Foros Hermanos
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Staff
Soah
Web Master
Sharon V. Stokke
Administradora
Sakura
Administradora
Lukman
Moderador global
Afiliados élite
Boku no Hero ROL
Crear foro
Devil Within +18
REDEMPTIO●CITY
Crear foro
Última limpieza: 07/04/2018

Dulce adiós ^ Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dulce adiós ^ Libre

Mensaje por Invitado el Mar Abr 14, 2015 4:51 am

La noticia acarició el corazón del dragón provocando que el descontrol se adueñara de su ser, el dolor rompió las lagrimas y el desconsuelo su consciencia haciendo que saliera hacía el rumbo donde se encontraba aquella ultima despedida de su amo, el joven Daisuke no titubeo en montar al albino para saber donde iba aún sin tener certeza de su sentir pero sabía que algo malo acunaba en el ambiente, en su propio pecho nacía un presentimiento de pesadez, llegaron a un prado de flores donde sólo debía de existir la perfección pero en una área sólo se veía muerte, el olor de cenizas cubría el viento así como notar el daño de las flores y sangre. Nada era seguro en el mundo pero el movimiento del dragón, el comprender de su acto al echarse sobre una mancha vacía de nada le daba certeza de lo que había ocurrido allí, descendió para tocar suelo, observando aquel lugar analíticamente para no pasar nada en alto, una pista, una señal, un algo que desmintiera el sentir del dragón pero eso era imposible esos seres jamás se equivocaban.

Oyó el eco de la voz del dragón que le informaba, se acerco donde estaba notando un pequeño brillo, le ayudo a descubrir el lugar encontrando el anillo favorito de su padre, lo miró notando el rasgar sobre la mancha de sangre, eso resolvía un asunto, su padre había estado allí pero en la negación podía pensar que otro había caído y no él, un niño podía cree cualquier cosa que lo consolara, deseaba creer en la mentira pero sólo la verdad estaba delante de sus ojos, las lagrimas dejaron su camino sobre su mejilla apenas un par de ellas, se levanto, acarició la cabeza del dragón. “Es hora de volver”, Le dijo para hacer que se levantara, consolándolo con las palabras que él deseaba oír, se subió de nuevo a su lomo para permitirle volar sintiendo su caminar y notar que olfateaba eso le dejaba una pista más sólo debía de buscar esas personas.


Una despedida, los funerales existían con el propósito de entregar el ultimo adiós, una forma de cerrar un circulo, una etapa, pero hay ocasiones que no era posible así que sólo debía de hacer algo simbólico, en esa ocasión debía de hacerse de esa forma. El joven Daisuke espero hasta que el dragón durmiera tranquilamente, le ayudo a calmar su corazón con canciones de su tribu hasta que sólo quedo en un descanso profundo así decidió salir para dar su propio adiós. Vistió un changshan negro, el color de la noche, no creía que hubiera ropa más ideal que aquellas que vestía en sus tierras. La prenda superior cubría sus manos a tener manga larga y su cuello al tener un broche que cerraba, los hilos eran negros como la propia tela pero tenia enredado hilo plateado así que se distinguía brillo así se notaba un desfile en sucesión de ese primer hasta el nivel de la cintura allí mismo en el costado se abría la costura soltando los pliegues que se terminaba hasta por debajo de la rodilla, descubierto el pantalón bajo esa primera prenda en el mismo color oscuro apenas reflejándose la piel de su pies por el calzado que usaba sencillo.

Estuvo caminando sin un rumbo definido, termino en el campo de los girasoles, un hermoso lugar donde el brillo del sol lucia tan vivo como aquellos días que estuvo con su padre, los recuerdos abrumaron su mente, saco su dizi para tocar una melodía especial para aquel que había dejado el mundo pero antes de ni siquiera empezar la primera tonada escuchó unos pasos.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce adiós ^ Libre

Mensaje por Invitado el Dom Abr 19, 2015 8:43 am

[Off: Buen día/tarde o noche, espero no molestar]

<<Querido y amado cielo, sin quejarte o renegar guardas mis secretos por más tontos y absurdos que sean. Pareciera me miras con paciencia, tal vez porque aun soy una niña muy pequeña y esto es producto de mi imaginación o tal vez he nacido loca (ya que dudo haberme vuelto loca en el transcurso de mi corta vida) ¡Sí! ¡Eso debe ser, esto es más de mi locura! >>

El corto paseo matutino se extendió más de la cuenta. Nuevamente los rojizos ojos de la menor se perdieron en aquel azul y blanco cielo. Contaba tranquila las experiencias que tuvo el día anterior, lo que había descubierto y las conclusiones a las que llegó durante la noche. Mientras charlaba con su amigo imaginario, el rostro inexpresivo cambio, dejo ver unas cuantas muecas, ¿Por qué no lo haría? eran "buenos amigos" después de todo.

Y aún así soy muy feliz...

