¡Ebichu dice!
Historia
Una suave y cálida brisa refresca a los viajeros y caminantes que pasan por éste gran Imperio. Los cerezos florecen, apenas está empezando la primavera y ellos danzan ansioso por mostrar su belleza a todo el que quiera observarlos. La civilización se consuma entre las guerras, los emperadores y las muertes de tanta gente inocente y no tanto. Así se caracteriza el comienzo de la era Tokugawa o Edo, donde destará no sólo por las guerras y el nuevo orden, sino por ésta tendencia en aumento de conseguir esclavos en todos lados. Y entre todo esto, muchas personas toman ventaja de la situación y se especializan en el comercio.
En época en que la guerra y la expansión del imperio es inminente, la dictadura y el poco trato con extranjeros o su mismo desagrado hacia todo lo que no es japonés. Pero, siempre se encuentra la ventaja para vender personas o seres con características maravillosas, como cola y orejas. Algunos, poderosos, se resisten, pero, ya se las han ingeniado para atraparlos sin romperse una uña. Otros, es más fácil conseguirlos, por deudas, apuestas y hasta como rehenes de guerra también, entran al mercado sin ningún problema. Y hay mucha gente que compra esclavos o "mascotas" también llamados pets, entre la jerga comercial. Cotizan muy bien en el mercado y todos están deseosos de tener uno o más de uno. Se los puede comprar de manera legal en muchas tiendas que se dedican a venderlos muy caros pero que los tienen más "presentables". Sin embargo, también se los puede comprar de contrabando (a veces, son simplemente secuestrados y vendidos), aunque se dice que los jóvenes que viven aquí, pasan las peores penurias y no llegan "en buen estado" a manos de sus amos.
Únete a ésta historia, donde la magia, la crueldad y quien sabe, quizás el amor, van tomados de la mano.
Actividades
Foros Hermanos
Crear foroCrear foroCrear foro
Afiliados élite
Última limpieza: 10/08/2017

Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Mensaje por Hiyori Shingetsu el Mar Ago 04, 2015 10:37 pm

¿Otro día normal, aburrido y tranquilo? Oh, ojalá lo fuera. En realidad en los últimos tiempos había resultado ser todo lo contrario. El estado de propiedad del mercado había sido un punto en cuerda floja desde que finalmente se decidió que el dueño había desaparecido. ¿A dónde iría el mercado? Al emperador, todos los esclavos se volverían propiedad de la realeza, destinados a satisfacer a los soldados o como armas de guerra con la cada vez más creciente amenaza que el Shisengumi representaba para los ideales de este.

Solo unos pocos llegarían a ver directamente a la corte o a lo mucho a los obreros que trabajaban para ellos. Eso ponía nerviosos a los esclavos más antiguos, quienes por marcas o cicatrices en su cuerpo sin duda terminarían laborando como perros de manera aún más cruel de lo que muchos consideraban en el mercado. ¿Qué pasaría con los vendedores como Hiyori? Probablemente serían despedidos.

En realidad eso a la mujer de cabellos anaranjados no le importaba en lo más mínimo, simplemente encontraría otra rutina sin embargo algo no dejaba de pasar por su cabeza. Aquella amable hadita que había estado con ella en esa solitaria noche. Ella sin duda terminaría siendo propiedad de uno de los nobles o incluso del mismísimo emperador. Eso era algo bueno, la chiquilla finalmente tendría un amo a la altura que sin duda, la dejaría vivir en una mansión llena de lujos.

¿Entonces por qué sentía una presión en su pecho? Era como si una mano estrangulara su corazón. “¿En principio yo tengo corazón?” se cuestionó a sí misma. Lo siguiente que supo del tema era que alguien por medio de contactos e influencias  una extragera se había vuelto dueña del mercado. ¿Qué pasaba con eso? La verdad no lo entendía y la verdad, al ver como las cosas se complicaban la vendedora simplemente se limitó a dejar de prestarle atención.

Observó como algunas personas quienes realmente no trabajaban en el mercado, solo fingían que lo hacían y gozaban de los privilegios del mismo, eran despedidos, marchándose refunfuñando por la puerta principal diciéndole a Hiyori cosas como “Tú serás la siguiente”. No siempre con mala intención, a veces incluso como advertencia, ofreciéndole otros trabajos, la híbrida siempre respondiéndoles educadamente con un —Muchas gracias por el ofrecimiento. Lo consideraré— aunque en realidad les prestaba muy poca atención, finalmente, en pleno día uno de los cazadores de esclavos le tocó el hombro a la mujer diciéndole que la nueva jefa la esperaba en el jardín supliénndola en su puesto como vendedora este, haciendo que la tigresa que estaba en la jaula junto a la silla gruñera enojada.

