¡Ebichu dice!
Historia
Una suave y cálida brisa refresca a los viajeros y caminantes que pasan por éste gran Imperio. Los cerezos florecen, apenas está empezando la primavera y ellos danzan ansioso por mostrar su belleza a todo el que quiera observarlos. La civilización se consuma entre las guerras, los emperadores y las muertes de tanta gente inocente y no tanto. Así se caracteriza el comienzo de la era Tokugawa o Edo, donde destará no sólo por las guerras y el nuevo orden, sino por ésta tendencia en aumento de conseguir esclavos en todos lados. Y entre todo esto, muchas personas toman ventaja de la situación y se especializan en el comercio.
En época en que la guerra y la expansión del imperio es inminente, la dictadura y el poco trato con extranjeros o su mismo desagrado hacia todo lo que no es japonés. Pero, siempre se encuentra la ventaja para vender personas o seres con características maravillosas, como cola y orejas. Algunos, poderosos, se resisten, pero, ya se las han ingeniado para atraparlos sin romperse una uña. Otros, es más fácil conseguirlos, por deudas, apuestas y hasta como rehenes de guerra también, entran al mercado sin ningún problema. Y hay mucha gente que compra esclavos o "mascotas" también llamados pets, entre la jerga comercial. Cotizan muy bien en el mercado y todos están deseosos de tener uno o más de uno. Se los puede comprar de manera legal en muchas tiendas que se dedican a venderlos muy caros pero que los tienen más "presentables". Sin embargo, también se los puede comprar de contrabando (a veces, son simplemente secuestrados y vendidos), aunque se dice que los jóvenes que viven aquí, pasan las peores penurias y no llegan "en buen estado" a manos de sus amos.
Únete a ésta historia, donde la magia, la crueldad y quien sabe, quizás el amor, van tomados de la mano.
Actividades
Foros Hermanos
Crear foroCrear foroCrear foro
Afiliados élite
Última limpieza: 10/08/2017

Cuando pare la tormenta [Privado]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Narrador el Mar Jun 30, 2015 3:26 am

Recuerdo del primer mensaje :

Una fuerte tormenta arrasaba fuera y en su largo camino, quedas atrapado en medio de la nada. Buscas refugio y encuentras aquella vieja fortaleza abandonada. Golpeas un par de veces pero no hay nadie en su interior. Entras, cansado, pensando que vas a encontrar un lugar cálido para refugiarte hasta que pase todo. Quizás, con suerte, encuetres algo de beber allí, quizás no. Intentas averiguar algo, aunque sea, encontrar un mechero para tener algo de luz, así, terminas en una habitación llena de artilugicios y cosas raras. Tan sólo por curiosidad, decides quedarte a examinar y probar aquellas cosas que encuentras quizás, sin medir las consecuencias a las que te someterás a partir de ahora.

○○En su primera respuesta, deberán lanzar el dadito "¡Mi poción!" una vez. Podrán tirarlo (ya de manera opcional) cada vez que respondan en estos roles, pero ya dependerá de ustedes y cómo seguir la trama.

○○Puede haber +18 en estos temas, así que si sucede, sólo basta que avisen al staff por MP y se les cambiará el título con la advertencia correspondiente.

○○Ninguna poción es mortal, así que bebanlas con confianza

○○Recueden que aunque llegue la votación, pueden seguir con los temas hasta terminarlos.

○○Podrán corroborar efectos de las pociones en este post y este post

Sin más que agregar, diviertanse en el rol :D

Participantes:
1-Nadeshiko
2-Daisuke


Recuerda de seguir las reglas del foro

NO y NO se da soporte por MP. Todas las consultas deben ser hechas en el foro de Dudas, quejas y sugerencias
Narrador
avatar
Mensajes : 3907
Ingreso : 02/05/2014

Volver arriba Ir abajo


Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Invitado el Dom Jul 05, 2015 5:17 am

Dentro de la mente de Nadeshiko todo era extraño, esas gotas de lluvia inofensivas que caían del cielo no eran más que la tinta que salía de unos seres que desde el espacio, la disparaban desde sus tentáculos. Tenían la forma de enormes calamares rojos los cuales lanzaban tinta azul que destruía todo lo que tocaba, solo que Nadeshiko por alguna razón era inmune ante esta influencia, para ella eran unos seres llamados como “Núcleo Artificial Zoomorfo Independiente” o en pocas palabras, unos seres del núcleo del universo que bajaban del firmamento a destruir toda la vida del planeta.

—Son los verdaderos conejos de la luna… Son feos… Viscosos… Desagradables… Y con una cosa rara con las chicas en uniforme— miró asustada al cielo, retrocediendo hacia donde estaba el hombre que retrocedía a muy corta velocidad, pensando que huía de esos bichos pero en realidad estaba huyendo de ella y de su anormalidad, la señora feudal alzó su mano en dirección al cielo, cogiendo aire y gritó al cielo —¡¡¡SON LOS NAZIS ESPACIALES!!!— Nadeshiko tomó un gran pedrusco, que podía ser una parte de una pared y lo lanzó al cielo en dirección a esos seres imaginarios, sin sospechar que al perder esa gran pieza de estructura, de otra dirección caería otra pared debido al nuevo desnivel, sin embargo, esto activó nuevamente la imaginación sumamente activa de la menor haciendo que gritara observando cómo estos seres que habían tomado posesión de humanos comiéndose sus cabezas y visualizando como se acercaban de a poco a ellos, gritó con todas sus fuerzas. —¡S-S-S-S-S-S-S-S-SON LOS NAZIS ZOMBIS!—

Tragó saliva y volvió la mirada a la mujer embarazada, debía protegerla a toda costa. Tal vez fuera su culpa de que esos seres intergalácticos hubieran llegado al cielo en el que hablaba tan felizmente, se mordió el labio inferior y cargó a esa mujer en brazos,  y comenzó a correr en dirección a lo que quedaba del castillo, que para ella era una gran acumulación de nubes a donde podrían ocultarse, pateando varios nazis zombis en el camino que resultaban ser muebles o simples armaduras, con una velocidad tan alta que en varias ocasiones se golpeaba con los marcos de las puertas haciendo que tanto ella como su pasajero se desconcertaran un poco ante semejante movimiento.