Musito suave, en voz apenas audible. El pensamiento se volvió palabras vacías. ¿Realmente eso la hacia feliz?, ¿qué era la felicidad?, si se encontraba con ella... ¿por qué no podía verla o tocarla?. No pudo evitar soltar un profundo suspiro, era obvio estaba aburrida; desde que salió de casa no había encontrado ninguna criatura interesante que lograra despertar al gusanillo de la curiosidad. Ya no sentía ni un poquito de calor en el pecho. La flamita se extinguió. No resistió la helada tormenta. Sujeto con fuerza el costado del kimono rosa el cual tenía tejido en la parte baja flores pequeñas adornado el alrededor. Probablemente el viaje fue en vano. Comenzó a pensar que el mundo exterior era aburrido y gris, no era como un arcoiris. El viejo le mintió.  

Al bajar la mirada observo un extenso campo de flores amarillas, inmediatamente vinieron a su mente la imagen de aquel campo carmesí en el jardín que rodeaban los muros del pueblo donde se crío. Se acerco un poco más para ver de cerca , estaba fascinada, era algo nuevo para ella. Había visto flores de colores pero no tan grandes como esas y de un solo color. Se detuvo al ver una silueta al frente. Sin pensarlo dos veces bajo ligeramente la cabeza saludando al extraño.

B-Bu... Buen día...

Comento tímida la pequeña. Quería ser cortes. La educación ante todo, así la habían educado después de todo. Llevo las manos al frente entrelazando los dedos para no jugar con ellos.

S-Soy Kumi. Espero n-no i-interrum...pir su paseo... Yo me voy por donde vine...

Dejo las manos para poder agitarlas al frente haciendo extraños ademanes mientras retrocedía lentamente alejándose y pensaba el porque dio su nombre tan ala ligera.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce adiós ^ Libre

Mensaje por Invitado el Dom Abr 19, 2015 10:11 am

-…-, El silenció lleno el espacio entre el joven hacia la dama, corresponder el saludo era un hecho natural pero los nervios se acunaron dentro de él aún cuando se reflejaba sereno, en el fondo se podía imaginar en su mente en pánico, moviéndose de un lado a otro como buscando la reacción adecuada en ese lugar, esos largos momentos era cuando la gente malinterpretaba su personalidad ya que no reaccionaba debido a su falta de personalidad en las facciones de sus rostro. -Buenas.-, Saludo con un leve movimiento de cabeza una sutil pero respetuosa inclinación hacia aquella persona que había llegado donde él se encontraba.

Continuaba mirándola, sereno, serio sería la palabra más adecuada e indiferente como si no le importara conocer aquella persona que tan amablemente se había presentado, la tristeza corrió por todo su cuerpo como una brisa fría cuando ella le dijo que se iba, él se vio como si eso no le importara como si aquello era lo que esperaba, pero en su mente estaba tirado estirando su mano como para detenerla, era en verdad una persona torpe socialmente ¿Quién diría que el hijo del gran ministro de la izquierda seria tan tímido?, Su padre por otra cuenta era bastante sociable, pero él sencillamente con las personas no podía lidiar cuando no las conocía tardaba un poco en abrirse a ellos aunque con los dragones era diferente extrañamente.

Giró la dizi entre sus dedos viendo que había fallado nuevamente al conocer una persona pero como si de pronto tuviera una idea hablo fuerte y firme tras un par de varios titubeos silenciosos que sólo mostraron el movimiento de sus labios sin sonido alguno. -… ¿Desea escuchar una canción?-, Cuestiono esperando ver a la joven detenerse, pensaba tocar de todas forma, era una melodía para su padre que dejo el mundo terrenal para retomar los altos cielos pero seguro que él no se molestaba porque alguien más lo escuchara, no, su padre le gustaba tener muchas personas a su alrededor aunque principalmente mujeres es por eso que en el pasado había llegado a pensar que por eso su madre se fue pero la verdad es que no sabe si alguna vez tuvo una, el pensamiento más lógico sería pensar que si, era seguro que no había nacido de la nada pero bueno para él siempre fue sólo su padre.

-.... ¿Te gusta la melodía de la dizi?-, le mostró su instrumento, era una flauta de bambú, una dizi en su tierra natal, en china era un instrumento con gran fuerza para él toda su existencia estaba marcada como que era de aquel imperio donde ahora ya no habitaba pero jamás dejaría de pensar en su tierra natal donde las tierras más ocultaba acunaba dragones que danzaba con sus alas libres, aunque estaba feliz de estar allí de una forma rara porque así podía evitar más asesinatos de aquellos que esclavizaron en ese imperio de oscuridad.

Jugaba con su dizi mientras escuchaba la respuesta de aquella dama, aguardaba tranquilamente, sólo estaba allí detrás de un girasol, pero, no dejaba las imágenes profunda de su alma donde era un mar de nervios que temblaba como una débil hoja arrancada de un árbol por el intenso viento.

avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce adiós ^ Libre

Mensaje por Invitado el Lun Abr 20, 2015 12:16 am

La pequeña Kumi se sintió aliviada al no recibir más que una corta respuesta por parte del extraño. Dejo de agitar las manos para después dar media vuelta y retirarse lentamente del lugar. Hacía días no encontraba algo interesante pero... ¿¡Por qué tenía que ser un hombre!?, y además joven. A la mente de la infante llegaron todas las lecciones y consejos dados por sus hermanas mayores, ahogando su mente al instante. Aquella persona no hizo nada, debía estar adormilado o distraído. No importaba que fuera, aprovecharía la oportunidad para marcharse.