“Supongo que es mi turno. Supongo que será la primera vez que la vea.” No estaba nerviosa, para nada, no iba a perder nada que realmente le importara, simplemente su mirada se cruzaba hacia la izquierda pensando brevemente en aquella chica “¿Cómo se llamaba?” Recordaba muchas cosas pero… ¿Su nombre? Era terrible con esas cosas, algo curioso teniendo en cuenta sus costumbres de lectura. Tras cruzar un pasillo finalmente llegó a una puerta de madera de roble bastante sólida. A ella no le preocupaba, tenía sus maneras de cruzar la puerta. Entrecerró la mirada y uno de los mechones de su larga cabellera se deslizó por la cerradura, moviendo los pernos como si de una llave maestra se tratara y permitiéndole girar la perilla con una de sus manos.

La puerta se abrió frente a ella, una hermosa formación de agua que parecía ser el paso de un río, numerosas plantas y flores de diversos colores y algunos esclavos sumisos sintiendo la pereza del día, durmiendo sobre la hierba o jugando. Algunos parecían reconocer a la vendedora y se le quedaban viendo con diversas miradas en sus ojos. La ama cruzó un pequeño puente de madera que pasaba por sobre el río y miró alrededor.

—Me llamaron por aquí. ¿Me equivoco? Señorita…— cortando esa frase en un hilo de voz, tampoco conocía el nombre de la nueva dueña, sin duda aquella mujer era algo espectacular. Su mirada se perdía en el paisaje, notando como unas gruesas paredes de piedra rodeaban aquel sinónimo al jardín del edén ¿Cuál allí sería el fruto prohibido? Si, en realidad nunca había estado allí, por lo general allí solo entraban esclavos y personas que se escaqueaban del trabajo, caso que no era el de la mujer de pieles oscuras, cuando no quería ir a trabajar simplemente no iba.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Mensaje por Christel el Jue Ago 06, 2015 2:51 am

El mercado así como su reflejo el mercado negro eran los mejores puntos para obtener información por el fluir de los esclavos, una venta no muy lucrativa pero que a ella le convenía para poder llevar acabo sus planes en esas tierra, el involucrarse en tales territorios no sería un acto fácil lo sabía pero aún así no tuvo impedimento para poder deslizar su oferta para la consideración de ella. Aunque fue una suma considerable y tal vez aquella dote hubiera sido más conveniente usarlos en otros recursos pero el meditar sobre una estrategia le llevaba a saber que era mejor invertir que ir completamente a ciegas, una vez que el poderío fue entregado en sus manos se encargo de obtener toda la información necesaria para dar brillo a ese lugar.

Miró desde los más antiguos conceptos de pago que podía ver en aquel lugar, notando que ya muchos habían sido acabados por el paso de los años otros habían sido consumido en su mayoría por alguna criatura que gustaba del papel para llenarse y seguir viviendo. El ver esa información le dio una imagen del intervalo de razas que entraban, los que salían, los que eran revueltos más de una ocasión y tener una visión completa de que raza era la más demanda. Los empleados fueron los siguientes en pasar por su mirada dándose cuenta que la mayoría parecían sólo pasar de vagos sin tener un reconocimiento, y lo que más destaco fueron los vendedores había un considerable numero pero los contractos estaban principalmente firmada por una persona lo que hacía ver que los demás daban por ser vagos.

Consultando cada ingreso que se entregaba así como lo que remuneraría el despedirlos, le convenía más tener menos personas pero que realmente hicieran su labor que mantener a todos y dar dinero por perdido así que fue despidiendo aquellos que no serian ni una perdida para el lugar, algunos otros los movió a diferente puesto al notar que su dones destacaban más en otra área, era una oportunidad para que realmente mostrara su valor antes de salir también por la puerta por fallar.