Pasaron varios minutos en los que estuvieron corriendo, hasta que la castaña logró guiar a su acompañante hasta lo que sería un lugar seguro, que era más o menos una sala de estar. La joven hibrida respiraba agitadamente dejando a Daisuke en el suelo delicadamente  y recostándose contra una pared. —Tal vez aquí estemos a salvo de esos calamares gigantes estelares por algunos minutos— sintiéndose cómoda ahora que no sentía  golpeteo de la tinta (o lluvia) sobre su cuerpo, mirando distraídamente hacia una pared como si por allí hubiera una ventana o algo por lo que ver al exterior, tomándoselo absolutamente enserio sin ni siquiera sonreír, como si en realidad lo que dijera tuviera el mas mínimo sentido.

—Tu bebé estará a salvo mientras yo esté aquí, lo juro— volvió a ver a su interlocutor para verlo con una sonrisa, una sonrisa que en una situación así casi parecía una sonrisa que una lunática mostraría y eso no estaba muy lejos de la realidad. Aún quedaba mucho tiempo de la poción ilusoria y se notaba que la pequeña solo iba de mal en peor, viendo cosas cada vez más incoherentes, dignas de un psicoanálisis.

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Daisuke el Dom Jul 05, 2015 9:22 am

¿Conejos lunares? ¿Nazis? No entendía ese idioma, no era porque no supiera los significados era porque sencillamente allí no había nada más que lluvia y destrucción, muchas destrucción, además de que la forma en como esa persona combinaba las palabras era tan extraño, era.... Miedo, sólo podía sentir eso, si fuera una tortuga ya se estaría escondiendo en su caparazón para no ver nada más de lo que allí pasaba pero eso era imposible porque un ruido intenso atrajo su mirada para que viera como una pared se destruía, la cortina de humo se hizo para desvanecerse con la lluvia, su cuerpo tembló, sintiendo que en definitiva quedaría enterrado entre los escombros todo por encontrarse con una demente, deseaba salir de allí que alguien le ayudara, no importaba quien pero por amor a todos los dioses que fuera alguien cuerdo.

El domador estaba bien escondido en su mente, en un rincón oscuro pero ni así podía tener paz, sólo sentía mucho más terror y fue un grito de sorpresa, de pánico, de dolor.... De algo cuando fue levantado como muñeco por aquella persona de fuerza sobre humana, una mala combinación, muy mala, loca y supe fuerte, cerro sus ojos, no deseaba ver su muerte segura, apretaba fuertemente su mirada para no ver nada ni cuando oía todos esos golpes al paso que hacia sólo que se encogiera más casi como si estuviera rezando o implorando a todos los dioses para que le ayudaran.

Llevo su mano a su corazón seguro que en cualquier momento su latidos se detendría, sería historia, sería menos que historia, sería... No sabía ya ni que pensaba pero se sentía en peores manos que en las de un asesino... Asintió solamente a esas palabras porque estaba seguro que si moría seria por culpa de ella, vio un frasco allí donde quedo, lo bebió tal vez si tenia suerte se volvería algo que desaparecería o... algo que volara... O tal vez otra cosa rara pero todo sonaba mucho mejor que seguir con esa persona que alucinaba con un ataque de otro mundo.

Cerro los ojos de pronto pues le pareció oír un sonido al parecer fue un rayo que no cayó muy lejos de allí pero con su resonancia termino por remover un poco más de aquella pared que por cortesía de esa persona había cedido, ¿como era posible que una persona tan "pequeña" pudiera destruir tanto? No lo sabía pero sonaba a una siniestra broma de los dioses.
Amo Humano
avatar
Mensajes : 78
Ingreso : 07/04/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Narrador el Dom Jul 05, 2015 9:22 am

El miembro 'Daisuke' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'¡Mi poción!' :
Narrador
avatar
Mensajes : 3907
Ingreso : 02/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 06, 2015 5:05 am

Se alegró que aquella persona asintiera, tomándose tan bien el estado de dominación en el que se encontraban, le observó beber una botella que se encontraba en alguna parte de la nube, tal vez tenía ser, Nadeshiko no era nadie para juzgarle por ello debido a que había corrido bastante, sin embargo un trueno se hizo presencia haciendo que parte de la pared que miraba se resquebrajara, sintiendo como la electricidad, conducida por agua que mojaba la tierra hacía algo de meya en las plantas de sus desnudos pies, haciendo paralizarse por la extraña sensación.

Sin embargo eso no era lo importante, debido a que a sus ojos veían que el agujero en la pared era a causa de aquellos zombis tentaculados los cuales los perseguían, esto la hizo retroceder un poco, signo que para aquellos que hubieran prestado atención sabían que era una terrible señal para el mundo de la razón y la lógica.

Sin embargo, esta vez la mayor locura no vino de ella directamente, sino de que el techo sobre ella y su compañero cedió como lo había hecho antes, solo que esta vez en lugar de escombros sobre ellos y a su alrededor habían caído un montón de perros, de todos los colores, razas y tamaños, al parecer el dueño del castillo los coleccionaba, siendo que ninguno estaba vivo, todos habían sido sometidos a un proceso taxidérmico para que sus cuerpos se conservaran por toda la eternidad, solo que el astuto dueño no contaba con la futura llegada de alguien como Nadeshiko quien feliz abrazó a un gran danés  expresando con seguridad. —¡Missile! Muchas gracias por venir a ayudarme… Al parecer trajiste muchos misilitos…—

Ya la cosa iba bastante mal, sin embargo, la chica de ojos discordantes con una cara de seguridad y sonrisa retadora (de esas que hacen que quienes la  conocen tiemblen de terror) se levantó, agarrando con fuerza la piel del animal disecado y lanzándolo contra la pared, haciendo que este prácticamente explotara en pedazos y dañando una parte de la pared, gritando vigorosamente —¡Teman condenados nazis zombis del espacio! Tengo un gran cargamento de Missiles a mi alrededor y pienso usarlos todos y cada uno contra ustedes! ¡No dejaré que su blanca tinta viscosa me toque un solo cabello!—

En ese momento, ni corta ni perezosa millones de formas caninas comenzaron a volar por los aires, en su mente aquellos perros atacaban y mordían a aquellos seres espaciales sin embargo, solo explotaban contra la pared frente a ella, siendo que ella los lanzaba con una fuerza bestial haciendo que ya desde el momento en que se separaran de su mano ya su forma predeterminada fuera corrompida por la fuerza del lanzamiento al que habían sido sometidos.

