¡Ebichu dice!
Historia
Una suave y cálida brisa refresca a los viajeros y caminantes que pasan por éste gran Imperio. Los cerezos florecen, apenas está empezando la primavera y ellos danzan ansioso por mostrar su belleza a todo el que quiera observarlos. La civilización se consuma entre las guerras, los emperadores y las muertes de tanta gente inocente y no tanto. Así se caracteriza el comienzo de la era Tokugawa o Edo, donde destará no sólo por las guerras y el nuevo orden, sino por ésta tendencia en aumento de conseguir esclavos en todos lados. Y entre todo esto, muchas personas toman ventaja de la situación y se especializan en el comercio.
En época en que la guerra y la expansión del imperio es inminente, la dictadura y el poco trato con extranjeros o su mismo desagrado hacia todo lo que no es japonés. Pero, siempre se encuentra la ventaja para vender personas o seres con características maravillosas, como cola y orejas. Algunos, poderosos, se resisten, pero, ya se las han ingeniado para atraparlos sin romperse una uña. Otros, es más fácil conseguirlos, por deudas, apuestas y hasta como rehenes de guerra también, entran al mercado sin ningún problema. Y hay mucha gente que compra esclavos o "mascotas" también llamados pets, entre la jerga comercial. Cotizan muy bien en el mercado y todos están deseosos de tener uno o más de uno. Se los puede comprar de manera legal en muchas tiendas que se dedican a venderlos muy caros pero que los tienen más "presentables". Sin embargo, también se los puede comprar de contrabando (a veces, son simplemente secuestrados y vendidos), aunque se dice que los jóvenes que viven aquí, pasan las peores penurias y no llegan "en buen estado" a manos de sus amos.
Únete a ésta historia, donde la magia, la crueldad y quien sabe, quizás el amor, van tomados de la mano.
Actividades
Foros Hermanos
Crear foroCrear foroCrear foro
Afiliados élite
Última limpieza: 10/08/2017

Flores sin danza [Nanao]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Wataru el Miér Feb 11, 2015 7:54 am

Deseaba estar solo, era la necesidad de tener un minuto para él, no deseaba interrupciones en sus pensamientos pero debía de aceptar la verdad nunca podía estar de todo solo porque siempre estaba acompañado así que cuando decidió dar un paseo era escoltado por un par de guardias que le daba distancia sí, pero, los sabía allí, oía sus pasos, no veía la forma de lograr que sólo el mundo se congelara y pudiera oírse sólo así mismo, sus pensamientos, sus oraciones y si fuera posible hasta el palpitar de su corazón.

Él no estaba interesado en las emociones pero ese día sentía que estos deseaban explotar como si fuera una especie de venganza por ignorarlos tan persistentemente, era irreal el sentir porque al tiempo era como si la fuente de su procedencia fuera desconocida, no, en realidad conocía quien causo el descontrol de sus pensamientos, el revivir de su pasado, el punto exacto donde todo su calvario había nacido, sólo necesito verlo un instante para recobrar el profundo odio que albergaba por ese fatal día que había coronado su existencia con una corona de retazos humanos y teñida con el carmín más radiante del mundo, la sangre, los diamantes que adornaba era las cuencas que se ceñían al cráneo para permitir luz a la mente, los ojos.

Respiro hondo, el aroma del bosque lleno todo su ser, relajante aroma, siguió andando por ese sendero hasta que este se veía interrumpir, el acantilado se dejo ver con impotencia, asomarse en su caída podía ver claramente que era una muerte segura, empujar una piedra hacia el vació tardaba en hacer eco, miró enfrente para notar su opuesto, saltar no era lo más natural por el espacio de división así que debía de ver un puente, lo busco, no era que tuviera un trayecto predeterminado, sólo estaba siguiendo el camino tal cual se iba presentado mientras ordenaba un poco de su pensar y ya que estaba en el bosque aprovecharía seguir allí alejado de la multitud.