Llamo a la única persona que faltaba dentro de aquella lista que había llevado para dar los cambios y conocer también a los involucrados, esperaba en medio de aquel jardín que le pareció un sitió agradable para mantener la distracción de aquellos esclavos que se lo merecían y que necesitaba un poco del fulgor de la naturaleza. -Christel Freiin zu Welinguërt.-, Dio a conocer su nombre a dar media vuelta sobre el apoyo de sus talones para ver a la vendedora. -Chris, es más conveniente.-, Redujo su nombre de una forma que fuera más fácil de pronuncia. -Hiyori Shingetsu, vendedora desde...-, Miró en el documento para no errar en los años del servicio de aquella mujer.
Amo Elfo
avatar
Mensajes : 81
Ingreso : 20/06/2015
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Mensaje por Hiyori Shingetsu el Lun Ago 10, 2015 12:05 am

Finalmente tras tanta expectación y tanta mitología la vendedora y la que se alzaba como nueva dueña del mercado cruzaban miradas. Mientras que la rubia frente a ella con su traje formal y rubios, casi blanquecinos cabellos y pieles morenas parecía ser todo lo correcto contrastaba completamente con la mujer de pieles grises, casi negras y cabellos anaranjados. Era notorio que venían de dos culturas diferentes.

Aunque parecía un chiste puesto que Hiyori ni siquiera aparentaba ser japonesa. Escuchó su presentación e intentó grabarse el nombre de ella, al menos solo por esa conversación ya que veía poco probable que necesitara recordarlo cuando estuviera en la calle. “Chris… No termina de gustarme como suena” pensó cruzando los brazos por debajo de sus pechos y anteponiendo un pie frente descalzo frente al otro. —Christel entonces…— la dejó proseguir. Al parecer estaba revisando unos papeles mientras le hablaba y pudo reconocer su nombre en la parte superior del archivo. Sin duda estaba leyendo cosas sobre ella.

—Tres años— intervino pensando que era su turno de hablar. Era verdad lo que decía, no quería meterse en detalles confusos hasta para ella pero en diciembre esos tres iban a convertirse en cuatro años de servicio. Los ojos rojos de la mujer de negras pieles se fijaron en un lado, se fijaba precisamente en el río que pasaba bajo el puente por sobre el que se encontraba. Precisamente el río se deslizaba  hasta pasar debajo de una pared sin embargo este río era filtrado por unos barrotes que viajaban desde la parte inferior de la pared hasta la piedra maciza que constituía el fondo de aquel movimiento de agua.

“Estoy aburrida” meditó con poco interés, un poco interés casi extremo. Estaba manteniendo la compostura a su manera, tal vez no era la dama más elegante del mundo, ello era notorio sin embargo se notaba como alguien que de alguna manera se podía respetar. ¿Qué estaba pasando por la cabeza de la mujer de cabellos anaranjados? Ello era un misterio digno de un estudio. Pero no se la notaba nerviosa o enojada seguramente como a varios a quienes les habían quitado sus trabajos. ¿Aquello era valentía? No, para nada, era porque no le importaba en lo más mínimo ello, hasta las últimas consecuencias.

—Puedo ver que compró el mercado.— comenzó por pronunciar de manera tranquila. No se sentía como una entrevista, por el contrario, incluso se sentía como una conversación común y corriente, de esas que la vendedora (al menos por ahora) rara vez o en realidad nunca tenía. ¿Qué conversación iba a tener? A veces incluso sus labios se pegaban por la falta de uso que les daba a excepción de lamerse levemente el dedo a la hora de pasar la página de un libro. Su mente se desvió, tal vez esperaba a que Christel le prestara atención o tal vez era la rubia quien tendría que esperar a que Hiyori prestara atención.

—No cuestiono sus razones o su sanidad mental, pero ¿Por qué compraría usted semejante basurero?— una vez más, desentonante con el resto de la oración esa última palabra podía ser peor que el golpe de una bala para aquel quien se la tomara desprevenido. ¿Cómo no? Era como sentir el suave tacto de una pluma en tu espalda antes de sentir el frío de la revelación de que en realidad se trataba de una espada.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Mensaje por Christel el Lun Ago 10, 2015 10:13 am

Tres años, Efectivamente era el tiempo que estaba marcado, el inicio de su jornada dentro de aquel lugar hasta el tiempo presente, se podía leer como un tiempo corto pero desde la opinión de la rubia se trataba de un considerable rango, era lo suficiente para saber más que suficiente sobre la persona, si no deseaba trabaja o le gustaba sencillamente pasaría a bajar su desempeño pero en esa persona lo veía constante hasta cierta forma parecía tener un fluido ascendente lo cual daba una buena visión de lo que era su labor hasta ahora así que no tenía queja alguna con su desempeño aunque eso sólo era el inicio pues continuaría observando desde su propia perspectiva y no sólo lo que reflejara los datos.

