¡Ebichu dice!
Historia
Una suave y cálida brisa refresca a los viajeros y caminantes que pasan por éste gran Imperio. Los cerezos florecen, apenas está empezando la primavera y ellos danzan ansioso por mostrar su belleza a todo el que quiera observarlos. La civilización se consuma entre las guerras, los emperadores y las muertes de tanta gente inocente y no tanto. Así se caracteriza el comienzo de la era Tokugawa o Edo, donde destará no sólo por las guerras y el nuevo orden, sino por ésta tendencia en aumento de conseguir esclavos en todos lados. Y entre todo esto, muchas personas toman ventaja de la situación y se especializan en el comercio.
En época en que la guerra y la expansión del imperio es inminente, la dictadura y el poco trato con extranjeros o su mismo desagrado hacia todo lo que no es japonés. Pero, siempre se encuentra la ventaja para vender personas o seres con características maravillosas, como cola y orejas. Algunos, poderosos, se resisten, pero, ya se las han ingeniado para atraparlos sin romperse una uña. Otros, es más fácil conseguirlos, por deudas, apuestas y hasta como rehenes de guerra también, entran al mercado sin ningún problema. Y hay mucha gente que compra esclavos o "mascotas" también llamados pets, entre la jerga comercial. Cotizan muy bien en el mercado y todos están deseosos de tener uno o más de uno. Se los puede comprar de manera legal en muchas tiendas que se dedican a venderlos muy caros pero que los tienen más "presentables". Sin embargo, también se los puede comprar de contrabando (a veces, son simplemente secuestrados y vendidos), aunque se dice que los jóvenes que viven aquí, pasan las peores penurias y no llegan "en buen estado" a manos de sus amos.
Únete a ésta historia, donde la magia, la crueldad y quien sabe, quizás el amor, van tomados de la mano.
Actividades

Pendiente

Pendiente

Pendiente

Pendiente
Foros Hermanos
Crear foroCrear foroCrear foro
Afiliados élite
Última limpieza: 10/08/2017

Luna de alcohol y seducción

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Invitado el Mar Jul 11, 2017 5:43 am

Era su hora de trabajo, se había arreglado como todos los días procurando verse de lo mejor. El kimono le caía por los hombros, dejando ver sus clavículas y una buena parte de su busto, dejando mechones carbón a su frente. Se puso una fragancia sutil pero de un aroma que solí gustar mucho a sus clientes y se miró al espejo mordiéndose el labio inferior pintado de un intenso rojo que resaltaba el dorado de sus ojos. Estaba lista.

Caminó entre los pasillos del lugar saludando a algunas compañeras y a algunos clientes que estaba ocupados. Se sentó en la barra cruzando las piernas haciendo a un lado la tela dejando mostrar lo bien formado de estas. Encendió su pipa dejando fluir el aroma de las hierbas que contenía.

-Dame lo de siempre – Le pidió al chico que atendía la parte del alcohol y le giño el ojos. Un par de ocasiones se acostó con él y claro que lo haría de nuevo, sabía perfectamente  lo que le agradaba.

-Claro que sí amorcito – El chico se apresuró y le sirvió la bebida dejándosela en la barra mientras proseguía a atender a otros clientes.

La joven tomó la bebida entre sus dedos y le dio un sorbo, tardar más era su estrategia, llegaban los hombres y la veían ahí solitaria y aburrida con su porción de alcohol y no dudaban en ir a por ella. Claro, no siempre le funcionaba, pero era la que más posibilidades le daba, además era noche de luna llena y por alguna razón muchas criaturas que iban era más… estremecedoras y la complacían mejor que otros días.

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Karim el Miér Jul 12, 2017 2:20 am

Se había escapado de nueva cuenta del mercado pues no soportaba mucho tiempo el encierro, la comida era buena y la atención por igual aunque él era un Unicornio así que sus necesidades de correr y ser libre por al menos un rato estaban a flote y justamente se escapo en esa forma, asi que se podía ver correr a la lejanía a un enorme caballo de pelaje blanco con un cuerno dorado, pero de crin y cola de colores azul turquesa, los cascos de sus patas eran dorados aunque ya estaban algo enlodados y por ello no se detectaba la verdadera tonalidad de estos, la única razón por la que varios sujetos lo perseguían era porque traía en su hocico una botella de sake sin abrir, se la había robado de alguna manera aunque ya era su costumbre salir a beber y luego ir al burdel aunque nunca había cruzado aquella puerta en su forma equina por lo tanto sería la primera vez, lo había hecho justo para evitar a los sujetos que lo perseguían desde hace algunas horas.

En cuanto la cruza sin ninguna clase de delicadeza pues venia corriendo a todo lo que le daban sus cuatro patas, es cuando vuelve a su forma humana después de que el enorme caballo es cubierto por una luz blanca y cegadora.

