¡Ebichu dice!
Historia
Una suave y cálida brisa refresca a los viajeros y caminantes que pasan por éste gran Imperio. Los cerezos florecen, apenas está empezando la primavera y ellos danzan ansioso por mostrar su belleza a todo el que quiera observarlos. La civilización se consuma entre las guerras, los emperadores y las muertes de tanta gente inocente y no tanto. Así se caracteriza el comienzo de la era Tokugawa o Edo, donde destará no sólo por las guerras y el nuevo orden, sino por ésta tendencia en aumento de conseguir esclavos en todos lados. Y entre todo esto, muchas personas toman ventaja de la situación y se especializan en el comercio.
En época en que la guerra y la expansión del imperio es inminente, la dictadura y el poco trato con extranjeros o su mismo desagrado hacia todo lo que no es japonés. Pero, siempre se encuentra la ventaja para vender personas o seres con características maravillosas, como cola y orejas. Algunos, poderosos, se resisten, pero, ya se las han ingeniado para atraparlos sin romperse una uña. Otros, es más fácil conseguirlos, por deudas, apuestas y hasta como rehenes de guerra también, entran al mercado sin ningún problema. Y hay mucha gente que compra esclavos o "mascotas" también llamados pets, entre la jerga comercial. Cotizan muy bien en el mercado y todos están deseosos de tener uno o más de uno. Se los puede comprar de manera legal en muchas tiendas que se dedican a venderlos muy caros pero que los tienen más "presentables". Sin embargo, también se los puede comprar de contrabando (a veces, son simplemente secuestrados y vendidos), aunque se dice que los jóvenes que viven aquí, pasan las peores penurias y no llegan "en buen estado" a manos de sus amos.
Únete a ésta historia, donde la magia, la crueldad y quien sabe, quizás el amor, van tomados de la mano.
Actividades
Foros Hermanos
Crear foroCrear foroCrear foro
Afiliados élite
Última limpieza: 10/08/2017

Curando corazones [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Curando corazones [Libre]

Mensaje por Beniko Kisaragi el Miér Mayo 06, 2015 4:33 am

La muchacha llevaba una vida tranquila a pesar de vivir con la mujer tan arisca que le había tocado de ama. Beniko se las ingeniaba para subsistir y con la ayuda de Chocola, no la pasaba tan mal como en algunas ocasiones que le encontraba las cosquillas a Mikehila. Había conseguido incluso, algunas frutas para que su compañero se alimentaba, ella, por el contrario, no lo hacía. Como parte del trato que ella tenía para volver a la vida como un ser humano normal, ella debía pasar por una serie de pruebas con estrictas reglas, una de ellas era comer, pues, no le hacía falta en lo absoluto.

Pero el más importante de todos los puntos a cumplir era el de ayudar a las otras personas a sentirse bien y así, curar sus corazones. Debía llenar la botellita y hasta la fecha, había conseguido casi nada de caramelos, como los llamaba ella, apenas debía tener unos seis ahí dentro y al paso que iba y con Mikehila pidiéndole que cuide a su dragón, la muchacha no avanzaba mucho en su misión, sin contar que había perdido mucho tiempo encerrada en el mercado. Pero, hoy era el día en que su ama no estaría cerca y podría irse y volver antes de que ella regresara a la casa. ¡Y eso haría!

—Mikuhailu— pronunció con dificultad su nombre. Aun no entendía por qué las personas, los objetos ¡todo! Tenía nombres tan complicados para que ella los dijera con facilidad. El mundo estaba realmente loco —tú quédate aquí, que no te vean— dijo la muchacha y se le ocurrió una idea para efectuar aquello ¡cubrirlo! Así que buscó unas pocas hojas, un par de ramitas y apenas si llegó a hacer un montículo en una de sus patas, dejando al dragón a la vista —¡perfecto!— exclamó ella con alegría —ya estás camuflado— y habiendo hecho bien su trabajo, se dispuso a irse lejos de allí pensando cuál iba a ser la forma más fácil de conseguir llenar la botellita. Al parecer, no existía una forma pero, podía intentarlo, había conseguido ya unos cuantos caramelos así que seguiría ella con afán de encontrar muchos, pero muchos más todavía.