Alzo la vista hacia ella olvidando los papeles, la información ya había sido leída, en el momento no era necesario seguir viendo aquellas letras. -Aún el más putrefacto lugar puede tener un valor oculto.-, Deslizo uno de su dedos hasta el puente de su lente para empujarlo con suavidad hasta acomodarse de forma alineada contra el tabique de su nariz así teniendo una mejor visión con el reluciente cristal que le daba un apoyo visual a su vista. -Puede que en su caso no haya encontrado uno al menos eso concluiría debido a sus palabras pero sin embargo continua trabajando en este lugar.-

-¿Es por una razón en especial?-, La miró dando una breve pausa a sus palabras como esperando un gesto de ella. -El obtener una duda o simplemente no dar una negación inmediata significa una confirmación de que hay algo que la atrae hacia este lugar.-, Volvió su vista alrededor donde se podía ver sólo ese roció junto a la figura de los esclavos, un contraste entre la belleza de un paraíso junto al fulgor de la soledad o de las dudas. -Mis razones…. Encuentro en este lugar una buena inversión para mis propósitos, es lo único que me llevo adquirir este sitió, aún cuando puede ser tan lamentable, eso sólo se marca por la forma en que fue llevado.-

Camino en pasos cortos, en un vals suave que delineaba su andar en cada ondear leve de su cabello que parecía ir delineando su silueta en suave curva reflejada en su espalda. -Hasta ahora la mayoría de los trabajadores parecían ser sólo un numero más de gastos, no es necesario tener alguien que no genere ganancia, así que es sólo corta esas infecciones para pulir un nuevo brillo, una cambio total de regirme.-, Volvió su vista en ella hacia un leve destello de sol que acariciaron su cabello hacia aquella vuelta que parecía que los rayos habían pasado en la tierra. -No dudare en aniquilar cualquier que entorpezca mi trabajo así como gratificare aquellos que muestra realmente tener actitud.-
Amo Elfo
avatar
Mensajes : 81
Ingreso : 20/06/2015
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Mensaje por Hiyori Shingetsu el Miér Ago 19, 2015 8:18 am

Escuchó como la rubia exponía sus razones y le hacía esa pregunta “Pero sin embargo continua trabajando en este lugar.” ¿Cuántas veces e habían hecho esa pregunta? Es más ¿Cuántas veces se la había hecho a ella misma? No había sido hace mucho desde que había sostenido una conversación con aquella agradable hadita. Si, definitivamente era por ella que se cuestionaba su tranquilo estilo de vida, haciendo todo por memoria muscular, actuando como un mero personaje secundario, un medio para llegar a un fin, siendo ese fin el mero hecho de tomar a un esclavo.

Era feliz con ese estilo de vida, siendo completamente libre sin las cadenas de estar atada a una sociedad o algo que perder. No, hacía mucho que había perdido lo que tenía quedándose solo con sus cenizas y pedados chamuscados de eso. Con el tiempo la quemadura de esa pérdida sanó permitiéndole ser capaz de desprenderse de aquello por lo que en tiempos pasados habría dado su vida. ¿Aquello era bueno? No, como todo era un arma de doble filo, haciéndola cada vez más insensible, sin embargo, estaba allí. ¿Por qué cuestionarse? Simplemente se resistió a responder.

—Lo comprendo— completó una vez ella terminó de decir sus últimas palabras. No quería ponerse a pensar en cuestiones más profundas, por el contrario, eso solo la llevaba a un círculo vicioso. Pero lo que antes hacía que sus pensamientos se llevaran a la propuesta del seppuku ahora la llevaban a rememorar la sensación y suavidad de los cabellos de la hadita, los cuales tanto había acariciado y mimado en aquella noche, recordándolo como con añoranza.

—Sin embargo, el dilema que ha planteado nos lleva a la misma cuestión. O, mejor dicho, a la misma pregunta.— hizo una pequeña pausa. La apariencia que la hibrida mostraba en ese momento hacía pensar que la edad de ella y la nueva dueña no distaban mucho. Era cierto, al contrario de muchos seres etéreos ella no se consideraba muy vieja, de hecho era bastante joven o al menos eso era lo que pensaba.

—¿En ese caso debo considerar esto una educada despedida?— Si, fue directo al punto. Realmente a pesar de no tener nada mejor que hacer no quería perder demasiado tiempo. No, el sacarla de las gruesas páginas de sus libros en efecto no era algo bueno para ella misma. A pesar de que en principio sentía curiosidad por la contraria.

