¡Ebichu dice!
Historia
Una suave y cálida brisa refresca a los viajeros y caminantes que pasan por éste gran Imperio. Los cerezos florecen, apenas está empezando la primavera y ellos danzan ansioso por mostrar su belleza a todo el que quiera observarlos. La civilización se consuma entre las guerras, los emperadores y las muertes de tanta gente inocente y no tanto. Así se caracteriza el comienzo de la era Tokugawa o Edo, donde destará no sólo por las guerras y el nuevo orden, sino por ésta tendencia en aumento de conseguir esclavos en todos lados. Y entre todo esto, muchas personas toman ventaja de la situación y se especializan en el comercio.
En época en que la guerra y la expansión del imperio es inminente, la dictadura y el poco trato con extranjeros o su mismo desagrado hacia todo lo que no es japonés. Pero, siempre se encuentra la ventaja para vender personas o seres con características maravillosas, como cola y orejas. Algunos, poderosos, se resisten, pero, ya se las han ingeniado para atraparlos sin romperse una uña. Otros, es más fácil conseguirlos, por deudas, apuestas y hasta como rehenes de guerra también, entran al mercado sin ningún problema. Y hay mucha gente que compra esclavos o "mascotas" también llamados pets, entre la jerga comercial. Cotizan muy bien en el mercado y todos están deseosos de tener uno o más de uno. Se los puede comprar de manera legal en muchas tiendas que se dedican a venderlos muy caros pero que los tienen más "presentables". Sin embargo, también se los puede comprar de contrabando (a veces, son simplemente secuestrados y vendidos), aunque se dice que los jóvenes que viven aquí, pasan las peores penurias y no llegan "en buen estado" a manos de sus amos.
Únete a ésta historia, donde la magia, la crueldad y quien sabe, quizás el amor, van tomados de la mano.
Actividades
Foros Hermanos
Crear foroCrear foroCrear foro
Afiliados élite
Última limpieza: 10/08/2017

Cambiando el destino [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cambiando el destino [Privado]

Mensaje por Fuyuno Hana el Miér Nov 23, 2016 4:10 am

Llovía. Hace una semana que llovía. No es que me moleste particularmente la lluvia pero se hace más difícil hacer cosas, como conseguir comida, por ejemplo. Las raciones de frutas que teníamos en el castillo se han ido acabando, además, he descubierto que hay algunas tejas rotas en el techo, por lo que debo hacer algo para arreglar todo. Nadie vive aquí y aunque, esta habitación se ve más o menos decente es porque la he estado ocupando desde hace algún tiempo. No será un palacio pero tiene lo esencial como para sentirme cómoda, hasta las goteras hacen que uno se sienta en casa.

El lobo ya está mejor. Hasta ahora, no he tenido oportunidad de probar qué tan exitosa ha sido la operación, pero se lo ve bien de salud y gracias a mí, no le han quedado cicatrices, es como si nunca le hubiese sucedido nada, a simple vista, que he estado haciéndole algunas modificaciones. La última fue con sus garras, ahora, es tan sigiloso como un gato gracias a ello. Sus garras son retractiles, como si fuera de un felino y es que he tenido que trabajar con animales grandes para ello. Me gusta el resultado.

El problema es principalmente, que la comida se nos acaba. El lobo y yo necesitamos alimentos, por lo que tampoco puedo quedarme quieta y ver como pasamos hambre por culpa de ello. Tengo un par de trampas fuera, esperando que algún animal esté tan desesperado como nosotros para conseguir alimento. Y aunque ya casi ha llegado el atardecer, me animo a salir.

Busco algo de ropa extra para evitar mojarme. Hay una capa vieja, algo harapienta entre las cosas que encontré en las habitaciones. Me la coloco sobre el kimono y le pido la lobo que cuide la casa hasta regresar. Es poco probable pero no hay que fiarse de nada.

Me meto entre la hierba y veo la primera trampa: vacía. No he tenido suerte, así que sin desanimarme, sigo buscando las otras. En la tercera encuentro un conejo, desesperado por salir de allí: perfecto. Tomo la red en donde se encuentra y me dirijo a mi hogar una vez más sonriente ¡tendremos una cena esta noche! y aunque estoy empapada, el tener al animal entre mis brazos me hace sentir feliz.

