Foros Hermanos
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Staff
Soah
Web Master
Sharon V. Stokke
Administradora
Sakura
Administradora
Lukman
Moderador global
Afiliados élite
Boku no Hero ROL
Crear foro
Devil Within +18
REDEMPTIO●CITY
Crear foro
Última limpieza: 07/04/2018

¿Tú quien o que eres? (Priv. Wataru)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Tú quien o que eres? (Priv. Wataru)

Mensaje por Invitado el Miér Ene 14, 2015 12:25 am

El chico del parche deambulaba por los pasillos delpalacio imperia llevnado sus respectivas prendas al estilo inglés que verdaderamente resaltaban entre los demás debido a que la gran mayoría vestina con ropas tradicionales japonesas, sin emabrgo sus ropas no eran precisamente lo que llamaba la atención sino la corta edad que aparentaba, y sin embargo, el que se el hubiese dado el puesto de vocero imperial la verdad es que aquella noticia había causado recuelo a nivel interno dentro de toda la servidumbre y trabajjadores del palacio, pero al peliazul no le importó a decir verdad, solamente se dedicaba a hacer su trabajo y nada más.
Aquel día tras hacer algunas cosas que el emperador le pidió y sin más siguió deambulando por el palacio, aun habían cosas que no conocía del lugar como tal. El rostro del peli-azul era inexpresivo mientras que su mirada viajaba por todos los lugares con tranquilidad, solamente observando y memorizando los lugares que percibía con su visión por si acaso necesitase anda rpor ahí de ser necesario en el futuro.
Se detuvo frente al jardín que estaba fuera del palacio y miró este con atención, acabó caminando casi hasta el borde del pasillo y se sentó en este para así contemplar con más detenimiento el jardín, le gustaba la admosfera que este podía producir, aunque no era gran cosa, en verdad le era grato el contemplar aquello con su orbe de color zafiro.

Soltó un ligero suspiro al aire y se estiró muy ligeramente para luego elevar su mirada al cielo, toca su aprche levemente con una de sus manos pensativo, aún conservaba sus memorias de su vida humana, aunque estos eran algo borrosos y poco claros, aunque intentase traerlos a su mente no distinguía bien los mismos, dado a que en cuanto murió y su alma cargada de odio acabó siendo acogida como un demonio, sus sentidos se agudizaron, para él, ahora todo lo que vió con ojos humanos no era claro en lo más mínimo así como todo lo que consiguió escuchar, sonaba bastante bajo, sus sentidos ahora eran mayores a los de un humano. Sonrió con nostalgia para si mismo, le agradaba el hecho de poder hundirse en sus propios pensamientos, pero aun más le gustaba esa soledad que podía tener generalmente siempre. Escucha murmullos tras de sí y mira levemente por sobre su hombro notando como dos mujeres, posiblmente servidumbre, hablaban de lo chico que lucía el nuevo vocero imperial y que un "niño" no era digno de obtener ese puesto.
El peli-azul las mirécho de que aunque murmuraran las habia escuchado, eho de que aunque murmuraran chico soltó un suspiro ahora de e marcharon y el chico soltó un suspiro ahora de molesta, volvió a pozar su mirada color zafiro en el cielo, no podían ser más del medio día.


Tsk... ¿Porqué hacen tanto escándalo? -masculla para si mismo- Además... no soy unmaldito niño -chasquea levemente la lengua evidenciando su molestia ante aquello.