Sin embargo, en el suelo, alrededor de la menor (y en parte de su compañero) aún había decenas, tal vez incluso centenares de perros muertos que habían llovido del cielo, si es que ya no era suficiente lidiar con una chica con facciones caninas ahora tenía a su tropa de fieles seguidores que explotaban siguiendo sus órdenes, comenzando cada docena de animales a generar un nuevo hoyo en la pared el cual dejaba entrar el agua del exterior la cual poco a poco se iba extendiendo por el suelo, solo que a la menor eso no le importaba mucho, estaba muy entretenida lanzando sus “Missiles” en contra de sus aliens imaginarios como si no fuera a cansarse nunca, cosa que era probable.

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Daisuke el Lun Jul 06, 2015 7:00 am

Grito, si, grito como cual nena asustada cuando el techo se vino abajo sin mayor soporte por suerte no fue para su muerte o tal vez era para su desgracia porque cayeron.... Perros... Miles de caninos, sintió escalofrió arrojando el que caos sobre él, estaban... Disecados... Eso no le agradaba ni un poco, eran animales muertos, eran.... No, eso parecía una pesadilla, sólo faltaba que tomara vida para atacarlo, aunque ya lo hacía porque iban y explotaban por la fuerza de aquella mujer, se deslizo hacia abajo como pudo logrado esconderse tras de algo, tras de aquel lugar donde estuvo acomodado que era un objeto extraño, no le encontraba forma pero era ahora un buen escondite tal vez allí ya no pasara nada y se olvidara ese mujer de él para irse lejos.

Húmedo, alzo la vista sobre el borde de ese lugar notando que dentro de la luz que apenas se colaba del exterior entre toda la lluvia de objeto se notaba el suelo más brilloso, miro hacia abajo de su propio cuerpo tocando, aguan, parecía como si la lluvia estuviera juntándose, subiendo de una forma más presurosa que antes, notando que en un golpe profundo pareció abrió una pared que había estado conteniendo el agua desde otro nivel, tal vez una habitación, un balcón que fue juntando una buena cantidad de lluvia o algo similar, pero, ahora esta se encontraba cayendo hacia ellos, eso... Eso era lo que faltaba morir ahogado.

Daisuke podía oír el fino sonido del adiós al detenerse su corazón lentamente, si, esa sería toda sus historia, lo peor es que no sería encontrado por nadie porque estaría a bajo de miles de escombros todo porque esa persona paso a volverse loca, era un trágico y absurdo final, tal vez su papa había hecho algo que provoco que los dioses se desquitaran con él, pero, en verdad que no pensaba que alguien pudiera hacer algo tan maligno como para hacerle eso a él. -Detente, eso…. Eso no esta ayudando…-, Le dijo alzando su voz lo más que pudo desde su escondite. –T-al vez si te quedas quieto por una hora se vayan… Si, eso… Quedarte quieta….-
Amo Humano
avatar
Mensajes : 78
Ingreso : 07/04/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Narrador el Lun Jul 06, 2015 7:00 am

El miembro 'Daisuke' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'¡Mi poción!' :
Narrador
avatar
Mensajes : 3907
Ingreso : 02/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 06, 2015 11:26 pm

Parecería que sería una pesadilla, porque en efecto lo era para cualquiera que observara la escena de como la enloquecida canina atacaba a aquellos seres invisibles con perros disecados, sin embargo, lentamente ella lo iba disfrutando, ya que sentía que ahora podía llegar a defenderse de aquellos seres, sin embargo, no parecía ser suficiente, no. Volteó la cabeza en dirección a su acompañante, quien, tras lo que ella veía como  un gran ratón con una aguja como espada que la defendía.

—Tienes razón. Los Missiles no son suficientes para detenerlos… Apenas puedo acabar con los zombis usándolos— recapacitó, era como si un milagro hubiera ocurrido, como si los planetas se hubiera alineado, como si los ríos se detuvieran, como si el tipo, en algún lugar del mundo que bebía café se hubiera detenido con la taza en sus labios o como si la gallina que intentaba cruzar la calle hubiera explotado destruyendo el automóvil que amenazaba con arroyarla.

—Pero no podemos dejarlos tomar el mundo, el mundo tiene muchas cosas deliciosas en él— parecía que el milagro, la salvación, la esperanza de que todo se volviera más tranquilo y manejable lentamente se desvanecieran, la canina mayor dio un par de pasos al frente, con sus pechos moviéndose de lado a lado a cada paso, dejándose mojar con la lluvia mientras miraba valientemente hacia el cielo y de sus labios salieron de manera retadora una palabras que quedarían selladas como un hito en la historia de la humanidad.

—Si los Missiles no funcionan lanzaremos embarazadas— al tiempo que se quedaba inmóvil, permitiendo que las gotas de lluvia la mojaran debido al agujero por el que miraba al cielo, como permitiendo que la otra persona entendiera que era lo que querían decir aquellas palabras, cuál era el verdadero peso de aquella incoherente oración. Sin embargo, no mucho más tiempo pasó, Nadeshiko se dio media vuelta y caminó en dirección al contrario, en dirección a de quien había oído la voz, y de una patada quitó del camino la mesa tras la cual se escondía, mirándolo con una sonrisa de seguridad mientras se llevaba las manos a la cadera, sus ojos brillaban con locura y podía verse como sus colmillos sobresalían.