Encontró el puente, las cuerdas se sujetaba en dos firme troncos enterrados en las orillas, se amarraba los lazos en una trenza al unirse con los que caía para sostenerse de otro, eso simulaba un barandal, en las puntas caídas se iba hilando las tablas, verlo moverse con el viento no parecía unos de los mejores pasajes para tomar en cuenta, un pensamiento de caída podía cruzar por la mente o tal vez un calculo en saber cuanto peso podía resistir, el pasar uno por uno se mostraba con mayor seguridad la resolución más practica. Ordeno unos de sus guardias ir primero, aguarda desde su orilla mirando como cruzaba ese puente que se tambaleaba, el poner otro pie allí sería fácil de seguir a notarlo ya a mitad del camino pero aguardo hasta que estuviera en el otro lado para pasar dando indicación al otro que esperara hasta que estuviera en el otro lado para que iniciara a caminar, viendo que acepto la idea siguió sus pasos por aquel colgante de tablas.

No termino de recorrer todo el puente se quedo parado en la mitad, el aroma del agua que corría en el fondo brotaba contra la brisa humedad que daba un clima refrescante, oyó la voz de sus guardias sólo hizo una señal de que estaba bien pero no continuo el camino por un instante disfrutaría de aquel silenció que se hacía en el vació como la única oportunidad de estar solo, cerro sus ojos para no pensar en nada que pudiera distraerlo, era mejor no ver y sólo detener la mente en una profunda meditación que dejara el cuerpo.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 236
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Invitado el Miér Abr 01, 2015 5:38 am

Cuando era mas joven, cuando aun vivia en mi pueblo natal, los monjes de que me oraban para que la temporada fuera buena, por proteccion o por cualquier favor solian de alguna manera guiarme en un camino, ellos me rogaban por ayuda, y solia haber poco que pudiera hacer. La verdad es que no solia tomar las ofrendas, sentia que en vez de hacerles un bien yo les robaba, lo que si solia hacer era para aquel que pedia una buena temporada, darle una de las ofrendas. Esos recuerdos se miraban ahora tan distantes, y parecia que mi memoria le gustaba regresar a mi cuando menos lo deseaba, cuando la soledad me atrapaba, lo cual me provocaba siempre un deseo de pasear, se podria decir que cada vez que me sentia sola, salia a pasear. El salir a pasear siempre encadenaba casi siempre una situacion: el no poder regresar por donde habia llegado.

Y es asi como me encontraba, mis paseos rutinarios me habian llevado a un lugar que no conocia, pero eso no quitaba lo bello del lugar. Pero la situacion habia llevado al desenlace de siempre, el perderme. No sabia cuanto tiempo habia estado merodenado, parecia una eternidad ya que no encontraba una señal de que civilizacion. Mis pies se encontraban cansados, me sentia hambrienta y un poco angustiada, no parecia haber nadie ni nada en toda la extension. mis pensamientos negativos se disiparon en cuanto vi un puente colgante, ¡Por fin habia encontra un salida a aquel laberindo lleno de belleza!

Corri hacia el puente para cruzarlo, pero juesto en aquel momento, un hombre que no habia visto antes me lo impedia. — Disculpe caballero, yo no lo habia visto. — me disculpe rapidamente, me habia tomado por sorpresa aquel personaje que se encontraba ahi. — Señor, yo quisiera saber si puedo pasar por el puente, yo... — no encontraba las palabras para expresar la urgencia que tenia de cruzar el puente, queria volver ya, solo queria comer algo antes de trabajar, quizas dormir un poco, pero lo mas urgente era comer. Pero aun con un rostro suplicante aquel hombre se mantenia estoico en no dejarme pasar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Wataru el Miér Abr 01, 2015 11:36 pm

Alzó la vista cuando una voz llego hasta sus oídos que provoco la respuesta de su guardia, miró la espalda de aquel que custodiaba el inicio del puente, no veía ni otra persona más pero allí parecía existir alguien que emitiera una voz, no cualquiera, una voz de una mujer, negarle el paso era la decisión correcta o permitirle continuar al final de cuenta ese puente no era suyo, él podía seguir su camino pero en ese momento no lo deseaba, se sentía bien en medio de aquel lugar, el golpe contra las piedras, el surca de aquella corriente llenaba de paz a su corazón que se detenía a meditar en profundos pecados.

-¡Permitirle cruzar!-, Alzo la voz para ser escuchado, él sólo debía de abrir sus alas si fuera necesario para esperar que esa mujer terminara de irse o sólo contener la respiración hasta que desapareciera su cercanía pero mientras la decisión llegaba de forma adecuada cubrió la mitad de su rostro principalmente su nariz para así no percibir el aroma, no deseaba tener ni un toque de aquel perfume ese día que por fin podía dar un paseo para aclarar su mente no era bueno tener que lidiar con el sátiro, el verlo una vez libre sería problema de los guardias pero a la vez sería su crimen porque el permitió que el tiempo pasara.