Se quita el parche unos momentos y abre su orbe, parpadea un poco enfocando su mirada en el parche, su ojo derecho tenía aquel pentagrama en elsitio donde debería de estar su pupila, este era de color violaceo-rosa, mientras que su orbe izquierdo seguía siendo de un color zafiro, ocasionalmente al joven inglés le era trabajoso y molesto el tener que utilizar aquel aprche para cubrir su orbe derecho de todos aquellos que le miraran, pues, de verle, sospecharían su raza.
Volvió a colocarse el parche, atandolo tras su cabeza volviendo a cubrirse su orbe derecho. Vuelve enfocar su mirada hacia el frente, contemplando el jardín, podían apreciarse algunas mariposas revoloteando por ahí, y el joven demonio parecía estar completamente sumido en sus pensamientos.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tú quien o que eres? (Priv. Wataru)

Mensaje por Wataru el Miér Ene 14, 2015 4:12 am

El día iniciaba con normalidad, despertar, ver el amanecer, la llegada de sol anunciada por la aves madrugadoras y el roció cristalino acariciaba la naturaleza, ver el maravilloso efecto por su ventana le hacia sentirse vivo, disfrutaba de aquella paz hasta que se anunciara sus primeros deberes del día, la entrada de su sirviente con el desayuno y un conjunto de papiros, le preparaba el baño y la ropas que usaría en el día, las cosas que daba en forma rutinaria cuando no había asuntos importantes de los cuales encargarse.

Leer los papiro fue cuestión de segundo, no era más que algunos comunicados sobre los asuntos de las bibliotecas, los archiveros sobre las normas, los escrito de los sabios sobre la historia misma, el suceso de cada día de la vida llevada dentro y fuera de palacio, esos conocimientos que debía de preservarse sobre cualquier tiempo. Continuo el ritual de la mañana, un abrigador baño que termino de despertar su cuerpo llevando la sensación de pesar en su músculos, la calidez del agua perfumada lamió toda su piel hasta que estuvo limpio, saliendo fue vestido por sus vestimentas oficiales para pasearse por los pasillo de palacio aunque sólo tenia el pensamiento de ir a la biblioteca.

Salir era también un ritual, él custodiado por guardias que le seguía en distancia de diez pasos apenas dejándole espacio para respirar cuando se cruzaba con otros que seguían el camino, entro a la biblioteca, cerro sus ojos oliendo el aroma del conocimiento, la húmeda que perfumaba a los libros, tomó un par de libros, y algunos en blanco para hacer copias nuevas de cada escrito así tener más de una para leer, cuando se dio cuenta del tiempo salio a ver que había terminado con su distracción.

Abrió la puerta, su mirada vio a los guardias. -Veinte pasos.-, Menciono al pasar a lado, empezó a andar contando sus pasos antes de oír a los guardias seguirle, bien, cumplía sus ordenes, miró los pasillos notando pasar a las sirvientas, las evito dando vuelta por otro camino, era su común andar cada que veía un par de mujeres cerca de donde caminaba cuando no tenía un lugar definido al que ir podía dar la vueltas que quisiera al contrario cuando su destino era dijo y debía de pasar por aquel mar de aromas dulces.

Detuvo su andar al estar casi a dar vuelta por el pasillo que centraba en unos de los jardines, la sombras apenas evidencio que alguien se acercaba, en su distracción hubiera llegado a chocar pero logró dar pasos hacia atrás evitando el choque. -Buenas tardes.-, Saludo al notar la persona, el respecto, la educación le llevo delatar su presencia manteniéndose quieto en ese lugar hasta que viera seguir al otro su camino o cambiar el rumbo de su caminata sin fin.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 261
Ingreso : 31/12/2014
Localización : Palacio Imperial
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tú quien o que eres? (Priv. Wataru)

Mensaje por Invitado el Miér Ene 14, 2015 4:39 am

Se levanto de aquel lugar ne el cual se habia detenido y solo iba a seguir andando, sin emabrgo al intentar ahcerlo estuvo a poco de chocar contra otra persona, un hombre. Lo miró con cierta indiferencia, su espreción parecía ser bastante arrogante hacía el contrario pero no es como si fuese su intención, al menos no en parte. Iba a seguir su cami sin cruzar palabra sin embargo el saludo le obligó a no iniciar su andar, el cual estuvo a punto de retomar, por otro lado, sus modales le indicaban en cada parte de su ser que almenos debía de ser algo cortez y responder al saludo, si bien ocasionalmente podía ser arrogante y descortez según la persona, cuando se trataba de modales le era algo trabajoso el ignorarlos.

