Foros Hermanos
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Staff
Soah
Web Master
Sharon V. Stokke
Administradora
Sakura
Administradora
Lukman
Moderador global
Afiliados élite
Boku no Hero ROL
Crear foro
Devil Within +18
REDEMPTIO●CITY
Crear foro
Última limpieza: 07/04/2018

Te cuento un secreto... No escaparas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Te cuento un secreto... No escaparas

Mensaje por Nergal el Miér Ago 12, 2015 6:48 am

Nergal era una persona sin mayor preocupaciones que le daba igual si era de día o de noche ya que no notaba muchos los cambios si nada llamaba su atención, el clima era lo mismo, días soleados, días nevados, no era como si algo pasara entre uno u otro, lo único que no era de su agrado eran los días lluviosos, odiaba la lluvia, no tenía una razón real sólo no le gustaba, no recordaba desde cuanto sólo sabía que era algo que despreciaba con todo su ser así que esos días prefería evitar cualquier salida, era bueno que ese día estuviera soleado completamente seco así disfrutaba más de volar sin rumbo alguno sólo jugando en esas alturas.

Descendió lentamente al llegar hasta aquellas peculiares islas que se alzaban completamente contra la realidad al menos así pensaría los mortales porque él lo veía perfectamente normal, se sentó en la orilla colgando allí sus pies mientras observaba a las "hormiga" pasar, esos que no podían llegar hasta aquella altura si no poseían alas, y algunos barcos que su sendero iba por debajo de aquellas corriente, sólo estaba mirando así como si fuera su jardín de juego y aquellos pequeños seres fueran sus juguetes porque era claro que así veía a todos sin importar que fueran desconocidos.

Cayó una rosa del cielo, la sostuvo en su mano, olfateando, disfrutando de su aroma, distrayéndose porque empezaba a sentirse aburrido y eso no era bueno porque siempre buscaba provocar diversión o en su caso generar justamente el caos, su propia identidad fundida en el ambiente, aunque no veía que hacer en esa isla... Aunque tal vez si cayeran, sonrió, sería divertido ver que harían los mortales al ver aquellas isla retomar su lugar en el mar siendo así parte de lo terrenal de nuevo, pero, no podía hacer realmente eso ya que no era su jurisdicción pero si podía hacer otras cosas.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 201
Ingreso : 28/02/2015
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Te cuento un secreto... No escaparas

Mensaje por Invitado el Miér Ago 12, 2015 7:27 pm

Ya habían pasado mínimo dos meses desde que el castaño accedió a trabajar con Rihe para poder ganarse algún día su libertad del mercado negro aunque aun seguía preso ahí pero le ayudaba al albino cada que se lograba escapar y lo que hacía básicamente era llevarle plantas que parecieran mágicas para que el peliblanco pudiese hacer pociones o remedios nuevos con estas. Su amigo no tenía dinero para comprar la libertad del ojiazul así que este trabajaba para ayudarlo cada que se escapaba de su jaula fuese de día o de noche.

Adoraba los días soleados y sin ninguna nube de por medio, no sabía porque simplemente le parecían buenos días para pasear después de escaparse. Levanta su mirada y logra notar una isla extraña flotando en el aire a la lejanía  -Wooow!...apuesto a que ahí debe haber muchas plantas extrañas- en esos momentos se le ocurrió una idea pues ya mas o menos podía controlar su transformación y lo mejor de todo ¡Ya aparecía con ropa al volver a su forma humana!, dos meses entrenando en ello había dado sus frutos pues había logrado conectarse con su otra forma así que todo lo que sintiera aquel conejito él estaría consciente de ello, eso era bueno pero malo a su vez aunque el menor no lo sabía, solo era feliz por no aparecer desnudo donde menos se lo esperase.

Sonríe emocionado aunque luego se pone algo pensativo mientras colocaba una de sus manos sobre su frente para cubrirse un poco del sol sin apartar su mirada de aquella isla lejana -Me pregunto si podre llegar ahí...- al final asiente y vuelve a sonreír confiado de sus habilidades  -¡¡Vamos por una planta mágica para Rihe!!- corre lo más que puede por la calle para luego dar un salto lo más alto que le permiten sus piernas y en esos momentos su cuerpo es cubierto por una nube para luego reaparecer como un conejito alado de pelaje naranja -Py!!- estaba muy feliz elevando el vuelo con sus alas parecidas a las de un murciélago.

