¡Ebichu dice!
Historia
Una suave y cálida brisa refresca a los viajeros y caminantes que pasan por éste gran Imperio. Los cerezos florecen, apenas está empezando la primavera y ellos danzan ansioso por mostrar su belleza a todo el que quiera observarlos. La civilización se consuma entre las guerras, los emperadores y las muertes de tanta gente inocente y no tanto. Así se caracteriza el comienzo de la era Tokugawa o Edo, donde destará no sólo por las guerras y el nuevo orden, sino por ésta tendencia en aumento de conseguir esclavos en todos lados. Y entre todo esto, muchas personas toman ventaja de la situación y se especializan en el comercio.
En época en que la guerra y la expansión del imperio es inminente, la dictadura y el poco trato con extranjeros o su mismo desagrado hacia todo lo que no es japonés. Pero, siempre se encuentra la ventaja para vender personas o seres con características maravillosas, como cola y orejas. Algunos, poderosos, se resisten, pero, ya se las han ingeniado para atraparlos sin romperse una uña. Otros, es más fácil conseguirlos, por deudas, apuestas y hasta como rehenes de guerra también, entran al mercado sin ningún problema. Y hay mucha gente que compra esclavos o "mascotas" también llamados pets, entre la jerga comercial. Cotizan muy bien en el mercado y todos están deseosos de tener uno o más de uno. Se los puede comprar de manera legal en muchas tiendas que se dedican a venderlos muy caros pero que los tienen más "presentables". Sin embargo, también se los puede comprar de contrabando (a veces, son simplemente secuestrados y vendidos), aunque se dice que los jóvenes que viven aquí, pasan las peores penurias y no llegan "en buen estado" a manos de sus amos.
Únete a ésta historia, donde la magia, la crueldad y quien sabe, quizás el amor, van tomados de la mano.
Actividades
Foros Hermanos
Crear foroCrear foroCrear foro
Afiliados élite
Última limpieza: 10/08/2017

Furtivo destino

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Furtivo destino

Mensaje por Wataru el Jue Ene 29, 2015 6:05 am

Los hilos de los pensamientos entre el sátiro y Wataru parecía en una sincronía imperfecta, en los últimos días no creía tener fin ni principio, ambas naturaleza era una sola, limitada sólo para no recalca todo aquello que realmente deseaba hacer el erudito, era una excusa de ese lado bestial que hasta el mas inocente poseía, la cercanía con ese mundo enfermo siempre iba corrompiendo las almas, él había sostenido bien su pureza hasta ese día fatal, en ese instante donde todo simplemente se rompió y se dio cuenta de lo que era capaz así se limito dejando de lado aquello que no precisaba conocer pero eso ya parecía ser obsoleto porque era como si aquel sentido olvidado se volviera mucho más fuerte que hasta con el mas débil mormullo se levanta su naturaleza.

Terror, lo podía deletrear bien en los caracteres que lo componía, era un sentir frió que iba por su vertebral, el verse perder aquel hilo que podía mantenerlo de forma tan firme en su deberes, el destruir lo construido era algo que no deseaba presenciar, era como si mientras más viviera y conociera más irreal se volvía su vida de paz, la imaginación podía llevarlo a ver el hundirse en un abismo negro mientras estiraba su mano para sostener el mundo de luz pero este se resbala como si del agua se tratara dejando sólo la sensación de que alguna vez la conoció.

Un simple encargo, encontrarse con el gobernado unas de las prefectura, no era una tarea que no hubiera realizado antes, era algo rutinario y normal, llegar, dar la información, un intercambio de palabras cordiales que juntara las piezas perfectas para seguir estando en armonía, quedarse en una convivencia mas intima, descansar y regresar al palacio tan pronto llegara el alba pero en lugar de ello sintió la fiebre apenas el anochecer llego, era algo inquiétate tuvo que salir de allí tan veloz como le permitió su cordura aun en ropa de dormir, ese nemaki blanca que cubría su cuerpo le daba una alo fantasma viéndolo caminar por aquel sendero en medio de la oscuridad.

Las pisadas iban desfilando una sobre otra encontrando en la falda del monte Fuji, miro el majestuoso volcán que se alzaba con una soberbia sin par sobre la creación de la naturaleza en la tierra aún cuando estaba en parcial actividad era acogedor para cualquiera que deseara verlo, no había razón particular para andar por allí sólo camino alejándose de las personas mientras en un punto sus cuernos salieron a la luz y sus garras oscurecieron.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 245
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Ryuu el Dom Feb 08, 2015 8:24 pm

Llevaban poco tiempo sobre tierra japonesa, los lugares completamente cambiados no lucían ni parecidos a los de su memoria, su princesa con enormes ojos admiraba todo lo que podía oculto su maravilloso cabello en la capa de viaje, pasar desapercibida por el momento era lo ideal, había otros que les acompañaban, aunque él estaba a cargo de ella personalmente y pasaban todo el tiempo juntos, tan pronto estuvieran listo para emprender viaje discreto por los caminos irían por su cuenta, por las noches la princesa descansaba tendida suavemente en el lecho improvisado de una posada. Sola en su habitación ya que sólo él podía ocupar el mismo espacio, estaban muy cerca de ese paisaje, el único que ante sus ojos seguía siendo idéntico antes y después de haberse marchado… la naturaleza inalterable, el aire libre ¿cómo podría el tiempo cambiar ese paisaje?

Decidió salir apenas un momento, sólo un paseo a la luz de la luna, la princesa estaba a salvo, nadie la tocaría. Estaba deseoso de poder plantarse en ese territorio con la soledad y la tranquilidad de sus propios pensamientos, dejó la habitación por la ventana haciendo gala de furtividad y silencio, de haber sido capaz de tomar su forma natural lo habría hecho encantado, más era riesgoso, en este sitio por encima de cualquier otro lugar.

Caminó durante un rato hasta llegar a las faldas de aquel monte, apacible y solitario… decidió sentarse en las sombras admirando la luna… llevaba la ropa de viaje porque no se había cambiado, el aire frío azotando el cabello atado a sus espaldas debajo del sombrero de paja propio de los viajeros, el pasto bajo sus dedos frío le causaba cosquillas… el sonido de los pasos amortiguados le hizo girar apenas la cabeza ¿Qué venía ahí? Bajo la luz de la luna un espectro paseaba con indiferente lentitud… creía muy poco en los fantasmas de aquel lugar, pero no tenía vocación para averiguarlo, ocultó su rostro cuando estuvo cerca a la sombra del sombrero… acción que no había vuelto a hacer desde que se había ido de ese infernal sitio, cuidado casi olvidado para que no le mirasen la verdad de su naturaleza en los ojos, en las orejas apenas ocultas; todos sus años al servicio en el extranjero le habían hecho olvidar tal precaución.
Dragón
avatar
Mensajes : 363
Ingreso : 28/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Wataru el Lun Feb 09, 2015 4:39 am

El camino era silencioso en el eco de la naturaleza, los arroyos se escuchaban susurra, esos riachuelos que nacía en alguna piedra donde apenas eran visto por algunos que otros exploradores o aquellos ríos que iban con más fuerza para darse a conocer a todos los pobladores pero en lo más profundo de las montaña estaba los pasos del subsuelo que no se dejaban ver que allí existían y gritaba bajo el paso de las piedras. El respirar de aquellos que dormían también llegaba hasta sus tímpanos, se abría en el camino con la brisa que recorría cada cueva, entrando y saliendo para conocer a los habitantes antes de agitar las hojas, era una fiesta sólo digna para la luna que observaba con admiración la danza, el cortejo de las flores y las plantas que anhelaba ese manto oscuro.