Buenas Tardes -respondió al saludo con voz neutral que evidenciaba el pocointerés que tenía el demonio en comenzar una plática, quería pasar de todas las personas, después de todo él prefería mil veces la soledad y tranquilidad a tener que soportar alguna conversación absurda con alguna otra persona.
Notó los guardias de aquel hombre los cuales le miraron severamente, a los ojos de ellos el chico no era más que un niño pese a que su edad no era tal cual aparentaba su fisíco, para sus interiores bufó, cuanto detestaba que las personas le vieran como si él fuese un crío malcriado, cuando no era así, si podía ser algo mal educado o descortéz, pero no era un crío como todos pensaban.

Dio un rodeo pero mientras comenzaba a andar notó con intriga aquellos libros que el hombre llevaba en brazos, eso lo hizo detenerse y retroceder levemente para mirar brevemente el título de dichos libros, se podría decir que ocasionalmente el leer le entretenía al peli-azul.
No estaba seguro sobre el que trataban exactamente dichos libros, pero en verdad, muy para sus interiores aquello le cuasaba una tremenda curiosidad. Se maldijo a si mismo por, en ocasiones, no poder controlar su curiosidad, aquello solamente le hacía lucir aun más como un pequeño chiquillo.


Disculpe... pero, ¿de que van esos libros? -preguntó con moderación y algo leve fingida indiferencia, ocultaba su curiosidad tras la máscara de indiferencia y un rostro inexpresivo tal cual su tono de voz, pero verdaderamente le intrigaba la procedencia o de lo que podrían hablar dichos libros, así que solo aguardó a por una respuesta, se dijo mentalmente que luego de escuchar esa respuesta solamente se marcharía como si nada. Seguía ignorando las miradas severas y confusas en parte de la guardia de aquel hombre, ya que después de todo, ¿que haría un crío que aparentaba entre 14 o 15 años en el palacio Imperia?, para casi toda la servidumbre era un completo misterio, así que no se extrañaba que así fuera para aquella escolta dle hombre. Su orbe zafiro contemplaba al hombre, casi como si exigiese una respuesta a su pregunta, una respuesta que fuese inmediata, aunque aquello solo lo expresaba su mirada y no su cuerpo, menos aún su voz o expresiones.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tú quien o que eres? (Priv. Wataru)

Mensaje por Wataru el Miér Ene 14, 2015 5:34 am

No le importaba si esa persona pasaba de largo, la indiferencia, era una buena forma de vivir dentro de aquel palacio frió como el hielo, los sentimientos sólo se dedicaba a llenarse en traición, las apariencia era lo que llevaba a triunfar un lugar en aquel suelo, llenarse de buenos modales, seguir los protocolos hasta el punto que no quedara ni una duda de la buenas costumbre pero tras de las sombras que cubría la mirada de todos aparecía las apariencia más oscura de todo, los tratos de mantaza, los delitos, los pactos basados en dinero o promesa de nueva posición.

Deslizo la punta de su pie por el suelo, sólo volver a andar, sus pasos iba a continuar pero la voz le detuvo, lo escuchó claramente, miró su mano donde sostenía unas de las copia que había hecho, sus acciones a veces estaban sólo basadas en su naturaleza hacia mantenerse en la mascara de una persona sin interés más que en el conocimiento, ofreció el libro extendiéndole el cuaderno para que leyera el titulo con calma, no necesitaba que continuar en su mano no era como si fuera a continuar la lectura, sólo estaba allí manteniendo el aroma fresco de las nuevas hojas tintadas con el negro de las letras.