—Idiota— sintió decir desde el bolso a su pequeño acompañante que en realidad, no era tal, era un muñeco o parecía un muñeco a simple vista metido en el bolso de la chica para llegar a encontrarse con gente a la que ella pudiera ayudar.

Su entusiasmo estaba a flor de piel. Ella siempre iba rebosando de alegría y energías para hacer las cosas sin pensar en todos los obstáculos que pudieran detenerla para conseguir algo. Había mucha gente en la calle pero como de costumbre, acababan huyendo o desapareciendo de su vista cuando ella ofrecía curar sus corazones ¿por qué? Aun no entendía ése comportamiento raro de las personas sobre ella o lo que decía.

—Parece que nadie quiere que cure su corazón— suspiró algo cansada entrando a un local sin percatarse de donde estaba entrando y para cuando Chocola se dio cuenta, había demasiada gente como para hacerse notar así que debía dejar que la muchacha se diera cuenta por sí sola de que no estaba en un lugar muy… cómodo para ella por así decirlo —¿puedo curar su corazón?— preguntaba la chica a los que veía pasar tan sólo cubierto por una toalla dirigiéndose a una zona donde una neblina se formaba gracias al vapor del agua caliente: estaba en los baños públicos.

Volver arriba Ir abajo

Re: Curando corazones [Libre]

Mensaje por Lukman el Miér Jul 29, 2015 7:23 am

Estaba sumergido en tantas emociones que a veces sencillamente su humor era como una montaña que da una relieve sin un terreno plano, era su mundo ahora, no terminaba de aceptar tener una ama pero de cierta forma tampoco sólo podía botarla por allí ya que se podía decir que le debía una, en cierta forma era como esperar la muerte de alguien perfectamente sano pero era esos momentos donde sencillamente deseaba deshacerse de todo, en ocasiones volvía hacia el castillo en los alrededores sólo para ver si tenia oportunidad de encontrarse con esa persona, no, en realidad aunque sólo pudiera verla por unos instante seria suficiente pero eso jamás pasaría era casi seguro.

Salía de aquel baño luego de disfrutar la agradable sensación del agua que parecía limpiar la suciedad de su alma, sólo seguir sus pasos hacia donde esperaba su ropa pero en el camino se encontró con una jovencita, la miró, no era raro ver una allí, lo raro era verla completamente vestida como ajena al lugar donde se encontraba, pasar de ella era lo mejor pero ya había terminado por ir hacia sus pasos era casi los que seguiría para vestirse así que no importaba si por un segundo se detenía a hablar con ella.

-Disculpe, ¿Busca a alguien?-, Es lo primero que expreso su pensamiento, era posible que fuera eso en lugar de pensar que se encontraba perdida, aunque hubiera sido su primera idea, su mente sencillamente cambio al momento de formular la pregunta, un comentario completamente diferente al pensado, era como esos momentos donde la voz se desconectaba de los pensamientos para emitir el sonido que más deseaba pero tras ese breve corto de nuevo se unían para sostenerse en la misma sintonía donde se esperaba la respuesta de la joven, la invito a apártese un poco del camino donde todos circulaban.





Premio:



Sakura Feudal Awards:






Vida...:


Fenix
avatar
Mensajes : 1533
Ingreso : 14/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Curando corazones [Libre]

Mensaje por Beniko Kisaragi el Dom Sep 27, 2015 5:37 am

La muchacha estaba tan feliz de que alguien se detuviera a hablarle que no cabía en sí misma. Sabía ya por experiencia, que la gente se alejaba de ella cuando preguntaba sobre curar corazones. Aunque Chocola le había advertido que las personas eran bastante reacias si ella los encaraba de aquella manera tan abrupta. Era normal que alguien no aceptara tener el corazón roto o simplemente, necesitar ayuda, pero a ella o poco le importaba o consideraba que iban a terminar aceptándolo de todas maneras. Era un misterio conocer el funcionamiento de la mente de la muchacha de cabellera morada.