Al llegar, lo primero que hago es matarlo. Busco una piedra y le saco un poco de filo al cuchillo. El lobo está expectante al movimiento del cuchillo sobre el animal muerto. Sé que está tan hambriento como yo.

—Pronto estará— le digo acercando el fuego de la llama que alumbraba la habitación para encender el fuego debajo del conejo y asarlo en un improvisado asador que armé sobre la encimera más grande de la habitación.

Es entonces cuando el lobo se altera y corre hasta la puerta, ignorando al conejo. Entonces, imagino que es lo que pasa.
El cuchillo aun manchado de sangre vuela hacia la puerta abierta, quedando a un centímetro del cuello del contrario. El lobo espera impaciente una orden, tan sólo eso y lo matara.

—¿Quién crees que eres para irrumpir aquí?— digo desde el otro lado de la habitación, manteniendo la mano levantada así, controlando el cuchillo. Es todo lo que necesito. No me importan sus motivos, no necesito a nadie, menos a un hombre aquí, por muy abandonado que esté es mi hogar y él, se va.
Cisne
avatar
Mensajes : 89
Ingreso : 27/08/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambiando el destino [Privado]

Mensaje por Invitado el Miér Nov 23, 2016 5:00 pm

Valla dia mas horrible, al salir de casa el dia no estaba asi, bueno eso era falso ya estavamos en invierno, lo cual significaba lluvia y nieve, cosas que odiaba, como detestaba los dias de lluvia, principalmente por que no podia utilizar mis poderes para safarme de algun peligro, aunque pelear fisicamente o con armas no se me diera mal, estaba apunto de salir de regreso a casa, solo fuy a buscar papeles importantes, para un embarque que saldria en unos dias, habian otros lugares del mundo en donde mis armas eran bien recibidas, despues de todo eran las mejores de la epoca, llegue a la salida del taller de armas y ne quede parado en el marco de la puerta, ~valla fastidio, ojala pudiera parar la lluvia~ penso el joven mirando caer esta y esperando su carruaje, cuando de pronto aparece un mayordomo y le informa que su carruaje tardara un par de horas en llegar, ya que en la via habia un accidente, ~tsk... pues no pretendo esperar tanto, Sebas informa que no vengan, llegare a casa mas rapido si camino~ dije con completa confianza, aunque la verdad es que al no poder usar sus poderes, tardaria unas 4 horas en llegar.

Para su mala suerte, termino perdiendose en unos callejones, aunque no era la primera vez que estaba en un lugar similar, pero al traer un kimono de alta clase, no era un lugar muy seguro para el, mientras buscaba para salir de aquel lugar, unos jovencitos pasaron cerca de el tropezandole y quitandole la bolsa del dinero, los niños acto seguido comenzaron a correr, fue cuando me si cuenta de que sucedia y me meti en una fanatica carrera por aquella bolsa, no por el dinero, al fin de cuentas me sobraba, si no por un articulo de inestimable valor dentro de este, una pequeña cruz de plata que pertenecio a su hermano sabo, me mantenia pegado a ellos como un chicle, saltavamos muros y rodavamos por el fango si hacia falta para asi sortear con exito los obstaculos del camino, la ropa que cargaba, elegante y de alta clase, habia quedado tan llena de barro y se habia rasgado tanto, que parecian arapos viejos, no me tomo mas de 5 minutos lograr alcanzar a los jovenes y tomar mi bolsa, ~saben, no deverian de robar a quien les puede alcanzar y menos aun si son tan lentos, la proxima vez roben a una anciana o abuelo, seria mas simple~ dije sonriendo y colgando mi bolsa de dinero donde devia estar en mi cintura amarrado al cinturon del traje, me quite la parte superior de este dejando mi torso al desnudo, mientras veia como los jovencitos se perdian entre la lluvia, mire a mi alrededor buscando un punto de apoyo, para saber donde estaba, pero lo unico que alle fue un viejo castillo, que pese a la tormenta al parecer resistia valientemente, ~tsk.... donde diablos estoy ¿?, nunca eh venido a esta parte de la ciudad, bueno tampoco es que mi trabajo me lo permitiera, pero bueno, mejor entro y espero que pase la tormenta, ademas si logro secarme podre prender algo de fuego para calentarme~ dicho esto me meti por la maleza, la cual se encontraba alta debido a lo abandonado del lugar, al meterme entre la la maleza, me tope con algunas trampas, las cuales pude sortear casi milagrosamente ~Venga ya, cazadores ¿?, por que no recogen su desastre, casi pierdo un pie hay detras, que peligroso, definitivamente hoy no es mi dia~ dije suspirando y buscando una manera de entrar al resinto.