Detuvo sus pasos el respirar de un ser casi no se sintió, no estaba en el descanso, su mirada distinguió la figura de un viajero bajo aquel cono curvo que era el sombrero más típico para aquellos que recorrían los camino, la oscuridad cubría bastante de aquel personaje bajo aquella sombra que se formaba en el rostro pero también las ropas eran en tonos oscuros para no atraer atención. -Un mal sitió para descansar si no desea se devorados por los seres de la noche.-, La voz profunda agito el páramo tranquilo, el pasto que iba de alfombra por los pasos de los dos que se levantaba en la noche para anda temblaban por aquella voz que emitió el sátiro.

No había necesidad de ser formal porque el que ahora andaba recorriendo la noche no era el erudito, él tenia una educación perfecta y seguía todos los protocolos, pero, el sátiro de otra forma gustaba de hacer todo a su voluntad, decir las palabras que quería e ignorar cualquier ser vivo si así le convenía pero aquel viajero había atraído su atención tal vez sólo por ser el único ser vivo con que pudiera conversar aquella noche o sencillamente alguien que pudiera padecer pronto bajo sus garras, la respuesta aún no estaba decida pero su vida ya estaba sentenciada bajo el interés de aquel sátiro.

Alzó la vista cuando el viento desde el suelo se alzo hacía los cielos como si buscara atraer la atención hacía la luna, vio el astro planeado, en su tercera, las estrellas también resplandecían con fulgor algunos en carmesí y algunas más en azulado para notar una nueva que recién había nacido, su existencia no había sido notada antes pero ahora allí estaba en ese espacio que alguna vez sólo acuno oscuridad, no dejaba de brillas con la belleza de un recién nacido.

-Debería de temer, la oscuridad atraer varios seres indeseados y sólo entre ellos mismo se entienden pero aún así no asegura buena vida.-, Expreso al oír la voz proveniente de aquella persona aunque por un segundo le pareció en un recuerdo, la mente divago, sólo era el juego de haberla escuchado día atrás, no podía relación aquel ser con aquel otro que buscaba, ese que desapareció de su vista sin ni siquiera dejar una razón aunque tal vez el miedo había llenado por haber visto como se divertía, el notar como bebía de aquella sangre así como si fuera el más exquisito licor.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 245
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Ryuu el Lun Feb 09, 2015 5:16 am

El fantasma no era tal cosa, porque de otro modo su instinto no se hubiera disparado ante la voz que parecía cimbrar hasta el piso que le sostenía… una chispa de prudencia y amenaza recorrió su cuerpo al mismo tiempo y debajo de la capa su mano se deslizó imperceptible a su cintura… no se dio cuenta de ello hasta que sintió en las yemas de sus dedos el roce sutil del mango de su cuchillo, estaba oculto, era pequeño, y no tuvo la imprudencia de empuñarlo… había sido apenas el reflejo… se serenó y miró hacia el recién llegado, no estaba ahí para causar problemas y quien fuese ese ser, espectro o paseante, no llamaría la atención sobre si o sobre su princesa.

Aún con dicha resolución, la amenaza la seguía sintiendo pendiendo sobre su cabeza… -Voy de paso, sólo me he detenido un momento- negarlo sería ridículo, con su ropa y toda la pinta de venir de lejos, además su voz, su tono, si hablaba demasiado podía delatar no ser natural de ahí, aunque muchas provincias tenían sus propias diferencias… se negaba a correr un riesgo más si podía evitarlo.

El viento y los dioses le jugaban malas pasadas, se elevó amenazando con llevarse el sombrero, lo sujetó con fuerza notando con agrado que aquel se había distraído mirando al firmamento, aprovecho ese momento para aflojar un poco el cabello de su trenza para ocultar las orejas que hasta el momento había llevado en libertad… aunque podía fingir ser muchas cosas, muchas razas, oficio ingrato aprendido para disimularse ante otros, lo que mejor le resultaba era pretender ser un humano. Se ajustó el sombrero y se estremeció de nuevo al contacto con aquella voz… le provocaba escalofríos, aunque era sencillo culpar al viento.

-No temo a la oscuridad… pero respeto a lo que en ella se mueve…- se levantó, para disminuir la posible ventaja que ese ser podía tener sobre él al continuar con esa postura, ocultó las manos del frío y no las tendió a aquel… no quería mirarle demasiado, hasta el momento no le había dirigido ni una vistazo más que a su ropa… ropa de dormir, en exterior y con el viento helado llevando su soplo por doquier.

-También yo me muevo en ella después de todo…-
Dragón
avatar
Mensajes : 363
Ingreso : 28/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Wataru el Lun Feb 09, 2015 7:12 am

La naturaleza lo mantenía cuerdo por esa noche como si fuera un afrodisíaco de paz que lo estuviera acunando para que la ira no se desatara, aunque en realidad también podía ser que su despertar no estaba de todo, era como un medio amanecer en su consciencia de sátiro así que se podía ver calma en sus ojos que dibujaba el cielo, el reflejo se mantenía en sus pupilas carmesí que atrapaba aquel manto oscuro en el lago de sangre que era su mirada, sólo allí se perdía su concentración pues no tenía interés en el viajero al menos no el suficiente para mantener su vista fija en esa persona pero tampoco lo ignoraba de todo, sus oídos estaba atentos a los sonidos, escuchaba los susurros de las prendas, el crujir del suelo al movimiento, cada detalle era percibido por sus tímpanos que estaban atentos hasta el cantar de la muerte en la lejanía.

Era franco en su curiosidad sólo por la naturaleza, era el único ambiente que lo llenaba pero en ocasiones también la manchaba con sus pecados, no olvidaba los crímenes cometidos contra ella, esos baños de sangre que había realizado sobre su bella falda que se adornaba con flores y árboles, pero cada unos de esos crímenes tenia una procedencia así mismo podía ser en ese momento si lo quería, el romper el cuerpo de aquel viajero, el clavar sus garras en la piel suave para rasgarla y dejar a la vista los músculos, la tensión de ellos al romperse sus membranas.