No le dio tiempo a huir, con su zurda tomó entre sus dedos un par de pociones aleatoriamente del suelo y con su diestra tomó al contrario de sus ropas, levantándolo del suelo. —Su sacrificio será recordado, señorita. Y el de su bebé también— dijo totalmente convencida mientras le ofrecía una de las pociones, como si los dioses le ofrecieran al otro una última oportunidad para escapar a tan horrible destino que le tenía preparado la inocente Nadeshiko, quien simplemente se llevó la botella a los labios e hizo lo que había hecho anteriormente, tomó el corcho con sus afilados dientes y lo escupió con fuerza hacia un lado.

Solo quedaba beber la poción, bebiéndosela hasta el fondo como había hecho en anteriores ocasiones, a pesar de que siendo un ser tan extremadamente simple y a la vez complejo a nivel psicológico había pocas cosas que no hicieran sino empeorar la situación, mientras que ya se comenzaban a notar las filtraciones de agua venidas de pisos superiores, como presentando una trampa mortal para cualquier persona que no fuera tan realmente absurdo como la menor, quien miraba al cielo para mantener vigilados a los extraterrestres.

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Narrador el Lun Jul 06, 2015 11:26 pm

El miembro 'Nadeshiko' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'¡Mi poción!' :


Recuerda de seguir las reglas del foro

NO y NO se da soporte por MP. Todas las consultas deben ser hechas en el foro de Dudas, quejas y sugerencias
Narrador
avatar
Mensajes : 3907
Ingreso : 02/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Daisuke el Mar Jul 07, 2015 6:59 am

¿No destruir el mundo? Pero si ella haría eso si continuaba así, la veía ahora como una arma absoluta o algo similar, era como si un ser siniestro la hubiera creado para que con su locura destruyera todo lo que tocaba, no, no deseaba ver con eso, prefería continuar escondido aunque seguía observando un poco tal vez mientras esa persona pensara ya tendría suficiente paz para sentirse a salvo y si alguien era benevolente ella caería dormida por tanto pensar.

-¡¿Que?! ¡No! ¡Eso no ayudara!-, Soltó tratando de encontrar un buen razonamiento para evitar ser aventado por los aires, decir que no estaba en estado, era claro que como fuera esa persona lo seguía viendo así quien sabe porque, pero, bueno tal vez algo más, una idea, un algo que ayudara a que pensara en arrojar otra cosa, buscaba aferrarse a algo pero su única línea de defensa salio volando como se de un pedazo de papel se tratara ni siquiera había puesto resistencia con esa fuerza sobre humana.

Rascando la tierra, clavar allí sus dedos, enterrarse allí como una planta era su otra opción pero fue sujetado sintiendo que le pegaba a su labios algo, el tipo de frasco que le acercaba ya lo había visto pero aún así no deseaba beber, se negaba, pero fue imposible resistirse fue metido completamente aquella boquilla vertiendo todo el contenido haciendo que lo pasara con fuerza y dolor por los sorbos gruesos.

Tentaba con sus dedos el suelo seguro allí abría algo que le ayudara para salir sin quedar ahogado por aquel contenido que seguía pasando con violencia, encontró algo, no vio que era exactamente pero lo arrojo contra la cabeza de aquella persona esperaba que so no fuera para peor pero por los dioses sus plegarias no estaba siendo escuchada porque parecía algo nuevo suceder delante de sus ojos aunque al menos había logrado ser libre así que se arrastro como pudo lo más lejos posible de esa persona en un rincón donde dos columnas apenas chocaron haciendo un mini refugio.

-…Algún dios de Caos me esta torturando…-, Era la única explicación mientras se encogía sobre si mismo sólo escuchando lo que pasaba, se aferro a esa columna con toda su fuerza como si fuera una piedra mágica que le haría desaparecer o despertar, posiblemente era un sueño, si, eso era, ya no sentía dolor así que era un sueño…. No, no era un sueño… Esa piedra que le pego en el pie dolió perfectamente como algo real y no podía verse más dañado que ahora donde las lagrimas ya coloreaban en sus ojos.
Amo Humano
avatar
Mensajes : 78
Ingreso : 07/04/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Narrador el Mar Jul 07, 2015 6:59 am

El miembro 'Daisuke' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'¡Mi poción!' :
Narrador
avatar
Mensajes : 3907
Ingreso : 02/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Invitado el Miér Jul 08, 2015 9:32 pm

La señora embarazada incluso en su mente se veía como se revolvía y retorcía en la mano de Nadeshiko, sin embargo en su mente era de emoción, la veía sonriendo, de una manera similar a como si estuviera bailando, sin embargo algo extraño pasó, era precisamente la poción que había bebido, había hecho que su estómago comenzara a revolverse. Iba a decírselo a ella por si tenía alguna solución, sin embargo solo recibió lo que pudo definir sencillamente como una pedrada en su cabeza.

Esto hizo que en efecto la señora feudal soltara el cuerpo del contrario, permitiéndole escapar como quisiera, aunque era obvio que aquel pedrusco no le haría mucho daño a ella, no más de un rasguño mas, lo que hizo que le soltara fue una cosa diferente. —Yo confiaba en ti… Mujer embarazada…— se podía ver como sus pechos y caderas iban creciendo las y más, dificultándole a la pequeña canina moverse un poco. —Pero todo este tiempo has sido una agente infiltrada de los nazis… No te lo perdonaré—

Su cabeza le dolía, su mente vibraba, sentía la testosterona pasando por todo su cuerpo, al tiempo que tras que varias de las partes de su cuerpo como uno de sus brazos, su cola o incluso su cabeza crecieran el tamaño d ella finalmente comenzó a subir, destruyendo el techo si el menor esfuerzo hasta alzarse sobre los 20 metros, la altura de la torre más alta del catillo la cual cayó ante un solo golpe de los pechos de la menor quienes seguían agrandados con respecto a su cuerpo al tiempo que soltaba un enorme grito al cielo, ya ni sintiendo apenas el roce de la lluvia con su ahora enorme cuerpo ahora desnudo, debido a que sus ropas de cuero, por más resistentes que eran no podían soportar semejante cambio de tamaño en su portadora por lo que salieron volando después de los ocho o nueve metros.

