó el carboncillo y delineó sus orbes hielo y las cejas. Por último pasó un poco de polvo de arroz, sin ser exagerado, dejando todo lo más natural posible.

Sus oídos percibían las voces de las personas, las lenguas escurridizas bañar la piel, los murmullos que se daban y las puertas abrir y cerrarse, todo a pesar de estar afuera en la negrura de la noche. Las telas y su falso cabello volaban mientras el viento contaba innumerables historias teniendo como protagonista a distintas personas. El chasquido de la porcelana chocar contra sí de alguien haciendo un brindis adentro. Apretó sus labios sosteniendo un mechón rojo tras su oreja. Caminando un poco manteniéndose cerca del burdel, con el viejo kimono ligeramente abierto para poder hacer notar sus intenciones.
Híbridos
avatar
Mensajes : 11
Ingreso : 09/08/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Los sonidos de una esclavitud [Priv]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 22, 2017 7:54 am

Caminaba por las calles de la ciudad de lo más tranquila aunque siempre mantenía su única mano, la izquierda, cerca del mango de su espada masamune atada a su costado izquierdo para mayor comodidad y a su costado derecho su fiel cantimplora de sake, aunque ahora ya no tenía ni una gota así que pensaba ir a buscar algún lugar donde poder rellenarla y seguir bebiendo durante la noche.

La mujer de gran altura portaba un kimono de colores blancos y negros, con un escote prominente porque no tenía ningún interés en cubrirse aunque el clima estuviese en temperaturas bajas pues este tipo de temperatura era su favorita, además si algún pervertido quería tocarla simplemente perdería su mano de un tajo rápido y certero pues la pelirosa no se dejaba tocar ni insultar por nadie. Además de que su porte era un tanto intimidante pues mantenía cubierto su ojo izquierdo con un parche, había perdido el brazo derecho y las mangas de su kimono daban prueba de ello pues justo en ese espacio no había nada que detuviese la prenda cuando se mecía por el viento, su cabello era abundante y por eso lo mantenía atado en una cola alta, para terminar usaba unas sandalias típicas de todo pueblerino japonés, sin plataforma alguna, pues le parecía más cómodo aquel tipo de calzado.

Sus pies la llevaron directo a la zona en donde se encontraba el burdel ella detuvo su andar  a una distancia razonable pues le llamo la atención una mujer de cabellera tan roja como la sangre y de tez tan blanca como la nieve, era una mujer hermosa a decir verdad pero no fue precisamente su físico lo que le hizo voltear a verla porque bien era sabido por medio mundo que las cortesanas tenían cuerpos moldeados para el trabajo al cual estaban destinadas, fue su expresión lo que la hizo volver la mirada rojiza de su único ojo donde aquella mujer.

Escupe al suelo la pequeña varita de paja que traía entre sus labios, para luego dar un ligero suspiro y desviar su mirada hacia otro local en frente del burdel mientras dirigía sus palabras hacia la mujer de cabellera de fuego -Si no te gusta tu trabajo, siempre puedes renunciar y dejar de estar dando lastima por la calle…- finalmente vuelve su mirada donde aquella mujer y esboza una sonrisa apenas perceptible -¿Sabes? creo que nuestras profesiones tienen algo en común, ambas trabajamos con espadas, solo que con las que tu trabajas nunca tienen filo- no le importaba ser cruel en sus comentarios en lo absoluto, simplemente desde que lo había perdido todo, su forma de ser había cambiado sin darle importancia a nada ni a lo que pensasen las personas de ella.

Volver arriba Ir abajo

Re: Los sonidos de una esclavitud [Priv]

Mensaje por Roxanne el Miér Ago 23, 2017 11:14 pm

Se encontraba ahogada en un inmenso e insonoro mar de pensamientos donde mantenía los ojos abiertos observando detenidamente y de forma perdida el reflejo de la luz en sus aguas,  pero fue un chapuzón de una voz que la tomó y la volvió a la superficie, parpadeo un par de veces girando el rostro hacia el locutor del colorido sonido de fuerte sabor. Pasó saliva y emitió una sonrisa amplia. No sabía cuándo había puesto su cuerpo y mente en una caja de música que repetía una y otra vez la canción, se regañó a sí misma por dejar de prestar atención y volvió a su actuación de cada día. Rio bajo sus dedos ante la comparación –Me tendrá que perdonar, me quedé inmersa en mi propio mundo y muchas veces voy a lugares más recónditos de lo que me gustaría – Mostraba un semblante despreocupado y de alguna forma tierno y coqueto. - ¿Qué hace una mujer que… trabaja con espadas filosas –le siguió el juego – por estos rumbos? –Entre abrió los labios carmín pasando las canicas de hielo por los orbes melocotón.