Su único objetivo era llegar a esa isla y encontrar plantas para su amigo peliblanco, era un poco difícil volar pues algunas corrientes de aire lo empujaban hacia atrás entonces tenia que maniobrar un poco con sus alas, pero al final de cuentas había llegado después de diez minutos de estar volando, sin embargo no había tenido un buen aterrizaje ya que al aumentar su velocidad al volar no había podido frenar y se había estrellado contra la cara de un tipo pelirrojo que estaba sentado a la orilla de la isla, después había girado en el césped debido a la velocidad con la que iba y finalmente volvió a su forma humana después de que una nube cubriese al pequeño conejito ya estando en el césped.

Se levanta sacudiéndose su ropa pues le agradaba poder aparecer con su yukata azul oscuro medio roto y sucio después de tanto tiempo de estar batallando al transformarse, sonríe animado y luego grita con emoción mientras levanta uno de sus puños al aire -Lo logree!!! Ajajajaja! Yeah!!- es entonces cuando recuerda que había chocado con alguien en el intento por aterrizar -Ehh?...Oh no...- parpadea un poco y vuelve su mirada donde aquel hombre, no creía que le hubiese pasado nada grave pues suponía que solo sentiría como si le hubiesen lanzado un peluche a la cara de todas maneras quería cerciorarse de que estuviese bien antes de comenzar a buscar plantas por aquel terreno.

-Ehh...¡¡Oye!! ¿estas bien?, tu cara amortiguo mi aterrizaje pero igual no se si te lastime o no- se acerca donde el hombre observándole con curiosidad pero a su vez guardando su distancia al menos un poco ya que Pyero era sumamente confiado y en ocasiones no respetaba el espacio personal de otros.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Te cuento un secreto... No escaparas

Mensaje por Nergal el Jue Ago 13, 2015 6:24 am

Estaba pensando en que podía hacer con todo aquel aburrimiento cuando la idea del temblor de nuevo paso sobre su cabeza pero aún cuando sonara tan bien como que le faltaba algo más para termina de convencerlo, en un momento imagino un incendio pero la verdad eso no le llamaba tanto la atención, el oír los lamentos de aquellos que se carbonizaban como que no le apetencia ese día, debía de imaginar algo mucho más interesante, las peleas siempre eran entretenidas, el ver padres contra hijos o hijas contra madres sonaban bastante bien, pero no era la cosa más sencilla que hacer así que debía de imaginar como tejer todo aquella red de caos para que el elemento de su nacimiento vibrara con gozo.

Algo golpeo contra su rostro sintió el fulgor del viento cruzar sobre su cabeza, ladeo el rostro para ver aquello que cruzó sobre su mirada notando aquellas pequeñas alas, un murciélago pensó de inmediato pero la forma no coincidía menos cuando lo vio tomar forma humana, volvió la vista al frente porque algo más atrajo su atención, un par de aves estrellándose entre si debido al cambio de la brisa, se rió al ver eso porque le pareció bastante divertido además que era algo tonto que pasara, en teoría las aves debían de tener el dominio de ese elemento, bien, al menos ya tenia una imagen de lo que sería su aventura ese día.

-¿Tu llegasteis del cielo?-, Cuestiono con un tono sorprendido, la idea que había cruzado por su mente le decía que debía de dar sus buenos dones teatrales para lograr algo que deseaba, luego podía jugar tanto como quisiera pero por el momento no, era verdad que un cuerpo más grande era divertido pero ahora tenia curiosidad sobre otro asunto. -¿Puedo ver tu otra forma?-, Cuestiono con una sonrisa. -Nunca he visto a nadie ajeno a la isla así me causa tanta curiosidad.- Termino por levantarse para mirarlo mejor, vio hacia la rosa que seguía sosteniendo su mano. -Te daré esta rosa si me la muestras, es una flor especial…-
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 201
Ingreso : 28/02/2015
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Te cuento un secreto... No escaparas

Mensaje por Invitado el Vie Ago 14, 2015 10:52 pm

Al notar que aquel hombre estaba bien quiso apartarse de él para ir a buscar plantas por el lugar pero al ver que tenía una rosa muy bonita en su mano se volvió a acercar donde este se encontraba prestando especial atención a aquella linda flor. Cuando las preguntas del mayor llegan a sus oídos vuelve su mirada donde él ¿quería que se transformara de nuevo?, bueno no veía problema alguno y a cambio recibiría una flor exótica que podría llevarla donde su compañero peliblanco para que haga un nuevo ungüento.