El puente se movía, el peso de las dos personas hacia que se inclinara de forma irregular por la diferencia de cada cuerpo, el viento movía para ayudar aquel juego, era un columpio, un centro de diversión de un gigante invisible que infantilmente se mecía, una visión que no tenía precedente pero pensarlo de tal forma podía hacerse un cuento, las letras podían dibujarse lentamente sobre un papiro para cubrir todas las hojas con una fantasía que había nacido de la mente de un erudito que se negaba a las nuevas preocupaciones de su mente.

El corazón palpito con más rapidez conforme se acercaba aquella mujer, cerro los ojos decidiendo no pensar, no imaginar quien era que se acercaba, no pensar ni en la noche ni el día, sólo negarse a la realidad para así estar en un lugar donde no hubiera nada más que el eco del arroyo, el aroma del bosque y donde no existía ni un respirar más que el suyo pero eso era algo imposible porque era como si de pronto los sonidos aumentara donde podía oír hasta el paso de aquella sangre por el cuerpo ajeno tal vez sólo era una ilusión pues no había abierto su audición hacía ni un elemento pero aún cuando fuera de tal forma parecía que algo pronto sucedería y se negaba a eso, no deseaba que despertara aquel que sólo gustaba de causar el caos pues no comprendía que tuviera otra razón de existencia más que esa.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 236
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Invitado el Jue Abr 02, 2015 4:18 am

Mi dialogo se vio cortado por una voz en la lejania, esa voz le decia al hombre enfrente mio que me dejase pasar, el cual acato la orden de inmediato. El paisaje que se encontraba enfrente mia me sorprendia, el puente era extenso y a la mitad de este se encontraba un hombre, el cual suponia habia dado la orden de dejarme pasar, aquel puente era tan extenso que casi no se podia apreciar el final de este, el ambiento en aquel lugar se notaba calmo, pero tenso a la vez.

Con cierto recelo di el primer paso hacia a el puente, el cual respondio meciendose suavemente. A un paso pausado, ya que me preocupaba un poco el movimiento del puente, me fui acercando poco a poco a aquel hombre. El pobre hombre se miraba bastante palido, con una mano que cubria su boca y nariz, como conteniedo las nauseas, la verdad parecia que aquel caballero se fuera desplomar en cuaquier segundo. Con ese pensamiento en la cabeza me acerque lo mas rapido que pude al joven me preocupaba el verlo tan palido y desorientado.

¿Joven se encuentra bien? — le pregunte en cuanto estuve en frente de el. — Se mira muy palido, ¿no desea sentarse un momento? — le preguntaba mientras ponia mi mano en su hombro y la otra en frente de el, en caso de que el pobre hombre se desmayara. — ¿Se siente lo suficientemente bien para terminar de cruzar o necesita que llame a un de sus hombres para que lo ayuden? — le indague por ultima vez mientras esperaba que me diera alguna respuesta.

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Wataru el Jue Abr 02, 2015 7:21 am

Su reacción hubiera sido la de un salto hacía el abismo si no fuera porque fue sujetado por aquella joven, el aroma fue irremediablemente absorbido por su respirar, nada podía evitar que esa esencia pasara hasta fundirse en su ser, la voz retumbar contra sus oídos con mayor eco que cualquier otro sonido del ambiente, no necesitaba ayuda, no era como si realmente se sintiera mal, no, mejor dicho no era como si su padecer tuviera un alivio o algo que lo calmara, era ese hecho un acto imposible pues aún cuando por un instante volviera la paz no tardaba en regresar el caos, el sentir de descontrol que sólo el sátiro podía provocar.

-…Me encuentro bien.-, Respondió rápido moviéndose sin velocidad para no provocar ni un accidente sobre el puente pero permitirle el paso. -Por favor, continué su camino, no… Me sucede nada malo.-, La invito a seguir, sólo debía de soportar un segundo más, un solo segundo, un instante donde ella se alejara y pudiera alejarse, sólo necesitaba que el tiempo le concediera detener la existencia del sátiro para que no saliera justo allí donde podía suceder una fuga o peor aún en ese instante donde veía aquella mujer, su apariencia era infantil como de unos trece o doce años, no podía calcular más para ella.