Se acercó cuidadosamente tarareando alguna lejana canción de  una acidez azul, con cierta precaución y cuidado visualizó el arma que llevaba la mujer de mayor estatura, y posiblemente edad, una simple suposición que se permitió hacer. Aquella sensación conocida subió por su garganta, quemándole. Se giró dándole la espalda, tosiendo y cubriendo sus labios con la tela de su kimono barato, el líquido caliente y de un rojo más muerto que el de su labial escurrió por su comisura, lo limpió con cuidado a tientas. Sin girarse de vuelta a verle, con los dedos desparramó la sangre de la tela en un triste intento de limpiarlo, camuflajeandolo con las rosas y aves que llevaba de estampado. –Perdone –Se giró  llevando su mano y manga manchada a su espalda –, me atraganté con mi propia saliva –sonrió excusándose con una mentira propia de su persona- creo que soy algo torpe. -Acomodó uno de sus ondas tras su oreja – Mi nombre es Roxxane –Hizo una pequeña reverencia con cuerpo y cabeza para volver a enderezarse -, un placer.
Híbridos
avatar
Mensajes : 11
Ingreso : 09/08/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Los sonidos de una esclavitud [Priv]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 30, 2017 7:55 am

Vuelve su mirada donde la mujer de roja cabellera y le sonríe ligeramente, era una sonrisa pequeña y apenas perceptible -Todos nos quedamos sumergidos alguna vez entre nuestros pensamientos, no hay problema- cierra su único ojo visible y mueve su cabeza de un lado a otro lentamente, tan solo para acomodar las vertebras de su cuello pues se sentía algo tensa, cuando termina vuelve su ojo rojizo donde la mujer -Bueno, no tengo nada que hacer hoy así que ¿Qué mejor forma de matar el tiempo que una buena caminata?- no retrocedió ni mucho menos cuando la joven se acerco donde ella, al contrario simple y sencillamente se quedo admirándola pues debía admitir que le parecía una mujer por demás hermosa, aunque ahora que lo pensaba bien todas las mujeres que se dedicaban de lleno al burdel debían serlo.


Algo que llamo su atención fue la reacción de la joven al cubrirse sus labios para toser, pues no era una tos normal ni mucho menos además le había quedado un pequeño rastro de sangre a un lado del labio cuando volvió a voltearse por lo tanto se acerco donde ella acortando la distancia con solo algunas zancadas, su expresión era un tanto seria e incluso se atrevió a posar su única mano bajo el mentón de la mujer para levantar su rostro lentamente y comprobar sus sospechas -Si, eres torpe…incluso para mentir… que yo recuerde, la saliva no es de color rojo- aleja lentamente su mano del mentón de la joven para luego volver a escucharla y suspirar ligeramente, después de unos momentos se aleja un poco de ella para volver a dejarle su espacio personal -Setsuka…y ¿sabes? deberías tomarte el día libre porque si sigues con ese tipo de tos no creo que consigas buenos clientes, a menos de que les excite recibir un tosido de sangre en la cara…- a diferencia de la joven no hizo reverencia al presentarse pues siguió con la conversación de hace unos momentos. No creía que fuese importante ser educada en esos momentos y de hecho no lo estaba siendo en lo absoluto.


Ve a un hombre salir del burdel suponía que era el jefe en turno o algo así pues comenzó a gritarle a la joven de ojos turquesa, para que regresase a trabajar pues un cliente estaba esperando sus servicios a lo que la Onna Bugeisha lo observo con suma seriedad y le respondió de inmediato -Ella tiene el día libre hoy…a menos que quieras experimentar como orinar sentado el resto de tu vida…- acerco su mano izquierda a la empuñadura de su espada para intimidar a aquel hombre, lo cual consigue sin mucho esfuerzo pues las deja tranquilas y se regresa por donde vino bastante asustado.