Río. -Entonces somos seres de la misma sombra aunque no huelo nada siniestro en su persona.-, Sus cabellos se agitaron danzando en su espalda, se dio la vuelta interrumpiendo su movimiento, su atención bajo hacia donde se encontraba el otro, su mirada se clavo expresamente en conocer su nuevo rostro pero como si la noche fuera cómplice del individuo cubrió la luz celestial con espesas nubes que dieron un paso lento como si estuvieran ocultando un secreto, era un misterio de aquellos que envidiaba el conocimiento aún cuando el no fuera centro de todos aquellos temas académicos, la memoria de tener tantos datos en su mente era aburrido con solo imaginarlo porque era una limitante para sus fantasías de destrucción, su morbosidad por los suelos llenados de destrucción, el crujir de los huesos bajo sus pies.

Una ave nocturna chillo en la noche surcando el cielo, su canto fue escalofriante, eran esos seres que sólo se le oían cuando un mal augurio llegaba, muchos era dominados como los shinigamis de la naturaleza lo cual era mentira, desde su perspectiva pero daba igual que se anunciara la muerte porque si ello debía de pasar lo llevaría acabo debido a que no pensaba ser presa de nadie, el papel no le venía bien aún sin Wataru lo estuviera pensando como su mejor salvación para él sólo significaba ser más fuerte para superar el delirio, una destrucción sobre otra y así era una forma de existir, contradiciéndose en todo el mundo para tener claro sus ideales.

Volvía la luz lentamente para por fin abrirse la escena de conocer aquel que se escondía bajo aquel sombrero, su mirada buscaba tener todo el reflejo pero lentamente estaba conociendo los hilos oscuros de aquel cabello que parecía teñirse con la misma noche al contrario de sus hilos platinados en la diversidad de los tonos.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 245
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Ryuu el Mar Feb 10, 2015 6:28 am

Sentía un peligro ligero que se mecía sin control en ese cuerpo… era como si no terminaba por decidirse por completo si ese ser era un peligro inminente o el tipo de problema que se podía esquivar si te apartabas de su camino, deseaba lo segundo con una desesperación muy oculta, se enderezó agradecido que las sombras le bendijesen con sus favores, en cambio a ese espectro parecían buscarle, iluminarle.

Agachó el rostro de nuevo cuando le respondió, aunque no sintiera amenaza de su parte, si se ponía en medio no tenía reparo alguno en deshacerse de él…. Si resultaba ser un problema, si se convertía en un obstáculo para su princesa y en ese momento, inclusive si ella no estaba ahí para ordenarlo… no importaba, cualquier cosa que le impidiese volver con ella rápidamente debía borrarle por completo.

-Quizá porque no tengo motivos para mostrar algo siniestro en mi persona…- al contrario de ese ser que parecía con su risa desencadenar terrores ocultos bajo las faldas del gran monte… aprovechando el momento ideal de oscuridad sobre si, una ventaja clara elevó la mirada más no el rostro, lo suficiente para poder ver a quien tenía ante sí… el cabello largamente blanco y una especie de protuberancias saliendo de su cabeza luminosas por la luz brillante de la luna… se estremeció completamente cuando un recuerdo de su vieja infancia apareció como surgido de las profundidades de una noche tenebrosa.

No podía ser él… demasiado parecido, no podía tratarse de la única persona… su rostro, no alcanzaba a ver del todo su rostro… y su voz… ¿se parecía o sólo le estaba dando la impresión de que era parecida? Confusión repentina… no… decidió que no era posible, que no era cierto y que estaba simplemente asociando la primera persona que se le aparecía en la noche de Japón para confundirle con el viejo fantasma de su pasado… espectros nocturnos… recuerdos de un pasado demasiado distante.

-¿Tiene nombre el espectro ante mis ojos?- preguntó suavemente, una sencilla forma, una manera limpia de confirmar que su mente traicionada por el regreso a su natal tierra.
Dragón
avatar
Mensajes : 363
Ingreso : 28/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Wataru el Mar Feb 10, 2015 8:29 am

¿No tenía motivo?, Incauto viajero, era sin lugar a duda ese viajero alguien que podía caer en las garras de la muerte sin problema alguno, el titubear no estar en ni un depredador que deseara carne fresca, sólo debía de ser clara su presencia para destruir completamente aquello que acongojaba su aburrimiento o sólo por el hecho de placer así que hacia bastante mal aquel que surcaba las noche no demostrar algo de fuerza, de destacar un lado siniestro que podía darle algo de ventaja sobre aquellos senderos despiadados que buscaban confundir durante la noche. La ingenuidad no era bienvenida en aquellas tierras porque sólo podía significaba una muerte segura, esas tierras era una guerra constante desde que todos se movían hacia sus propios objetivos, él mismo tenia en su mente sus deseos, sus anhelos de destrucción que apenas controlaba por el conveniente deseo de hallar alguien pero una vez que sucediera no sabía que pasaría realmente.

-Si, poseo uno.-, Era una respuesta ambigua porque sabía que deseaba conseguir el viajero pero no soltaría de buenas a primera su nombre. -¿Por qué se muestra interesado en conocerlo?-, Cuestiono mirándolo de frente de tal forma que las sombras se apartara de su rostro, el primer reflejo en aparecer fue de aquella marca que se abría en su mejilla cuando su despertar era claro, la presencia de sus cuernos que se acunaba sobre su mirada en el curva que llevaba hacia su rostro siendo pequeños pero aún así se notaban perfectamente, en realidad eso era lo que siempre resaltaba del sátiro, su cuernos, nada especial había miles de seres con cuernos pero por alguna razón la forma de los suyos era lo que invocaba los pensamientos de los otros.

Sus sentidos parecieron abrirse completamente por unos segundos no se había conectado a ni un miembro de la naturaleza pero la voz ajenas resonó con eco en su oído, no se había dado cuenta de aquel tono porque presenciaba leve acepto en su lengua, era normal en los viajeros que pasaran a tener diferencia en su forma hablar aún sin hablaba de misma gente de aquella nación, pero, era diferente allí, no se había dado cuenta por esta prestando atención a lo que más atraía su mundo pero aquello fue un pronto relámpago que cayo en la tierra tal vez por el aroma que llego a su olfato, uno conocido y a la vez extranjero, era un baño de incienso no podía distinguir bien la mezcla podía ser una infinidad de cosas como pasar por un altar, un templo, o la mezcla de los aromas que se recogía del camino.