Curiosamente aun traía la botella en la boca después de transformarse así que se la retira al tomarla con su mano derecha y extenderla donde el dueño del lugar o al menos el que creyó que lo era pues lo veía con odio e incredulidad pues había provocado daños al entrar tan estrepitosamente -Hey! esto paga los daños supongo, es sake de buena calidad- le guiña un ojo al tipo mientras le sonríe y le pone la botella en las manos dejando que la analizara cuanto quisiera, pero conociendo al peliblanco se había tomado el licor y había rellenado la botella con simple agua pues nunca regalaría algo así aunque hubiese sido su culpa el tronar la puerta de la entrada.

Mientras tanto se puso a explorar el lugar para ver si había algún cambio pues hace ya mucho tiempo que no asistía al burdel, simples cosas de la vida y de que a veces no podía escaparse -Hmm…todo sigue igual creo…- así que se dispone a saludar a la gente que estaba en el lugar como si nada hubiese pasado al menos para que no lo delataran si los sujetos que lo perseguían llegaban a entrar buscándolo pues ellos solo lo habían visto en su forma de unicornio.
Unicornios
avatar
Mensajes : 126
Ingreso : 06/07/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Invitado el Miér Jul 12, 2017 2:46 am

Por el alboroto que se formó entre los clientes y algunas trabajadoras suponía que aquel chico problema hacía vuelto, ya se habían acostumbrado, pero seguía causando cierto revuelo cada que venía. Nunca se había detenido a analizarlo, pues a no ser que su tiempo fuera comprado por un módico precio no le daba mucho interés, había escuchado que a algunas de sus compañeras ya se las había tirado, pero realmente nunca se confirmó  que fuera cierto el rumor puesto que negaban todo. Pero en ese mundo nada era certero.

Se levantó del asiento mientras escuchaba que afuera gritaban varios hombres, probablemente en busca del fugitivo. Lo miró de reojo, y sonrió divertida. Tendría que servir de algo además de adorno en aquel burdel, bebió de un trago la bebida restante y se acercó al albino.

-Hey chico, será mejor que te escondas o causarás más problemas de lo que ya lo has hecho y no creo que quieras regresar a tu jaula todavía, apenas la noche comienza– Le hizo una señal para que la siguiera mientras abría una puerta que conducía a las habitaciones y le guiaba por los recónditos en el que no se dejaba entrar al cliente -, me vas a hacer un favor luego. No soy de dar regalos. – Abrió una puerta de una habitación donde había varios espejos, la mayoría rotos y no tan iluminada  como las demás, ahí dentro se encontraban otras chicas que cotilleaban y voltearon cuando notaron su presencia.

-¿Cliente? – Preguntó una de ellas

-Nah, es el chico problema –
cerró la puerta tras ellos mientras escuchaban como otras puertas se abrían y cerraban. – Aquí no entrarán. Sarah has lo tuyo – se dirigió a una de las chicas que se limitó a sonreír con diversión haciendo un movimiento de manos – Ella es una súcubo con un muy utilizable poder de “esconder cosas”. - Una vez que escucharon refunfuños y pasos alejarse hizo una señal de que se habían retirado.

-Bien, ahora nosotras tenemos que ir a trabajar, ya sabes como son los clientes - Le lanzó un beso de manera coqueta, un juego que hacían entre ellas, y se retiraron del lugar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Karim el Miér Jul 12, 2017 6:50 pm

Observa a la joven que le habla y sin él notarlo siquiera ya le había salido un hilillo de sangre de la nariz pues después de ver su cara no pudo evitar el ver sus atributos para luego responderle volviendo a regresar su mirada donde la cara de la joven -Ehh…bueno, si…lo haré…- en el camino se limpio la sangre de su nariz mientras le respondía, todo fuese porque lo escondieran un rato de aquellos sujetos que querían regresarlo al mercado.

Llamo su atención aquel cuarto con espejos adentro aunque lo que más le encanto es que hubiese chicas en el lugar por lo tanto abrió sus ojos sorprendido pues ¿Qué hacían escondidas ahí?, así que ahora de ambas fosas nasales le salían hilitos de sangre porque todas y cada una estaban bastante voluptuosas mientras tanto su mente divagaba con pensamientos estúpidos ”Ooooooohhh! Oppai!! Oppai! Oppai! (Tetas)...diles que eres un cliente! Diles que eres uno!!” pero antes de poder abrir la boca para decir una estupidez la chica de cabello negro respondió por él así que solo le quedo limpiarse nuevamente la nariz con la manga de su yukata y presenciar aquel poder asombroso de Sarah.

Después de un rato se despidió de ellas pues al parecer los tipos que lo perseguían ya se habían ido, les sonrió a las chicas cual galán que incluso le brillo uno de sus dientes y cuando estas se retiraron de ahí que solamente con la chica de cabello negro y por alguna razón trago un poco de saliva, pues si…era sexy pero intimidante a la vez, digamos que esa mujer era una combinación de lo sensual con lo aterrador, solo esperaba no tener más problemas y que lo dejaran ir o más bien poder cumplir con el favor que le había pedido la mujer y después irse ya que solo había entrado al burdel para esconderse pues no traía dinero para pagarle a una dama de compañía y la mayoría eran costosas.
Unicornios
avatar
Mensajes : 126
Ingreso : 06/07/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Invitado el Miér Jul 12, 2017 10:09 pm

Miró al albino y se rió, a pesar de que era un adulto definitivamente tenía ciertos comportamientos infantiles tal y como decían algunos rumores. Se acercó lamió levemente su dedo pulgar y lo pasó por encima de los labios del chico quitando los residuos secos de su sangre nasal.