Por un momento sus ojos escarlata de iris amarilla se fijaron en los cabellos contrarios, quienes al parecer parecían competir con aquel pálido color amarillento del iris de la vendedora. Parecía ser sedoso y cuidado hasta el último detalle. Esto provocó que los cabellos de Hiyori se movieran un poco, en ninguna dirección en específico, por el contrario, simplemente pareció acomodarse, como si una corriente de aire inexistente (y a su vez imposible por las gruesas paredes de concreto que rodeaban el jardín) hubiera pasado por la cara de la mujer de oscuras pieles.

—En conclusión— Esto habría dicho para darle pie para comenzar o para darle pie para resumir sus palabras y concluir un posible discurso. No quería ser cortante, de hecho, estas palabras las dijo de la manera más suave y educada que pudo, sonando de una manera incluso amable. Aun si la despedían no estaba enojada con Christel y eso se notaba en su modo tranquilo y pasivo de verse y retratarse en la situación.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Mensaje por Christel el Miér Ago 19, 2015 1:24 pm

Una educada despedida, no, en ese caso no lo sería aunque varios pasaron a ser despachado de una forma rápida para no desperdiciar más del tiempo y el dinero que debía de recuperarse, en ese justo instante la situación era completamente diferente, no encontró ni un motivo para despedir a esa persona así que no tenia razones para dar esas palabras en ese instante, le convenía más darle una nueva función sobre aquella jerarquía que se había renovado completamente desde el instante que ella piso ese suelo.

-Le aseguro que aún siendo educada no me entretendría tanto.-, Expreso con sinceridad sus pensamientos, no era de dar más rodeos de los necesarios cuando no obtendría ni un beneficio de la circunstancia, no era tampoco tan calculadora como podía hacerse ver pero para fines comunes donde tenía una responsabilidad debía de adoptar un papel adecuado para llevar acabo cada unas de las tareas que tenia forjada sobre el peso de la misión que descansaba en sus hombros, no podía cambiar lo elegido. -Desde hoy sus funciones son la de Sub-Jefa del Mercado.-, Expreso entregándole el documento que testificaba tal conmemoración. -Espero que su desempeño continué siendo el que ha mostrado hasta ahora.-

En resumen deseaba un trabajo impecable que realmente fuera considerado como el valor equivalente de la paga que recibía, guardo breve silencio por si la nueva segunda en mando deseaba decir unas palabras o presentaba una cuestión, aunque, estaba seguro que ella tenia más consciencia de lo que se haría allí que Chris que aún era una extrajera dentro de aquel mercado, adoptaba el papel más destacado del lugar pero aún no terminaba por adaptarse por completo a esas cuestiones así que tampoco era como para destacar de buenas a primera que era la sabía del lugar.

Asintió. -Bien, puede continuar con sus labores.-, Conversación breve pero parecía que ambas había dicho todo lo que tenían que mencionar por esos momentos, palabras más seguro que sería innecesario ya que no diría nada realmente así que aceptaba esa breve presentación como una reunión ceremonial más que adecuada.
Amo Elfo
avatar
Mensajes : 81
Ingreso : 20/06/2015
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Mensaje por Hiyori Shingetsu el Sáb Ago 29, 2015 12:17 pm

En efecto era algo sorprendente. Tanto que en principio la antigua vendedora y ahora al parecer subjefa del mercado se quedó callada sin estar segura de que palabras decir permitiéndole a la rubia permitiéndola acabar hasta la última de sus palabras. ¿Cómo no? Realmente era solo una vendedora sin más. Pero al parecer su pasatiempo de pasarse por el mercado a diario fue suficiente para ella. Si, precisamente. ¿Ahora podía llamarlo pasatiempo? ¿Era por ello que iba todos los días? ¿Y cómo debía llamarlo ahora?

—Comprendo— se llevó la mano a su propio mentón acariciando suavemente sus propios labios como si estuviera pensando, porque en efecto lo hacía. —Creí que un tal Shichika era el subjefe… Sin embargo nunca lo he visto hacer nada relacionado con si trabajo…—  alzó los hombros con poco su interés —A menos que dicho trabajo se trate “probar” a las esclavas— lo cual era un secreto a voces. ¿Pero por qué hablar mal de alguien más? Realmente no era como si Hiyori perteneciera a ese grupo toxico de personas las cuales a cada que podían hablaban mal de alguien más, había otra razón, aquello era una mera introducción.