Los pasos fueron primeros como si la guía fuera clara hasta donde deseaba detenerse, su mano llevó directo hacia debajo de la barbilla acariciando con sus garras, tensado el toque para que elevara el rostro que ocultaba en el baño de la sombra, deseaba mirarlo como si ahora era fuera su prioridad, su curiosidad que de pronto nació por la intercesión de la naturaleza que le llevo aquella voz a su oídos así como cuando estuvo peleando con aquel fénix, lo había dicho era vez podía ser una jugarreta de su mente pero esta vez parecía ser algo diferente. -¿De que lugar viene?-, Cuestiono al ver que al parecer no deseaba hacer lo que pedía porque olió un poco de su sangre aparto su mano, lamiendo la garra percibiendo de que especie era.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 245
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Ryuu el Sáb Feb 14, 2015 5:55 am

Por la respuesta quedo claro que no soltaría tan fácilmente esa información, no le culpaba, después de todo no pensaba soltar el suyo ni a la fuerza, en su posición, ni su nombre le pertenecía de ninguna forma, él todo, con su destino, con su historia, con sus manos y su identidad eran por completo de la persona que cuidaba.

-No estoy interesado- declaró como decidiendo que decía la verdad, aunque en el fondo de su ser, esa parte controlada únicamente por el instinto muchas veces poderoso, con voz propia y difícil de retener cuando llegaba a un momento de tensión extrema le decía a gritos que sí, que quería saberlo, que estaba deseando conocer si la persona ante sí… no, si el espectro ante su rostro era aquel que durante un momento terrible que se extendió más allá del sangriento amanecer hace tantos años.

¿Y si elevaba su rostro? ¿Y si se mostraba tal cual era? No era una forma de averiguar si ese ser era aquel que solía llenar sus desvelos cuando los tiempos le permitían estar a solas con sus recuerdos y volver a ser ese niño huérfano que ha conseguido un maestro que le cuida, que entrenaba duro todos los días sin sentirse completamente parte de aquellos que le miraban sin conocerle… sin que realmente les importara su destino…

No, nada ganaba con esos sentimentalismos, con esos fantasmas de humo de su vida pasada, vida que ya no existía, vida que no existiría nunca más. Nadie iba a acosarle, nadie a perseguirle, y eso incluía al fantasma anhelado de su viejo amigo.

Demasiado rápido para evitarlo, incluso para sus manos que prestas se habían dirigido sin dilación a su arma desenfundando apenas por segundos la corta daga de fría dureza, oculta bajo su capa de viaje que le cubría totalmente el cuerpo se impulsó con firmeza apoyada en su cadera, aún oculta se perfilaba hacia aquel hombre, si se acercaba más bastaba empujar con fuerza y enterrarla en la carne fría de ese ser que trataba de alzarle el rostro… no, manos no, aquellas uñas frías y duras raspando su piel, llevándose consigo un poco de ella y gotas delicadas de sangre que arrancaron cuando en su negación por obedecer mantuvo la postura y la cabeza firme en su sitio.

-Vengo del camino que está a mis espaldas…- y no mentía con ello, pero dejaba ver que conocía las maneras, las formas ambiguas de responder, de evadir, de evitar comprometerse de ninguna forma o comprometer a quien estuviese consigo… maldijo la parte de su sangre japonesa que corría sus venas, haciéndole comportarse de aquella manera… como ellos.

Lamía la sangre… si era una bestia que conociera podría reconocer su casta y ello no sería bueno, no creía que nada hubiese cambiado desde su infancia, pero los dragones eran poderosos, admirados… pero esclavos al fin y al cabo. Si alguna vez algunos o muchos fueron libres en esas tierras, nunca lo llegó a ver o conocer.

-Y es hora de marcharme… espectro de la noche… siga su andar que seguiré el mío en mi camino…- que se fuera, que se marchara antes y así poder evitar el camino en el que se internara… pero estaba seguro que no sería tan sencillo, el arma seguía apoyada en su cadera y lista para surgir si era preciso.
Dragón
avatar
Mensajes : 363
Ingreso : 28/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Wataru el Sáb Feb 14, 2015 6:37 am

Un drago, no podía confundir aquel sabor, los dragones tenían un especial sabor sin importar de que clase fuera, aunque, eran particularmente pasivos pero aún así le había tocado asesinar un par de ellos, seres sabios que no entregaba su conocimiento a cualquiera, los más antiguos podían ser más orgullos que los jóvenes por eso eran más codiciados en los mercados pero eso también significaba que fueran más testarudo aunque fueran vendidos y comprados si no juraban lealtad por propio corazón aquel contrato entre especies de amo no significaba nada para ellos por eso había tenido que acabar con sus vidas por negarse a entregar valiosos secreto, era preferible que murieran en el silencio a que lo transmitiera a alguien más, era simple negocios, ordenes que debía de cumplir por tener el sello imperial pero si no fuera por aquellas cadenas no hubiera caído en tales crímenes.

-¿Acaso viene huyendo?-, Cuestiono tras sus palabras que indicaba que tomaría de nuevo camino. -No tengo interés en ni un dragón.-, Declaro, le dio a conocer que ya sabía de que raza era. -Mi interés no esta por capturar aquello que es nacido de la naturaleza.-, Esa realidad podía negar completamente la idea que tenía en mente, su amigo era un simple humano al menos así fue todo el tiempo que estuvo con él, no recordaba que hubiera sido de otra manera, una vez que fue su despertar fue el único que desapareció y ni uno le dio razón sobre él, en la mente de Wataru pasaron varias posibilidades, se cuestiono una y otra vez sobre las razones pero al final no encontraba nada que pudiera ayudarle a comprender la razón, lo que pensaba y sentía era que no estaba muerto aunque por la parte del sátiro eso parecía tenerle sin cuidado o al menos así aparentaba porque realmente era lo contrario, esa presencia podía ser su mayor freno, era mucho más fuerte que las propias ordenes del gobernante de la nación, era consiente de tal conflicto por eso no solía invocar sus memorias hacía su mente pero en ocasiones como esa llegaba sin ni una espera como si fuera recuerdos de agua fresca.

Aparto la vista de aquel viajero para ir hacia el camino que había indicado que lo había traído. -No tengo un camino que seguir.-, Volvió su mirada hacia el cielo. -Sólo recorro los solitarios senderos porque alguien deseaba alejarse de donde se encontraba, no es como si tuviera un deseo especial esta noche, sólo se volvió tenebrosa para aquellos que aguardan la absoluta paz.-, Comentaba aunque aludía a Wataru, era el que decidió salir, lo guió por aquel camino si nada que pudiera apreciar más que la belleza de la naturaleza, no le había llevado hacia donde pudiera calmar su calor, ese erudito siempre evitaba las personas, su repudió por todo lo que a él le gustaba era lo que dictaba que siempre lo mandara hacia las afuera, aunque ahora sólo lo llevo hacia aquel monte, ese lugar que se bañaba de una naturaleza especial mas particular que cualquier otro.