-Dudo que tengas mucho control de tu propio cuerpo – sonrió con cierto deje de malicia – Bien, respecto al favor que me debes, es obvio que un esclavo no tiene dinero, y menos tratando de hacer fraudes y robando alcohol, en fin, lo que quiero de ti no es dinero, o por lo menos no de la forma “normal”. Conozco a alguien que busca pelaje de unicornio y lo compra por muy buen precio –Le rodeó y le abrazó por detrás dejando una mano en el rebelde cabello que poseía-, un pequeño mechón de tu cola es todo y con el dinero que consigas le pagarás al jefe lo que le debes. No quiero trampas porque lastimosamente sé muy bien del negocio del fraude y conozco tus trucos. –Suspiró y se separó – El jefe está enojado últimamente por tu culpa y nos quita parte de la paga, y eso no es algo que me convenga mucho ¿sabes?  Te sobrará dinero y puedes hacer lo que gustes con él mientras cumplas con el trato. – se cruzó de brazos levantando por ende más sus pechos - Entonces ¿Qué dices? Puedes aceptarlo o dejarlo, pero me seguirás debiendo un favor, y soy de las que cobran intereses. –Caminó a una de las sillas que estaban frente a los espejos y se cruzó de piernas – No tienes por qué decidirte ahora, pero ya te dije… mientras más tiempo pase tu deuda conmigo crecerá. Tú elijes.

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Karim el Jue Jul 13, 2017 1:03 am

Se sonrojo levemente cuando la joven limpio los restos de sangre de su nariz, pues le pasaba esto cada que veía a una mujer de atributos exorbitantes si seguía así, seguro algún día se desmayaría pero por fortuna ese día solo habían sido tres hilillos de sangre y nada más.

Lleva una mano tras su cabeza y sonríe ligeramente apenado -Eeeh…bueno a veces…- en definitiva, nunca tenía control ni de sí mismo ni de lo que sucedía a su alrededor aunque aquello ya era más que evidente para la pelinegra al parecer, pero igual solo se limito a escuchar aquel ‘favor’ que quería, algunas gotitas salieron de su sien y en su frente pues sabía bien que no tenia control siquiera de cuando se transformaba y cuando no, igual había veces que aparecía con ropa y otras que no, igual nunca había tenido a una especie de tutor en el ramo de transformaciones de un ser a otro por lo tanto hacia lo que podía con lo que sabía.

Siente que la joven lo abraza por detrás y abre sus ojos con sorpresa volviendo su mirada rojiza de reojo donde ella mientras siente una de sus manos en su cabello aunque cuando se pasa al frente y se cruza de brazos, todo lo que enfocan sus ojos son aquellos pechos -Bueno…yo…ehh….- se da cuenta que no estaba viendo la cara de aquella joven precisamente así que levanta la mirada para verla a los ojos aun con algunas gotitas de sudor en su frente pues ella era un poco más alta que él.

-Este…no es que no quiera hacerlo, si no que no tengo control de mi transformación, es decir, ocurre de repente puede ser ahorita o dentro de un mes y no tengo idea de que lo activara, a menos de que quieras del cabello de mi cabeza, no sé si este sirva para algo…- sinceramente le daba vergüenza admitir aquello pues se supone que debería poder transformarse cuando quisiera, sin embargo, como se había mencionado anteriormente él nunca tuvo un instructor o algo similar para hacer ese tipo de cosas mas efectivas.
Unicornios
avatar
Mensajes : 126
Ingreso : 06/07/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Invitado el Jue Jul 13, 2017 1:45 am

-Así que realmente eres malo para controlarte – suspiró un poco deprimida pues realmente esperaba conseguirlo –sólo espero y no te pase en momentos vergonzosos. De todas formas lo del cabello… realmente no sabría decirte, eso lo decidirá el cliente ¿no hay alguna forma de… apresurar las cosas? –No se le ocurría nada más, había hecho su esfuerzo pero tendría que resignarse… tan buena recompensa que le hubieran dado si lograba que el chico terminara por pagarle las deudas que le debía al jefe. –Definitivamente eres el chico problemas –sonrió –supongo que si no se puede hacer nada al respecto tengo que aceptarlo y ya, no gano nada.

Había sido una buena oportunidad para recuperar lo perdido, tomó un tintero y un pedazo de hoja y escribió la dirección del cliente que compraría el pelaje. Se levantó y se metió al chico entre su kimono.

