¡Ebichu dice!
Historia
Una suave y cálida brisa refresca a los viajeros y caminantes que pasan por éste gran Imperio. Los cerezos florecen, apenas está empezando la primavera y ellos danzan ansioso por mostrar su belleza a todo el que quiera observarlos. La civilización se consuma entre las guerras, los emperadores y las muertes de tanta gente inocente y no tanto. Así se caracteriza el comienzo de la era Tokugawa o Edo, donde destará no sólo por las guerras y el nuevo orden, sino por ésta tendencia en aumento de conseguir esclavos en todos lados. Y entre todo esto, muchas personas toman ventaja de la situación y se especializan en el comercio.
En época en que la guerra y la expansión del imperio es inminente, la dictadura y el poco trato con extranjeros o su mismo desagrado hacia todo lo que no es japonés. Pero, siempre se encuentra la ventaja para vender personas o seres con características maravillosas, como cola y orejas. Algunos, poderosos, se resisten, pero, ya se las han ingeniado para atraparlos sin romperse una uña. Otros, es más fácil conseguirlos, por deudas, apuestas y hasta como rehenes de guerra también, entran al mercado sin ningún problema. Y hay mucha gente que compra esclavos o "mascotas" también llamados pets, entre la jerga comercial. Cotizan muy bien en el mercado y todos están deseosos de tener uno o más de uno. Se los puede comprar de manera legal en muchas tiendas que se dedican a venderlos muy caros pero que los tienen más "presentables". Sin embargo, también se los puede comprar de contrabando (a veces, son simplemente secuestrados y vendidos), aunque se dice que los jóvenes que viven aquí, pasan las peores penurias y no llegan "en buen estado" a manos de sus amos.
Únete a ésta historia, donde la magia, la crueldad y quien sabe, quizás el amor, van tomados de la mano.
Actividades
Foros Hermanos
Crear foroCrear foroCrear foro
Afiliados élite
Última limpieza: 10/08/2017

Era así el sueño del ayer [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Wataru el Mar Sep 15, 2015 6:49 am

-Me hablas
de amor eterno,
pero no existe tal amor.
Quiero morir hoy y desaparecer
mientras todavía me amas.-

Los labios emitieron voz poética al expresar un poema de Gidosanshi no Haha, una poetiza sobre el siglo diez, unas de las tantas letras que se llegaban a ocultar en los más antiguos pergaminos que casi eran como un misterio, los rastros amarillentos lentamente diluía las letras y era pasarse a nuevos tintes pero aquellos originales que de los labios profundos del alma se escucharon se desvanecían silenciosamente como grato recuerdo, ¿Por qué entre todos los poema ese expreso? La respuesta era sencilla pero expresarla aún en sus pensamientos sonaba cruel así que sólo guardaba silencio mientras veía el abismo bajo de aquel puente colgante que se balanceaba con la fuerza del viento.

Una muerte segura, era la esperanza bajo sus pies sin embargo aún cuando se viera de tal forma, una añoranza que se podía esperar en sus ojos ahora parecía se algo tan lejano, la maldición que había caído en él era tan grande, era mucho más tiránica que aquella que vivió por tantos años con la esperanza y el consuelo de saber que un día tendría fin pero ahora... Suspiro con gran pesar. Ahora la muerte ni siquiera se molestaba en llamarlo, era la peor condena que podía estar sobre sus manos, mirándose tan claras, tan limpiar en el porte de un erudito pero que en cualquier instante podían ser oscuros como el arma de un asesino.

¿Encontraría algún consuelo? No podía darse ni siquiera un delgado hilo de telaraña que tan fina podía ser mucho más fuerte que la más ágil trenza de soga pero aquellos hilos que tal vez pudieron darle paz ahora se enredaba en alguien más, sus pensamientos podía ir hacia todas direcciones pero sin ironía de lo que más podía temer llegaba siempre hacia el propio pasado porque toda su vida se reducía hacia aquel único tiempo, las personas que conocía se reducían en un numero non y las que el “sátiro” frecuentaba podía sumarse mucho más a los granos de sal que cambian en un puño pero sabía que eran relaciones tan absurdas como aquel polvillo blanco que podía perderse fácilmente en el suelo.

Decían que cada suspiro escapado de los labios era una parte de la felicidad perdida, palabras demasiado populares, conocimientos comunes pero aún cuando fueran simple líneas pueblerinos podían ser realmente ciertas porque en ese instante sentía que ya no tenía ni un brillo que le ayudara no sólo por lo perdido en el paso del tiempo si no porque cada uno que conocía pasaba a ser una maldición para él, y el sátiro para ellos así como ahora atormentaba a su “esclavo”, esa persona que seguía en busca de su liberta pero cada vez era regresado al mismo lugar que era su propia prisión, el castillo imperial, un lugar que para muchos era un sueño para los que habitaban allí era una maldición. Difluyéndose sus pensamientos se desvanecieron como lluvia del atardecer al oír pasos finos que casi podían confundirse con el murmullo de las hojas agitadas por la brisa, pero, en la finura de su audición llegaba hasta el ese murmullo.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 235
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Hotaru el Miér Sep 16, 2015 6:01 am

Tenía que dar a conocer su estado pronto para que dejasen de asignarle tareas que le llevaran fuera de la montaña, no porque el desgaste fuese tal que no pudiera soportarlo, o porque el hecho de llevar mercancías y comerciarlas durante un par de días en pueblos algo distantes fuese mucho sacrificio, podía soportar incluso la terrible agonía que era separarse de sus pequeños bebés aunque sabía que el resto de los dragones y hasta su hermano se hacían cargo de ellos con afecto, incluso un ser más les protegía desde las sombras de las cuevas… no, en realidad debía darlo a conocer porque pronto sería evidente, y la prioridad del clan era el nacimiento de nuevos dragones… todos aquellos en estado se mantenían en la montaña o sus cercanías, no arriesgarían a perder a uno de los suyos que llevase dentro una nueva y valiosa semilla de luz.

Regresaba de su encomienda caminando lentamente por los caminos, bien oculto bajo una capa de viaje demasiado desgastada para llamar la atención de nadie, disfrutaba del andar, el sonido natural del bosque que le respondía a sus silenciosas observaciones… mientras siguiera avanzando a ese ritmo, pronto habría de dar con un puente que le acercaría más a casa, no le corría prisa por llegar pero tampoco por hacer más tiempo del necesario.

