¡Ebichu dice!
Historia
Una suave y cálida brisa refresca a los viajeros y caminantes que pasan por éste gran Imperio. Los cerezos florecen, apenas está empezando la primavera y ellos danzan ansioso por mostrar su belleza a todo el que quiera observarlos. La civilización se consuma entre las guerras, los emperadores y las muertes de tanta gente inocente y no tanto. Así se caracteriza el comienzo de la era Tokugawa o Edo, donde destará no sólo por las guerras y el nuevo orden, sino por ésta tendencia en aumento de conseguir esclavos en todos lados. Y entre todo esto, muchas personas toman ventaja de la situación y se especializan en el comercio.
En época en que la guerra y la expansión del imperio es inminente, la dictadura y el poco trato con extranjeros o su mismo desagrado hacia todo lo que no es japonés. Pero, siempre se encuentra la ventaja para vender personas o seres con características maravillosas, como cola y orejas. Algunos, poderosos, se resisten, pero, ya se las han ingeniado para atraparlos sin romperse una uña. Otros, es más fácil conseguirlos, por deudas, apuestas y hasta como rehenes de guerra también, entran al mercado sin ningún problema. Y hay mucha gente que compra esclavos o "mascotas" también llamados pets, entre la jerga comercial. Cotizan muy bien en el mercado y todos están deseosos de tener uno o más de uno. Se los puede comprar de manera legal en muchas tiendas que se dedican a venderlos muy caros pero que los tienen más "presentables". Sin embargo, también se los puede comprar de contrabando (a veces, son simplemente secuestrados y vendidos), aunque se dice que los jóvenes que viven aquí, pasan las peores penurias y no llegan "en buen estado" a manos de sus amos.
Únete a ésta historia, donde la magia, la crueldad y quien sabe, quizás el amor, van tomados de la mano.
Actividades

Foros Hermanos
Crear foroCrear foroCrear foro
Afiliados élite

Cuando la isla sube [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuando la isla sube [Libre]

Mensaje por Atsuki el Jue Mayo 11, 2017 7:51 am

Era uno de esos días afortunados de la muchacha. No había tenido problemas con cazadores, con clientes molestos ni nada que se le asemejara, así que había podido tener un viaje tranquilo hasta proveerse de agua y algunas otras cosas. No era mucho, pero contaba con algunas monedas encima que hacía a base de hechizos y algún amuleto, dependía del hombre si decidía hacerlo funcionar o no, que eso ya quedaba en el buen humor de la kitsune y eso, el día de hoy, podía verse a su favor, que estaba radiante, como siempre, pero esta vez, mucho más alegre y gentil que de costumbre.

Avanzó dispuesta a llegar a alguna aldea y abastecerse de una gran comida: su estómago lo pedía a gritos. Pero no conseguía nada más que alguna hierba de mal sabor ¡no había nada a su alrededor! Y si lo soportaba, es porque había comenzado con buen humor, de lo contrario, habría ideado algún berrinche a su alrededor, aunque no hubiese nadie, la frustración debía ser quitada de su cuerpo como fuera.

Siguió caminando cuando sintió el suelo temblar. Tambaleo y gritó algo inentendible, profiriendo una maldición que sí se entendió.

—¿Qué diablos pasa? ¿Está temblando?— Dijo nerviosa. No había sentido nada similar que pudiera decirle que un temblor iba a producirse o se hubiese resguardado de ello, más, al sentir la tierra de esa manera, intentó buscarlo, casi llegando a la orilla ¿Orilla? Sí, casi, caía cuando se dio cuenta de que la tierra se estaba elevando del suelo ¡estaban en el aire! Cayendo de espaldas al suelo sin saber en qué diablos se había metido: la tierra volaba, era una isla flotante.

#libre
Kitsune
avatar
Mensajes : 52
Ingreso : 19/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando la isla sube [Libre]

Mensaje por Sasha el Mar Jun 20, 2017 3:50 am

Hacia apenas dos meses que se encontraba en el mercado y hasta ahora era exactamente todo lo contrario que podría haber esperado.
Mientras había imaginado ser tratado como si fuera simplemente un objeto y ser almacenado como tal, lo que se encontró en su nuevo entorno fue todo lo contrario, claro la comida era horrible ¡pero era el doble de lo que le daba su Amo! y eso no es nada ¡Luego no debía luchar contra nadie, podría dormir mas de cinco horas seguidas!.

Por un segundo estos nuevos "lujos" distrajeron a este esclavo, casi cegado por la repentina desaparición de su vida diaria, paso semanas con el fantasma de lo que podría ser incluso una sonrisa, algo que era casi imposible ver en su rostro.
Pero el fuego interior no se puede apagar, pese a esta nueva vida, una voz en su interior seguía exclamandole.
"Sigues atrapado"
Pese a fingir que no tuvo esos pensamientos, no podía evitar empezar a notar los movimientos de los guardias, los cambios de turnos, cuantas horas tenia disponible y el detalle mas importante, debido a su comportamiento ejemplar, uno de los guardias, siquiera pasaba a revisarlo.