-Si te llegas a transformar ve con él. Sólo te recomiendo que sea una visita rápida y específico… es un poco raro y preferible que salgas ileso. Y por ser buena persona, tus intereses subirán lento, aún así espero y te apresures – Le guiño el ojo mientras acomodaba su cabello – Y bueno chico, a menos que tengas algo interesante que hacer yo debería ir por algunos clientes, el dinero no se gana solo – Lo tomó de la mano y caminó saliendo de aquel lugar de nuevo a la zona principal, donde el olor el opio y alcohol se concentraba entre los murmullos de la gente. -

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Karim el Jue Jul 13, 2017 9:52 pm

En cuanto supo que pagarían bien por un mechón de su cabello al ser una criatura extraña volvió su mirada donde la chica y le sonrió ligeramente mientras tomaba el papel para después ver la dirección, lo saco de entre su kimono pues la joven se lo había dejado ahí -Intentare transformarme, pero tu tendrías que ayudarme con el mechón de cabello porque yo no podre cortarlo estando en mi forma original- solo esperaba que no fuese una trampa o algo similar y sobre todo esperaba en serio poder transformarse así que en cuanto llegaron al área principal y sintió el aroma a opio tuvo que taparse la nariz pues era demasiado fuerte e incluso juraría que se sintió medio mareado, extrañamente al ingresar al lugar momentos atrás no lo había detectado, suponía que esto se debía a que aun no había tantas personas en la zona como ahora.

-Eeek! En serio que huele horrible!- y justo en ese momento se transformo siendo envuelto de repente en un brillo blanco y cegador, dando paso a su forma de unicornio, tenía aproximadamente el tamaño de un asno así que no era tan grande, su pelaje era blanco, su crin azul turquesa al igual que su cola, sus ojos seguían siendo de coloración rojiza y su cuerno era de una tonalidad plateada brillante con girones en espiral que terminaba en punta, ahí yacía atravesado el papel que le había dado la joven, así que solo levanto su mirada con cierta curiosidad pues ahora no podría sacarlo incluso una gotita se formo en su sien pues no había previsto que ese tipo de cosas sucediese cuando se transformara, de todas maneras el aroma del opio seguía molestando sus fosas nasales y por ello estornudo de repente.

Luego vuelve su mirada donde la chica pelinegra y se acerca donde ella, esperaba que pudiese ayudarle a quitar el papel de su cuerno y por supuesto a recolectar aquel mechón de cabello de su cola que tanto le serviría para pagar aquellas deudas del burdel y bueno, quitarle de una buena vez los intereses que él mismo estaba generando con esa chica por el tiempo de espera para el pago.
Unicornios
avatar
Mensajes : 126
Ingreso : 06/07/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Invitado el Jue Jul 13, 2017 10:30 pm

Le miró algo sorprendida mientras las demás personas se giraban hacia ellos.

-Al parecer sólo faltaba relajarte un poco –
sonrió haciendo una broma respecto al opio. Tomó el papel con cuidado, aunque no lo necesitaba pues había ido varias veces a aquel tétrico lugar. – Vamos – Enrolló sus dedos entre el pelaje mientras lo guiaba a la salida con cuidado.

-¿Ya te vas? –Preguntó una de las compañeras que estaba sentada en el regazo de un hombre mayor que no paraba de besarle el hombro y el brazo.

-Voy por un encargo.

Salieron del lugar volviendo a respirar el aire limpio exceptuando del alcohol, que por esos rumbos era demasiado normal incluso a esas horas.

-No queda muy lejos de aquí –Avisó mientras caminaba.  Giraron en algunas calles, pasando de un lugar con más gente a otra parte casi abandonada de aquel barrio. Se detuvieron en una casa de aspecto antiguo, la madera olí a moho y putrefacción. Abrió la puerta escuchando una campana ya oxidada que sólo causaba un sonido molesto. –Hey viejecillo, te traje mercancía – Soltó a la criatura mientras se acercaba al empolvado mostrador y sacudía su mano frente a su nariz evitando que este pasara por sus fosas nasales – cada que vengo esto está peor, realmente necesitas limpiar y luego de la última vez yo no me vuelvo a ofrecer…

De entre la obscuridad y la iluminación de una sola vela salió un hombre algo bajito con barba, no se veía mayor y a pesar de su apariencia tenía una buena postura y limpieza de sí mismo.

-Te he dicho que todavía no soy un viejo amargado – Habló con una voz áspera pero juvenil. Miró a la criatura que relucía entre tanta obscuridad -Así que trajiste un unicornio ¿me darás sus patas o su cuerno?

-Ya quisieras – Se cruzó de brazos -  sólo será el pelaje, a menos que él quiera vender algo más – sonrió mientras tomaba unas sucias tijeras y tomaba un pequeño mechón para cortarlo y tendérselo al hombre.

-Es de buena calidad – olió el mechón con cierta euforia y lo guardó entre sus ropajes para sacar una bolsita azul y tendérsela. – Aquí está la paga

La joven tomó la bolsa y la abrió asegurándose de que no fuera otras de las bromas del vendedor.