Viento frió corrió entre el puente, la brisa azoto con violencia como si estuviera por descubrir o tratara de ocultar un secreto, era de esperar que el movimiento del cabello platinado se viera interrumpir por los cuernos que surgía así como hace crecer las uñas que tomaban color oscuro, la claridad de ellos ya no quedaba nada más que las garras fuerte de cualquier animal que buscaba destrozar piel.

Rozó el rostro de la mujer, la mejilla suave, la piel era delicada así que acariciar con garras bruscas no podía causar nada más que un rojizo camino a la vista. -Aunque sería descortés sólo dejarla ir así.-, Expreso dejando de cubrir su rostro, no importaba ya, su apariencia aniñada no le atraía pero una mujer era una mujer bien podía servir para divertirse un poco o sencillamente para destrozarla, una idea que debía de solucionar mientras esos guardias no se percataran que estaba ya en la cima de ellos.

-¿Aunque para que desea llegar al otro lado?-, Le cuestiono rozando el cuello delgado. -Es mejor interrumpir el camino ahora.-, Lo decía claramente, la intención estaba clavada en sus ojos sangre, la idea, el pensamiento oscuro que comía su corazón, la paz que era el erudito ahora dormía para dar paso a la traición del sátiro en los ideales.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 236
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Invitado el Vie Abr 03, 2015 10:14 pm

Toda la siuacion en la que me encontraba me parecia un tanto extraña, aquel hombre en frente mia que hacia unos segundos atras me invitaba a seguir mi camino ahora se encontraba cuestionando mis deseos de seguir hacia el pueblo. Aquel sujeto cuya aparencia habia cambiado, dejando ver unas enormes garras, que se posicionaban en mi cuello y unos cuernos que de manera muy directa advertian a cualquiera a matenerse lejos de el. No entendia que esperaba ese hombre de mi, si el creia que me intimidaba con ese circo estaba muy equivocado, aun asi sabia que debia actuar de manera calma, no deseaba caer por aque acantilado.

No gracias caballero, necesito regresar al pueblo — dijemientras apartaba sus garras de mi cuellos, la verdad es que esa sensacion no me agradaba para nada. — Sera mejor que cada uno siga con su camino señor, de todos modos, el puente puede no aguantar por mucho tiempo el peso de ambos — le decia mientras daba un paso para atras, siempre mantenia un rostro serio, necesitaba deshacerme de el lo mas pronto posible. Lo unico que necesitaba en aquel momento era el espacio suficiente para poder pasar al otro lado, asi marcaria una distancia segura de aquella situacion.

Pero era ahi donde se daba otra situacion, ese hombre de apariencia demoniaca debia ser alguien bastante importante para cargar escolta, o eso suponia, ya que quien si no fuese importante andara con escolta para pasear por los alrededores. Si este hombre les daba la orden su escolta me podria apresar, y la verdad es que no queria hacerle daño a inocentes, no lo merecian. Por lo que con un tanto de cautela me fui acercando otra vez para poder pasar e irme. — Asi que si me disculpa caballero, me retiro. — dijo con voz cortante mientras le pasaba al lado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Wataru el Sáb Abr 04, 2015 3:17 am

Los guardias que custodiaba cada orilla del puente tardaron en darse cuenta del cambio del erudito, era difusa la imagen a la distancia por lo cual los cuernos no fueron delatados de forma inmediata no fue hasta notar el acercamiento por parte del hombre hacia la mujer que se dieron cuenta, desvainaron espadas pero no era como si pudieran ir hacia al puente y tampoco aguarda allí, la función de ellos era de estar alertas siempre para mantener al sátiro en margen pero allí en el medio de la nada no había una opción para informarle a los demás, debían de asegurarse de mantenerlo alejado de los poblados.

Miró los dos guardias al oír el filo de la espada abandona su lugar de reposo, sonrió, ahora el sátiro se daba cuenta que ellos estaban preparados para atacarlos pero no tenían ni una ventaja, no, les permitirían que lo ataran hasta la esperar del erudito. -Es verdad, el puente no soportara más.-, Acepto con cierta oscuridad en sus acciones al corte de las sojas, el rasgar del trenzado para que fuera haciendo que se abriera cada hebra hasta que apenas un delgado intento de soga sujetara aquel puente que no podía hacer más que colgar agitadamente por el surco del peso.