—Y aunque la respuesta fuera “Si” la verdad no me sorprendería— nuevamente hizo otra pausa más. Miró a su derecha discretamente. Al parecer al escuchar la palabra “Subjefa” pronunciada frente a la perezosa y a la vez eficiente vendedora activó su curiosidad, tal vez querían ver que tal haría su nuevo trabajo. No era muy difícil hacer algo mejor que alguien como el antiguo subjefe sin embargo, no se esperaban nada espectacular de ella “Después de todo ¡Es Hiyori!” Debían pensar algunos de los esclavos con una sonrisa pero a la vez algo aterrados. Las personas tienden a cambiar cuando tienen mucho poder si antes no lo tenían.

—Puesto que en realidad desconozco la naturaleza de mis nuevas funciones.— Admitió. Prefería preguntárselo antes de cometer un error garrafal. La verdad es que la apasionaba saber lo que estaría preparado para ella. “¿Adiestrar a los esclavos tal vez? No, eso lo hacen los cuidadores. ¿Supervisar el trabajo ajeno? No estoy segura, eso ya lo hace Christel al parecer…” Lo meditaba como si realmente le preocupara el trabajo en si siendo que en realidad lo que la llamaba era aquella sensación de desconocimiento que desde hacía tanto no tenía sobre sí. No, en realidad no fue hace tanto, una vez más sus pensamientos se volvieron al hada ¿Por qué carajo no podía salirse ya de su mente? “Comienza a ser incluso molesto” admitió en sus pensamientos la mujer de cabellos anaranjados.

Volvió a mirar a la extranjera con curiosidad —¿Sería tan amable de dármela a conocer?  De esa manera evitaremos errores e incidentes debido a esto— concluyó, cogió aire “Yuuko” terminó por pensar, había recordado finalmente el nombre. ¿Por qué le había sido tan difícil? Ahora que era la subjefa ¿Qué haría con ella? No quería caer en los mismos vicios que su predecesor, sin embargo, quería saber más sobre ella, algo que no podía plasmarse en el papel. Opiniones, pensamientos, historias. Era como un libro el cual no era capaz de abrir más allá de la mera introducción, cogió aire, una vez más el circulo de su pensamiento terminaba en el mismo lugar. Decidió concentrarse en una cosa a la vez, miró a los ojos tranquilamente a Christel prestando atención a lo que esta le decía, no se había perdido en sus pensamientos mucho tiempo por lo que fácilmente pudo seguir el hilo del discurso.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Mensaje por Christel el Dom Ago 30, 2015 5:49 am

La rubia escuchó aquel comentario expresado por la mujer de piel oscura, un comentario que había oído de varios, ese hombre parecía no acatar realmente sus funciones ya dentro del historial de la tienda poco pudo encontrar de él, era mejor decir que casi nada, era como un poder fantasma desde hace tiempo por el contrario dentro de los rumores la información singular era amplia así que estaba en claro para que debutaba su jerarquía, sólo para una satisfacción propia por ello mismo no había necesidad de seguirlo manteniendo en el puesto, unas de las primeras personas que despacho ya que era mejor empezar por los primero mandos.

-Sus labores no serán diferentes de las que actualmente ejerce como vendedora.-, Aclaro desde el primer punto principal, las ventas seguiría siendo atendidas por ella siempre que se solicitara a tener otras manos ocupadas. -Se sumara la función de mandamás del personal en el caso de que no me encuentre, un apoyo para que todo siga en el mismo orden, tendrá voto en la elección de despedir una persona en caso de que no vea que ejerza sus labores adecuadamente.-

Resumió los puntos en una forma detalla general. -Es decir que será mi apoyo, lo que dirían, mi mano derecha.-, Se comento en unas palabras más sencillas, ella aún tendría funciones que aprende allí pero estaba segura que se lograría todo de una forma tal que volverían a tomar el poder que tenían antes, sólo debían de asegurarse de mantener la mercancía de la forma más cuidada posible así como ejercer una atractivo que compitiera con lo exótico del otro mercado, era ganar terreno sobre una misma lucha de poder.
Amo Elfo
avatar
Mensajes : 81
Ingreso : 20/06/2015
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Mensaje por Hiyori Shingetsu el Jue Sep 10, 2015 11:48 pm

Escuchó con paciencia todo lo que la rubia extranjera tenía que decir. Realmente, no era tan extraño y diferente como se imaginó en un principio mientras que por otra parte también le daba curiosidad “¿Entonces ahora, además de vender esclavos también mando sobre los demás vendedores y gente del personal? La verdad… No tengo quejas. No soy una persona vengativa” Pensó con seguridad y naturalidad.