-Ohh! pero ¿prometes darme esa flor mágica? yo vine a buscar desde allá abajo plantas y flores exóticas para ayudar a un amigo a crear nuevas pociones y ungüentos- decide explicarle a aquel extraño los propósitos de su estadía en aquella isla flotante, para después sonreirle y asentir bastante alegre -Okay!- de vez en cuando sacaba una que otra palabra en inglés pues su padre le había enseñado aquel idioma cuando niño ya que su progenitor había sido un conejo ingles, proveniente de Londres Inglaterra quien nunca había aprendido a hablar japones aunque se hubiese juntado con una esclava de habla nipona, se desconoce por completo el como se comunicaban entre si o como llegaron a enamorarse sin hablar el mismo idioma en lo absoluto aunque Pyero era la prueba de que de alguna manera habían quedado de acuerdo en formar una familia, así que se podría decir que el pequeño castaño era bilingüe pues su madre se había dedicado a enseñarle a hablar japones.

Una nube blanca cubrió al joven mestizo justo después de haber accedido a transformarse y de esta emergió aquel animalito de pelaje amarillo y suave -Kyu!- voló donde aquella flor y la abrazo mientras movía sus alas de murciélago y sus orejitas de conejo, estaba muy feliz pues al fin podría llevarle una planta exótica a Rihe para que pudiese crear nuevas pociones.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Te cuento un secreto... No escaparas

Mensaje por Nergal el Sáb Ago 15, 2015 8:21 am

-Si, te la daré.-, De algo podía estar seguro era que Nergal no rompía su palabra, la distorsionaba de una forma engañosa haciendo que la otra persona deseara algo completamente a lo pactado al principio, pero, no era cuestión de la deidad del caos ya que era bastante bueno siguiendo su propio contracto, sólo todo terminaba de la forma en que él quería, sólo era una cosa de su buena suerte y nada más en eso, era por ello que no tenía mucho deseos por las cosas porque todo se le era entregado tan fácil que se aburría por eso siempre iba por los retos.

Miró aquella transformación, observo mejor aquella criatura, notándola más de cerca cuando sostuvo la rosa que sujetaba al soltar la flor sujeto aquel curioso cuerpo estrujándolo con calma, sintiendo su pelaje bajo sus dedos, y la sensación de aquel cuerpo, miro esas alas con detenimiento, dejando de base una de sus manos sostuvo con la que libero aquella ala, sintiendo su textura entre sus dedos casi similar a las alas que él poseía, la jalo un poco como viendo que tanto se estiraba, sonrió, empezaba a verse muy interesado.

Toqueteo esos pequeños cuerpos que asomaba en la cabeza, en ese instante ya olvidado de su aburrimiento a picar aquí y allá de aquel pequeño cuerpo, una vez examinado completamente las nuevas dudas surgían, ¿Que tan flexible era? ¿Cuanto peso soportaría? ¿Que pasaba si lo estrujaba mucho más fuerte? Entre muchas otras que podía ir atormentando en sus pensamientos para que lo llevara acabo como ese instante que estaba jugando ya con las dos alas, alzándolo hasta arriba para ver como podía soportar su peso si estaban todas estiradas.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 201
Ingreso : 28/02/2015
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Te cuento un secreto... No escaparas

Mensaje por Invitado el Miér Ago 19, 2015 9:21 pm

Se deja acariciar por aquel pelirrojo mientras abraza su rosa con sus patitas, no quiso soltarla en ningún momento y mucho menos cuando aquellos dedos acariciaron sus alas similares a las de un murciélago, aunque si protesto un poco cuando fueron estiradas y el peso completo de su cuerpo quedo suspendido pero aun así no dejaba de abrazar aquella flor -Kyu!!- cerro sus ojitos con fuerza y bajo sus orejitas de conejo pues le dolía un poco lo que le hacia aquel hombre, incluso metió entre sus piernitas su colita negra y fina similar a la de un demonio por su punta de flecha.