—Sí ¡busco!— aseguró la muchacha muy contenta, acercándose al sitio en que estaba el pelirrojo, entrelazando sus manos a la altura de su pecho casi con brillo en los ojos —¿Necesita que cure su corazón? ¿O el de alguien más?— preguntó con entusiasmo nuevamente la joven. Aunque, llegado el momento, era cosa de saber qué hacer, que eso era aun un misterio para Beniko pues, ni si quiera Chocola le decía qué era lo que tenía qué hacer para curar un corazón y los caramelos que había ganado hasta el momento, tampoco le habían dado un patrón o al menos, casi podía asegurarlo. Sabía que todos tenían algo en común: habían sonreído, así que quizás necesitara eso para curar los corazones de las personas: hacerlas felices. Pero el tema es que hacer feliz a alguien era algo sumamente complicado y complejo, tanto así que era casi imposible hacerlo rápidamente, pero con esmero y dedicación, la muchacha estaba segura de que iba a poder conseguir absolutamente todo.

Estaba emocionada, tanto así que no se había fijado en la escases de ropas del contrario ni mucho menos, se había dado cuenta de donde se encontraba, para Beniko, mientras pudiera llegar a cumplir con su misión, era más que suficiente pues, ella era bastante desentendida del mundo y de sus costumbres.

—Las personas se alejan de mí y no sé por qué— comentó la muchacha pensativa —¿Escuchó, Chocola-san?— miró a su muñeco que iba en el bolso que siempre cargaba. A simple vista, era un muñeco cualquiera pues, Chocola sólo se mostraba a los demás cuando realmente podía hacerlo, sino, era un juguete común y corriente —¿Chocola-san?— dijo en tono preocupado —¿por qué no me responde? ¿Hice algo que no debía?— y al fin, sacó al muñeco de su bolso y lo tomó entre sus brazos mirándolo con ojos cristalinos debido a la indiferencia que éste le estaba mostrando en aquel momento. La joven no sabía qué hacer para ese entonces, olvidando lo que siempre le decía él cuando estaba en público: ‘no me hables’. Pero eso no lo entendía la muchacha y ahora, simplemente, parecía una muchacha loca que hablaba con un muñeco.

Volver arriba Ir abajo

Re: Curando corazones [Libre]

Mensaje por Lukman el Lun Sep 28, 2015 5:52 am

Estaba por preguntar como era la persona que buscaba tal vez podía ubicarla e indicarle que la joven estaba afuera esperando, aunque ni hizo la preguntaba cuando ya tenia una respuesta, dos preguntas era más precisos decir, miró con desconcierto a la joven, no comprendía su concepto, ¿Curar el corazón?, eso no sonaba como algo real, no desde un termino claro, físico tampoco parecía ser, las dudas podía pasar por su cabeza por algunos momentos mientras trataba de ordena un par de ideas para saber que deseaba lograr la joven pero termino por formular la misma pregunta del principio. -¿Curar el corazón?-

Arqueo levemente la ceja a escucharlo, con esas preguntas, veía normal que las personas se alejaran, él hubiera hecho lo mismo pero tal vez la curiosidad o algo más le hizo mantenerse aún allí junto a esa joven para saber sobre aquello que le había cuestionado así que la conversación se mantenía de cierta forma aunque era ella la que expresaba más palabras. Peor aún, ahora se encontraba hablando con un peluche tal vez termino hablando con la persona equivocada, rozo su cien con sus dedos como tratando de no sentir ni un malestar allí o coordinar mejor sus pensamientos.

Guardo silencio por largo rato hasta que por fin hablo. -Disculpe, es más conveniente que espere afuera.-, Indico hacia donde podía salir tal vez lo que necesitaba era un respiro de aire fresco y eso la calmaría. -Iré a vestirme, luego la alcanzare.-, Termino prometiendo para que ella pudiera seguir su camino y el mismo el suyo, no podía continuar sólo medio cubierto luego de salir de un baño, era mejor vestirse para ver más a fondo la situación o tal vez cuando lo hiciera ella ya no se encontraría.