—¡Rwaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaar!— rugió con fuerza, lanzando un poderoso puñetazo al suelo que hizo que este temblara por mas o menos treinta segundos, con su fuerza física y absurdamente sobrehumana sumada a la que había ganado con el cambio de tamaño ahora sencillamente podría levantar el castillo y lazarlo a China sin mucho esfuerzo, sin embargo, su despistadamente tenía cosas más importante en las que concentrarse.

—¡Acabaré con ustedes! ¡Malditos nazis espaciales con forma de calamares!— y comenzó a destruir el castillo con poderosos pisotones y golpes de sus pechos o incluso, de su cola (aunque eso más que nada por accidente)  resbalando y cayendo su trasero sobre lo que era el puente levadizo sin hacerse daño, pero cortando la última comunicación que había del interior del castillo con respecto al exterior a menos que se tratara de nadar, opción poco recomendable debido a los temblores que ocasionaban los simples pasos de la chica con heterocromía.

—¡Ahhhhh!— exclamó fastidiada por haberse caído y dio una patada a la estructura que la había hecho tropezarse lanzándola contra una montaña a una gran velocidad, ahora en efecto podría ser sencillamente el apocalipsis protagonizado por una chica de pecho inflado quien fuera quien destrozara las placas tectónicas con sus pasos. Pero simplemente se limitó a levantarse, aun estando sobre los escombros del cada vez mas destruido castillo abandonado y lanzando golpes y patadas al aire contra esos seres imaginarios.

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Daisuke el Jue Jul 09, 2015 5:39 am

Si creyó que por un momento iba a ser salvado por la bondadosa piedad de alguien ahora sabía que no era así cuando aquella persona paso a ser una arma destructora de tamaño normal a un gigante colosal que hacia vibrar la tierra en cada movimiento, cerro sus ojos lo más fuerte posible aunque ya ni podía hacerlo más pues suficiente con toda la negación que tenia y aún así a sus oídos cubiertos por sus manos seguía llegando los sonidos de la destrucción, el eco de las piedras que salían volando y aquellos granitos que se desprendía para chocar contra algo más ruidoso.

"¡Piedad! ¡Piedad!" Casi podía implorar, ofrecería un sacrificio pero no había nada así que sólo podía esperar que algo bueno pasara pero en realidad ya estaba más que oscura su esperanza porque cada que un rayo de luz cruzaba por su cabeza pasaba algo más siniestro delante de sus ojos, no deseaba abrir su mirada aún cuando se golpeo contra una roca por aquellos temblores, dolía, pero, sabía que la verdad seria mucho más doloroso que esos golpes sí que aguardo unos momentos más antes de por fin lentamente ir abriendo sus parpados para ver lo que pasaba.

Al parecer aquella criatura siniestra ya no le prestaba atención luchando con la nada, se movió lentamente para salir de su escondite, luego se arrastro lo más veloz posible que no era una supe velocidad tomando en cuenta su maltrecho cuerpo, pero, eso no importaba ahora trataba de llegar hacia un lugar que fuera lo más lejos de ese caos pero los temblores no se lo ponían fácil haciendo que a veces tuviera que aferrarse con todo de la tierra para no saltar como gusano en piedra caliente

La oscuridad de aquel pasaje parecía quedar por fin atrás, una breve felicidad cubrió de luz sus ojos, pero, fue mucho más breve que el roció de la mañana al notar que no había manera de cruzar hacia la tierra prometida de la liberta, se quedo sin palabras y sin ni un pulso prácticamente, sólo veía como aquella agua que de pronto había hecho una brecha imposible de pasar se notara como si estuviera hirviendo por el brutal movimiento de la tierra, se quedo extendido allí tal vez así terminara todo más rápido si le caía un pedazo de roca.
Amo Humano
avatar
Mensajes : 78
Ingreso : 07/04/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Narrador el Jue Jul 09, 2015 5:39 am

El miembro 'Daisuke' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'¡Mi poción!' :
Narrador
avatar
Mensajes : 3907
Ingreso : 02/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Invitado el Jue Jul 09, 2015 10:29 pm

¿Qué más se podía decir de lo que hacía la ahora gigante menor?  Destruía torres y lo que quedaban de las edificaciones del castillo con poderosos golpes y patadas que hacían que las estructuras y los bloques que las constituían salieran volando por los aires como si de simples pedruscos se tratara, no, como su solo fueran granos de arena o simples semillas de cualquier planta, tan ínfima que al ser atacadas y lanzadas por las ahora incontenible fuerza de Nadeshiko simplemente no podían resistirse.

La pequeña sonriente miró hacia un lado  con uno de sus ojos entrecerrados, lo que era la última torre a sus ojos era un calamar zombi de su tamaño el cual la retaba a pelear y las pequeñas estructuras a su alrededor no eran más que ataques y secuaces de este. Por lo que la titánica jovencita dispuso una poderosa patada de martillo al muro de piedra junto a la torre haciendo que la tierra temblara y un gran agujero se abriera sobre el suelo donde había estado su talón, agujero por conde ahora se filtraba el agua de la lluvia.

Sin embargo, esas no fueron sus únicas acciones, debido a que se acercó a la torre, la abrazó tomando con fuerza sus propios antebrazos (aunque sus pechos tan solo por estar tan pegados destruyeron la fachada delantera) y con una fuerza increíble la alzó arqueando su espalda, levantando por unos segundos dicha arquitectura y luego, con un suplex alemán  ejecutado casi a la perfección la punta de esta enorme torre impactó contra el suelo prácticamente explotando al contacto con este debido a la fuerza aplicada en el ataque.