Abrió sus alas rompiendo la piel de su espalda, la sangre empezó a cubrir de púrpura su ropa, su peso dejo el puente, miró a la joven. -Ahora puede seguir sin problema.-, Le invito a seguir el camino si era capaz de ello, el tiempo corría más rápido antes de separarse aquel puente mitad por mitad y colgar hacia el extremo a verse atraído por la falta de soporte, sería una larga caída si no se sujetaba bien, lo podía hacer ver al erudito como si se tratara de un experimento de esos que buscaba descubrir junto a la ciencia.

En el instante ignoraba a los guardias porque estaba casi seguro que no tenían flechas así que desde la distancia donde se encontraban no lograría nada, aunque, un simple momento podía cambiar todo, era seguro que ellos no le importaba sacrificar una vida pero podía continuar el camino por unos instante más en otra clase de experimento así que cambió de decisión para tomar a la joven y sujetarla al abrazarla para tenerla cerca, era posiblemente el aroma que le recordó a algo más y no sólo el hecho de imaginar situaciones nuevas.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 236
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Invitado el Jue Jun 04, 2015 4:13 am

La situación se hacia ca da vez peor y peor, el puente habia sio crtado por ese ser por unos segundos pude sentir como el puente se rendia ante mi peso. Y por unos segundos sentia que todo alrededor mia se movia de manera tortuosamente lenta, hasta sentir como alguien me abrazaba y detenia mi caida. Me sentia un poco aturdida por los eventos, sentia que el corazon me palpitaba en los oidos, mi respiracion se sentia agitada, sentia un hormigueo por todo el cuerpo. Sentia que mis ojos y mi cuerpo no respondian a lo que queria que hicieran, me sentia bastante sorprendida.

Pasados unos minuo mi cuerpo volvio a obedecer mis ordenes sentia la respiracion mas tranquila y me sentia con la capacidad necesaria para hablar sin temblar del miedo que habia sentido. Lentamente gire mi cabeza hasta encontrarme con el mismo hombre que habia cortado el puento, la verdad me parecio bastante sorprendente que despues de cortar el puente me salvara de la caida. — Señor, ¿que pasa? — fue lo unico que atine preguntar despues de un momento, no sabia que decir o hacer, la verdad es que no queria morir por la caida. — ¿Por que? — le interrogue — ¿Por que corto el puente? — aclare, temiendo de alguna forma hacerle enojar. — ¿Por que evito que cayera despues de cortar el puente? — volvi a preguntar, sabia que lo mejor era que no hiciera tantas preguntas pero necesitaba hacerlas.

Tratando de sujetarme mejor para evitar caer me aferre a la espalda de aquel ser, me sentia un tanto incomoda por la situacion, sentia que no podia hacer nada mas y eso me hacia sentir molesta. En cuanto me aferre a su espalda pude sentir algo viscoso emanando de ellas, cerca de donde se encontraban sus alas, me parecia extraño esa sensacion, pero con una sensacion de desagradable familiaridad. Haciendo el esfuerzo de mantenerme sujeta con un brazo, lleve mi mano cerca de mi cara para identificar aquella sustancia. Sangre esa era la sustancia que emanaba de la espalda de aquel sujeto y al parecer lo hacia por borbotones ya que casi toda mi mano estab ensangrentada. — Señor, usted, esta sangrando — dije con cierta preocupacion. — ¿Se siente bien? — le pregunte claramente preocuada, si ambos caiamos al vacio la situacion seria negra y devastadora para ambos.

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Wataru el Jue Jun 04, 2015 5:24 am

Una pregunta sobre otra pregunta, no había una razón o tal vez si pero nada que concerniera a esa persona que ahora evitaba que se estrellera contra el abismo, sólo hizo la reacción que quería para mantener ventaja sobre los otros, descender lentamente con el apoyo de sus alas para tocar las rocas que había en el fondo en cada costado de aquel paso de agua viva pero en el instante que no viera más uso para esa posar sólo podía limitarse a saborearla o sencillamente matarla.

-Mejor que nunca.-, Fue la respuesta del sátiro, el dolor no era nada, su consciencia se marcaba por aquellas corrientes eléctricas que desprendía en cada aleteo, su piel se rasgaba con claridad para dejar el fluir carmesí tintar cada centímetro de su piel y así las alas hacia su trabajo, era como un pago, sólo se trataba de algo que existía con dolor no era cosa del otro mundo, no era como si fuera a morir, luego dejaría de sangra cuando aquellas alas se esfumaran hasta el momento que tuvieran que abrirse de nuevo.