Sin dar mas detalles, logro salir, tenia un día entero para disfrutar de este nuevo concepto, "libertad", embriagado por este pensamiento camino un largo rato sin dirección, hasta a lo lejos encontrar un pueblo.
Y no fue hasta que se acerco a este que sus miedos afloraron.
Pese a que siempre se mostrara sereno y amable, jamas había realmente tenido un contacto con la sociedad en su estado puro, simplemente sabía lo que le habían contado de ella.
Corrió, su voz interna, sus sentimientos escondidos, quizás su instinto se lo dijo "CORRE" , a toda velocidad se alejo de aquel sitio; una vez que encontró una pequeña cueva, descendiendo por un barranco, se sentó y se abstrajo en si mismo.

Volvió en si mismo cuando la tierra se sacudió a su alrededor, al salir de su pequeño refugio noto que la tierra se estaba partiendo, el resto del mundo se alejaba, lo peor, es que tendría que trepar por alguna pared si quería subir a la planicie.
Entonces escucho como alguien se acercaba, ¡el problema es que estaba encima de el!, mirando hacia arriba, se encontró a una joven, mirando como el horizonte se alejaba.
-Disculpa...
Dijo mirando hacia arriba.
-¿Podrías lanzarme algo para que pudiera subir allí?... Estoy un poco, complicado aquí.
Mientras hablaba como una voz monótona y calma, esa pequeña voz reprimida no pudo evitar pensar.
"Así que eso usan las mujeres debajo de un kimono".


OFF: Por si no se entiende donde estaria Sasha. Seria ese hoyo a media altura.

Aqui:

Humanos
avatar
Mensajes : 6
Ingreso : 04/06/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando la isla sube [Libre]

Mensaje por Atsuki Ayer a las 7:01 am

Si estaba intranquila porque siempre estaba al escape de los cazadores ¡ahora estaba mucho peor! En sus años escapando, jamás había encontrado ningún sitio que cambiara de lugar ¡nunca, nunca! Pero ahí estaba ¿qué clase de hechizo es el que tenía aquella isla? Ella podía levantar cosas pequeñas, podía moverlas, podía hacer diferentes tipos de cosas, pero jamás algo que pudiera manejarse sin que ella estuviese para ejecutarlo ¡y pensó que debía encontrar a quién había hecho semejante cosa! O al menos, ese iba a ser su objetivo cuando escuchó a alguien y fijó su vista abajo.

—¿Ayudar?— Dijo ella como si le acabasen de decir alguna palabra en otro idioma. Posiblemente, no es que no ayudara, sino que ejercía algo que iba un poco más allá: toda ayuda tenía un precio para ello  y ella, lo cobraba bien, desde dinero hasta cualquier pertenencia de valor era significante para ella, después de todo, podía venderlo o utilizarla en alguno de sus hechizos para poder mejorar sus técnicas —¿y qué crees que puedo tirar! La isla flota y no hay nada arriba— aseguró ella poniéndose de cuclillas.

Se detuvo mirando en lo que había debajo de ella, observando qué podría servirle, pues, detrás no había nada. No tenía una cuerda ni había visto lianas en los alrededores. Tampoco iba a buscar una rama o algo similar, pues, podría ensuciarse la ropa o en el peor de los casos, romperla, por lo que podía ir por lo sencillo: algún hechizo.

—Mira esa piedra, párate ahí y no te muevas— le señaló una piedra plana que había en el suelo, lo suficientemente grande como para que pudiera pararse en ella y no caerse. Bueno, si no era torpe, podría permanecer en ella, no iba a haber mucho problema, sino... no se veía rescatándolo otra vez.

Juntos sus manos a la altura de su pecho, dejando sus dedos índices elevados mientras comenzaba a recitar el hechizo. Siempre había pensado que los hechicos recitados eran una perdida de tiempo pues, si no tenías el tiempo suficiente para conjurarlo, no lograbas nada en lo absoluto. Era más práctica, por lo que llevaba varias pociones y bolsas mágicas encima para llevarlos a cabo con mayor rapidez. Pero aunque era bueno, su magia no era lo suficientemente buena como para prescindir de las palabras, al menos, no por ahora.

Mientras lo hacía, la piedra comenzó a elevarse con lentitud. No es que pudiera ir demasiado rápido tampoco ni hacía falta más pues, gastaría más energía de la que realmente necesitaria.

En cuanto termino, la piedra se detuvo cayendo con un golpe seco en la tierra, no muy lejos de ella, levantando algo de polvo alrededor. Suspiró con alivio aflojando la postura y miró al muchacho, acercándose a él y extendiendo su mano con una sonrisa de oreja a oreja.

—Son tres monedas de oro. Aunque acepto cualquier cosa de valor que lleves encima— cobró con total soltura, después de todo, lo había salvado ¿no?
Kitsune
avatar
Mensajes : 52
Ingreso : 19/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando la isla sube [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.