Estaba comenzando a asustarse en esos momentos pues pensó que solo quería ver su transformación más no tocarlo, aunque al parecer el menor se había equivocado.

Comenzó a mover un poco su pequeño cuerpo hacia los lados pues deseaba soltarse del agarre de aquel extraño ya que lo estaba incomodando y la verdad le seria muy difícil volver a su forma humana estando en esa posición, abre sus ojitos y ve al pelirrojo -Py?...- quería preguntarle si lo soltaría en algún momento pero lamentablemente las pocas palabras que lograba pronunciar no se entendían en lo absoluto. Lo curioso era que no le había incomodado que acariciara su pelaje o tocara sus pequeños cuernos, si no hasta ahora que lo tenia estirado en el aire, él no quería moverse tanto para no soltar la flor pues le había prometido a su amigo peliblanco que encontraría plantas exóticas para él y aquella era la primera de muchas que esperaba encontrar ese día si tan solo el pelirrojo lo dejase libre.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Te cuento un secreto... No escaparas

Mensaje por Nergal el Jue Ago 20, 2015 3:10 am

Lo veía mecerse suavemente, se termino sentando por allí como si estuviera bastante entretenido con su nuevo juguete y continuara el momento de la reexaminación, ¿De que color sería su sangre?, Se cuestiono por unos instante cuando lo miró detenidamente tal vez si abría un poco su cuerpo estaría bien, pero, debía de hacer algo para que no cambiaria en medio de la nada, bueno, no importaba, si volvía a su forma original sólo debía de experimentar con algo más grande, aunque pequeño se veía más entretenido casi como si deseara ser aplastado hasta ser una pasta de... Lo que fuera que fuera su raza, no estaba aún seguro de eso seguro que era una mezcla porque no había visto antes algo igual.

Sonrió, hizo aparecer una nueva rosa pero esta vez blanca. -Mira, esta es más especial ¿Quieres saber por qué?-, Cuestiono hacía aquella criatura que ahora estaba aplastándole sus patitas entre sus manos, aquellas que estaban libre de sostener la rosa que le dio primera, la textura fue bastante curiosa, movía la rosa antes de escuchar aquel único sonido que parecía salir de los labios de esa diminuta cosa, satisfecho por la respuesta que él le daba el significado que quería le clavo aquel talló en su estomago para que sintiera como esta se adhería para empezar a ser una sanguijuela de sangre y lentamente llenarse de aquella sustancia que atravesaba por aquel cuerpo, dando leve muestra del tono en sus pétalos en una diversidad de cambios hasta dar un tono único.

-Hm, interesante, bicolor.-, Expreso al ver que se había quedado en una tonalidad doble que lentamente iba cubriendo más pétalos, eso podía significa que su conclusión era correcta o que podía ser porque podía transformarse, no estaba seguro pero era bastante llamativo, así que movía la rosa lentamente para que bebiera más y terminara de colorarse. -Shh, no debes de moverte, seguro que esta le gustara a tu amigo, y deseas que tenga sólo flores especiales ¿Verdad?-
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 201
Ingreso : 28/02/2015
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Te cuento un secreto... No escaparas

Mensaje por Invitado el Jue Ago 20, 2015 11:00 pm

El ver la rosa blanca le hizo soltar la otra rosa que tenía entre sus patitas pues se había sorprendido de lo bonita que era así que sonrió animoso aun en su forma de dragonejo  ”Woow! Es muy bonita!” aquel pensamiento cruzo su pequeña cabecita mientras movía ligeramente sus orejitas de conejo observando atentamente aquella rosa mientras escuchaba al pelirrojo -Py!!- aquello significaba una afirmación pues deseaba saber sobre aquella linda flor sin embargo no se entendía nada en lo absoluto. Al ver la rosa blanca cerca de él estiro sus manitas para tratar de alcanzarla pero lamentablemente esta lo alcanzo a él y no de la mejor manera pues perforo su estomago, cosa que le hizo detenerse por breves segundos para luego sacar sangre de su nariz y su pequeño hociquito -KYUUUU!!! Ky—uuu!!...- comenzó a chillar de dolor cual animalito herido tratando de morder el tallo con sus pequeños dientes de roedor de vez en vez para tratar de quitárselo pero mientras más se movía más se enterraba en su ser aquella rosa que comenzaba a cambiar de color de blanco a rojo pero él se sentía débil, muy débil como si algo le estuviese drenando su energía.