Premio:



Sakura Feudal Awards:






Vida...:


Fenix
avatar
Mensajes : 1533
Ingreso : 14/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Curando corazones [Libre]

Mensaje por Beniko Kisaragi el Vie Nov 20, 2015 4:20 am

Beniko era tan espontánea que sorprendía hasta a Chocola aunque éste ya debería estar acostumbrado a ella, aun no lo lograba. Intentaba hacerlo, pero cuanto más conocía a la joven, más bizarra y suertuda la concebía. Y es que si seguía viva es porque tenía mera suerte nada más. Siempre metida en un problema, llamando la atención o quién sabe qué tipo de cosas hacía, pero siempre, tenía una razón para poner el pellejo en riesgo.

—Pues, si logro curar el corazón de las personas, obtendré caramelos y podré ir a un lugar especial— explicó rápidamente la muchacha mostrándole la botellita donde apenas tenía un par de piedras de colores, las cuales, se resumían en los corazones que ella había llegado a curar, los que hasta ahora, no eran demasiados, pero podría llegar a algo si seguía a éste paso.

Más, tuvo que salir a la explicación del muchacho. Aunque si bien era cierto que hacía calor allí, a ella no le molestaba si podía conseguir más caramelos ¡lo soportaría pues, era ella! No había más explicación a todo lo que hacía: Beniko era Beniko y ahí acababa todo.

Salió con una sonrisa y los brazos extendidos hacia fuera haciendo que Chocola soltara un sonoro suspiro desde el bolso al recibir de nuevo la botella con los dulces.

—Sabes que no debes decirle a todo el mundo lo que haces ¿no?— la regañó asomando la cabeza por el bolso —la gente te tomara por loca y quién sabe qué te pueden hacer si eso pasa— se cruzó de brazos molesto.

—Pero, si no les explico qué hago ¿cómo podré curar sus corazones?— preguntó confundida.

—¿Sabes cómo has obtenido esos dulces?— la muchacha negó con la cabeza —eso es porque siempre se realiza de una forma diferente. Así como puedes hacer sonreír a alguien en otras ocasiones, necesitaras esforzarte un poco más—. Era una de las pocas veces donde decidía ayudar a Beniko diciéndole semejante información. Esto no tardó en hacer eco en la muchacha y demostrar una gran sonrisa en sus labios.

—¡Beniko se esforzara!— gritó con alegría llamando la atención de los transeúntes que pasaban por allí, como los que entraban y salían de los baños. Como siempre, era una muchachita muy especial, demasiado especial. Así, se quedó mirando un rato el cielo esperando que saliera su próxima oportunidad de obtener un caramelo, así estaría más cerca de su cometido ¿o no?

Volver arriba Ir abajo

Re: Curando corazones [Libre]

Mensaje por Lukman el Sáb Nov 21, 2015 3:29 am

No tardo demasiado en encontrarse listo para salir, mientras sus pasos iban guiados hacia la salida iba pensando en las palabras de aquella joven que aún no comprendía completamente mientras más lo pensaba más extraño le parecía la expresión aunque recordando el rostro de la joven no parecía que pasara a ser alguna broma, le pareció que hablaba con bastante sinceridad, vio hacía ambos lados de la puerta ubicándola por fin tal parece al final no se había ido, se acerco a ella.

-Disculpe la demora.-, Expreso a no saber que más decir, no era como si tuvieran algo previsto, sólo le había dicho lo que pensó en el momento y ahora debía de arreglar eso, encontrar un punto cuerdo de toda aquella situación pero no pudo pasar por alto que se veía bastante más animada que momentos atrás. El silencio no tardo en hacerse de su parte al no saber si debía de cuestionar o mencionar algo así que esperaba que ella dijera algunas palabras, sólo la miraba, desde el principio no comprendía que buscara llenar un frasco para ir a un lugar.