-Perfecto, hay bastante de sobra. –Miró al unicornio – parece que tienes un buen valor.

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Karim el Lun Jul 17, 2017 7:02 am

Lo bueno de transformarse es que podía andar desnudo todo el rato y a nadie le importaría pues era un animal mítico en esos momentos sumado a que podía comunicarse mediante la telepatía así que decidió utilizarla cuando la joven se burló de él ”Claro que no! olía asqueroso!...creo que el hedor me forzó a transformarme” una gotita aparece en su sien mientras ve a la joven pelinegra para después desviar su mirada donde la chica que les preguntaba si ya se retiraban definitivamente del lugar, no pudo evitar el liberar un hilillo de sangre de una de sus fosas nasales equinas al ver lo voluptuosa que era esa chica, incluso en esa forma resultaba ser un tanto pervertido.

Sacude un poco su cabeza para limpiar su nariz y volver su mirada al frente sintiendo como le toma del pelo de su crin, él no escaparía si es que eso le preocupaba a la joven, sería un tanto despistado y medio idiota la mayoría de las veces pero cumplía con sus deudas al menos si lo forzaban a ello como en esta ocasión por lo tanto siguió a la pelinegra al lugar destinado para vender su pelaje y debía admitir que cada vez comenzó a caminar más lento pues las calles se hacían más desoladas con el pasar de los minutos y cuanto más se acercaban a su destino.

Cuando llegan al lugar él estornuda debido al polvo acumulado en el ambiente, tal parece que todo estaba descuidado, mueve sus orejitas cuando la campana suena llamando así su atención y cuando levanta su cabeza ve al encargado de la tienda y traga un poco de saliva sobre todo cuando pregunta si dará sus extremidades en vez de un poco de pelaje, vuelve su mirada de reojo donde la joven cuando ella sugiere que tal vez él desee dar algo más que un mechón de pelo ”No, con el pelo de mi trasero ese sujeto tendrá suficiente” no puede evitar volver su mirada donde aquellas tijeras que por demás le parecen aterradoras así que no tarda en ponerse nervioso sin embargo aquello dura poco pues tal como le había dicho la menor, cortaría solo un pedacito del pelaje de su cola, en cuanto todo termina él suelta un pequeño resoplido y baja sus orejas a cada lado de su cabeza mientras la ladea hacia la izquierda ”Es obvio que es de buena calidad, es el pelo del trasero de un unicornio…” aquello lo decía mediante la telepatía por igual pero para él era obvio que el pelaje de un animal mitológico fuese de valor alto pues no era muy común a su parecer.

”Si es todo, entonces…” vuelve a ver a la joven aun transformado para después de un momento a otro volver a su forma humana sin siquiera pensarlo pues se transformaba cuando menos lo esperaba, lo cubrió una luz blanca por breves momentos para entonces aparecer siendo humano de nuevo, aunque estaba desnudo pues su ropa se había quedado en el burdel al haberse transformado en unicornio, le era imposible la mayoría de las veces mantener su ropa en cada transformación -Dame lo que me toca de paga, porque el pelo de mi trasero se tarda en crecer así que no fue nada fácil deshacerme siquiera de un mechón- extendió su mano donde la joven pidiéndole con ello lo que le correspondía de su paga, hasta que se dio cuenta de lo inevitable y volvió su mirada hacia abajo solo para confirmar que en efecto estaba en pelotas, poniéndose entonces sumamente rojo así que bajo ambas manos para cubrirse sus ‘zonas sensibles’ y volvió su mirada de reojo donde el vendedor pues le había estado dando la espalda en esos momentos al haberse transformado -Oye, buen hombre…¿tendrás algo de ropa que me puedas prestar?- no le quedaba de otra más que pedirle al sujeto un préstamo rápido de ropa para salir ahí con algo encima en vez de salir en pelotas. Sumado a que lo que había dicho del pelo en su trasero en su forma humana, había sonado sumamente extraño.
Unicornios
avatar
Mensajes : 126
Ingreso : 06/07/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Invitado el Miér Jul 19, 2017 5:34 pm

En cuanto el chico volvió a su forma humana la chica tapó su boca de la sorpresa, y no porque realmente le sorprendiera, eran partes que veía a diario, pero reprimió una risa entre sus dedos. Veía al chico hablar y sólo asentía con la cabeza.

-Veo que eres de los que le gusta presumir sus miserias –Dijo sin evitar soltar una carcajada la cual sólo aumentó por la reacción del chico -, no te avergüences de quien eres – Se calmó un poco y caminó hacia él recargando el brazo en su hombro casualmente.-. Está bien, dejando mis malos chistes a un lado, Freddy te prestará algo – palmeó un par de veces el desnudo trasero ajeno y apuntó con el pulgar al hombre que se limitaba a centrarse en su nueva compra.