-Señalaría que ese mismo suceso le ocurre o de otra forma no veo porque se este moviendo de noche al menos que sea que no cuenta con un “amo”, en ese caso debería de evitar cualquier camino donde cruce los cazadores, ellos suelen ir por aquellos senderos que están oculto entre los montes, saben bien que son los que utilizarían aquellos que temen.-
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 245
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Ryuu el Dom Feb 15, 2015 3:19 am

Le reconoció, lo supo incluso antes que su voz lo confirmara, no quedaba duda alguna de ello, pero no se trataba de un cazador y no sintió aumentar la amenaza que momentos antes le hubiese echo desenfundar su arma… lentamente y en un silencio sólo interrumpido por sus pasos breves sobre la tierra fría la devolvió a su lugar de reposo, de pronto estaba seguro que no haría falta usarla, si aun descubriendo qué era, no estaba intentando darle caza… bueno, no esperaba nada bueno de ese ser, pero no parecía estar buscándole… despertar sospechas sería incorrecto de su parte.

-¿De qué tendría que huir?...- respondió con certeza y algo de orgullo, después de todo no estaban en vano los últimos años de su vida libre al servicio de la casa real, con el paso de los años pocas amenazas habían llegado hasta sus oídos, y aunque no había olvidado en lo absoluto sus años como mueble en el mercado negro, tampoco por pisas esas tierras volvería a comportarse como en los primeros años son su maestro, tímido, reservado, siempre presto a hacerse a un lado para no dar molestia o provocar alguna represalia sobre él.

Casi a propósito levantó el rostro al fin para encarar a ese ser salido de sus propias pesadillas, encarnado en su tierra infernal y puesto ante sus ojos en una de esas noches oscuras que había aprendido a detestar y apreciar al mismo tiempo con el paso de los años… se relajó un poco ante las palabras del demonio ante él… nacido de la naturaleza… no estaba seguro de que alguien mas allá de su maestro hubiese reconocido esa realidad como una virtud autentica para todos, hasta para él.

Pudo ver sus ojos, y el mismo inquietante reflejo de la noche bailaba en ellos, algo parecido a los deseos aburridos de no ser satisfechos y cadenas pesadas parecían perfilarse en la mirada que en esa ocasión no evadió. Se sintió contrariado al escuchar ese monologo que parecía contradecir del todo las impresiones, las imágenes, las sombras danzantes en la mirada aquel que ahora se perfilaba hacia el cielo declarándose carente de cualquier deseo… sólo un paseante nocturno.

-Hacemos lo mismo entonces- aceptó su comparativo, e incluso tomo nota de aquel dato… -Tengo un amo- declaró de inmediato, quizá aquello liberase sospecha o apartase cualquier tipo de interés, mientras empezaba a caminar casi sin notarlo, rodeando lentamente a ese ser siempre sin darle la espalda un solo segundo y considerando sus opiniones… podía estar en lo correcto, podía resultar útil… si deseaba evitar cualquier contratiempo que pudiese poner en peligro a la princesa que de ahora en más debía ser confundida con cualquier campesina de Japón, pudiera ser mejor moverse más a vista… evitar los caminos que aquel declaraba como “los que usan aquellos que temen”

-¿Eres un demonio? Los cuerdos que tienes sobre la cabeza… son distintos…- seguía andando alrededor de aquel como dando un casual paseo mientras su cabeza se planteaba las posibilidades, la coincidencia casi proverbial de haberse encontrado con quien fuera… con quien fuera que descubriese su secreto y no le atacase por ello –En el muelle se habla de la presencia de muchos extranjeros llegados la luna pasada a este mismo lugar… se dice que muchos han viajado al norte… - comentó como si no fuese importante, como si se tratase solo de una charla artificial, banal y sin intención alguna.
Dragón
avatar
Mensajes : 363
Ingreso : 28/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Wataru el Dom Feb 15, 2015 6:07 am

Una pregunta volvía hacia él con soberbia, una representación viva de aquellos seres, orgullo, no necesitaba verlo para conocer que lo poseía, no importaba, no era que le causara un conflicto que fuera descubierto o que pasara desapercibido, no tenia ni una intención con las demás criaturas de aquel mundo apenas y se interesaba por unos pocos bajo su cuidado como aquel zorro que recién había adoptado por su peculiaridad de ver fantasmas pero aún cuando era suyo no era como si le prestara verdadera atención, le brindaba de todas las comodidades y no podía nadie decir de que le faltara algo aquel que tenia bajo su cuidado pero la atención o el interés de convivir con él no era unos de los beneficios que le daba aunque sabía que no le faltaba conversación pues su sirviente solía darle compañía así que tampoco era que le brindara soledad absoluta era al contrarió ahora tenía la libertar de ir a explorar y conocer a su gusto si así quería nadie se metería con ese zorro ya que tenía la protección de Wataru.

Volvió la vista hacía el dragón con cierta sorpresa o más remarcada en curiosidad. -¿Un amo? Mm eso me tomo desprevenido ¿Y no viaja con él?-, La platica volvió a centrarse hacia la presencia de aquel que recorría la noche y que ahora parecía dar más cara hacia él, sus ojos podrían reflejar bien aquel rostro, un soñador personaje que daba eco en sus pensamientos, los rasgos dibujado de aquel rostro parecía perfilarse hacia los recuerdos, un golpe en su mente parecía abrir las puertas cerradas hacer que recordara aquel rostro que se había dedicado a olvidar y que por tiempos pensaba que era así cuando ya ni siquiera podía distinguirlo más que una sombra difusa en su sueños.

-No soy un demonio aún cuando pueda crear el mismo caos.-, Acepto sin contratiempo sobre la remarcada duda. -Soy un sátiro.-, Ni siquiera sabía si aquella criatura sabría sobre su especie hasta ahora varios a los que le conectaba su naturaleza la desconocía, no le importaba, era conocido que ellos estaban casi extintos, era por eso que ni él mismo había visto otro igual que él. -He oído, aunque sobre su suerte no tengo conocimiento, es sabido que en este imperio no son bien aceptado los que viene de fuera.-

-Ahora no es un buen tiempo para los extranjeros, las órdenes de palacio son clara para la destrucción, pero, aún así hay otros que la apoyan así que puede que algunos que hayan llegado de aquellos caminos ya estén muerto o escondidos.-, Comento sin tanta importancia. -No tengo interés en conocer sobre ellos pero si busca alguno de esos viajeros lo más conveniente sería buscar con las ratas, los mendigos son buenos dando información a cambio de algunas monedas, no todos son lo que parecen.-

-Algunos pueden ocultarse por años en el rostro de un simple humano para luego rebelar que son otras cosas o sencillamente terminan huyendo sin dan razón alguna.-


Amo Deidad
avatar
Mensajes : 245
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Ryuu el Dom Feb 15, 2015 8:53 pm

Un amo, asintió limitándose a ese conocimiento, un esclavo con amo solía no ser molestado por los cazadores, encima, el amo de un dragón debía tener siempre el poder suficiente tanto económico como de clase que le permitiría hacerse con esa especie, de alguna forma su trampa consistía en confiar que esa imagen ficticia mantuviera el interés aparte, disminuyera la novedad y la aprehensión que causaría si se escuchase semejante disparatada: un dragón libre, andando solo por los caminos de la noche sin una cadena que lo atase a alguien más.