En realidad no necesitaba simplificar sus palabras al final. Otra cosa no pero Hiyori entendía muy bien su propio idioma. Era casi una erudita en la lengua japonesa. Eran las ventajas de pasarse todos los días leyendo además de dormir. Hizo una leve reverencia ante ella a modo de agradecimiento. —En tal caso acepto agradecida su oferta. Prometo superar a mi predecesor… No será muy difícil. Tuvo la amabilidad de colocar la barra baja para mi.—

Prosiguió de manera un tanto jocosa, tal vez hasta sarcástica. —Otra cosa no pero no puedo negar que fuera un caballero— tal vez lo estaba humillando demasiado, especialmente estando hablando a sus espaldas. Sin embargo simplemente la idea vino a su mente según la consecución de palabras iba avanzando.  Enderezó su cuerpo en vertical y la miró a los ojos con su mirada tranquila y apacible, unos ojos que solían impartir miedo hacia aquellos desconocedores y temerosos del ocultismo ¿Cuánto de falso tenían en llamarla youkai? No tanto, ella misma había investigado sobre su propia naturaleza.

—Antes de volver a mis nuevas funciones. Me gustaría comentarle una última cosa… Bueno…— por fin pasó algún cambio. Vaciló a la hora de hablar. Eso no era normal en ella, eso significada que estaba pensando o rectificando sobre sus palabras, dando lugar a un par de segundos de silencio. —Mejor dicho. Hacerle una… Petición— eligiendo las palabras más correctas para lo que iba a pedir. No era nada del otro mundo sin embargo, no estaba acostumbrada a pedir nada para ella misma, cuando lo hacía solía ser a nombre de otra persona.

—Desconozco si tendré un nuevo salario… Y la verdad no me importa mucho— enfatizó lo anterior bajando los hombros con poco interés. —Simplemente quisiera saber si se podría descontar de mi próxima paga el retiro que haré de cierta esclava en el futuro cercano— No era una esclava muy valiosa. Era una esclava de un segundo amo que tampoco había acumulado tanta experiencia de esa ocupación temporal. Era comúnmente considerada un desperdicio, si llegaba a tener alguna cicatriz evidente y nada que ofrecer normalmente sería asesinada y convertida en comida. Era la aterradora realidad de las ocasiones en las que los esclavos comían carne, desconocía si  la nueva dueña lo mantendría.

—Su nombre es Yuuko, es solo un hada. Desde hace poco se han vuelto muy comunes—

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Mensaje por Christel el Vie Sep 11, 2015 7:46 am

Creía ciertas las palabras de aquella mujer en el asunto de lograr superar al anterior personaje que desempeñaba ese papel, no veía conveniente en que pudiera lograr tal acto tomando en cuenta que se trataba sobre una persona que no dejo mucha marca sobre el lugar, no una que pudiera distinguir como buena y considerarla como imborrable así que estaba agradecida por esas palabras porque no sería conveniente que por ir hacia un puesto nuevo todo sus logros hasta ahora se fuera derrumbar, Chris no apreciaría mucho eso y sería en el asunto severa si llegaba a notar esos pequeños detalles de cambio, ya que lo que buscaba era sacar a flote ese lugar.

-Adelante.-, La invito a proseguir con los pensamientos que tenia en media palabra, el silencio la acompaño para no interrumpirla hasta que oyera con cuidado cual era su razón y ver si era una petición que podía concederle sin problema, oyó sobre el pago un punto que ciertamente no había tocado pero lo había considerado, no era de dejar los asuntos a medía aún tenía que ver bien las funciones económica con el respaldo de los anterior montos de pago pero aún así era seguro que daría una bonificación en proporción con su trabajo ya que debía de arreglar la exorbitantes cantidades que salía de ese lugar sólo por gusto propio de un pequeño mordisco que al final fue más que eso causando grandes contratiempos dentro de la zona, era de nuevo hacer un dique fuerte que fuera el respaldo para situaciones de decadencia que podía lograr pasar la nación.