-No lo creo y menos si me llamas así

-Oh ¡Vamos! Siempre te cambias de nombre y un día de estos usarás algo como “Fred”


-No hoy, ni mañana. Me niego a usar algo que no sea japonés

-Bueno. Y él se niega a salir así y no creo que la gente quiera ver esta clase de pobre espectáculo ¿No tienes compasión de un pobre hombre desamparado y sus partes? – Hizo un falso puchero abrazando al albino cubriendo un poco de su cuerpo con su kimono. El hombre suspiró, pues sabía que si seguía negándose ante la pelinegra esto sería un cuento de nunca acabar.  Se retiró sin decir nada y volvió con un ropaje viejo y desteñido. Algo que estaba seguro no volvería a querer de regreso y lo puso sobre el mostrador donde las joven los tomó – Estoy haciendo demasiado por ti, sabrás que mi paga será mayor – le susurró al oído mientras soltaba las prendas en las manos ajenas.

Jugueteó con la bolsita de dinero mientras su acompañante se vestía. Luego de eso podría trabajar mejor gracias a que su paga normal puede que vuelva o incluso aumente, sonrió haciendo una lista mental de lo que tenía que pasar a comprar antes de volver a casa. No era un chica “acomodada”, prefería gastar únicamente en lo necesario, aún si para ella un nuevo kimono fuera “necesario” en su trabajo, nada como una linda ropa para atraer clientes quisquillosos. Claro cuando era regalos de parte de estos realmente no se medía y simplemente iba por más. Abrió la bolsita y sacó su parte correspondiente, guardándola.

-Bueno Freddy, nosotros nos retiramos, gracias por la ropa – Se despidió una vez que su acompañante estuvo nuevamente vestido y le entregó el resto del dinero. Dejaron atrás la polvorosa tienda volviendo a respirar un aire un tanto más limpio - Sigues teniendo una buena cantidad ¿Qué harás con ella? Tendrás que gastarla antes de volver a tu jaula o esconderla sabiamente donde nadie la encuentre, es contra la ley que un esclavo posea dinero, así que tendrás que apañártelas.

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Karim el Vie Jul 28, 2017 4:42 am


Cuando recibió las palmadas en su trasero, su rostro no podía estar más rojo de lo contrario le explotaría la cara estaba seguro de ello por más tonto que aquello sonase.


Escucha la conversación entre la pelinegra y el hombre de la tienda y vuelve su mirada donde este mientras una gotita resbala por su sien para después sentir como la joven lo abraza, él sinceramente no quería alejar sus manos de sus pelotas pues de lo contrario volverían a estar a la vista de todos y era algo vergonzoso -Aunque sea un taparrabos estaría bien, es cansado estar con las manos sobre las bolas tratando de cubrirlas del frío, ¿sabes viejo?, mis bolas también tienen sentimientos y en estos momentos se están congelando- vuelve su mirada al frente aun algo ruborizado pero con el ceño fruncido pues estaba molesto y avergonzado a la vez.


Vuelve su mirada rojiza donde el hombre ya que finalmente este accede a prestarle algo de ropa para cubrirse así que no puede ocultar el brillo de emoción de sus ojos cuando las prendas son colocadas en el mostrador -Oooh! Ropa!- al final la pelinegra tomo la prenda y al dársela en las manos le recordó que ahora su deuda había incrementado por ese ‘pequeño’ inconveniente así que la vio con cierta sorpresa e incredulidad a su vez -¡¿Qué?!, pero…pero ni modo que salga en pelotas al exterior…- frunció el ceño ligeramente mientras se cambiaba, no tardo mucho en vestirse aunque debía admitir que el yukata que le habían dado olía a rayos, pero bueno tendría que aguantarse hasta llegar de nuevo al mercado o poderse dar una ducha en algún río.


Al final siguió a la joven, alejándose a su vez del polvoroso establecimiento y lo único que le hizo cambiar esa expresión de pocos amigos bastante graciosa fue el hecho de recibir su paga en una bolsita de tela, escucha a la joven mientras juega con aquella bolsita a lanzarla y atraparla nuevamente para finalmente guardarla entre su yukata apestoso -Obviamente lo gastare en alcohol y comida, si quieres puedo invitarte algo porque me diste a entender que tengo otra especie de deuda contigo por el simple hecho de haber estado desnudo sin querer - se picaba la nariz con su dedo meñique de su mano izquierda mientras le hablaba a la pelinegra, sinceramente él solo quería emborracharse esa noche y no saber nada de nada el resto del tiempo, aunque cuando estaba borracho de por si amanecía en los lugares menos esperados como en los baños públicos o en el tejado de alguna casa, ¿Cómo llegaba ahí? Quién sabe, pues era la magia del alcohol corriendo por sus venas.
Unicornios
avatar
Mensajes : 126
Ingreso : 06/07/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Invitado el Vie Jul 28, 2017 7:47 am

Sonrió de forma divertida, pasando acomodando su kimono. Lo malo de traerlo puesto de esa forma era el hecho de que se desacomodara y deslizara de más con facilidad. Riesgos que ya estaba acostumbrada a correr trabajando en el burdel, además de que era una buena táctica para atraer clientes y ganar una buena pasta.