Conforme avanzaba disfrutando del aroma cálido de la tierra y sus frutos, llegó a él la conocida sensación de una presencia conocida, un poder que no le resultaba completamente ajeno… más adelante pudo sentirle a consciencia, un ser… uno sólo a mitad de su camino, pronto se encontraría con ese ser que se mantenía quieto en el mismo lugar… conocido, le parecía conocido a la distancia ¿Por qué? Un aura amplia y saturada de sabiduría, conocimientos que no muchas razas son capaces de poseer… sólo sabía que no se trataba de otro dragón.

Estaba a mitad del puente que habría de cruzar, quisiera o no encontrarse con ese ser lo haría… pero entre más le miraba, la sensación de que su poder y aura le era terriblemente conocida se hacía mucho más intenso… ¿Dónde se había sentido de ese modo? No lo recordó hasta que estuvo al fin con los pies sobre el puente… lo supo con certeza, como llega al cerebro una idea catapultada al exterior desde lo más profundo de sus abismos y secretos… era el poder propio de las divinidades, propio de los seres como su amo… se quedó quieto un momento, sin decidirse por completo a moverse nuevamente, el viento le echó hacia atrás la capucha liberando su cabello y rostro, de ese modo pudo, sin proponérselo, admirarlo mucho mejor.
Dragón
avatar
Mensajes : 94
Ingreso : 01/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Wataru el Miér Sep 16, 2015 6:44 am

No se movía aún cuando el tiempo continuara avanzando así como los pasos de ese nuevo intruso en el camino, era como una estatua en medió del puente, un guardián de los templos si debía de recordar algunos que guardaban la misma postura, esos seres de piedras que sólo existían para alejar el mal de aquellas tierras sangradas, en su caso no era así, no era una persona de buen corazón porque aún cuando fuera él no le importaba lo que a los demás le pasara, era sólo alguien carente de buenas emociones al ver todos tan ajeno a su mundo y el sátiro veía a todos como parte de su mantaza así que no podía prometer una tierra digna luego de su paso, lo único realmente salvo de él era lo nacido de la naturaleza, las flores, las plantas y algunos que otros seres acunado en el mismo mundo pero lejos de esos pequeños brillos nada podía realmente tener salvación.

La vista cubrió hacía donde el movimiento del puente nació, vio el encapuchado, no emitió palabra alguna desvió de nuevo su mirada, esa persona podía seguir su camino, atravesar aquella distancia hasta el otro lado pero el viento paso en medio de ellos como celador de un secreto al ser descubierto, su mirada se vio atraída de nueva cuenta cuando el brillo de aquellos hilos dorados paso sobre su pupila entre el mismo movimientos de sus hilos plateados que dejaban a descubierto su presencia con más claridad así que termino por dar el rostro.

Esa presencia tenia un aló familiar que no podía describir, pariente de alguna vida que había cobrado, un enemigo... Un amigo. No podía estar seguro, la raza normalmente la distinguía a través de la sangre, el aroma pero el viento no le traía ni un distintivo en esos momentos, era como si la presencia de esa persona se estuviera ocultando, era posible también que sólo fuera un humano pero dentro de su pecho algo le decía que no era de esa forma como si dictara que conocía la presencia por alguna línea ajena aunque aún no era clara en sus pensamientos, en la lógica, en los instinto si estaba la respuesta pero no era algo que gustaba tomar en cuenta porque aceptarlos era tomar de aquel sátiro.

-Adelante, no debe tomar precaución puede seguir sus pasos.-, Emitió palabras el erudito al volver dentro del tiempo presente, no sentía ya su tiempo como todos los demás un segundo, un minuto, una hora lo sentía igual provocando que a veces se desconectara completamente del momento actual que vivía, aún conocer su nueva identidad era un martirio porque por voces de algunos seres ajenos logro saber lo que era ahora, el nombre de su maldición y eso complicaba más su existir porque él realmente odio con fuerza a esos seres de los cuales ahora se contaba.

Una deidad, le habían dicho, un ser inmortal, un ser que veía el tiempo tan distante, maldecía una vez más eso porque no era lo que quería, ser un sátiro fue su vida, su nacimiento y aún cuando podía seguir su muestra de lo que fue en principio eso no quitaba que ahora era algo completamente diferente, apretó el barandal de aquel puente al sólo sentir la impotencia de su misma situación, ese roce con la locura de aquella parte oscura de él, el roce de los cuernos que deseaban surgir, suspiro calmándose alejándose aquella presencia oscura. -¿Desea cuestionar algo?-
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 235
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Hotaru el Jue Sep 17, 2015 2:09 am

En efecto, no podía equivocarse, se trataba de una deidad y encima de todo, se trataba de un tipo de divinidad demasiado conocida ¿Cómo no reconocerle desde un primer momento? Después de todo había convivido con esa misma presencia durante muchos, realmente muchos años. No podía ser engañado, había sido atado a esa persona por el destino, le hubiese parecido bien o no en un primer momento… y ahora ¿se encontraba el mismo tipo de divinidad, la misma energía en un ser completamente ajeno? Imposible… incluso en Domador, que era hijo de su sangre y compartía parte de su esencia no poseía la misma divinidad…

¿Cómo era eso posible? Conocía las particularidades de las deidades, lo caprichosa que podía ser la divinidad… lo especial de la energía de rodeaba el universo… pero la esencia de su amo debía de haberse extendido por todo el mundo, no haberse concentrado en un solo ser…

Le miró con atención, era ignorado, incluso ese ser al notarlo declaraba que no necesitaba guardar tantas reservas, que tenía el libre paso si le apetecía… asintió… debía marcharse, su amo… empezaba a creer que estaba perdiendo la cordura que le restaba, se encontraba con vestigios de lo que su amo había sido en demasiados lugares ya… en las sombras de la cueva, en la presencia de un hombre extraño en su hogar y ahora en la existencia de un ser que nunca en la vida había encontrado ante sí… no podía haber tal grado de coincidencia, tal grado de coincidencia en el mundo… no era posible que tres diferentes seres contuviesen en su esencia rastros de su amo… era él, que estaba perdiendo la cabeza… asintió con amabilidad e intento avanzar, pero cada paso en el puente acercándole al caballero le erizaba la piel… ¿Cómo podía equivocarse un dragón con sus conocimientos? ¿Cómo la naturaleza podía mentirle con el grito de aquella evidencia?

-Ahhh- fue descubierto en su dubitativa contemplación, y sin darse cuenta se había detenido apenas a unos pasos de aquel extraño… sí, deseaba… pero ¿Cómo cuestionar lo que surcaba por su mente? No se podía decir sencillamente: “Si, claro ¿Acaso sería tan amable de decirme el por qué tiene la esencia divina de mi amo muerto? No, aquello no tenía sentido.” Aún así, deseaba preguntar.