No tarde nada en encontrar la puerta y para mi felicidad estaba abierta, no la tendria que derribar para entrar, pero fue entonces cuando al parecer todo empeoraba, un cuchillo paso bastante cerca de mi cuello, si no hubiera sido por un rapido movimiento de mi cabeza, quizas hubiera muerto, ademas tenia a un animal bastante grande frente a mi, mire mi alrededor, necesitaba secarme y asi poder defenderme, cuando del otro lado de la habitacion se escucho la voz de una mujer, quien le reclamaba por saber quien le habia dado permiso de entrar en su propiedad, una carcajada salio de sus labios y tomo el cuchillo que minutos antes le podria haber rebanado el cuello ~Sabes no es muy cortes de tu parte lo que haces, dile a tu mascota que se retire, si no quieres ver como sus entrañas se esparsen por el suelo, no queria interrumpir, ademas no sabia que alguien vivia aqui, pero eso no te da derecho de amenazar a nadie, solo necesito secarme y esperar a que escampe y no me volveras a ver, pero si lo quieres por las malas....~ dije mirando al animal desafiante, mis ojos brillaron en la oscuridad, lo cual iso que el animal retrocediera un poco, demostrando una de sus fasetas, detestaba que amenazaran mi vida, no era la primera vez que acababa con alguien que lo hacia, ~entonces ¿?, que prefieres¿? La verdad detesto tener que pelear con mujeres, pero no creas ni por un instante que no te are daño, si sigues amenazando mi vida.~ dije algo molesto, realmente no podia usar mis poderes, pero podia usar el cuchillo de recien, eso seria mas que suficiente para acabarlos si era necesario.

OFF ROL:

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambiando el destino [Privado]

Mensaje por Fuyuno Hana el Vie Nov 25, 2016 8:50 am

Los hombres eran todos iguales. Exactamente iguales. Había esado feliz con mi pequeño triunfo al traer al conejo hasta que aquel hombre irrumpió ¡Irrumpió en casa! Mi casa por sobre todo, que este lugar lo había adoptado como mío y no podía permitir que se metiera en mi hogar de esa manera. ¡Y peor que me tratara mal!

—¿Yo soy descortés? Eres tú el que irrumpe en mi hogar y encima, amenazas a mi lobo— lo miré seria ¿quién se creia este hombre para tratarme asi? Y encima, hacer lo mismo con mi lobo.

Era igual que aquel tipo horrible del bosque. Mató al patompiro, me acosó y acabó llenándome de proesas que no dudó en romper apenas tuvo la oportunidad.

—Lobo, ve a la habitación— le ordené, conmigo era mucho más que suficiente —si de verdad quieres tener tiempo de secarte y descansar, deberás buscar otro sitio. Así de simple— y las cosas a mi alrededor se elevaron. No me importaba sacarlo a golpes del castillo, que podría tener goteras, ratas y caerse a pedazos, pero era mi hogar en ruinas.

Todo apuntaba a él. No será una mujer poderosa ni tendría grandes habilidades físicas, salvando mi telequnesis, mis habilidades eran mucho mejores en la mesa de operaciones.

—No creas que por ser mujer no estoy a tu altura ni que voy a ser dócl y sumisa sólo porque me amenazas. Me ha costado mucho alejarme de todo y mantenerme escondida aquí para que tú vengas a destruir lo poco que he conseguido, asi que vete— y moví el escalpelo apuntandole a los ojos, un movimiento de mis manos y todo aquello iba a salir disparado hacía él.

Aunque tenía un buen físico y si hubiese llegado en un momento que me diera más tiempo, podría haber utilizado alguna hierba para doparlo y examinarlo. Imaginaba que debía tener órganos en muy buenas condiciones.