Regresa su atención donde la joven aun con su expresión ligeramente seria -Ahora que te conseguí un rato libre deberías ir a revisarte, no es normal andar por la vida vomitando sangre…Ja ne, Roxanne… (Ja ne= Nos vemos) - saca un cigarrillo de entre su kimono nada reservado y lo coloca entre sus labios mientras la observa por unos momentos, para después suspirar ligeramente y entonces seguir su camino pues no era precisamente la mujer más conversadora de todo Edo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Los sonidos de una esclavitud [Priv]

Mensaje por Roxanne el Sáb Sep 02, 2017 9:06 pm

Al parecer su actuación había decaído con las palabras de la mujer, su cejo se juntó mientras limpiaba bien sus labios con su muñeca. Pensó en simplemente ignorar la maldita actitud de la viola de hebras rosas, pero sus siguientes palabras y actos fueron una especie de detonante que le hizo tomar la muñeca antes de que se vaya. Apretándola ligeramente, sin intenciones de lastimarle. –No tenías por qué hacer eso –Su tono era molesto y es que realmente lo estaba. No le agradaba que se entrometieran en su vida de esa manera y menos con su trabajo. -, y lo digo en serio, ¡No había necesidad! –Su tono se elevó pero sin gritar. La soltó suspirando y pasando las manos por su rostro manchando el maquillaje. Tenía que pensar algo rápido mientras caminaba de nuevo hacia el burdel, estaba segura que estaría en problemas. Como esclava no tenía derecho a los descansos y ella sabía a lo que atenía cuando entró a trabajar a ese sucio lugar.

Le hubiera gustado regresar el tiempo y no haber salido desde un principio y simplemente esperar clientes adentro del edificio. Su jefe podría haberse ido asustado, pero en cuanto la viera sin la compañía de la extraña mujer le daría una buena reprimenda y eso si tenía suerte. Dejó escapar un quejito tratando de componer su compostura, que se metieran con ella era una cosa, pero su trabajo era otra. –Maldita sea –Murmuró para sí misma entre dientes danto un largo respiro, tratando de concentrarse en otra cosa que no sean sus sentimientos, los cuales no le servirían de nada en ese momento ni en ningún otro.

Los sonidos de la noche se hicieron presentes en sus oídos, arrullando su inexistente llanto. Cerró los ojos disfrutando del canto de los grillos acompañándolos con su tarareo de alguna canción que acababa de inventarse. Apretó las manos contra su pecho vibrante dejando escuchar su tambor. El aire que salía por sus fosas nasales era menos desesperado. Abrió los ojos levantando la vista
Híbridos
avatar
Mensajes : 11
Ingreso : 09/08/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Los sonidos de una esclavitud [Priv]

Mensaje por Invitado el Miér Sep 06, 2017 7:06 am

No pudo seguir avanzando por el simple hecho de que la peliroja tomo su muñeca y detuvo su andar reclamándole bastante enojada por las palabras y acciones que le había dado a conocer tanto a la de piel blanca como a aquel dueño del burdel, no dijo nada solo la vio de reojo con el ceño fruncido hasta que le soltó la muñeca, ¿en serio le encantaba trabajar en ese lugar tan denigrante?, ¿tanto así como para defenderlo a capa y espada?, ¿tanto le encantaba que desconocidos tocaran su cuerpo e hicieran lo que quisieran con ella sin que la mujer pudiese defenderse o revelárseles?, ¿en serio?...no podía ser cierto que a una mujer le gustasen ese tipo de tratos, pero bueno ¿ella quien era para juzgar?.


Quiso seguir su camino nuevamente pero ahora, era el maldito sentido de justicia que todo samurái albergaba, eso fue lo que la detuvo e inclusive le hizo apretar su mandíbula ligeramente así que se dispuso a seguir a la joven a una velocidad moderada cuando esta entro nuevamente al burdel, la pelirosada entro por igual y nuevamente se topo con el dueño quien le pregunto un tanto asustado cual era la razón de su llegada a ese lugar pues ya lo había espantado una vez y sinceramente no quería un segundo round, ella solo sacó una bolsita con varias monedas y vio al hombre con suma seriedad -Te compro a Roxanne, ya no va a trabajar para ti, va a trabajar para mi…- le avienta la bolsita de dinero a lo cual el hombre lo primero que hace es guardarla entre sus ropas e ir por la joven de cabellos de fuego, pues el recibir todo ese dinero por una de sus trabajadoras era mil veces mejor que retenerla ahí mismo, le habían pagado más de lo que seguro aquella mujer les dejaba en una noche.