Su pie por fin tocaron aquel abismo, alzando la vista podía ver apenas unas manchas de aquellos que se quedaron atrás, oyendo como se movían para atraer a más aliados para atraparlo, era ello o perder sus cabeza, la segunda opción no era tentadora, soltó aquella joven y las alas se esfumaron inmediatamente en su espalda dejando que esas heridas causadas se empezaran a enfriar para que coagulara. -¿Continuara mi camino o prefiere huir?-, Le cuestiono como dándole opciones a la mujer, aunque, saborearla le venia mejor pero también podía ser un juego de cacería algo que podía atraer al sátiro.

No, meditarlo más correctamente seria dejar el juego de la seducción para después, relamió sus labios, pero, el aroma era dulce como para no desearlo, saborear aquel cuerpo y hundirse en el, ese acto por si mismo era encantador, el gobernar de los pensamientos de aquella criatura que sólo se limitaba por los pecados muy al contrario del erudito.

Sostuvo por unas de las muñecas con fuerza. -Debería de preocuparse más por usted.-, Podía sólo elegir continuar con lo que deseaba, tomarse unos momentos para corromper aquel cuerpo, eso no le daría toda la ventaja a esos guardias pero si la suficiente para luego sentir sus pisadas cerca aunque tal vez era lo que esperaba porque lo haría más emociónate. Jalando aquel pequeño cuerpo, era acercarlo, acercar sus labios donde podía ver una atención, una que apenas resaltaba entre las prendas.

Morder en el leve monte que se cubría sobre capaz de ropa, en el surco delgado que iba formando, ese roce con sus labios directamente en la piel seria más excitante a saborear por si mismo el sabor pero por ahora más parecía un acto para decidir que pasaría con la suerte de aquella mujer.

Amo Deidad
avatar
Mensajes : 236
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Invitado el Jue Jun 04, 2015 6:40 am

Podia sentir mi sangre hervir de la furia que sentia en ese momento. Mi cuerpo temblaba tratando en un intento fallido de contener mi furia, el daba opciones pero no dejaba tomar accion alguna, ese señor solo elegia por las personas, sin importar si eso era su deseo. Mi ira era ciega, necesitaba soltarme de su agarre y salir del lugar, aun que sabia que ya casi no me quedaban fuerzas en el cuerpo, habia estado tanto tiempo perdida en el bosque aquel ia que no habia comido, pero si o hacia algo todo terminaria peor.

Suelteme en este instante — dije en un tono un poco calladado, tratando de no gritar. Aun asi podia sentir como mi cuerpo se movia solo, guiado de manera ciega por la ira. Mis brazos golpeaban su rostro y hombros, mis piernas pataleaban intentando atinarle con mis uñas trataba de rasgar su piel. — Suelte cerdo, lo va a lamentar si no lo hace — insisti con el mismo tono amenzador, podia sentir una especie de energia extra que fluia en mi cuerpo mientras golpeaba a ese hombre en busca de mi libertad. Sentia las lagrimas llenas de ira acumularse en mis ojos, pero tambien sentia una gran angustia no sabia que me pasaria si no me lograba liberar de aquel sujeto y escapar. Mis brazos seguian su tarea de pegarle en el rostro, acompañado de arañazos de mis uñas, mis piernas atinaban un golpe ocasional en su cuerpo.

Que me suelte le dije — grite mientras le propinaba un puñetazo en la cara con la esperanza que por fin me dejase ir, podia sentir mi cuerpo temblar, me sentia condenada a un fin horrible y abrupto, pero no iba hacer asi. Aun sabiendo que mi cuerpo no podria avanzar por mucho tiempo, aun sabiendo que el era superior fisicamente, pero simplemente no me podia quedar sin hacer nada, no otra vez.

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Wataru el Jue Jun 04, 2015 9:06 am

La mujer se defendió, no era algo inusual ni inesperado, las mujeres eran bastante histéricas, eso era divertido pero también llegaba un punto donde era bastante tedioso, como en ese punto donde por fin le dejo un corte en su mejilla por culpa de esas uñas larga, bueno, el no era de los que no ponían una mano en las mujeres eso estaba más que claro poco le importaba como se veían o de que edad fuera, sólo servían para una cosa, en verdad que esas ilusas debían de escuchar más a Wataru, por pasar por alto sus advertencia era que sucedía todas esa cosas, pero, a la vez era bueno que no lo oyeran o él no podría tener diversión.