Un hada, la solicitud de una esclava, no vio inconveniente en el asunto ya que no estaba solicitando una entrega sin beneficios, el cargo sería hecho desde el pago que recibiría así que tendría una ganancia propia, meditándolo desde diferentes puntos era una petición mínima. -Puede iniciar los trasmite de su adquisición en el momento que vea conveniente y retirarla del catalogo desde este momento.-, Le informo que estaba aceptada su petición, no había problema sacar una esclava de forma inmediata del registro aún cuando el pago fuera posterior, era como una prenda de cambio al aceptar la palabra como garantía de ese pago futuro.

-La suma establecida será retirada de su próximo pago tal como solicita, no habrá inconveniente mientras siga manteniendo su buena dedicación hacia su labor.-, Una suave sonrisa delineo sus labios, era mantenerse ahora aferrada a ese trabajo o tener consecuencia posteriores si no cumplía, eso sólo mostraba que un daño podía llegar mucho más lejos de lo pensado en determinado momentos donde se muestra alguna falla.
Amo Elfo
avatar
Mensajes : 81
Ingreso : 20/06/2015
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Mensaje por Hiyori Shingetsu el Sáb Oct 03, 2015 9:36 am

Hiyori no era una mujer de planear mucho las cosas y en si el hecho de que le descontaran la adquisición de una esclava barata (dentro de lo que cabía) de su incierto salario sin duda no le podía importar menos. Era raro que comprara cosas para sí misma así que había amasado una pequeña fortuna en su casa (nada comparable con lo de grandes empresarios así que ni hablemos de la bóveda de señores feudales) por lo que sin duda podía darse ese gusto, el dinero significaba muy poco para ella así como todo lo demás.

Una vez obtenido el permiso no hizo más que inclinarse sin embargo de manera mucho más relajada a como haría un japonés normal para una disculpa formal. Ella nunca había sido mucho de seguir ese tipo de normas sociales, sin embargo mostró en su leve y tranquila sonrisa la aparición de un sencillo —Gracias— Y sin mas volvió a ponerse en su posición normal, sin embargo, tampoco iba a irse después de que hubiera sido amable con ella, bueno, en realidad si iba a hacerlo pero iba a darle una despedida que la tranquilizara.

—En tal caso, asumo que no tenemos nada más de que hablar. Por lo que supongo que iré a recrearme en mi nuevo puesto. Una vez más, gracias, tanto por el cargo como por el favor— Dijo de manera tranquila, casi automática, era muy mala fingiendo que lo primero en realidad le importaba un poco más de 3 pepinos sin embargo iba a hacer lo que pudiera para que su cargo se hiciera valer por su “trabajo”, después de todo no era que soliera ser muy difícil ser vendedora y ahora solo sumándose que cuando veía algo malo podía hablar en contra, cosa que no disfrutaba hacer pero que haría.

Se dio media vuelta y caminó en dirección a la puerta de entrada a la tienda. Sus pies se ponía uno frente al otro por lo que sus anchas caderas se movían de lado a lado, sin embargo solo el contorno de estas se hacía presente debido a que sus largos cabellos anaranjados cubrían su cuerpo de espaldas hasta las pantorrillas, a veces incluso un poco más abajo. Era notorio que no era mucho de su gusto cortarse el cabello. Como usualmente, simplemente abrió la puerta sin gran dificultad debido a que previamente había abierto la cerradura de la puerta con uno de sus mechones.

Una vez entró la puerta se cerró tras de si permitiendo que un grupo de 3 o 4 empleados quienes aún temían perder sus trabajos la miraban entre asustados y emocionados, habían visto a conversación pero apenas habían escuchado nada debido a que solo lo miraban por la cerradura. —¿Y?— preguntó la trabajadora más joven con las piernas temblando con tanta fuerza que parecía que se orinaría encima en cualquier momento —¿Cómo te fue?— ante lo que la mayor no pudo evitar sonreír, aquello le parecía algo tierno pero decidió contarles al día siguiente sobre su cambio de puesto, simplemente se alzó de hombros con los brazos cruzados —No tengo quejas. No da tanto miedo como dicen— era obvio que no le iba a dar miedo, ella no tenía nada que temer con respecto a su trabajo. Bostezó e ignorando las preguntas de los demás simplemente caminó armoniosamente con sus pies descalzos hasta lo que era la oficina del subjefe del mercado y simplemente pasó como si hubiera estado allí siempre. Los demás no se sorprendieron puesto que desde que había desaparecido usaban esa oficina para vaguear. La chica de cabellos anaranjados dio una rápida mirad al rededor. “Que decoración mas horrible”

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva vida igual a la anterior [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.