La pequeña ya estaba contenta, era cierto, aún quedaban muchos enemigos (la estructura central del castillo que parecía más un palacio que otra cosa) sin embargo  antes de eso, observado cómo se reagrupaban en aquel enorme pulpo que servía como una suerte de nave o enemigo final simplemente caminó hasta uno de los muros del castillo y se sentó en el suelo, con las piernas cruzadas usando dicho muro para soportar su espalda a la vez que sus propios codos, cosa que hacía a duras penas sin embargo, para ella eso no importaba, simplemente miraba de manera retadora al palacio sin notar que al sentarse la tierra no solo tembló, sino que dio un enorme salto a su cuerpo sin vestimenta alguna posarse sobre este.

La chica miró hacia un lado había un caldero enorme (del tamaño de un barril) donde se hacía una poción, pero para ella parecía una bebida refrescante a pesar de que ya probablemente hubiera sido atrapado por algunas gotas de lluvia. Cerró los ojos y alzó la cabeza para beber el contenido del caldero con más tranquilidad de antes, permitiendo que una pequeña cota se hiciera un hilo bajando por su mejilla, cuello hasta quedar atrapado entre sus mamas. A pesar de que la tormenta aún no se rendía, haciendo que aunque la chica no se moviera en efecto el agua alrededor del castillo lo hiciera.

Suspiró satisfecha y se estiró levantando sus brazos al cielo y extendiendo sus enormes piernas sonando varios huesos de su cuerpo lo cual era un sonido similar a lo que sería destruir un nuevo edificio debido al tamaño de estos. Sin embargo, como en ocasiones anteriores sintió algo en su estómago por lo que se llevó una mano sobre este y de este salió un gran y poderoso eructo que se hizo sonar en todo el castillo

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Narrador el Jue Jul 09, 2015 10:29 pm

El miembro 'Nadeshiko' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'¡Mi poción!' :


Recuerda de seguir las reglas del foro

NO y NO se da soporte por MP. Todas las consultas deben ser hechas en el foro de Dudas, quejas y sugerencias
Narrador
avatar
Mensajes : 3907
Ingreso : 02/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Daisuke el Vie Jul 10, 2015 6:42 am

Algo llego rodando hasta donde el se encontraba por todo el movimiento causado, lo miro, un tubo con un liquido de tono oscuro, lo miró, bueno, ya había bebido muchos otros seguro que no pasaría nada con ese tampoco pues no veía como si la solución estuviera en un frasco, ya no tenia muchos ánimos de pensar en algo positivo porque estaba completamente bañado de la negatividad de la desesperanza, sólo podía esperar allí tirado bajo la lluvia el ultimo instante de su corta muy corta vida.

Sintió una rara sensación en sus ojos, era como si de pronto mirara algo borroso para luego formarse imágenes de lo que trataba de ignorar, la destrucción de aquella mujer, aunque estaba allí de nuevo aunque no estuviera viendo en dirección hacia esa persona, era extraño apenas duro unos instante volviendo la realidad de lo que observaba, sólo suelo húmedo, lodo y rocas, no había nada, se tallo los ojos, eso había sido bastante raro pero no cambiaba mucho con lo que ocurría, no era una pista para escapar, aunque volteando luego de unos instante vio que sucedía justamente lo que miro, eso le hizo estar más confundido ¿Acaso había visto el futuro?, Eso parecía.

Movió lo suficiente para estar cerca de donde el agua agitaba, sumergió su mano allí moviéndola tal vez si se lanzaba podía llegar hasta el otro lado con la buena fortuna de que el agua fuera generosa, negó, era más seguro que fuera tragada por esta y terminara ahogado, bueno, eso sonaba mucho mejor que terminar aplastado, suspiro con dolor, ya ni sabía que estaba pensando, quedo colgado allí un poco más y el agua alcanzaría su cabeza para jalarlo, tembló más fuerte y casi fue arrastrado por la corriente pero apenas y fue el susto que le dejo fuerte dolor en el pecho, estaba claro, si no moría ahogado o aplastado, moriría de un infarto, así que si igual moriría al menos lo intentaría un poco tal vez si encontraba algo con que flotar, miró alrededor viendo si había algo que podía servir.
Amo Humano
avatar
Mensajes : 78
Ingreso : 07/04/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Narrador el Vie Jul 10, 2015 6:42 am

El miembro 'Daisuke' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'¡Mi poción!' :
Narrador
avatar
Mensajes : 3907
Ingreso : 02/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Invitado el Dom Jul 12, 2015 4:29 am

A causa del enorme eructo la norme canina cerró los ojos por unos cuantos segundos, evitando el leve dolor que le había dado su garganta en el momento sin embargo, al abrir los ojos volvió a observar al calamar. Sin embargo había algo extraño en él, sentía como al mirarlo su corazón comenzaba a latir más rápido, como un calor sanguíneo recorría por todo su cuerpo terminando por acumularse en sus mejillas y como comenzaba a sentirse inquieta.

Se levantó lentamente mirando a la estructura principal del castillo con una cara de leve sorpresa tan roja como su estuviera ardiendo en fiebre. Tragó saliva y mirando a los ojos del gran pulpo finalmente sonrió levemente y dio un gran salto sobre el aire, por su fuerza aumentada incluso llegando a rosar con sus orejas las nubes en la cúspide de su salto al enorme grito de. —¡¡TENTACULOS-CHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAN—

Para después caer sobre la gran estructura, no solo pulverizándola y dejando una enorme onda expansiva a su alrededor a la vez que alzaba una gran nube de polvo y escombros a su alrededor que se elevó al cielo con una forma de hongo que podía verse a kilómetros a la redonda.

La chica levantó la cabeza, buscando con la mirada al atractivo pulpo que había logrado encantarla. —¿Tentáculos-chan?— preguntó de manera inocente mirando alrededor sin saber bien donde buscarlo, sin sospechar que lo que solamente veía como nubes en su mente eran los restos de su deseado amor platónico, de su querido Tentáculos-chan quien ahora era reducido a aquella esponjosa figura en su mente.