-Es usted una deidad… ¿cierto? Perdón si le estoy molestando, es sólo que… creí confundirlo con otra persona…-
Dragón
avatar
Mensajes : 94
Ingreso : 01/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Wataru el Jue Sep 17, 2015 10:10 am

Oír aquella pregunta le confirmo que esa persona no era humano, una conclusión rápida, era posible pero los humanos no notaban esas identidades dentro del mundo, eran bastantes ingenuos además de tontos como para destacar una conclusión que le llevaría a cuestionar justamente lo que ahora era, sólo pudo mirarlo, encontrarse con su mirada, sus ojos carmesí reflejaba aquel destello de claro color como si fueran una mezcla de una gota de sangre sobre un charco de agua, se diluía pero quedaba leve bruma de su mancha. -¿Una deidad?-, Repitió la cuestión cuando sus labios por fin se separaron. -Una maldición, si.-, El tono debería de destacar desesperanza, desolación de su propio destino pero no era así, estaba carente de cualquier emoción como casi siempre que él erudito hablaba, sólo era un timbre vació.

Una de sus manos fue hacía el nivel de su corazón allí donde aquel castigo había empezado, justamente allí donde aquel que había muerto había clavado el pago de un pecado que él no había cometido, una blasfemia que no tenía punto de perdón, una maldición tal como había dicho, eso era lo que había conjurado para que su corazón dejara de latir en el mismo tiempo que su nacimiento, ahora era tan lento, tan distante, era como si no existiera, un año tal vez sería un segundo para él, era tal ese sufrimiento que ya ni sabía que punto de su vida era peor si el hecho de esta conectado al servicio de un hombre que no lo veía como hijo o saber que esa miseria jamás terminaría.

-Una ironía dentro de este mundo al desear tener todo en equilibrio.-, Expreso, la muerte debía de dar vida, era un hecho real por cada ser que moría a lo lejos se oía el llanto de un nacimiento, era lo mismo con las deidades por cada una que se aparataba del mundo otro debía de ocupar su lugar, sólo que en esa ocasión no fue elegido por el mundo, no, en esa ocasión fue elegido por la propia persona que había decidió provocar al sátiro. -En ni un texto se encuentra la descripción de que quien mate una deidad tomara su lugar.-, Comento esas palabras en susurro que fueron para su propio razonamiento, dejando de lado aquella persona.

Rozó la puente de su nariz, era mejor irse, últimamente esos cambios tensaba ambos limites, era como si en cierto punto el sátiro y él se volviera uno, notándose una confusión mayor al combinarse pero en otras se mantenían de la misma manera que siempre, separados, cada uno en su propia consciencia, sólo no podía comprender hasta que punto aquel concepto de divinidad cambiaria su vida ya había hecho demasiado deseaba que al menos permitiría mantener su corazón divido en dos.

No gustaba de la existencia de esa parte sanguinaria de él pero tampoco podía aceptar esta mezclado con tal brutalidad, era mejor que desapareciera o sencillamente que estuviera aparte pero si llegaba a ser uno, eso le preocupaba, el perderse por completo, dejar de ser lo que realmente era o terminar siendo lo que realmente significaba su existencia, sus sentimientos nunca existieron realmente aunque hubo una vez que… Al menos se preocupo por alguien más pero aquello quedaba atrás por los designios del mundo. Era una persona de cultura, le gusto siempre obtener conocimiento por ello su oficio pero ahora todo venia hacía él de una forma demasiado brutal que lastimaba, era obtener todo lo que aquel hombre que se desvaneció poseía, sus conocimientos sobre el mundo, donde iniciaba realmente sus memoria, eso a veces no estaba claro.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 235
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Hotaru el Miér Sep 23, 2015 5:49 am

Tenía los ojos rojos, no recordaba haberse encontrado antes con unos ojos así, resplandecientes en la pálida piel, evocó imágenes de demonios y de fantasmas que poblaban la mente de las crías y los niños pequeños… el resto de aquel ser no resultaba del todo aterrador, pero sus ojos particularmente resaltaban por el frío que causaban, uno que corría por su cuerpo, desde su cerebro hasta sus brazos dejándole heladas las manos.

-¿Maldición?- ¿Cómo es que aquello resultaba una maldición? Aunque no fuese un experto en el tema porque no había conocido más que una o dos en su vida, las deidades eran elementos de la naturaleza perfectos en su esencia… aunque imperfectos en el resto de sí, porque la belleza y la pureza de la naturaleza germina siempre del caos primordial, había aceptado esa realidad con el paso de los años con la naturalidad con la que el resto de los dragones lo hacían antes o después.

Seguía atentamente los movimientos ajenos, porque cada pausa y reacción le provocaba un vuelvo en el pecho, era la misma esencia, estaba totalmente seguro, no en vano se había vinculado a esa existencia como su destinada alma en el universo… reconoció por sus palabras a un ser sabio, aunque dotado de una agónica tristeza que se extendía en sus palabras carentes de emoción. ¿a qué se debía semejante tormento?

-El equilibrio debe ser inalterable… aunque las deidades pagan el precio de no morir naturalmente, el universo hace uso de sus vidas y su poder, son elementos de la naturaleza, como el fuego o la tierra…- se había quedado ahí, cerca de ese ser que poseía un encanto inmerecido que le atraía como el fuego atrae a las polillas, y asimismo resultó herido, quemándose con las lenguas traicioneras que acabaron con su vuelo intrépido… apenas un grupo de palabras que no iban siquiera dirigidas a él… pero fue más que suficiente… el que mate a una deidad tomará su lugar… no era de ese modo, no usualmente… pero eso no impactaba tanto como la evidente confesión…

Eso explicaba aquella aura, su poder, la esencia de su divinidad enmarcando otro cuerpo… había dejado un legado distinto en el cuerpo de ese ser atándolo al destino de las deidades… al cuerpo del asesino, ese que había acabado con su pareja, con el padre de sus hijos… se quedó helado y aunque su piel era naturalmente blanca, se tornó ceniza, como si el mínimo rastro de vida le abandonase, sentía su cuerpo flotar violentamente y rebotar contra el universo… estaba por desmayarse, sentía la cabeza nublada y el cuerpo flojo…

-¿Por qué alguien acabaría con la vida de una deidad?- preguntó mientras su voz temblaba delatando parte de sus sentimientos… no había ira o desprecio, sólo el sordo dolor agudizándose y el deseo de conocer aquella respuesta.