Aclaro su voz como rompiendo el silencio. -¿Desea caminar hacia algún lugar?-, Le cuestiono esperando su respuesta tal vez si andaban las cosas se acomodaran o ella por fin le dijera que era lo que deseaba realmente con eso de curar un corazón porque él estaba completamente perdido en la situación espero que eligiera sólo para caminar, no importaba si sólo lo hacía al azar mientras que pudiera estar en movimiento ya ayudaba para acomodar los pensamientos que simple palabras podía revolver de una forma bastante ridícula.





Premio:



Sakura Feudal Awards:






Vida...:


Fenix
avatar
Mensajes : 1533
Ingreso : 14/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Curando corazones [Libre]

Mensaje por Beniko Kisaragi el Vie Jun 09, 2017 5:41 am

Spoiler:
Mil y dos mil disculpas por este tema, la verdad, es que me había olvidado por completo que lo tenía >.<

A Beniko no le molestaba en lo absoluto tener que esperar, era paciente a pesar de todo, aunque muy entusiasta cuando llevaba las cosas por su propia cuenta sin que Chocola-san se metiera en sus asuntos, que era quién, básicamente, hacía de cable a tierra a la tonta muchacha que aun, no terminaba de acostumbrarse a su estancia en la tierra, pero eso no la desanimaba, por el contrario, siempre intentaba esforzarse.

—A Beniko no le molesta en lo absoluto. Mikehiru también espera largos momentos cuando ella se va— dijo recordando al dragón que en teoría, ella debía cuidar, pero que, como siempre hacia, andaba de un lado a otro sin rumbo fijo hasta que llegaba la noche y volvía a la intemperie —pero las estrellas se ven más bonitas a la intemperie ¿no lo cree? Brillan como si fueran fuego nocturno— le explicó ella, siguiendo el hilo de pensamientos tan disfuncional que sólo ella podía tener.

Lo siguió caminando. No tenía apuro, así que tampoco le molestaba ir a algún otro lugar, después de todo, se había metido a los baños sin mayor invitación y ni si quiera los había usado como para decir que había hecho algo allí. Aunque no los necesitaba, pues, tenía un cuerpo prestado, aún podría hacer algo para pasar un poco más desapercibida, pero eso no parecía ser algo hecho para la muchacha.

—Hacia donde quiera, Beniko está bien en cualquier lugar— respondió ella con una sonrisa, aunque realmente, no necesitaba mucho para sentirse a gusto, que lo que más la movía a hacer todo era juntar sus caramelos —¡Oh, oh! Ya sé, ya sé— dijo levantando la mano como si no fuera visible su presencia —donde bailan esas mujeres tan bonitas con ropas elegantes ¿Cómo se llaman, Chocola-san?— Le preguntó a su muñeco sin que respondiera —creo que está dormido ¿Sabe dónde quedan? Tienen peinados grandes y adornos en el cabello. Siempre he querido verlas pero Mikehila-san dice que es una pérdida de tiempo ¿Es una pérdida de tiempo?— Ignoró al peluche y volvió a mirar con entusiasmo a su compañero. Decía todo alegre y sin tiempo para tomar aire y continuar, por el mismo entusiasmo que tenía. A ese paso, la que iba a terminar satisfecha ese día iba a ser ella.

Volver arriba Ir abajo

Re: Curando corazones [Libre]

Mensaje por Lukman el Sáb Jun 10, 2017 1:34 am

Spoiler:
Jaja tranquila xD tampoco ya me acordaba o te hubiera molestado

De nuevo una breve por no decir completa confusión cuando escuchó sus palabras, era difícil entenderla pero ya lo haría, seguro que se acostumbraría con un poco más de platica o al menos eso esperaba aunque parecía que a ella no le molestaba eso, se notaba bien, como fuera le había dicho que le acompañaría así que lo haría por un tiempo al menos hasta que sus caminos tuviera que separarse o terminara de entender la situación.