Ante lo cual la pequeña se levantó, dándose leves palmadas sobre su parte posterior para quitarse el polvo (escombros) que ahora estaba poblando la cara exterior de sus muslos. Bostezó y miró alrededor ya algo amargada. —¡Tentáculos-chaaaaaaan!— infló las mejillas. Quería verle de nuevo sin notar como todo a su alrededor había reducido a algo menor que escombros. Simple y perfecta destrucción total, con casi ninguna estructura en piel, con la lluvia purgando a las estructuras derrumbadas de su dolor mientras que el interior de las botellas ahora totalmente destruidas se filtraban al lago que rodeaba al castillo, dándole al fluido multicolor que ahora poseía este propiedades mágicas y misteriosas tan variadas como las de las opciones que lo conformaban.

Nadeshiko finalmente bostezó, se tronó los puños, escuchaba como de entre los escombros (que era básicamente todo en un radio de ocho kilómetros). Sentía en su mente que aún quedaba un último enemigo del que encargarse e iba a usar sus nuevos y mejorados pechos para ello. ¿Pero qué era lo único capaz de mantener distraída a alguien quien ahora medía lo mismo que una torre? ¿Una montaña? ¿Otro castillo? ¿Algún gigante que de casualidad estuviera dando un paseo por el lugar? Pues la respuesta se mostraría pronto ante ella, una respuesta que haría que abriera su boca levemente, con menos impreso que cuando había visto a los nazis por primera vez pero en efecto ese había sido el día de las sorpresas para la señora feudal.

Tragó saliva, debía prepararse para el nuevo encuentro por lo que dio un par de pasos hacia atrás y tomó una de las cúpulas que habían salido volando de la parte interior del castillo, tomó del río tomando por esta y luego la rompió apretándola con su mano como si no fuera nada observando testarudamente a su nuevo retador. —… Mujer embarazada…—

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Narrador el Dom Jul 12, 2015 4:29 am

El miembro 'Nadeshiko' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'¡Mi poción!' :


Recuerda de seguir las reglas del foro

NO y NO se da soporte por MP. Todas las consultas deben ser hechas en el foro de Dudas, quejas y sugerencias
Narrador
avatar
Mensajes : 3907
Ingreso : 02/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Daisuke el Lun Jul 13, 2015 9:25 am

¿De donde salían tantas botellas? Se cuestiono cuando vio de pronto una bien resguardada entre un par de escombros, era curioso que no estuviera rota, ya sólo las bebida por hacerlo, no creía que fuera a pasar algo peor de lo que ya sucedía, dio un sorbo largo pasándose casi todo de una bocanada, haciendo que la sensación fuera pesada por su garganta por ese breve tan brutal, no pasaba nada, tiro el frasco vació por allí y continuo su búsqueda, era mejor decir mini, porque no podía moverse demasiado así que prácticamente sólo observaba.

Observo algo que podía serle de ayuda empezó a arrastrarse tratando de alcanzarlo pero de pronto algo empezó a suceder, su mano pareció romper la distancia en un parpadeo, creciendo y creciendo, eso era raro, se tallo sus ojos con su mano aún normal para asegurarse de que estuviera mirando bien, pero, en definitiva lo estaba haciendo, luego el estallido de aquella onda que termino por romper todo lo que aún quedaba en pie, salio volando por los aires en su mano gigante pero tras unos segundos como si de un estiro de crecimiento se tratara todo su cuerpo tomo la misma dimensión pasando a verse ahora como alguien enorme, y los colores cubrieron su rostro porque era alguien gigantescamente desnudo.

Vergüenza, deseaba ser de nuevo el pequeño que… Bien, no deseaba ser ese pequeño, ahora podía atravesar ese rió sin problema alguno y así esconderse tras de algo para que nadie viera su cuerpo desnudo pero allí escuchó claramente esa voz de aquella mujer que era centro de sus pesadillas, su piel se erizo y poco le falto para soltar un grito de pánico a notar que de nuevo era centro de atención de aquella persona, huir, huir lo más veloz posible pensaba, pero, aún siendo enorme no avanzaba mucho en comparación que la otra persona estaba por igual tamaño que él.

“¿Qué hago? ¿Qué hago?” Se cuestionaba con pánico dentro de su mente corriendo de un lado a otro ya que su cuerpo no podía serlo, él que era tan poco expresivo con esa persona seguro que había mostrado todas sus expresiones de miedo de esa vida y de la siguiente. ¿Aún podía elegir ahogar? Se escondió allí su cabeza como esperando que así no lo viera, esa persona que veía cosas rara con sus ojos tal vez pensaría que de esa forma desapareció aunque parecía estar temblando mucho más como si algo estuviera ocurriendo con los pasos de aquella persona, tenia curiosidad pero mientras pudiera sostener su respirar allí no miraría.
Amo Humano
avatar
Mensajes : 78
Ingreso : 07/04/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Narrador el Lun Jul 13, 2015 9:25 am

El miembro 'Daisuke' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'¡Mi poción!' :
Narrador
avatar
Mensajes : 3907
Ingreso : 02/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Invitado el Vie Jul 17, 2015 2:16 am

En el mismo instante en el que terminó de beber el contenido del lago sintió como no solo su cuerpo, sino incluso sus parpados comenzaban a sentirse pesados. Sin embargo no sospechó que eso sería por acción del agua del lago, ya que pensó que la mujer embarazada que frente a ella, escondía la cabeza en una fortaleza hecha de naipes, sin embargo, eso no significaba nada para Nadeshiko.

—¡No dejaré que tus sucios trucos me detengan!— y con lo que quedaba de su conciencia se elevó en el cielo en base de un salto poderoso apuntando directamente el cuerpo de esta, sentía como el viento que se topaba contra su cara la hacía relajarse, como su cuerpo se sentía ligero una vez más y como sus ojos atentaban con cerrarse pero no podía permitirlo. Se mordió el labio inferior con fuerza y cayó sobre su oponente.