Un sátiro… conocía a uno, sólo a uno y la forma en que le había visto surgir ante sus velados ojos, la manera en que había descubierto la naturaleza de esos seres estaba grabada fresca en su memoria… el cabello, los ojos, aquella marca en su mejilla y los cuernos… quizá hiciese falta la sangre inundándolo todo como una tormenta y una década más o menos de tiempo echado hacia atrás… y risas… con ello bastaría para creer que había regresado al pasado, que quizá nunca había escapado presa de las cadenas de aquella locura su mente pudiera haber recreado un mundo inventado para protegerse de aquel shock… de aquel momento… pero no… ante él no estaba su viejo amigo… ese de ahí no era Wataru… era quizá un simple sátiro, otro como él cuya raza mostraba los mismos rasgos como los perros de una misma camada.

Se forzó, se domó para controlar sus pensamientos y el temblor de su cuerpo que pudo haber delatado la impresión de aquel contacto… de aquella revelación… los fantasmas del pasado colocándose ante ese extraño como una máscara eran de una nitidez apabullante… hasta la voz… hasta la edad... se enfocó en la información que pudiera serle útil para encontrar a ese que su princesa había seguido hasta estas malditas tierras… tomo nota de cada detalle y asumió que de estar ahí, ese hombre sin duda se habría disfrazado, habría tomado los caminos de los parias… habría desaparecido en sombras tal y como el mismo deseaba hacerlo.

Buscaría entre los marginales, se aseguraría de encontrar respuestas y luego hacer que quienes se las dieran le olvidaran, romper del todo con cualquier rastro que conectase a su princesa y su misión con esas andanzas entre sombras… aquel que buscaban y ellos mismos, venían de fuera y no eran bien recibidos en esa tierra bajo sus plantas… de pronto se sentía como un grupo de ratones, persiguiendo a otro grupo de ratones dentro de la casa donde habita un gato.

-¿Es usted entendido de las órdenes del palacio? ¿Conoce por suerte a quienes trabajan en él?- convenía y peligraba si intentaba ahondar por ahí… si era gente del palacio, quizá hubiese conocido a su amigo… y peor aún, quizá hasta le hubiese conocido a él cuando fue joven… cuando vivió entre ellos relativamente protegido…

Ese último comentario, pareció demasiado directo como para tratarse de una casualidad, de un tiro al vacío sin intención alguna… era como encontrarse de frente con aquel juicio que durante muchos años espero se descargase contra su cabeza… era como si él desde las sombra de su fantasma le reclamase al fin después de una década su abandono… su traición… la mentira… el silencio… -Algunos puede parecer que han hecho eso… algunos pueden no tener opción… algunos más protegen a costa de su libertad…- había avanzado más hacia él… no conscientemente, sólo de pronto estaba apenas a un palmo mirándose de frente con unos ojos que eran espejos de los suyos.
Dragón
avatar
Mensajes : 363
Ingreso : 28/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Wataru el Lun Feb 16, 2015 4:50 am

-Se puede decir.-, Expresos ya que él no era realmente un seguidor del gobernante, los lazos de sangre ataban si tuviera que decir algo en favor pero no la lealtad, el que seguía las ordenes era Wataru y él ocasionalmente por deseos del erudito, era sólo un plan para continuar su libertar, una forma de asegurarse de primero resolver todos sus problemas antes de poder destruir todo lo que lo ataba pero fuera de ello no tenía especial interés por continuar como perro fiel a lado de un gobernante que no mostraba gran sabiduría. -Conozco información de todos aún cuando no frecuento personalmente con ellos.-

El interés del otro por el palacio era ya un hecho al parecer ambos se daban cuenta de aquellos fantasmas del tiempo, era como si realmente nadie tuviera deseo de confirmarlo aún pero era ya una solución real. -¿Liberta?-, Sonrió, el gesto fue claro en su rostro. -¿Hacerse esclavos de otros es liberta?-, Paso sus garras por su cabello que se agitaba contra el viento que iba y venia, acomodo atrás de sus cuernos que eran centro de hacerlo un mar de telaraña cuando se enganchaba a ellos. -Todos ocultamos un rostro.-

-En el palacio hay un erudito que fervientemente cierra sus emociones.-, Comento sin mayor particularidad como si fuera sólo algo que llegaba a su mente como el centro de la conversación. -En su juventud no fue el más social debido a su padre.-, No divago demasiado sobre ese asunto porque si era ese fantasma que sólo se había esfumado sabría bien sobre el tema así que no era realmente necesario dar datos que ya estaba claro y si no fuera así tampoco comentaría sobre un secreto que nadie deseaba compartir porque preferían que fuera un hecho falso antes de aceptarlo. -Pero convivía con algunos cuantos.-, Los cabellos continuaron enredados sólo dio el roce con su garra cortándolo sin mayor importancia viendo los hilos plateado caer para ser llevados con la brisa, era así la existencia, nada le parecía realmente importante si le molestaba sólo debía de destruirlo.

-Aunque si hablamos del presente su relación con la gente se reduce a cero.-, Hizo un ademán de mano. -Ni hombres ni mujeres sencillamente no parece tener afición ese sería el claro ejemplo de alguien capturado aunque este en esa supuesta liberta.-, Rozó la mejilla ajena contra de sus garras. -¿Así que cual es la liberta de un dragón?-, La caricia de la garra fue bajo, surcando cerca de donde se alisaba un par de arterías importantes, sólo un corta delgado y lograría un buen trabajo de exterminio.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 245
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Ryuu el Lun Feb 16, 2015 5:36 am

Conocía al palacio, se involucraba con aquellas personas que quería olvidar… no, más bien conocía sobre ellos pero no interactuaba… quiso preguntar irremediablemente por él… más no era libre para hacerlo, no le correspondía peligrar la misión de su protegida con sus intereses personales… aunque la pequeña niña le hubiese elegido para su compañía en ese viaje con la intención de que pudiera despedirse definitivamente de su pasado, y Wataru era una de las dos personas que realmente le interesaron en algún momento.