Cuando lo escucho hablar nuevamente por inercia se detuvo, giro ligeramente la cabeza para observarlo. No dijo contesto a la pregunta, tan sólo se limito a escuchar aquella hermosa melodía. Una suave y helada brisa recorrió desde los pies hasta la nuca de la pequeña Kumi.

<< ¿Frío...? >> ¿Qué es esta sensación?

Murmuraron sus labios sin darse cuenta. Como de costumbre, sus pensamiento salieron en  palabras sin siquiera avisar. ¿Qué era aquello que sentía?. El frío no le incomodaba, lo que provocaba si. Esa extraña sensación la hizo sentirse extraña. No era miedo, ya no más, tampoco era temor y mucho enojo, era algo parecido a la tranquilidad. No quito la vista del joven ni un solo segundo, se quedo de pie en el mismo lugar sin pestañear observándolo hasta que termino de tocar.

Escucho atenta aquella pregunta y para contestar afirmo con la cabeza. Las palabras se negaron a salir. No encontraba el valor, se quedo en las únicas palabras que dijo al llegar al lugar. Era imposible, ¿una guerrera sentía miedo?. Si alguien del clan se enteraba seguramente sería severamente castigada. Dio un par de pasos al frente para acercarse, apego hacia su pecho las manos algo temerosa. ¿Estaba bien acercarse al extraño?. Bajo la mirada al suelo un par de segundos, lo suficiente para medir la distancia que los separaba a ambos.  Inquieta, volvió la mirada a joven.

Arrastro lentamente un pie al frente y luego el de atrás dejándolo al frente. Ahora la distancia era la misma que al comienzo. Lo observo detenidamente, no parecía peligroso y tampoco parecía tener un arma mortal como le habían dicho ni nada parecido. Más bien le pareció algo solitario. Tenía la misma mirada que el viejo. Sin pensarlo más, se acerco a él lo más que pudo. Se levanto de puntitas para luego llevar ambas manos al rostro del joven inclinandolo un poco y así mirarlo fijo a los ojos.

¿Por qué tú mirada es similar a la de esa persona?

Cuestiono en voz serena. No lo hizo con la intención de invadir el espacio de aquella persona. Ni siquiera noto lo que hizo, fue una reacción movida por la curiosidad que sintio.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce adiós ^ Libre

Mensaje por Invitado el Lun Abr 20, 2015 6:29 am

¿Cuándo podía iniciar a tocar? Se cuestionaba mentalmente, sus pensamientos era un mar de escenario al contrario de su rostro que era siempre sereno, apenas y aquellos que conocía de año veía una que otra facciones de su rostro cambiar pero naturalmente era inexpresivo por su timidez, no era culpa de su infancia, se podía decir que tuvo una niñez interesante, donde vivía había más niños con quienes jugar pero los adultos eran diferente parecía sólo acercarse a él por su padre así que eventualmente se fue aislando hasta que formo aquel carácter tan particular. No comprendía a la persona que estaba enfrente de él parecía estar lejos de ese momento, espero, aguardaba pacientemente sin hacer un sonido, él era bastante paciente, era casi como domar a los dragones debía de darle su espacio y así esperar para abrir las rutas necesarias para una buena comunicación, él por su cuenta seguía estando girando en su propia mente tratando de sacar aquellos nervios como una especie de ritual.

Sintió helarse de pronto ¿Lo estaba tocando? ¿Una dama estaba….? Escalofrió, pavor, su respirar se detuvo completamente, en su mente estaba justamente la imagen de él en pánico diciendo ¡Me esta tocando!, en la realidad sólo estaba allí quieto viéndola, un movimiento de su mano golpeo con suavidad la mano de la joven caminando rápidamente tres paso hacia atrás poniendo toda la distancia posible sin salir corriendo de allí como en su mente ya había pasado.

-Lo siento.-, Expreso con cordialidad sin mencionar más, no respondió, porque no entendía de lo que ella hablaba por lo cual decidió tocar justamente la melodía que le había prometido así él se relajaría y tal vez aquella joven tan bien evitaría acercarse a él, no comprendió como una dama tocaba alguien que no conocía, escalofrió de nuevo por todo su cuerpo, su labios toco el tallado de bambú para empezar a tocar.



En la montaña celestial
Nació hermoso y perfecto dragón…
Nadie más lo conoció sólo un guardián
Del cual se enamoro…

No había nada que pudiera envidiar
Sólo el deseo de siempre estar en su corazón…
No era mentira su amor por él
Sólo podía jurar sinceridad…

"No llores... Mi amor... Volveré…
Eres tú mi único dragón....
Mil vidas… Pasaran… Y mi corazón no cambiara…"

"No llores mi amor yo regresare
Eres tú mi único amor....
Renaceré… Sólo para verte sonreí otra vez....
Volveré a nacer... Volveré... Por ti... "
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dulce adiós ^ Libre

Mensaje por Contenido patrocinado

field_19
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.