Ahora era momento que esa ilusa sintiera lo que era verdaderamente el dolor, le dio una buena bofetada ya que no midió la fuerza, el soltarla para que se estrellara contra las piedras sonaba perfectamente bien pero no, no era tiempo de hacerla perder la consciencia, aún podía divertirse bien con ella, empujando su cuerpo contra las paredes de aquella superficie que se separaba de su gemelo, juntar las manos de esa mujer para inmovilizarla contra de aquella tierra, de tal forma que fuera más limitada sus acciones, aunque bien podía pasar cualquier cosa si ella tenia una habilidad.

Teniendo una mano libre a someter las dos muñecas a juntarla, dando presión con su mano a juntar su fuerza allí, acarició aquel cuerpo, saboreándolo en el delinear de su figura pero eso jamás era suficiente, rozar con sus garras las telas podía buscar sólo un hilo que deshiciera aquel hilar lentamente a hacerlo más débil para ir jalando hilo por hilo hasta que no tuviera una base para sujetarse en ese pequeño cuerpo, dejarlo tan indefenso sin ni una hoja que quitar de su tallo.

Era un juego siniestro donde en realidad no pensaba en las consecuencias de los acto, atrae la muerta hacia cualquier mujer que tuviera contacto con él no era nada, no le importaba la vida de esas personas, la oscuridad, los deseos, la lujuria, todo era tomado para él de tal forma que pudiera con todo y no sofocara al erudito pero al mismo tiempo deseaba que él por fin aceptara esa parte de su personalidad que no estaba alejada de sus emocione, ese lado que sabia sentir, que sabía amar, que sabía desear, pero, sabía bien que ese corazón que alguna vez se abrió se cerro tan rápidamente cuando perdió aquello que realmente le hizo vivir.

Rozó la garganta con sus garras. -Yo que tu me quedaría quieta si quieres seguir con vida.-, Rasgo la piel, hacia precio para hundir más su garra entre esa delgada epidermis, abrió su textura para que hiciera brotar la sangre y podía seguir rasgando hasta abrir un por completa aquel cuero, arrancarlo y desprenderlo por completo de aquel cuerpo, su mirada rojiza tan profunda le daba seguridad de que lo haría pero oyó algo, eso había sido bastante rápido, abrió sus alas, era momento de irse pues estaban seguro que empezarían por adentrarse a ese barranco para encontrarlo así que tenia que irse por la zona alta en lugar de buscar el camino del bosque que abría ese río.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 236
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 07, 2015 6:13 pm

Las heridas ardian, senti la sangre brotar de donde el habia arrancado pedazos de mi piel, sentia mucho dolor, pero a la vez un gran alivio en cuanto vi que se alejaba. Pese que sentia la tentacion de atacarle ahora que se retiraba me contuve, era una idea pesima. Juntando lo que me quedaba de fuerza empeze a correr hacia en donde un principio me dirigia antes de encontrarme con aquel espantoso sujeto. Mi objetivo principal no habia cambiado de todas maneras, el regresar a mi hogar era lo que buscaba. Mientras mis piernas se movian mi cuerpo se quejaba por el dolor. Sabia que necesitaba ir a un lugar a limpiar y a curar mis heridas, pero sentia que si no salia de aquel lugar en este instante, me volveria a encontrar con aquel mounstro, como era posible que alguien asi de peligroso estuviera caminando por los barrios libre, sin que alguien sospechasede lo que era capaz de hacer.

Ese tipo es un demonio — dije, mientras me adentraba mas en los bosques. Ese era el lugar perfecto para esconderme por un rato, si encontrara un lugar donde lavar las heridas y asi continuar mi camino, pero sabia que no seria asi. Tenia que contiuar caminando para encontrar la salida aquel lugar. Si algo habia aprendido del dia de hoy era que no podia seguir saliendo indefensa, tenia que tener algo con que defenderme no sabia quepodria pasar la siguiente vez que me encontrase con alguien peligroso, estaba decidido, tendria que salir armada a donde fuera, aun si me dirijiese a trabajar, no volveria a dejarme sorprender por un enemigo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores sin danza [Nanao]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.