Ella espero en la entrada del burdel mientras se colocaba un cigarrillo entre los labios después de sacarlo de sus ropas, una que otra chica se acercaba donde ella para preguntarle si quería algún servicio de parte de las damas de compañía, porque estaba claro que un cliente era un cliente sin importar el género a lo cual ella solo suspira y le responde lo más tranquila que puede -No, solo espero a alguien…- no le importaba estar en ese lugar toda la noche, pues quería ver que lo que hubiese pagado se convirtiera en una realidad y no solo se hubiese esfumado con su dinero.

Volver arriba Ir abajo

Re: Los sonidos de una esclavitud [Priv]

Mensaje por Roxanne el Dom Sep 10, 2017 5:03 am

En cuanto entró y el señor regordete que era su jefe le vio sin compañía su cejo se arrugó, pidió disculpas al hombro, posiblemente un cliente, con quien hablaba. Se acercó tomando la muñeca ajena, apretándola con furia.

-Recuerda cuál es tu lugar. No por nada trabajas aquí, si bien me das buenas ganancias, cabe decir, pero no por eso dejar de ser la sirvienta que eres.

Sus palabras fueron filosas en su garganta cortando la respiración de la muchacha de rojos cabellos. Ella se limitó a asentir con la cabeza, tragando duro la saliva. Agachó la mirada y en cuanto le soltó diciéndole que volviera a su trabajo, dio media vuelta y fue en busca de un nuevo hombre o mujer quien pagaría por un tiempo con ella. Con su cuerpo. Su búsqueda no duró demasiado cuando uno de esos hombres, mucho mayores que ella, se acercó con una sonrisa borracha al igual que su aliento, posando su sucia mano en el trasero de la joven quien no hizo más que sonreír de forma coqueta, entrando en su papel. Estaba a punto de entrar con el nuevo cliente a una de las habitaciones, cuando una voz que acaba de escuchar le habló obligándola a girar el rostro.

-Al parecer tienes suerte, esclava. Alguien acaba de dar un buen dinero por ti –Alardeó sacudiéndole pocos centímetros de su rostro la bolsita con dinero que sonaba al chocar. – Te acabo de vender

La joven se quedó paralizada, maldito sea ese viejo y quien sea que le haya comprado. A menos que sea una persona lo suficientemente importante en esa sociedad le agradaría la idea. Pero ella no era de las que tenían tanta suerte. Asintió con la cabeza, no podía replicar, como el jefe siempre le decía, ella era una simple esclava que tenía que hacer lo que la gente con poder o que simplemente estuvieran un peldaño arriba de ella, quisiera. Caminó cuando le fue indicado, saliendo del lugar sin nada en las manos, no tenía pertenencias. A quien se encontró a fuera era a la mujer de hace unos momentos, aquella que logró sacarle de sus cabales por un momento.

-¿Tu eres mi nueva ama? –Preguntó corroborando las cosas, en parte quería que todo fuera una equivocación o una broma de mal gusto. –Supongo que ahora serás Setsuka-sama… -Se inclinó levemente con el respeto que siempre le habían dicho debía tener, y fingía tener hacia las demás personas.
Híbridos
avatar
Mensajes : 11
Ingreso : 09/08/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Los sonidos de una esclavitud [Priv]

Mensaje por Invitado el Lun Sep 18, 2017 4:52 am

Ve a Roxanne con aquel semblante serio que la caracterizaba para después acercarse donde ella pues ya había oído de parte de otras trabajadoras del burdel que también tendría que pagar en otro lugar por Roxanne, pero no había escuchado muy bien en donde quedaba esa zona -Soy tu nueva 'danna' (Jefe) y solo llámame Setsuka…- le hace una seña para que ambas salieran del burdel pues tenía que hablar de eso con la pelirroja así que sin titubeo alguno comenzó una vez estuviesen afuera.


-Escuche comentarios de parte de algunas de tus compañeras de que aunque te comprara del burdel igual tengo que sacar más dinero para liberarte de otro lugar, quiero saber qué lugar es para ir directamente ahí, y el dinero no me es problema- al menos en esos momentos no lo era, aunque sinceramente tendría que poner a trabajar a Roxanne en alguna otra cosa para que le generara más ganancias, obvio que no la metería en lo mismo en lo que estaba ahora y menos tomando en cuenta que la pelirroja había vomitado sangre momentos antes al topársela.


Espero la respuesta de Roxanne antes de comenzar a andar, se la llevaría al lugar pues necesitaba una guía ya que no conocía la zona y ahí mismo aprovecharía para comprarla, similar a como lo había hecho en el burdel.

Volver arriba Ir abajo

Re: Los sonidos de una esclavitud [Priv]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.