-Matsuo Bashō-, Leyó con tranquilidad el etiquetado del costado que mostraba fina escritura. -Recopilación de sus obras.-, Era un poeta que fue bastante reconocido, su estilo de escritura era sencillo, en sentido simple, pero eso no quitaba una profundidad que consumía en las palabra de los pensamientos, la guerra era la mayor virtud, pero, él conocer así mismo la poesía el significado que llevaba al fondo lo hacía mucho mas interesante porque había más que simple líneas que se conjugaban en rima siempre estuvo seguro de ello.

Volteó cuando oyó voces de mujeres en el fondo del pasillo, las murmuraciones, era molesto oírlas aunque en esa ocasión sus palabras no iban hacia él. Miró hacía los guardias para que se encargaran de alejarlas, no tenía intensión de debía su camino por mujeres impertinentes, los rumores era siempre una forma rápida de saber que iba algo mal en el palacio pero en exceso le era molesto. -Continuare mi caminata hacia el jardín principal ¿Desea venir?-, Hizo la invitación.

-Si prefiere puede quedarse con el libro si desea leerlo, he hecho otras copias que están en la biblioteca del palacio así que no debe de preocuparse por el tiempo o por la circunstancia de tener que regresarlo.-, Empezó a caminar, la decisión de seguir el paso era del otro personaje, lo veía joven y podía imaginar su edad pero por alguna circunstancia le hacía duda que fuera de tal forma, él mejor que nadie sabía que la edad no era nada relacionado con la presencia física.

Amo Deidad
avatar
Mensajes : 261
Ingreso : 31/12/2014
Localización : Palacio Imperial
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tú quien o que eres? (Priv. Wataru)

Mensaje por Invitado el Mar Ene 20, 2015 5:29 am

El joven demonio observó el título del libro con una expresión bastante ausente, no, ausente no, se podría decir que era una expresión de reflexión así como de un atizbo de interes hacia aquel libro. Con cortecía tomó el libro entre sus manos aceptando con ello el ofrecimiento que el contrario había hecho respecto a que se quedara con aquel manuscrito. Su orbe zafiro solamente examinaba el nombre escrito, pese a que sus origenes no eran en aquel país, podía entender facilmente el idioma. Volvió a enfocar su mirada en el hombre frente a el haciendo una cortéz reverencia con una sonrisa que se podría decir era hipócrita de alguna maenra debido a que no llegaba la misma a sus orbes, era de esas sonrisas falsas que las personas solían brindarse unas a otras por simple compormiso y educación

En verdad suena bastante interesante, gracias por el ofrecimiento pese a que solo pregunté sobre lo que este era en si -murmura con un tono de voz educadoy cortéz- Creo que lo leeré lo antes posible paracomprender y aprender respecto a lo que escrito está aqui..

No semovió de su sitio pese a que el contrario había comenzado a andar hacia aquel jardin, el oji-azul simplemente se dedicó a permaneer espectante con respecto a las acciones de aquel desconocido que cortézmente le había ofreccido el libro que ahora cargaba con uno de sus brazos.
Aquel ofrecimiento, la verdad era que el oven demonio no se lo esperaba en lo absoluto, no sabía si era acaso una simple jugarreta o una platica cordial pues en su vida logeva se había encontrado con un sin fin de personas que gustaban de hacercarsele a otras con el simple fin de utilizrles o similar, las apariencias no lo eran todo, y si bien aquel joven lucía como alguien recto y educado, nunca se sabía si era una simple careta que ocultaba su verdadera personalidad, fuere cual fuere, o no.
Di un paso, luego otro, hasta qu epor fin acabó  por caminar tras el contrario tal cual can siguiendo a su amo, de alguna manera, dado a que con la estatura del joven demonio podría parecer algo así, un amo con su esclavo, aunque el oji-zafiro no era esclavo ni nada que se le pareciese. Observó a su alrededor aspirando el aroma de las flores y del lugar en el cual estaban, era una mezcla de aromas que se encontraba en total sintónia, que se acoplaban los unos con los otros y acababn dando un aroma homogeneo, el cual podría describirse en una simple palabra: primavera, era el aroma puro de la época.