Dragón
avatar
Mensajes : 94
Ingreso : 01/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Wataru el Jue Sep 24, 2015 10:52 am

Ciertamente, el precio había sido pagado, su calma se había esfumado, su vida se había borrado porque lo que ahora llevaba no se podía llamar vivir, no, era más como unos de esos seres de lamentos profundos que por la noche vaga, dirían que no cambiaba de verdad ya que siempre era de tal forma pero al menos se sabía con un fin ahora ni siquiera sabía que podía asesinarlo, lo había intentado, ridículamente había tratado de buscar una muerte segura ya no importaba el orgullo que le dijera que esperara que alguien lo hiciera, no, sólo busco él mismo acabar con su existencia pero aún cuando filo maligno clavo en profundidad de su cuerpo no tardo en darse cuenta que no le llevaba a la muerte, dolor, agonía, lo sentía todo pero no se rompía ese hilo que marcaba su destino.  

Vio la presencia sin color que cuestiono tal duda, su voz le hizo vibrar en el conocimiento de saber que esa persona tenia lazos con aquel que lo maldijo, no cuestiono cuales, no deseaba saber porque siempre había lazos rotos, hijos, parejas, hermanos, padres, siempre, no importaba que fueran unos bastados pues siempre vivían por alguien más, eso sólo sumaba los pecados a los crímenes del sátiro, y por ende perjudicaba la paz del erudito, no por remordimiento pues esa parte de la consciencia se desvaneció con profundidad era más por otras circunstancias, el sentir manchado con sangre impura, era una forma de expresar el conocimiento de su sentir.

-No hay razón.-, Concluyo al verlo a los ojos, el creerlo o no, costaba sólo de esa persona, él sólo respondió con la verdad. -No era un deseo que se debiera cumplir, no era una misión, no era un ajuste de cuenta, no era nada, sólo el universo blandeo para que dos almas se encontraran en el mismo lugar, las palabras se intercambiaron sin interés alguno, despertando lo que no debía de despertar.-, Volvió la vista hacia el vació, no tenia que dar una explicación, aunque no era la primera ni la ultima que recordaría un asesinato.

Oyó el golpe de una piedra que desde el borde opuesto se resbalo a no soportarse más para deslizarse al fondo hasta chocar con la profundidad, un sonido que no se escucharía por el ambiente del lugar pero que aún así el erudito oía. -Ese ser acepto aquella oportunidad para demostrar su valía, no importaba, sólo esperaba que por fin los grilletes se rompiera, aguarda el justo instante donde todo terminara, se encontraba ya en una caricia de los dedos pero.-, Alzo la vista al cielo respirando hondo, recordando aquel momento donde pudo sentir que su muerte ya era un acto inevitable y el sentimiento le hacia feliz pero allí donde el destino terminaba, nuevos factores influenciaron para que todo ello acabara.

Delineo sus labios con cruel tristeza al recordar lo próximo que los ojos del sátiro miro, la misma persona que vio el primer despertad, la misma persona que estuvo guardando en sus pensamientos con recelo para fingir que no había nadie que realmente amo. -El universo se guía por caprichoso por acciones de otros en un simple segundo cambio, la muerte fue hacia otro ser para conceder su favor y aquel que la esperaba se vio condenado en tan vestidura de eternidad.-

Mirarlo. -Si desea cobrar una clase de venganza, no se lo impediré, esa persona estimada era, no será el primer en demandar cobro por esa vida ya otros juraron lo mismo, si realmente lo logran me concederían un favor….-, La tonalidad suavemente hacía el final de su frase fue cambiando en unas más sueltas, los cuernos se reflejaron inmediatamente en su cabeza y así mismo sus garras se oscurecieron, dejando ver más profundidad en la mirada carmín y esa personalidad de sangre, destrucción se reflejo, así como aquel tatuaje que tomaba nitidez y dejaba de ser un fantasma en el rostro ahora estaba perfectamente delineada. -Pero no es algo que dejare fácil, no ahora que puedo tener la liberta de continuar mi tormento a él, ahora que esa persona ya no esta, lo ha abandonado, aunque él no desea sentir ese dolor ahora puede realmente enloquecer.-
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 235
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Hotaru el Dom Sep 27, 2015 1:24 am

Se forzó a respirar, a que el aire continuase entrando por su nariz y llenando sus pulmones de esa sensación áspera del frío o el fuego excesivos… él no era un dragón de ese tipo, él sólo controlaba el viento en una medida demasiado baja… no relacionaba la brisa que se volvía más fuerte poco a poco, porque era normal, estaban en un espacio abierto ¿a quién sorprendería un poco de aire? Especialmente en ese puente…

La verdad le tomaba por sorpresa y se adaptaba a ella silenciosamente mientras no miraba de lleno a aquel hombre… para que su amo pudiese morir… debía desearlo en el fondo en primer lugar, de otro modo, nadie habría sido capaz de arrancarle la vida de las manos, sencillamente era imposible, una deidad como él… a menos que en el fondo de su ser lo desease con toda la fuerza que era posible acumular en tantos años, tantas vidas…

No podía culpar a nadie más, la muerte era un proceso natural, y aunque en ese caso alguien se había llenado las manos de la negrura del destino, al final había sido solamente un instrumento para un designio mucho mayor… un designio quizá elegido por una deidad, la misma que le había transferido su esencia… ¿Por qué lo había hecho? El universo se habría encargado de ocupar el lugar que dejaba al morir… ¿Por qué elegirlo él mismo?

-Nunca hay razones…- logró controlarlo, su voz sonaba marcadamente afectada, su mirada delataba sin dificultad para mantener el control pero el resto de su ser estaba conteniéndose, controlándose, consolándose… aquel hombre, sonaba como si realmente hubiese deseado morir, como si aquella divinidad fuese un peso demasiado pesado para su alma… y sintió una terrible alegría deslizándose fría por todo su cuerpo… mal, estaba regodeándose en el fondo, aliviándose de saber que sufría aquel que había actuado como espada del destino elegido por su amo.

-No… no pienso hacer nada parecido, no tengo deseos de hacerlo…- o capacidades para intentarlo, saber que había más prometiendo dicha venganza, bueno… que esos seres decidieran y actuaran… esa nueva deidad no moriría fácilmente, ni siquiera por desearlo, no era tan sencillo, las formas para herir a uno de esos seres eran escasas en el mundo y se ocultaban en las profundas sombras de sus pasados… además, no deseaba hacerle ningún favor.