Entonces lo supo al ver los petalos de la flor, aquella planta se estaba alimentando de su sangre y era por eso que se comenzaba a sentir débil y su vista se volvía un poco borrosa -Py…- al volverle a escuchar fue que asintió lentamente pues él quería recolectar plantas extrañas para Rihe y esa era una de ellas, aunque era una planta mortal.

Después de un ratito se desmayo por la pérdida de sangre quedando colgado de cabeza cual murciélago solo siendo sostenido por la mano de aquel pelirrojo. Y solo hasta que este extrajo la rosa de su vientre fue que comenzó a regenerar sus heridas poco a poco, no tardo mucho en volver a despertar y mover sus orejitas estando aun de cabeza y completamente recuperado como si nada hubiese pasado -Py??- hasta él mismo se extraño pues no sabía que tenía la habilidad de regenerarse tan rápido, había jurado que estaba muerto hace unos momentos pero ahora estaba como si nada, así que comienza a mover sus alas poco a poco para ver si puede zafarse de aquel hombre -Kyu!!- estaba algo molesto porque casi lo mataba así que ya no deseaba estar con ese sujeto al menos no por ahora, pero sus intentos por soltarse y escapar estaban siendo fallidos.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Te cuento un secreto... No escaparas

Mensaje por Nergal el Vie Ago 21, 2015 1:34 pm

Oía aquellos chillidos de agonía era dulce como un arrullo para que se durmiera un niño, en el caso de Nergal, la deidad lo escuchó cuando pequeño, era lo que le ayudaba a descansar, no era suave canto de aquel que le dio vida, no, era los lamentos, los gritos, los jadeos de desesperación de la personas que se veía destrozar delante de Caos, era lo que aprendió el pequeño como una señal del buen descanso por eso siempre buscaba escuchar aquellos gritos de desesperación, una ultima esperanza antes de sólo morir para no ser nada pero en esa ocasión no fue de aquella forma porque una vez que su rosa se alimento por completo a dejar aquel espacio con el ultimo calor de la vida antes de empezar a ser nada se vio el destello de la curación cubriendo la zona para no dejar ni un rastro de la herida.

Una sonrisa se dibujo en los labios de la deidad eso parecía bastante interesante, la rosa se acomodo junto a la primera de carmín color, ahora las dos descansaban tranquilamente a su costado mientras el observaba aquel pequeño que de pronto de nuevo se sumaba como su juguete porque tal vez aún podía divertirse con él, lo sostuvo con sus dos manos por la parte más ancha de su cuerpo antes de apresta ambas manos contra de si llevándose aquella forma peluda en medio como si lo estuviera aplastando, no, era mejor decir que lo estaba haciendo, estaba comprimiendo aquel pequeño cuerpo para ver que tanto podía aguantar y mejor aún que tanto podía resanarse.

La fuerza no era suficiente así que lo siguiente fue golpear esa cosita peluda contra el suelo y allí comprimirlo contra este, lo soltó para ver como había quedado experimentando, necesitaba algo filoso, empezó a buscar porque en la mano no llevaba nada, eso era el único detalle de nunca ir armado, aunque cualquier cosa era útil, una piedra podía hacer maravillas si era filosa en una punta firme tallada por la naturaleza a veces aquella deidad de la creación servia aunque Nergal ni la conocía y no le importaba pero siempre oía de ella.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 201
Ingreso : 28/02/2015
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Te cuento un secreto... No escaparas

Mensaje por Invitado el Mar Ago 25, 2015 4:31 am

Aquel hombre solo lo estaba lastimando tanto así que cuando comenzó a apretarlo hizo hasta lo imposible por morderle una de sus manos para después seguir chillando de dolor como si fuese un animalito herido, bueno de hecho estaba siendo herido sin provocación aparente ¿Por qué lo lastimaba aquel sujeto si él no le había hecho nada?, aun no lo entendía de todas formas no tuvo tiempo de pensar pues antes de siquiera poder quejarse su pequeño cuerpo fue azotado contra el suelo rompiéndole con el impacto algunas costillas -Pyy!!!- estaba temblando debido al dolor y el miedo que sentía en esos momentos -KYYYUUUU!!!- sus chillidos cada vez eran más fuertes y peor aun cuando se vio aplastado contra el suelo, pues la piel de su vientre se desgarro y abrió sacando sangre a chorros y parte de sus intestinos fuera, justo en esos momentos paso a su forma humana de nuevo ocultándose en una nube de humo blanco, pero al aparecer vomito algo de sangre pues la herida se había abierto más cuando su cuerpo cambio de tamaño -Aghhk!!...- el dolor era intenso, nunca pensó que un simple día como cualquier otro le tocaría toparse con un psicópata que lo torturara por simple placer no por venganza, no por provocación si no por simple entretenimiento, tenía que salir de ahí.