-Es cierto, lo son, las estrellas tienen su propias luz haciendo que el horizonte sea mucho más hermoso, es como que de cierta forma te da compañía bajo el manto nocturno para saber que hay más...-, Le respondió aunque no comprendió porque de pronto hablaban de estrellas, aunque eso estaba bien al menos era un tema aunque tampoco duro porque ya empezaba otro de nuevo.

La oyó detenidamente tratando de saber a qué lugar se refería, le costó un poco de tiempo saber, pensó que ya lo había ubicado al menos esperaba si haberlo hecho. -Bien, vamos.-, Le mostro el camino hacía donde creyó que era donde ella deseaba ir. -Mmm, no lo creo, todo depende de gusto, así que no es necesario que opines lo mismo, si a ti te gusta esta bien...-





Premio:



Sakura Feudal Awards:






Vida...:


Fenix
avatar
Mensajes : 1533
Ingreso : 14/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Curando corazones [Libre]

Mensaje por Beniko Kisaragi el Dom Ago 13, 2017 6:43 am

Hablaba tan velozmente y cambiando de tema que parecía que la adrenalina recorría sus venas al tener contacto con alguien más. En todo caso, esa muestra de energía excesiva no parecía ser una molestia para el contrario, por lo que Beniko se sentía feliz y extraña, normalmente Mikehila ya le hubiera dicho algo o mejor, mandado lejos como aquella vez que lanzó a Chocola-san a los árboles y Beniko tuvo que buscarlo en medio de la noche.

—¿Acaso no tiene quién le haga compañía en la noche?— Preguntó cuándo hizo aquella referencia a las estrellas —Eso es triste. Beniko duerme a la intemperie con Mikuhailu-san y Mikehila-san y Chocola-san. Puede unirse, aunque a Mikehila-san se le frunce muy seguido justo aquí— señaló el entrecejo imitando la expresión seria que ella tenía —y tiene un jardín propio, le sale justo de su ojo. Aunque nunca me ha dejado tocarla ¿Qué flores le gustan? Las del cerezo son muy bonitas— fue haciendo la conversación ella sola una vez más.

Beniko era así, habladora y para mejorar la situación, bastante inocente y perdida en un mundo que no entendía y que posiblemente, no la entendiera a ella tampoco, pero ahí estaba, sonriendo feliz e intentando ayudar a los demás en lo que fuera que estuviera a su alcance. O al menos, iba a mover cielo y tierra por ello.

—Entonces ¿Qué le gusta a usted?— Preguntó con curiosidad en lo que llegaban a ese lugar que había mencionado antes. No le quedaba más que seguirlo y llegar a deleitarse con las geisha.

Volver arriba Ir abajo

Re: Curando corazones [Libre]

Mensaje por Lukman Ayer a las 1:37 am

Seguirle el ritmo a la joven era un poco complicado cuando parecía que su tema cambiaba aunque a la vez hablaba con una velocidad que algunas palabras casi se perdían en el idioma, decisión concentrarse en ello principalmente para no perderse de algo importante aunque por ahora solo era una conversación trivial porque realmente no era un tema demasiado gran o importante por eso lo agradecía inmensamente.

-Vivo de una forma diferente.-, Sólo comento, no sería bueno decirle de su experiencia o de lo que había tocado que vivir cada uno experimentaba a su forma así que a veces era mejor dejar a otros ignorantes al menos mientras que no fuera necesario. -Gracias por la invitación pero no puedo.-, Decidió rechazar aquello, aunque parecía que lo pasaba perfectamente bien aunque dijera sobre el ceño fruncido.

Miró hacia enfrente, señalo un poco más adelante. -Ya casi hemos llegado.-, Al parecer si había tenido el camino correcto al menos para lo que deseaba ver aquella joven tan particular, aunque nunca resolvió sobre lo que le menciono al principio.





Premio:



Sakura Feudal Awards:






Vida...:


Fenix
avatar
Mensajes : 1533
Ingreso : 14/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Curando corazones [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.