-¿Dos seres distintos en un cuerpo? Dos razas… su maldición va mucho más lejos de lo que parece- comentó admirando la transformación, el viento aumentó una vez más su ritmo subiendo desde la parte baja del puente como si de pronto se hubiese invertido la lógica natural… lo provocaba sin notarlo… ni siquiera escuchaba el silbido intenso del viento alrededor de ellos. Aunque no interpretaba amenaza de ese hombre, no al menos específicamente hacia él, sus ojos y ese instinto cruel provocaron que sus propios ojos cambiasen al tono original que daba un vistazo a su raza… eso y las uñas que intentó disimular entrelazando sus dedos.
Dragón
avatar
Mensajes : 94
Ingreso : 01/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Wataru el Lun Sep 28, 2015 3:55 am

-Vaya chiste.-, Entono el sátiro al ver aquellos ojos que los recordaba claramente de aquella persona que podía detener al erudito con su simple presencia, era casi como una burla del destino ponerlo justamente con alguien así en ese preciso instante, destacando la misma presencia, seguro que por ello esa persona se había puesto a hablar tan fluidamente cuando normalmente sólo esperaría que los demás siguieran su camino sin dar ni siquiera un vistazo. -Veo que Wataru tiene buen paso para encontrarse con vuestra especie.-

Expreso, las palabras de aquella criatura había llegado hasta sus oídos aún cuando la brisa estaba de forma violenta como si el viento del norte y del sur estuvieran chocando en ese preciso instante al no encontrar armonía, era la propia destrucción que podía venir de aquel mismo consuelo de la tierra, el puente se agitaba con ese conflicto también, moviéndose de un lado hacia otro haciendo que se sintiera inestable pero podía ser tan fuerte como para soportar una tormenta pero a la vez tan frágil como para romperse por sus garras, recordaba tiempo pasado cuando justamente allí dejo caer una mujer.

Sonrió. -Dos seres, si, es la visión que él desea dar, pero somos uno solo…-, Declaro sin preocupación alguna, tarde o temprano el erudito debía de aceptar que ambos eran uno mismo, él nacía de su oscuridad, de su deseo de ignorancia así que sin importar cuando deseara huir eso jamás lo lograría, era como desear escapar del propio reflejo, una circunstancia que no se podía lograr porque siempre había una superficie que lo reflejaría y allí encontraría toda la oscuridad de la cual deseaba huir desde el primer instante que lo invoco, desde ese momento donde deseo escapar y en lugar de ello quedo más atrapado.

Dio un medio paso hacia aquella presencia acercándose, alzo su mano para con su garra acariciar aquel rostro. -Veo que aquel sujeto era centro de ustedes, ese que prometió llevarme a la muerte también era de tu raza, y el olor de aquella presencia que huyo parecía también se de la estirpe, aunque su guardia era alguien de otra sangre, aunque ni uno logro algo realmente, pero imagino que me sigue buscando.-, Sonrió. -Será entretenido encontrarlos de nuevo.-

-Una vida más no importa realmente aunque él no este feliz, aunque, si logro tomar esa vida terminara por aceptar lo que es.-, Rasgo levemente la piel de aquel dragón oliendo ese aroma a sangre confirmando lo que los ojos revelaron, era el aroma del conocimiento de los tiempos hundido en frágil piel que solo era una simple apariencia.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 235
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Hotaru el Jue Oct 01, 2015 4:09 am

Reconocía su especie, eso no le preocupó, debería puesto que guardar las apariencias era por encima de cualquier encargo la misión más importante ¿de qué otro modo se salvaguardaría lo que había tardado tantos años en reconstruir el Domador? Él no podía salvarles todo el tiempo, ellos se encargaban de los suyos, se encargaban de su tierra y de todos las pequeñas estrellas que habrían de heredar el conocimiento de su sangre… quedaban ya tan pocos que el sigilo y el ocultarse eran prioridad… y ahí estaba él, dejando a sus ojos e instinto lucirse ante alguien que evidentemente le reconocía.

Y aun así, no sentía el miedo. No significaba nada su nombre o el que se hubiese topado más de una vez con alguien como él, para Hotaru en ese momento, aquel ser representaba solamente la herramienta con la que su amo eligió perder la vida y pasar su esencia, su pedestal en el mundo y la responsabilidad eterna que eso debería traer consigo.

El puente se movía y ya no era posible pasar simplemente al lado de aquel, pues se ponía de pie e iba hacia él, unos ojos demasiado interesados, crueles en el fondo y dispersos… la señal de la inteligencia altiva y silenciosa con una mezcla de perdición, ambición y sed de sangre… que ser tan infeliz, el que mezclando tales opuestos se veía forzado a vivir por siempre dentro de su misma piel… pobre alma en desgracia… su amo había resultado ser duro al elegirle antes de partir.

-Un ser miserable… lamento que esté en esta encrucijada, y lamento que durará hasta que alguien pueda liberarte…- sintió el tacto frío de sus manos… y escuchó sus palabras, si había sangre en sus manos y alguien de su raza había jurado tomarla, sucedería… tarde o temprano, un dragón se entrega con devoción… y se imaginaba quienes podrían estar interesados con tal pasión en vengar a su amo… bajó los ojos un momento, la oscura sombra de los celos y el dolor de no ser el poseedor del derecho de pertenencia sobre aquel hombre paseó por su alma un momento… era difícil ser sin tener el derecho a ser… incluso ahora que su amo ya no existía más.

-Si uno de mi raza te persigue… dará contigo… será una pena, veo que en esa lucha se perderá gran conocimiento del mundo cualquiera que sea el resultado…- el ardor de la herida se hizo presente más no reaccionó a ello, no era un ser agresivo, al contrario… era sumiso sin remedio y pasivo, aceptó el dolor sin demostrar angustia mientras mantenía su mirada apacible en la de aquel ser.
Dragón
avatar
Mensajes : 94
Ingreso : 01/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Wataru el Sáb Oct 03, 2015 5:33 am

-Es preferible que su camino no se cruce con el mió.-, Hablo de nuevo calmado en carente de emociones haciendo efecto de aquella persona nueva, la sangre quedo en sus dedos al desaparecer las garrar, no sabía como se había esfumado tan rápido el sátiro aunque posiblemente fue el aroma en esa sangre era similar al de esa persona como si aquel que ahora se encontraba frente de él tuviera una conexión con aquel que fue su más importante pero que el olvido decidió ser prioridad al ambos encontrarse en nuevos caminos más en ese instante.