-Sí, se podría decir que me los debes. Entonces niño ¿a dónde me llevarás a comer? –preguntó alzando una ceja observando el dedo muy bien incrustado en la nariz ajena, no le causaba asco o repulsión, pero no le era normal verlo en alguien tan “mayor” por lo que se limitaba a mirar con gracia.

Pasó el brazo por los hombros del albino de forma casual mientras caminaban entre el murmullo de las personas hablando, algunos golpes y gritos. Ese lugar siempre era muy… animado en cuanto a la actividad se refería.

-Por cierto, no me he presentado –Le soltó adelantándose unos paso y girándose sobre sus pies para mirarle – Soy Odile. Hacemos tratos y me debes dinero sin yo saber tu nombre y tú el mío, es estúpido y ni siquiera eres uno de mis clientes como para no habértelo preguntado

Volvió a su posición a lado del albino relamiéndose los labio y apretándolos ligeramente, un poco pensativa sobre su torpeza.

-Sé que eres de los que toman, tal vez bastante. Una noche de estas vamos y yo invito ¿te parece? Conozco un buen lugar además del burdel. Pero si prefieres la buena vista que tiene, no tengo problema. –El burdel era como su segundo hogar, pero se permitía ir a otros lugares donde ya le conocían muy bien y solía hacer favores por las bebidas gratis.

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Karim el Mar Ago 01, 2017 2:15 am

Cuando logra encontrar algo en su nariz simplemente lo avienta al suelo como si fuese algo sin importancia y de todos los días, después vuelve su atención donde la joven para entonces responderle pensando primero a donde llevarla a comer algo que por igual incluyese bebidas alcoholicas -Hmm…¿Qué te parece el puesto de bolas de pulpo frito y pescado frito?, ahí también venden bebidas alcohólicas y creo que esta cerca de tu lugar de trabajo, yo voy a comer ahí cada que me escapo- sonríe ligeramente mientras siente cuando pasa su brazo por sus hombros aunque no se molesta ni mucho menos, solo la deja hacer pues parecía ser una chica en la cual confiar además de que no tenía muchos amigos fuera del mercado en donde vivía.


El camino fue algo ruidoso pues de vuelta al pueblo había mucha gente por las calles y otros estaban borrachos tirados sin mucha preocupación, tal vez él terminaría así esa noche pues le encantaba beber sinceramente hasta el punto de tener que vomitar.


La deja adelantarse en el camino mientras la observa y después lleva una de sus manos tras su nuca escuchándola nuevamente mientras parpadea un par de veces, dándose cuenta de que en efecto no se habían presentado ni mucho menos -Ohh cierto! Bueno, yo soy Karim y si, también creo que fue algo tonto eso, aunque bueno, lo curioso fue que no nos pareció tan extraño hasta ahora…- no pudo evitar reírse un poco pues él por su parte había estado sumido en el hecho de que tenía que pagar una deuda con cierta persona y más aun con el burdel, pero por fortuna una parte de eso estaba resuelto.


-Si quieres podemos ir ahorita a ese lugar que dices, porque el de las bolas de pulpo está en la calle y casi siempre llego ahí, creo que me caería bien conocer otro lugar y yo invito las bebidas, de todas maneras no puedo regresar con dinero encima- le guiña un ojo y le sonríe pues la verdad le parecía excelente el ir a otra zona a beber y comer en vez de regresar a las que ya conocía, siempre era bueno conocer nuevas zonas ¿Quién sabe? tal vez y pasaran a ser sus favoritas.
Unicornios
avatar
Mensajes : 126
Ingreso : 06/07/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Invitado el Mar Ago 01, 2017 5:30 am


Sonrió mostrando su hilera de dientes aperlados –Me parece una buena idea – Le tomó del brazo, envolviéndolo con el suyo. Le era más cómodo y estaba más acostumbrada. Hace ya un tiempo que no salía a divertirse con personas que acababa de conocer, claro sin contar a sus clientes en el burdel. Cosa que le trajo curiosidad cuando recordó algo. –Entonces, ya que sabemos quiénes somos y tenemos un poco más de confianza. Tengo una pregunta –Le miró con una picardía digna de ella, sonriendo divertida con los ojos. -. En el burdel hay varios rumores sobre ti y las chicas, ellas por supuesto no dicen nada. –Se encogió de hombros con suavidad volteándole a ver. -Así que te pregunto a ti ¿es cierto que te acostaste con varias de ellas? –Se le notaba que la curiosidad por la respuesta le picaba, amaba estar en los chismes que se daban por el lugar, pero le gustaba más poder confirmarlos ella y aquella sería su oportunidad de oro.