Pero no se movía ante su falta de iniciativa, decidi que yo iba a tomar la delantera. Las cosas cayeron haciendo un estripitoso ruido en el suelo y la mesa ratona salió olando contra él. Abrí la puerta haciendo un rápido movimiento de mano para que la fuerza del golpe lo mandara afuera.

No me importó perder la mesa. Y con esto, cerré la puerta.

Maleducado— respiré con tranquilidad al no verlo de nuevo —¡lobo! Puedes volver. La comida estará pronto— dije levantando el escalpelo. Mi cuchillo no estaba, era una perdida, pero no iba a volver por él, tan sólo, deía preocuparme de cocinarlo. Le quité la piel y lo abrí para sacar sus tripas. Realmente, este tipo de tareas no me molestaba. En otro momento, no hubiese dudado en estudiarlo, pero ahora, tan sólo pensaba en nuestros estómagos.
Cisne
avatar
Mensajes : 89
Ingreso : 27/08/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambiando el destino [Privado]

Mensaje por Invitado el Vie Nov 25, 2016 4:35 pm

Que dia llevava, primero la lluvia luego mi dinero y ahora una loca me amenazaba, cosa que detestaba, pero podia pasar por alto eso, si no fuera por el simple hecho de que podia ver que me seguia apuntando con un objeto filoso y otras cosas que por muy extraño que paresca, ahora flotaban, ~oh pues me disculpo o eso me gustaria decir pero aun asi veo que no bajaras la guardia~ un suspiro amargo se escapo de mis labios, como algo tan hermoso podia ser tan testaruda y aterradora, entendia perfectamente que era su casa, aunque estaba apunto de caerse en pedazos, yo la podria ayudar a arreglar aquel lugar, sin cobrar nada, pero parecia que aunque se lo dijera, seguro me asesinaria antes de confiar en mi.

~Bueno, pues tampoco me diste muchas oportunidades para tratar de ser muy lindo contigo o si ¿?, venga deja todo esto no hace falta que peleemos por una cosa como esta~ pese a la oscuridad, podia percatarme que la femina era muy hermosa y quizas si las cosas se hubieran dado de otra forma hubieramos podido llevarnos bien, pero bueno, ya no podiamos hacer nada para evitarlo, solo tenia que aceptar lo que paso ~A ver, a ver, yo no se quien eres ni me interesa si asesinaste a alguien o si te escapaste de donde te, tenian, no soy un delator, como dije solo necesitaba secarme y esperar que amainara la lluvia es todo, tampoco te concidero debil, no seria normal en mi, considero a todos iguales~ dije tranquilamente, mientras me quitaba el sombrero hechaba mi cabello hacia atras y me lo volvia a colocar, de pronto vi como la chica lanzaba un objeto hacia mi, lanze ep cuchillo entre la barandilla del 2 y 3 piso, patee la mesa apoyandome en la punta de esta para luego saltar hasta donde habia lanzado el cuchillo me agarre de este y subi hasta el 3 piso, donde con cuidado empeze a buscar con que secarme, mientras veia como la mesita salia por la puerta y esta se cerraba tras ella.

~Bueno, creo que mejor busco con que secarme antes que se de cuenta de que aun estoy aqui,~ empece revisando habitacion por habitacion, aquellas que tenian las puertas abiertas, las otras aprovechaba el viento y los crujir de la casa, para abrir las puertas, las cuales gracias a la lluvia, no se escuchaba cuando las abria, tras la 3 puerta abierta, encontre un cobertor, el cual me venia de perlas, seque mi cuerpo, pero antes de poder usar mis poderes tenia que calentarme, empeze a hacer flecciones y abdominales, para calentar mi cuerpo, el cual entro en sintonia perfecta, trone mis dedos y las llamas se encendieron en mis dos manos y baje hasta la habitacion donde la femina se encontraba, me detuve en el marco de la puerta y con una sonrisa dije tranquilamente ~No preferirias que te invite a comer ¿?~ sonrei y mire a la femina tapandome la mirada con mi sombrero.

OFF ROL:

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambiando el destino [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.