Se había apartado dejando la distancia prudente que tenia momentos atrás antes de la interrupción de aquel ser oscuro. -Las promesas de vuestra raza son tomadas con demasiada seriedad para su propio bien.-, No lo decía como algo malo, sólo en esa ocasión deseaba que no fuera de tal forma, su mano se había movido hacia donde llevaba aquel presente que aquella persona de su pasado le dio, aunque no era el obsequió más importante que había recibido de su amigo, la memoria más importante era aquella que pudo repetir de nuevo pero que fue para dar una despedida a esas emociones.

No se podía evitar siempre enfocar hacia el horizonte donde sentía aquella presencia, las voces, el rostro, esas imágenes que llegaba con el viento, un efecto que debía dejar de hacer pero que sin embargo aún cuando sabía como surgía en el pasado lo había hecho inconcientemente tantas veces que aún cuando supiera el como sencillamente no podía detenerlo, sólo continuaba siendo como un sueño, una ilusión para continuar sabiendo de él aunque ahora sabía de donde venía su felicidad lo cual le causaba un escozor.

La dirección donde ahora se encontraba la conocía pues era hacía allí donde se dirigía su mirada, el abrir sus alas para llegar hasta ese punto era asunto fácil pero él dentro de sus ideales, la elección tomada, era la única que se seguiría sin importa nada más, las memorias, los sentimientos serían enterrados una vez más aunque parecía mucho más difícil de sumergir que en el pasado donde se podía creer en una traición y aunque podía declarar que en ese instante era igual sabía en el fondo que no era de tal forma, que si no hubiera cometido el error de ese pasado todos tendrían un futuro diferente.

Amo Deidad
avatar
Mensajes : 235
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Hotaru el Dom Oct 04, 2015 4:48 am

-Se cruzará… de una forma u otra… el camino que tomamos para evitar el destino, en ocasiones nos hace atravesar el mundo, pero invariablemente nos llevará a ese sitio que con tanta pasión evitamos…- no era una desagradable consigna, era una verdad, tan pura como los templos y lejana como las estrellas pero verdad al fin y al cabo, no importaba la forma en que los hilos que nos unen a nuestro destino se estiren, se tuerzan y se desgasten… no se rompen del todo sino que se unen a nuevos destinos, el ciclo siempre se cerrará antes o después…

Se apartó y la amenaza que sintió por unos momentos fue dejada de lado… seguía siendo una presencia imponente, pero ya no generaba esa tensión de momentos antes, admiró el hilito de su sangre en las manos ajenas y sonrió… de pronto todo aquel odio guardado hacia ese ser se hizo más pequeño… sonrió ante el comentario de las promesas… -Los míos son fieles hasta la muerte, sin importar las consecuencias… si uno de los míos te ha jurado algo, sucederá sin importar el tiempo que deba suceder… una voluntad y una promesa hecha por nosotros sigue viva, incluso si es necesario heredarla a alguien- así había pasado con su padre y con él, con los deseos de proteger al clan… con los tesoros y los conocimientos… una línea de sangre, una línea de promesas que se cumplirían si no era en esta vida, en otras… pero se consumaría siempre.

El viento que les azotaba fue amainando lentamente conforme el alma de su convocador regresaba a la estabilidad el dolor seguiría ahí durante mucho tiempo, pero la sabiduría había desplazado el odio y ahora aquel vendaval calmaba su ira destructiva.

Notó como los pensamientos de ese ser se desplazaban más allá del tiempo presente, hacia un pasado terriblemente difícil de soportar… antes de notarlo era él ahora quien acortaba la distancia y sostenía en su mano el rostro ajeno para con su tacto regresarle por un momento a la realidad… -Usted está gravemente herido… no puede evitar por siempre su destino…- de algún modo hasta encontrarle aquí tuvo que suceder por una razón en particular…
Dragón
avatar
Mensajes : 94
Ingreso : 01/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Wataru el Lun Oct 05, 2015 2:23 am

La mirada se encontró con la opuesta al verse sometido a encontrarse con sus ojos. -No lo evito.-, Expreso con profunda sinceridad. -No se puede evitar aquello que no se posee.-, No había hecho intento por apartar aquellas manos de su rostro. -Alguna vez pensé en evitar el camino que trazaron para mí deseando mantener un único tesoro pero en lugar de ello provoque un mayor sufrimiento.-, Su mirada se oscureció al simple recuerdo, la muerte de la que alguna vez fue su prometida y de aquellas otras doncella, el de los propios guardias y seguro hubiera continuado con muchos más si no hubiera sido por esa persona.

-…Aunque tal vez justamente ese era mi camino, el saberme traicionado, el imaginar la muerte de esa persona pero por un solo capricho, los caminos se cruzaron de nuevo, un encuentro que al final debía de dar en la separación…-, Leve curva delineo sus labios apenas y podía distinguirse en un acto fantasma. -Menciona usted que hederán la promesa pero ¿En verdad un padre sometería a su hijo a morir?-, Aparto por fin de aquella persona los suficiente pasos para sentir el viento pasar entre ellos.

Suspiro. -Es poético la promesa de una muerte compartida aún cuando una parte ha encontrado un hogar es por eso que veo que no es para su bien ser tan fieles.-, Pasos sus dedos por sus hilos plateados cuando volvieron a estorba sus mirada, los acomodo sintiendo el rozar de cada finura como si deseara cortar la yema de sus dedos. -Mantenerme con vida para que él viva o morir para que él muera.-, Aunque sabía que ahora ya no podía ser así tal vez, era posible que él sentiría la despedida de su amigo cuando su vida se acabara y aún cuando ello no pudiera seguir sus pasos, debía sólo olvidarlo y aquella persona también debía de hacerlo.