Ya las plantas no impostaban ese día, pues todo lo que estaba en su mente era salir en una pieza de esa isla flotante -¿Por..qué?...¿por qué haces esto?...- se le dificultaba un poco el hablar pero lo intentaba, aun estaba bastante adolorido pues la regeneración de sus heridas solía tardar un poco, decide girarse boca arriba ya que estaba dándole la cara al suelo y al notar que la herida de su estomago comenzaba a sanar al igual que algunos órganos rasgados abrió sus ojos con sorpresa -¿Pero qué demonios?...- él no tenía idea de que tuviese ese tipo de habilidad hasta ahora.

No se había dado cuenta de que estaba desnudo pues su ropa había quedado en el suelo al volver a su forma humana, tal parecía que aun no controlaba del todo su transformación como había creído o tal vez eso se había debido al dolor que le había hecho pasar aquel sujeto sacándolo así de concentración, daba igual lo que hubiese ocurrido el pequeño hibrido estaba enojado, así que frunció el ceño y acabo poniéndose de pie y en posición según él de defensa pues pretendía darle una lección a ese sujeto por haberlo lastimado aunque en sí el jovencito no sabía pelear, las únicas peleas que había tenido habían sido en el mercado negro y bueno, no había ganado ninguna pero lo hacía por su honor -¡No me importa tener que pelear desnudo! Si con eso puedo evitar el que me sigas lastimando señor demente y sádico!- después le saco la lengua y comenzó a retroceder unos pasos mientras tragaba saliva con fuerza, pues sinceramente tenía miedo de lo que pudiese hacerle aquel pelirrojo.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Te cuento un secreto... No escaparas

Mensaje por Nergal el Miér Ago 26, 2015 12:42 pm

-Estoy aburrido.-, Fue su tranquila respuesta o mejor dicho caprichosas palabras, el aburrimiento le daba la razón, el motivo para hacer cualquier cosa, no le importaba las demás personas porque todos estaban en su patio de juego así que no se limitaría a ponerse a pensar si era un extraño o no, en su caso era perfectamente igual cada persona porque desconocía a todas completamente así que continuaría haciendo lo mismo hasta que algo nuevo llamara su atención o sencillamente se aburriera lo cual era más probable que sucediera pues no era de distraerse mucho con las cosas porque siempre había algo más, un deseo más.

Lo miró de arriba hacia abajo notando que los daños también se borraba de su cuerpo humano, una criatura bastante curiosa, pero, que era lo que podía hacer ahora siendo más grande debía de pensar en una nueva forma de molestarlo, mirando cada detalle pensó en algo, bueno ahora ya no estaba limitado debido a que no tenia un pelaje que le protegiera, sacando su látigo decidió que era momento de atrapar aquel que trataba de huir.

Deslizo sus dedos por aquel verde trenzado sintiendo las puntas, y moviéndolo en una oscilación suave lanzo contra unos de los pies de aquella persona para jalarlo de tal forma que se clavara cada unas de las espinas en la pie y con la fuerza buscaba hacer caer a esa criatura para tenerla en el suelo, aunque bien podía resistirse pero como fuera obtenía alguna ventaja, era una forma de lastimarlo mientras se limitaba a viajar su mente hacia cualquier inmortalidad del mundo. –Si destruyo tu cabeza completamente ¿Te curaras también?-, Le cuestiono de pronto observando una gran piedra, pensó, si esa cosa caía sobre la cabeza de esa persona destruyendo su cráneo en verdad se salvaría o verdaderamente sería su fin, era una incógnita que pensaba resolver.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 201
Ingreso : 28/02/2015
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: Te cuento un secreto... No escaparas

Mensaje por Contenido patrocinado

field_19
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.