-Servir a quien sea digno es diferente a ser esclavo de seres mezquinos…- y había una diferencia sustancial en ello, de entrada, aunque había dicho que tenía un amo, y le convenía continuar con esa versión, estrictamente hablando sí que tenía una responsabilidad, una deuda de fidelidad hacia una persona que le esperaba dormida, y quizá protegida por dulces sueños… una princesa digna de toda su libertad cedida a ella mientras persiguiera su objetivo, hasta alcanzarlo o hasta morir en el intento.

Estaba hablando de si amigo, lo supo de inmediato, no habían sido nunca secreto las intenciones que se tenían para el joven Wataru, el destino que le esperaba posterior a su rígido entrenamiento durante muchos años; en cambio, las peculiaridades de su padre y la forma en que había elegido criarlo eso era un secreto que durante mucho tiempo considero que sólo se le había confiado a él... así que terminó siendo un erudito... era impresionante, desvió el rostro y trató de ocultar la luz de su mirada ante aquel descubrimiento... un erudito, eso claro, significaba sólo una cosa… que pudo continuar con sus estudios incluso después de lo que sucedió aquella noche… que lo que hubiera pasado, había sido dejado atrás.

Se colocó el sombrero nuevamente, para que la sombra que el mismo proyectaba sobre su rostro le diera escondites suficientes para sus emociones, para no reflejar nada... como si escuchar de él le fuese indiferente, como si no registrase cada palabra... como si ese espectro le hablase de un extraño, un desconocido absoluto que no le importaba a nadie.

Su relación con otro reducida a cero... eso decía ese sátiro... ¿hablaba con la verdad? No alcanzaba a percibir mentira en sus palabras... alguien capturado... casi como él... pudiera ser que justamente por ello llegaron a llevarse relativamente bien cuando pequeños, porque compartían destinos similares ocultos en el fondo de su ser...

Sintió el frío deaquellas garras y fue al fin consciente de la cercanía tan marcada que había entre ambos y trató de deshacerla, de abandonar ese sitio, de averiguar de la persona que seguían en los callejones de la ciudad para terminar rápido esa misión y poder por su parte emprender una pequeña búsqueda para dar con él... para explicarle quizá, o posiblemente sólo para verlo y cerciorarse que dentro de lo posible, estuviese teniendo una buena vida. Incluso dentro de su propia esclavitud oculta.

-¿Te refieres a la libertad de una raza nacida para ser esclavos?- su molestia se dejó escuchar mientras sonreía a la luz de la luna –Es posible encontrarla, pero eso claro, sólo puede hacerlo un dragón... no la toques...- apartó de un movimiento rápido de su mano la ajena... había estado tan cerca de su cuello... no permitía que muchos se acercasen a esa parte de su cuerpo... especialmente porque lo que llevaba consigo oculto podía ser descubierto si alguien merodeaba con un poco de atención.

-Te haré una demostración de la libertad de un dragón...- concluyó dispuesto a marcharse de una vez, a volver con su princesa donde la voz de su deber era tan fuerte que opacaría la del deseo de preguntar por él, averiguar de ese fantasma todo sobre él, de ir en su busca.
Dragón
avatar
Mensajes : 363
Ingreso : 28/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Wataru el Lun Feb 16, 2015 6:27 am

-Esclavos si, en este reino lo son, pero, se debió a su soberbia bien pudieron volverse parte de la raza amo, pero, eligieron mal cuando el sistema se inicio.-, Esa era la única razón de que cayeran en esa esclavitud, sus garras no había podido lograr más en su camino, sólo era seguir aquel corte y precisa en el enterrar de ella en la piel aunque tal vez lo que buscaba más que corta el pulso era algo diferente pero el resultado seguía siendo el mismo. Las palabras también estaba clara en los pensamientos, la esclavitud de las actuales razas se debían a su mala decisión, el que gano el puesto alto no fue más que porque apoyaron al emperador de entonces como una sabia decisión, las cadenas sólo se formaba por malas elecciones así como las que siempre tomaba el erudito.

Continuaría su camino, lo decía de una manera tan fácil y claro no era como si el fuera a detenerlo ¿Qué ganaba con ello? Aunque era claro que se trataba de esa persona si ni uno de los dos decía lo que realmente era podían seguir ignorando el hecho, aunque, en el caso de Wataru, podía dejar que lo viera y si eso ayudaba a que él se decidiera de aquellas cadenas lograría una vez por todas dejar de estar en las ordenes de otro, eso parecía un perfecto plan para el sátiro. -Puede continuar su camino no pienso detenerlo.-

-Como dije no tengo motivos para hacerlo aunque Wataru tal vez desee verlo.-, Soltó el nombre no había necesidad de ocultarlo. -Seguro que desearía ver de nuevo a la persona que hizo su esclavitud, él encargado de hacer que fuera encerrado en la prisión, y que fuera una rutina para que lo utilicen como un simple mercenario, no dudare en mostrarle la verdad.-, Cerró por unos instante sus ojos abriendo las alas, los destellos azul fueron surgiendo de su espalda rasgando la piel para abrirse paso, el aroma a sangre impregnaba con lentitud en el surgir de aquello aditamentos para volar. -Eso sin lugar a duda me ayudara bastante.-, Abrió los ojos para reflejarlo de nuevo en su mirada, moviendo las alas cuando surgieron de todo para que se acostumbrara al movimiento aún sin tomar vuelo.

Río, era como si hubiera visto un nuevo entretenimiento. -Es sin lugar a duda que un dios esta conspirando.-, Expreso, era de tal forma porque ahora que él tenía eso en las manos, el conocer de aquello que buscaba y ver que no era fantasía, le daba una completa iluminación de ordena su plan para hacer desaparecer la parte que lo detenía, era hacerle ver al erudito que aún cuando el otro estaba allí no iba en su busca y que nunca vio por tener un poco de fe en que le concedería aquello que realmente buscaba sin pedir nada a cambio así como se lo había dado a ese zorro.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 245
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Ryuu el Mar Feb 17, 2015 6:33 am

-¿Conoce acaso otros reinos?- el que hubiese hecho esa diferenciación, ¿implicaba acaso que había salido lo suficiente para conocer el extranjero? ¿Cómo era eso posible cuando Japón encontraba particularmente necesario mantenerse lo más lejos posible de todo lo corruptible que consideraba lo ajeno a su identidad?

Se mantuvo callado, no hablaría de política y de fidelidades, estaba seguro de sólo una cosa... no fueron sus elecciones las que llevaron a los cazadores hasta su gente para ponerles cadenas en los tobillos y meterlos a una jaula, no fueron sus padres o sus hermanos que a este día ignoraba el destino que habrían corrido, si es que hubo algún momento para ellos algún destino después del paso de los años.