-Wataru siempre piensa demasiado.-, Declaro de nueva cuenta el sátiro, era como un parpadear intermitente de una luz que no terminaba por encender bien o apagarse, sólo iba y venia como decidiendo que suceder. -No me detendría mucho en pensar en la felicidad de esa persona, aunque él, tsk, bueno es patético que se preocupe por alguien que ya tiene un amante, una despedida.- Rió. -Aunque lo haya disfrutado como la primera vez cuando era un niño no quita que ahora que decidió dejarlo por otro, me imagine que eso le haría enfadar y acabar con esa historia pero continúa con lo mismo es por eso que deseo encontrarme con esa persona así si lo asesino aquello que nos detiene ya no estará…-

Alzo la vista al cielo al percibir el cubrir del sol, nubes espesas empezaban a concentrarse como señal de una próxima tormenta, el color azulado de aquel cielo ya se ocultaba tras un ligero grisáceo que trataba de despejarse pero era claro que se resistiría a dar paso de nuevo al sol. -Ya que no funciono en buscarle juguetes…-, Lamió sus dedos donde la sangre de aquel dragón casi pasaba a cercase, limpio cada detalle aún contra el roce de sus garras oscuras. –Jajaja, en serio es divertido ver que él puede causar lastimar en todos… Pero él no siente realmente nada por nadie ni una pizca de arrepentimiento por las muertes de otros… -
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 235
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Hotaru el Jue Oct 15, 2015 5:46 am

Había suficiente dolor en ese ser para toda una vida, y se mezclaba de las formas más extrañas y perversas, la agonía revolviéndose con el gozo violento, la pena con la exaltación de los sentidos, era como un ir y venir de dementes, como si dos formas de pensar o más se mezclasen en total anarquía las unas sobre las otras hasta formar a ese ser peculiar, mezcla de demonios y deidades, maldito dentro de una bendición y que podía provocar al mismo tiempo un odio intenso como una dulce pena.

-Eso no lo sabemos… sólo se hereda y el universo encuentra las formas para unir los hilos que fueron rotos y no tuvo que ser de ese modo, no puedo ver lo que vendrá, pero la suma de todos los pasados hace evidente que aunque no se trate de una condena, las voluntades se heredan, se asumen, y nos forman…-

Su padre había aceptado resguardar los tesoros de un ser que con el tiempo se encapricharía consigo, le recataría del cautiverio y le convertiría en uno de sus amantes… él heredó la voluntad de cuidar aquellos tesoros cuando su padre no pudo hacerlo más sin saber que terminaría asimismo relacionándose tan fuertemente con ese ser… y sus hijos ahora podían crecer protegidos nada más que por la semilla de aquel dueño… ironías y enredos en la vida, había muchos, demasiados… a él nadie le forzó y aun así continuó con el ciclo que inicio con sus padres o mucho antes que con ellos y no terminaría cuando muriese, sus pequeños seguirían aquel legado lo supieran ahora o no.

-Todos pensamos demasiado, no es un delito… muchos no hablamos lo suficiente de lo que pensamos y eso sí es una pena…- agregó convencido de ello atrapando a ese ser en otro de sus extraños cambios de aura y humor… hablaba de aquella persona que momentos antes era mencionada como una promesa a olvidar y ahora le retrataba como un innecesario momento… curioso cómo se anulaba y exaltaba a si mismo… como un mago con dos voces pugnando dentro de su cuerpo la una contra la otra.

-Sea lo que deba ser… pero aún si acabas con esa persona, probablemente lo que les mantiene unidos seguirá… los lazos no se rompen una vez creados a menos que deliberadamente ambos los envíen de vuelta al universo y para ello… necesitarían estar juntos de nuevo…- se encogió de hombros, meditar demasiado no era bueno, y hablar demasiado era extraño para él, siempre tan silencioso.

-Uhmmm se esfuerza demasiado por intentar convencerse de ello… de que no hay intereses o arrepentimientos…- el viento se había calmado aunque estaba al lado de ese ser, al fin al escucharle podía librarse de la mala memoria, del rencor que no era útil para un ser como él, y al contrario llenarse a rebosar de agradecimiento… si pensamientos tan oscuros ocupan la mente de los inmortales… bien empleado era que su amo no estuviese más sometido a tal tortura…
Dragón
avatar
Mensajes : 94
Ingreso : 01/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Wataru el Sáb Oct 17, 2015 2:35 pm

-¿Interés o arrepentimientos? No lo tengo.-, Respondió sin ni una duda cuando aquellas palabras fueron expresadas, el sátiro no podía sentir ni una clase de arrepentimiento, no había ni un deseo de cambiar su destino con aquella persona que era amigo del erudito, él tenia su propio mundo, su propio camino, uno que estaba guiado por su placer, su lujuria y deseo de sangre, una satisfacción bastante egoísta porque al final de cuenta eso era su presencia, una oscuridad pura, un destello de todo lo negativo y corrupto que ocultaba Wataru, era algo que por el momento no parecía querer cambiar pero lo haría en su determinado tiempo, lo sentía en su ser. -Esos sentimientos nunca fueron de mi agrado y no es como si Wataru realmente lo tenga…-

Declaro de pronto sin mayor problema al hablar del erudito. -Sólo se aferro a alguien que le daba algo de calor a esa idea de ser el único que le podía provocar alguna emoción.-, En su rostro se delineaba una media sonrisa de sentimiento burlesco porque no podía sentir nada más hacía aquellas imágenes del pasado, era verdad que él también se veía influenciado por aquel persona, su ira de cierta forma se detenía hacia aquella imagen, no podía evitarse sentir aquella unió aunque no quisiera, el viento le susurraba su voz, y le traía su imagen, era por eso que tanto él como Wataru sabía reconocerlo, lo sabían vivo porque nunca dejaron de estar de cierta forma conectado.

Cerró los ojos. -No era el único nunca lo sería porque si el destino hubiera sido diferente y se hubiera quedado a mi lado no hubiera sido realmente libre.-, Se expreso con el dolor de la melancolía de la realidad. -Es suficiente con que uno sólo este en esa jaula aunque con él al menos por unos años conocí lo que era la liberta...-, Guardo silencio por largo momento como si estuviera meditando. -Sobre sus palabras no puedo decir que confié en ellas pero tampoco puedo desmentirlas ustedes son criaturas con conocimiento así que ponerme al mismo nivel sería impropio en este instante.-

Abrió los ojos para mirarlo. -El acto que nos trajo a este momento no se cual sea pero tal parece el destino estaba marcado para este encuentro.-, Expreso con completa calma dejando de todo atrás el sátiro que había estado demasiado participativo en esa conversación haciendo que fuera algo por no decir muy confusa. -No sólo por el crimen cometido, su sangre, su presencia tiene un efecto familiar.-, Sólo expreso mirando hacia el borde de aquel puente.