A uno de los lados, frente a ellos se logró divisar la tela roja que colgaba, indicando el lugar –Es ahí –Señaló con el filoso dedo. Deslizó la tela por su cabeza entrando al local. - ¡Kenso! –Exclamó soltando la extremidad de su acompañante y apresurándose a abrazar a un chico de unos 25 años que llevaba una vestimenta sencilla, puesto que trabajaba ahí. –Traje a un amigo –Señaló con el pulgar al albino.

-Mucho gusto –Se presentó invitándolos a pasar a una de las mesas pasando la mano por la cintura de la fémina. - ¿Les traigo genshu o shochu? –Preguntó mirando a ambos.

-Genshu –Le giñó el ojo de forma coqueta- Tenlo listo, volveremos en un rato vamos por unas bolas, pero de pulpo –Rió levemente ante sus malos chistes saliendo por donde llegaron - ¿Dónde están esos takoyakis de los que hablas y sólo se me antojan? –Miró a los lados ahora siguiendo al joven.

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Karim el Vie Ago 04, 2017 5:47 am

Una gotita se asoma en su sien al ver la sonrisa tan animosa de aquella chica para después escucharla -Bueno, entonces guíame jeje- esboza una sonrisa ligera con cierto nerviosismo pues algo no le estaba oliendo bien, en sentido figurado claro, no literal.

La deja tomarle del brazo mientras camina a su lado, se picaba de vez en cuando su oreja metiendo su dedo índice de su mano libre en esta para después volver su mirada donde la joven cuando esta empezó a hablarle de nuevo, ya que momentos atrás estaba distraído viendo el camino y ante su pregunta puso una cara de sorpresa de lo mas cómico para después ruborizarse ligeramente  y responderle -Ehh?...Sí, pero no recuerdo el número exacto…- después se pone algo pensativo colocando su mano libre bajo su mentón para finalmente volver a hablarle dirigiendo una mirada inquisidora donde la pelinegra -Supongo tu tampoco recuerdas  con cuantos sujetos haz estado, ¿o sí?- era justo, pues si ella quería saber de sus “aventuras” en el burdel, él también tendría que saber algo por igual, era simplemente ser reciproco en cuanto a información se refería. Aunque solo era por mera curiosidad por lo tanto no insistiría.

Después vuelve su atención al frente y presta especial interés en el lugar al cual señala la joven -Ohh! se ve bien y ….huele bieeennn….- no fue nada discreto después de lo que dijo ya que empezó a babear ligeramente mientras olfateaba el ambiente como si de un canino se tratase mientras sonreía. Aquello solo duro unos momentos ya que tuvo que limpiar su saliva al ver que Odile llamaba a uno de los empleados y después se acercaba donde este para presentarlos, así que tuvo que comportarse un poco mejor que antes por lo tanto lo saludo levantando su mano izquierda por unos momentos -¿Qué tal?- después de saludar al chico de nombre Kenso lleva una mano tras su cabeza mientras ve a Odile -Yo tomare lo que tome ella- señala a la pelinegra para después escuchar su respuesta y ver con extrañeza aquel coqueteo que la joven hacia con el empleado, supuso que eran algo más que amigos pues a su ver eso parecía.

Presta atención a aquel chiste de las bolas de pulpo y varias gotitas salen de su frente mientras hace una expresión por demás hilarante y le responde con una pequeña venita en su sien a la par que frunce ligeramente el ceño -Es obvio que serán de pulpo!! No otro tipo de bolas!- después suspira resignado y sale del establecimiento.

-Debe estar por aquí, siempre está abierto en la noche no veo una razón por la que tenga que cerrar, no hay festividades ni nada por el estilo- comenzó a caminar buscando el puesto y justo en unas cuantas cuadras más delante de donde se encontraban se veían las luces prendidas del pequeño establecimiento, así que sonrió animado -Hey! ahí esta! Vamos que ya tengo hambre- señalo el lugar emocionado cual niño pequeño, para entonces correr rumbo al puesto casi sacando una estela de polvo tras sus pasos aunque de la nada salieron tres pandilleros amenazándolos con desenfundar sus espadas si no les daban dinero, el problema ahí no eran ellos, si no el peliblanco que ya no tenía manera de detenerse pues había tomado velocidad en esos pocos minutos así que al ver a aquellos tipos  puso una cara de terror bastante graciosa y rápidamente se barrió en el suelo pasando así entre las piernas de uno de esos sujetos, golpeándole con el codo por accidente sus ‘partes sensibles’ a lo que hizo que al sujeto prácticamente se le salieran los ojos de la cara y gritara ”MIS BOOOOLAAAAS!!!” y conforme el peliblanco pasaba al otro lado con éxito, grito animoso y victorioso pues ya casi llegaba al puesto de takoyakis -¡¡¡TAKOYAKIII!!- sin haber notado siquiera que le acababa de reventar con el codo “las bolas de pulpo” a un tipo que casi los mataba, por suerte él había evitado que desenfundara aunque ni siquiera hubiese notado aquello pues él estaba más concentrado en conseguir comida.
Unicornios
avatar
Mensajes : 126
Ingreso : 06/07/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Luna de alcohol y seducción

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.