Debido a la fuerza de la caída (además de tal vez romperle un par de costillas) sus brazos se clavaron como arpones al suelo, aprisionándolo al tiempo que su cuerpo desnudo se relajaba sobre el del contrario, cerrando los ojos y lentamente quedándose dormida, haciendo que su cola que se movía enérgicamente de lado a lado finalmente se quedaba quieta y caía al suelo  extendiéndose por uno o dos metros de largo sin contar los cabellos de esta quienes hacían un trabajo haciéndola parecer un poco más grande.

El peso intrínseco de la pequeña chica sumado al peso extra que le daban aquellos enormes senos que permanecían protuberantes sobre su pecho. Era desconocido cuanto tiempo dormiría, ya que si había una palabra que no definía a la señora feudal era “débil” por lo que era seguro que era una oportunidad de uno en un millón para huir de ella, si tan solo se pudiera desaparecer antes de que ella despertara a algún lugar fuera de su vista o influencia lo cual era difícil, especialmente por el agarre de esta.

Estaba demás decir que se encontraban en una posición increíblemente sugestiva. La menos dormida sobre el pecho del hombre con sus pechos presionando contra la parte inferior de las corillas ajenas. Si no se encontraran en un lugar de caos y devastación sin duda sería una escena muy diferente. El silencio por unos momentos se hizo lugar a excepción de algunos sonidos y rugidos que hacía la menor de vez en cuando, sin saber si el otro habría intentado zafarse de ella. Sin embargo, por la escena presentada un millar de flechas, que para el otro aun si penetraran su piel no deberían ser peligrosas para él y grandes piedras que para personas de ese tamaño no serían más que guijarros.

—¿Qué le haces a nuestra ama? ¡Pervertido!— se escuchó como un susurró en el viento, casi acallado por la tormenta que aún tenía lugar en ese lugar al tiempo que una nueva ráfaga de incontables flechas volaban por el cielo en dirección a la mejilla del hombre, había una pequeña legión de personas que por medio de catapultas y muchos arcos atacaban a Daisuke por todos los ángulos, mostraban una bandera que era muy difícil de ver por la oscuridad pero era el símbolo de la mansión de Nadeshiko y al parecer estaban “Defendiendo la integridad de su señora” mientras aun dormida la canina simplemente ignoraba todo eso, no solo porque no a atacaban a ella, sino porque estaba profundamente dormida.

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Daisuke el Vie Jul 17, 2015 5:05 am

Grito cuando el dolor rompió su cuerpo por aquel brutal encuentro de ese cuerpo ajeno que se estrello contra el suyo, salio del agua, la sensación broto en el salpicar de esa misma fundiéndose contra todo lo que tocaba en efecto extraños, se había quedado sin aire un buen tiempo, verlo medio muerto o mejor dicho muerto no hubiera sido una sorpresa pero tras aquel espasmo de muerte se sintió vivir con una tos tortuosa que lastimaba sus pulmones por la presión de la zona fracturara, seria un milagro si jalaba bien de aquel mal ya que prácticamente estaba hecho puré allí.

-¡Q-Quítate bestia infernal...!-, Grito en punto de colapso de los nervios, estaba sudando frió, y sentía una sensación de desespero por todo su cuerpo que se fundía con el dolor causando un pánico astros que sólo hacía que se moviera más, lo que provocaba que sintiera mucho más los daños, se quedo quieto por unos instante cuando la presión fue más peligrosa que casi sintió que un rayo le cayó en el cuerpo partiéndolo, sintió cosquilleos mirando esa flechas, miro esas personitas pequeñas que hablaban con voz fuerte.

Miraba esas pequeñas criaturas al menos ahora lo eran para su tamaño. -¡P-Pervertido...!-, Respiro hondo aunque le dolió así como hablar pero se resistía aún cuando las lagrimas ya iba recorriendo su rostro hacia el suelo. -...Es... esta maniática.... Que no me... Suelta.... Y... Esta loca.... Sólo... Quiero irme... Y que me dejen... En paz...-, Trato de que su frase sonara junta pero eso era prácticamente imposible con el esfuerzo que estaba poniendo. Junto la insignificante fuerza que tenia para empujar aquella bestia tan desagradable, ya ni sabía como describirla, le había causado de todo, no deseaba ver un ser así en su vida jama, aunque, no necesito mucha fuerza en realidad porque cuando empujo de pronto sintió más ligero al parecer el efecto de aquello que bebió es criatura ya se pasaba así que posiblemente la lanzo mucho más lejos de lo imaginable pero al menos ahora era libre para irse, no importaba donde se estrellara esa persona, si moría por se arrevesada por algo, sólo no deseaba saber de eso nunca más en su vida.  

Como pudo se movió lo suficiente para ir haciendo distancia para tener una buena distancia lejos de donde todos los traumas de la destrucción se llevo acabo, hundiéndose en el bosque, fundiéndose en el baño de aquella agua contaminada con los elixir y con la lluvia que lavaba los rastros también para no dejar que ese chorro cargado se quedara en los espacios que provocaba su peso.

En un parpadeo se volvió tan pequeño que se pudo refugiar bajo una hoja quedando allí escondido, cayendo en el cansancio total de aquella odisea y por la vagancia del dolor tal vez no lo mejor, no era conveniente quedar inconsciente justamente allí, pero, bien escondido entre esas hoja sencillamente lo hizo como un efecto necesario para recuperar algo de las fuerzas perdidas.

Escena Terminada  


Última edición por Daisuke el Vie Jul 17, 2015 5:10 am, editado 1 vez
Amo Humano
avatar
Mensajes : 78
Ingreso : 07/04/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Narrador el Vie Jul 17, 2015 5:05 am

El miembro 'Daisuke' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'¡Mi poción!' :
Narrador
avatar
Mensajes : 3907
Ingreso : 02/05/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando pare la tormenta [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.