Su orbe volvió a enfocarse en el contrario, pese a que lo que podía observar era la espalda del mismo dado a que caminaba tras él.

¿Es usted acaso un empleado del Palacio? -preguntó aquello dado al aroma de tinta fresca en el libro, supuso que este había hecho un manuscrito- o deequivocarme... ¿es usted acaso un miembro de la familia real? -agregó a su pregunta inicial, como siempre, sabía de sobra que als apariencias eran engañosas por doquiera que se pudiesen mirar, y él era un ejemplo de ello, ya que tras su joven aspecto físico se ocultaba un demonio de mas de cien años de edad.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tú quien o que eres? (Priv. Wataru)

Mensaje por Wataru el Mar Ene 20, 2015 7:21 am

No se había preocupado por no oír los pasos de aquel que saludo, él sólo continuo caminando no se preocupaba de los guardias tampoco ellos siempre sabían en que momento seguirle a contar sus pasos cuando dejaba una orden estricta de los mínimos que debían de dar en la cercanía con su persona, un andar suave acompaño más tarde los suyos al parecer el otro personaje decidió seguirle, no le dio pauta a sus pasos se detuvo sólo cuando llego al pequeño estaque que adornaba el jardín, miró los peces Koi, mirando sus colores que se agitaba bajo el agua, era interesante esos peces lo entretenido de ellos era que también eran naciente de china, sonrió, nuevamente le pareció divertido la cuestión de odiar a los extranjeros cuando todo venia de ellos primordialmente.

Oía detenidamente ciertas historias cuando era niño en relación con los peces aunque no solían ser populares aún en la actualidad tampoco lo era, pero, aún así iba creciendo su auge así que seguro no tardaría en ser mas populares que valioso, además lo relacionaban con los buenos augurios, y en otras cuestiones que iba en relación con una interpretación según se conectara el sueño, recordaba haber oído una mujer decir que soñó que una le saltaba a su brazos y no tardo en enterarse de que esperaba un hijo, eso le pareció sólo algo absurdo en que los humanos gustaban creer para tener esperanza pero si eso hacia feliz a la plebeyez estaba bien que tales murmuraciones se extendieran por el fondo de toda la nación por eso no recurría a decir que los detuvieran.

"¿Es usted acaso un miembro de la familia real?", Oír aquella pregunta le hizo tensarse en una ilusión de segundo. -Erudito real.-, Respondió dándose medía vuelta para verlo. -Entre al palacio desde los diez así que si tiene alguna dudad respecto a los estatus puede cuestionarme.-, Ofreció con amabilidad, un acto falso ya que no sentía emoción alguna hacía los demás sólo evitaba los líos escandalosos que perturbara su paz. El vivir allí le hacía conciente que una vez que algo pequeño afectara el palacio podía extender como una clase de plaga por cada rincón y eso sólo terminaría haciendo un revuelo al exterior si no se contenía.

Era aburrido la mayoría de las personas se dejaban influenciar por cuestiones insignificantes, no comprendía ese adiestramiento para hundirse en el caos como si fuera un instinto animal que despertaba velozmente, no tal vez su lógica lo estaba marcando de forma diferente, debía de analizar más adecuadamente aquel punto aunque para ello debía de tener sujetos de experimentación y era algo que no permitía normalmente pero podía llegar a solucionarlo. -¿Recién ingreso al palacio?-, Cuestiono cuando vio el tiempo conveniente tras el tiempo de meditación, la medida estaba empleado para tener una conversación adecuada sin aburrirse, en el momento que respondían él permitía que su mente cuestionara y solucionara.
Amo Deidad
avatar
Mensajes : 261
Ingreso : 31/12/2014
Localización : Palacio Imperial
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Tú quien o que eres? (Priv. Wataru)

Mensaje por Contenido patrocinado

field_19
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.