Inclinó la cabeza despidiéndose, una costumbre que no se le había quitado con el paso de los años, una usanza tan típica que se le había quedado impregnada en los huesos y pasaba a ser parte de su como lo era el color de sus ojos y las líneas de sus manos, no reconocía la divinidad del otro, no respetaba su presencia... sólo dejaba a su cuerpo actuar como sabía hacerlo, como aprendió cuando pequeño.

Giró sobre si y caminó, o al menos lo habría hecho si no hubiese escuchado su nombre... así sin más, sin duda alguna, sin trampa... las imágenes tanto tiempo contenidas, tanto tiempo ocultas en lo profundo de su memoria... Wataru nunca fue un niño feliz, en realidad casi nunca fue un niño “amable” por cómo se podría imaginar quien fuera así descrito... pero a su modo le había aceptado, y él a su modo había logrado quererle... una de sus poquísimas excepciones a la regla de “no te acerques a los demás” se llevó la mano al pecho, justo sobre la ropa apresando entre sus dedos un bultito duro bajo ellos, colgando de una cadena.

-Así no fueron las cosas...- alcanzó a responder antes de sentir el aroma a la sangre inundando el viento de la noche, giró a sabiendas de lo que iba a encontrarse, pero ni sus recuerdos parecían evocar con tanta fidelidad aquella realidad... incluso las pesadillas se quedaban cortas ante la imponente representación de tanta oscuridad... –Y también deseo verle...- aunque desde luego, no del modo en que le recordaba aquella ultima vez... en realidad, habría dado mucho con tal de ser capaz de recordarlo como el niño silencioso, huraño y extraño, pero incapaz de hacerle daño a alguien que alguna vez fue.
Dragón
avatar
Mensajes : 363
Ingreso : 28/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Wataru el Mar Feb 17, 2015 8:50 am

-Los conozco.-, No mentía, los conocía por la información que llegaba del exterior ya fuera a bases de libros o por alguna interrogación donde participaba, el conocimiento era la primera pieza para crear un rompecabezas, el conocer una tierra extrajera no era sólo a bases de visitarla aún yendo hasta la cede de los demás imperios no cambiaria el hecho de que la información que obtendría era limitada era mejor confiar en los textos y en las palabras arrancadas de las persona, eso brindaba una sinceridad que podía poner en reflejo para así eliminar cosas que no eran útiles, sólo era un conocimiento básico aunque tal vez un día decidiera ir afuera de ese reino, una forma de abrir su camino de libertar dejando atrás los lazos de sangre que lo unía a ese imperio.

Sonrió. -Él creara al quien le de las primera respuesta.-, Expreso anunciando el primer truco que pudiera realizar aunque aún siendo el sátiro tenia apreció por aquella persona del pasado, el sentimiento no sólo era por verlo en los ojos de Wataru o por desear borrarlo de su vida, era una compresión mayor que sólo verlo como una criatura de la naturaleza, se podía decir que veía la misma amista que el erudito sólo que lo mostraba de forma diferente. -Al medio día estará cruzando el camino que sale del pueblo.-, Señaló el rumbo aunque seguro no era necesario era el lugar más cercano a ese monte al final de cuenta.

-Volverá al palacio imperial y de allí es difícil calcular cuando deseara salir de nuevo.-, El dolor cosquilleaba en su espalda conforme el tiempo pasaba con las alas afuera. -Al menos si esta en la última posada de ese lugar podrá verlo con reserva y el dueño es un mestizo amo, unas de su sangre es dragón, le brinda buen descanso a los viajeros.-, Soltó como simples palabras, era como si la información no fuera nada especial y no era que lo estaba ayudando, el sátiro sólo actuaba por un capricho y nada más que ellos.

La información se había dado lo que pasara después bueno podía hasta ser un regalo para Wataru o su forma de liberación, lo estaba pensando desde otro ángulo, no necesitaba porque continuar allí, sus alas se agitaron para levantarlo en el vuelo y alejarlo de allí sin mayor espera de saber algo de ese dragón ahora lo sabía, ahora conocía bien que especie era y podía arma lo que había pasado en aquellos cambios pero eso no cambiaba que no había confiado en el erudito aunque ambos casos eran iguales.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 245
Ingreso : 31/12/2014
Localización Palacio Imperial

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Ryuu el Miér Feb 18, 2015 4:57 am

No dijo más sobre los sitios que conociera en el extranjero así que tuvo la certeza de que no había estado fuera de Japón, como seguramente le hubiera ocurrido a él de haber tenido un poco más o quizá menos de suerte cuando era pequeño. Mantuvo la distancia para con él, ahora que las alas de ese ser desplegadas parecían esperar con cierta desesperación su momento de libertad, tenía la sensación de estar contemplando algo amenazante, algo que podía clavar sus uñas en la carne hasta liberar la sangre, los huesos y cada mal recuerdo de las profundidades de sus olvidos.

Asintió, estaría ahí… no se imaginaba lo que tendría que hacer o lo que diría a su princesa para poder dejarle durante un momento e ir hacia el encuentro de un viejo amigo… ¿se encontraría realmente con él? La princesa, pensar en ella le hizo sentir un malestar profundo, su deber era vigilar su sueño y vigilia, no estar lejos de ella conversando con sátiros y armando encuentros con personas de su pasado… incluso si ella en su inocencia parecía haber adivinado que se encontraría con ese que había llamado ante ella “un viejo amigo”.

Se convenció diciéndose a sí mismo que sería sólo una vez, sólo por un rato, sólo para poder decirle que lamentaba haberse marchado sin despedirse, sólo para preguntarle si acaso estaba bien ahora. Poner en orden los huecos del pasado y volver a desaparecer… Wataru si seguía vivo seguramente guardaba relaciones con el palacio imperial, y eso podía dificultar la misión que le había llevado a esas tierras nuevamente. Un encuentro y unas palabras, una última oportunidad lo había llamado su princesa para cortar por lo sano con todo aquellos que en su vida pasada estaba pendiente.

Agradecido la información en voz baja, cambiaría de posada con su princesa el día siguiente y la convencería de aguardar un día más antes de partir para poder encontrarse con él, de ese modo los cabos estarían sueltos, de ese modo… no pudo terminar ese pensamiento cuando aquel ser se elevó contra el viento con todo el peso de su cuerpo como si fuese el de una pluma… le miró marcharse durante un rato, hasta que solo fue un manchón oscuro en el cielo.

-Adiós Wataru…- ¿Quién más podría ser si no, ese ser dentro de él que había cocido brevemente esa ocasión tan oculta en los pliegues más oscuros de su memoria? Al menos en parte.
Dragón
avatar
Mensajes : 363
Ingreso : 28/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Furtivo destino

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.