-Aunque no estamos destinados al atacar seres nacidos de la naturaleza al menos que sea bajo una orden de ese hombre, procure tener cuidado estos senderos son peligrosos.-, Sólo expreso como una advertencia, no era que le interesara que pudiera pasarle a esa persona simplemente aquellas palabras habían escapado de sus labios.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 235
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Hotaru el Jue Oct 22, 2015 5:01 am

Insistía en esa oscura postura de ver el mundo, de reflejarse en él como alguien a quien no sólo no le afecta lo que suceda a su alrededor, sino que no le importa en lo absoluto, curioso porque aquella percepción de dos mentes en un mismo discurso que se tomaban la palabra y anulaban la una a la otra se intensificó conforme le escuchaba hablar… dos mentes y una vida eterna llena del tiempo suficiente y sobrante para hacerse compañía… sintió un escalofrío de terror, parecía un castigo ahora sí, una prueba de resistencia al límite de la razón.

-Todo sucede de algún modo, por una razón… puede que diga la verdad señor, pero su verdad al final es sólo un pedazo del gran entramado de la vida- Wataru… pensó en el nombre una y otra vez, estaba seguro que lo habría escuchado en otro sitio, cualquier sitio… de otra persona… ¿Quién del santuario? Nadie llevaba ese nombre y aunque todos se relacionaban con otros en el exterior, el nombre no le resultaba familiar de primera mano… en ese momento, su prodigiosa memoria, quizás para protegerle a sí mismo, o a los suyos, no le permitía recordar que le escucho de una conversación tiempo atrás con su hermano, mientras se contaban historias, se ponían al día de sus vidas y cuidaban a los cachorros.

-Bueno… alguien que nos da un poco de calor en ocasiones es más que suficiente…- si lo sabría él que era justamente eso lo que añoraba día tras día, desde que ese ser, sin saberlo, le arrebataba la vida a su amo para alejarlo de él, de sus otros amantes, de sus muchos hijos… para arrebatarlo del mundo… sonrió acercándose a la orilla del puente, sujetando el borde con sus manos y mirando el cielo calmado.

El discurso y el tono cambiaron de pronto, dando lugar a un ser mucho más sensible y razonable… qué personalidades más complejas las que quizás sin notarlo luchaban por el domino de esa existencia… -Es posible… usted es el último eslabón que me hacía falta para comprender mi pasado… y aunque no tiene presencia alguna o peso en mi futuro, agradezco el haberle encontrado ahora… antes no habría sido capaz de comprenderle… después quizás sería ya muy tarde…-

Sonrió dulcemente para él –Agradezco su preocupación… aunque quizás ese instinto en el fondo vaya dirigido a alguien más, me aseguraré que lo tengan presente todos los míos…-
Dragón
avatar
Mensajes : 94
Ingreso : 01/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Wataru el Jue Oct 22, 2015 11:13 am

¿Para alguien más? Podía ser cierto, aunque el erudito se lo negara sus pensamientos seguía yendo sin mayor remedio hacia su amigo, más con una presencia tan similar como la suya en la misma sangre, podía encontrarlo, lo sabía bien pero aún cuando eso se pudiera volver realidad era un deseo que no se cumpliría al menos no por él en lo que fuera la vida de aquella persona, en algún momento sabría de su fin de vida pero cuando eso pasara sólo deseaba poder seguir con su propio camino y no perderse entre los propios sentimientos que ahora lo atormentaba.

-Gracias.-, Fue una escuálida expresión en sus labios por lo comentado de que compartiría aquellas palabras, aunque era seguro que nunca alcanzaría a la única existencia que realmente pasaba a ser de importancia pero a la vez recordaba lo que el mundo sabía, los dragones tenían los caminos bastante estrecho, era también algo que se expreso dentro de aquella conversación en palabras mas o menos pero la realidad era la misma así que podía sostenerlo de una manera firme.

Rasgando su espalda surgieron un par de alas que se abrieron paso con filo de navaja, la fría sangre acaricio lentamente su espalda en riachuelos lentos que iban abarcando aquellos senderos que ya estaba más que marcado a nunca sanar de todo, las cicatrices siempre eran fresca por el movimiento de aquellas alas que a un leve blandir provoco una brisa, preparándose para echar vuelo por aquellos momentos era lo único que podía tomar como despedida, no había mayores asuntos con esa persona porque nunca la hubo y esperar más, no sabía en que acabaría con tanta participación del sátiro.

Una despedida silenciosa, era lo único que podía dejar dos caminos que se encontraron por una simple casualidad de muerte antes de tomar su propio sendero hacia el cielo, sólo por un segundo dejando que la brisa propia de aquel mundo lo golpeara para calmar aquellos pensamientos que lo estuvieron rodeando y hacerlo volver a la realidad que sólo significaba estar de nuevo en su jaula.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 235
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Hotaru el Vie Nov 13, 2015 9:06 am

Esperó… queriendo encontrar en los ojos de esa criatura algún tipo de señal de lo que sospechaba, pero no le correspondía indagar más allá de lo necesario, después de todo ni esa era su labor, si no deseo estaba anclado a él más allá del conocerle… la persona que había llevado a la destrucción de su mundo, claro que no le culpaba absolutamente a él, se trataba de un recurso al que su amo no había dudado en acudir.

-Es un placer…- respondió con cortesía mientras inclinaba un poco la cabeza para él, un síntoma de sus años de servicio y atención, donde se comportaba dulce y suavemente moviéndose con mesura entre los pasillos y las habitaciones de una casa demasiado grande para las cosas personas que la habitaban…

Admiró sus alas, con el dolor que causaban seguramente, cada vez… casi podía sentir el aroma de la sangre, de ese cuerpo al forzarse a asumir una forma tan violenta… aceptar inclementemente ese tipo de dolor, una y otra vez por el resto de su vida… ahora que poseía el poder de las deidades no sería capaz de abandonar este mundo más que en escasas posibilidades y ocasiones, la gran mayoría de las cuales aún no resultaban claras.

Por el mero impulso levanto su mano moviéndola suavemente mientras lo veía perderse en el cielo, una imagen borrosa, oscura y peligrosa a la distancia que subía y subía, el asesino del amor de su vida… el ciclo completo del todo al llegar a ese punto, al sentir que aunque extrañaba a su amo y sentía la desesperanza del mundo sin él, de sus hijos sin él y un futuro que no lo contiene… seguía ahí pero iba disminuyendo… el corazón sabio del dragón se iba lentamente por los caminos de la curación.

-Adiós… amo…- claro que no era una despedida para aquel singular personaje… posiblemente le estuviera usando solamente de imagen, los últimos vestigios de la magia de su amo en el mundo estaban en ese ser que los hacía propios lentamente… la despedida era para ese pasado cruel, pero necesaria escapó de sus labios mientras volvía a andar, esperando regresar pronto a su hogar.
Dragón
avatar
Mensajes : 94
Ingreso : 01/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Era así el sueño del ayer [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.