¡Ebichu dice!
Historia
Una suave y cálida brisa refresca a los viajeros y caminantes que pasan por éste gran Imperio. Los cerezos florecen, apenas está empezando la primavera y ellos danzan ansioso por mostrar su belleza a todo el que quiera observarlos. La civilización se consuma entre las guerras, los emperadores y las muertes de tanta gente inocente y no tanto. Así se caracteriza el comienzo de la era Tokugawa o Edo, donde destará no sólo por las guerras y el nuevo orden, sino por ésta tendencia en aumento de conseguir esclavos en todos lados. Y entre todo esto, muchas personas toman ventaja de la situación y se especializan en el comercio.
En época en que la guerra y la expansión del imperio es inminente, la dictadura y el poco trato con extranjeros o su mismo desagrado hacia todo lo que no es japonés. Pero, siempre se encuentra la ventaja para vender personas o seres con características maravillosas, como cola y orejas. Algunos, poderosos, se resisten, pero, ya se las han ingeniado para atraparlos sin romperse una uña. Otros, es más fácil conseguirlos, por deudas, apuestas y hasta como rehenes de guerra también, entran al mercado sin ningún problema. Y hay mucha gente que compra esclavos o "mascotas" también llamados pets, entre la jerga comercial. Cotizan muy bien en el mercado y todos están deseosos de tener uno o más de uno. Se los puede comprar de manera legal en muchas tiendas que se dedican a venderlos muy caros pero que los tienen más "presentables". Sin embargo, también se los puede comprar de contrabando (a veces, son simplemente secuestrados y vendidos), aunque se dice que los jóvenes que viven aquí, pasan las peores penurias y no llegan "en buen estado" a manos de sus amos.
Únete a ésta historia, donde la magia, la crueldad y quien sabe, quizás el amor, van tomados de la mano.
Actividades
Foros Hermanos
Crear foroCrear foroCrear foro
Afiliados élite
Última limpieza: 10/08/2017

Al filo de la muerte [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Yoshi Saru el Vie Ene 02, 2015 4:45 am

Bien, esto no es bueno ¡Una semana! ¡¡Llevas una semana caminando y sigues exactamente en el mismo maldito puente!! Es increíble lo falto de orientación que eres. Mira que comparto cuerpo contigo y no dejas de sorprenderme día con día. Di lo que quieras pero, es la mera verdad. Estas perdido, como de costumbre ¿Alguna vez podremos tener una salida normal? Era simplemente un viaje a las termas ¿Qué tan difícil podía ser? No estaba tan lejos tampoco y hasta señalizado estaba el lugar ¡Cómo pudiste perderte!

—Es por allá. Seguro que si tomo ése camino, lograré salir de éste bosque— dices levantando después de haber corrido sumamente cansado pero, lo importante, es poder volver, siempre es lo importante el tema es que pocas veces lo consigues al primer intento. Te olvidas de que eres humano inclusive y hasta tu estómago te pide algo de alimento pues, llevas una semana vagando y comiendo lo que tienes al alcance de la mano y con el estress a todo da ¿te parece poco? Una semana necesitarás para recuperarte de esto luego.

Bufas molesto y comienzas a andar de nuevo. Tienes esperanza de poder llegar, ahora, al menos, quieres un buen puesto de comida, uno rural y eres feliz inclusive, lo importante, es llenar tu estómago sin importar qué sea lo que sirven, todo es bienvenido cuando el hambre llama. Caminas y caminas, aumentando el ritmo mientras más andas por aquel sendero extraño del bosque y cuando te das cuenta, has salido del camino corriendo. ¿Ves? Son esas actitudes que tienes que empezar a controlar para poder salir bien parado después de todo.

Pero al menos, entre todas las cosas, eres optimista y no te rindes con facilidad, esos son detalles, cualidades que hay que simplemente, destacar. No muchos seguirían con el mismo ímpetu con el que tú sigues y es algo realmente destacable de ti a pesar de todas tus limitaciones de humano. Y eso, muchas veces, te trae cosas buenas. Aunque, no voy a decir que te ha hecho recorrer el país porque, puedes recorrerlo de nuevo y sin embargo, no tener idea de dónde te encuentras lo que resulta un tanto… molesto.

Pero, hay cosas buenas, sin todo este lío, no habrías escuchado aquel grito a la distancia y así, no habrías acabado en éste puente enclenque que está en frente tuyo. No quieres pensar si quiera en mirar abajo porque presientes que el coraje se te irá, pero, harás el intento de ser un buen samaritano en éste día al ver a la joven sosteniéndose de las cuerdas viejas de aquel cruce.

—No se preocupe, onee-chan. Que no cunda el pánico que la ayudaré— yo en lugar de la chica, tendría más miedo que de la caída. Pero, intentas animarte a cruzar por allí. Pones un pie encima de la tercera madera pues, la primera y la segunda han desaparecido con el paso del tiempo y la gente seguramente. El puente se agita ligeramente hacia los lados haciéndote que te agarres de ambas cuerdas con fuerza —¡Oh, por kami!— dices nervioso y se te ocurre mirar al suelo abrazándote a una cuerda sin pensarlo dos veces —yo sólo quería ayudar a la chica y comer algo caliente y ahora ¡voy a morir!— exclamas mirando el suelo una vez más, tragando saliva pero ¡no puedes seguir así, pedazo de cobarde! Prometiste ayudar a la muchacha así que lo menos que puedes hacer es ayudar a la muchacha, luego ves si sales en una pieza o no, así que ¡te levantas ahora mismo! Así, tragas saliva una vez más y te pones de pie, agarrándote de un lado del puente caminando despacio y sin sacudir demasiado aquel cruce suspendido. Estás cerca ya, así que te sueltas y estiras una mano acercándosela a la de la joven —tome mi mano, onee-chan— le dices esperando que llegue hacia a ti para al fin, bajarte de ese puente del infierno de una buena vez.
Amo Humano
avatar
Mensajes : 53
Ingreso : 29/12/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 04, 2015 4:51 am

Aquel día parecía ser uno de aquellos en los que nada podía salir mal, desde un principio había sido hermoso. Una mañana espléndida y productiva a decir verdad, una bolsa de tela marrón repleta de mon's (moneda local) descanzaba en la mano de la despampanante pelirroja quién caminaba silbando a través de la vegetación en dirección al gran y largo puente colgante. ¿De dónde había conseguido tal botín?, la muchacha no trabajaba y mucho menos poseía un amo, y a pesar de que no era una ladrona del bajo mundo, cuando el hambre hacía su aparición, la idea de hurtar unas cuantas monedas no se veía tan mala si uno hacía la vista gorda al tema.

A pesar de que se encontraba relativamente de buen humor en ese momento, si uno se detenía a observar su nueva vida, fácilmente uno se daría cuenta de lo triste que era. Siempre sola, poco amigable, sin amo y a merced de todo cazador que osaba con poner sus manos sobre la terza piel de su cuerpo para intentar capturarla y llevarla al mercado (o burdel en algunos casos). ¿Pero qué se podía hacer respecto a eso?, no iba a volver al mercado, es más, ella era una mujer fuerte e independiente, ¡Que amo ni que amo!, ella no necesitaba de eso para ser feliz.

Esbozó una tenue sonrisa en sus carnosos labios y siguió caminando hasta encontrar el largo puente de añeja madera. Realmente aquella estructura parecía que iba a derrumbarse en cualquier momento, ¿por qué no le daban mantenimiento?, que vagos que podían llegar a ser algunas personas cuando realmente se lo proponían. Fácilmente la fémina podía transformarse en aquel imponente fénix, ser del sol y el fuego, pero realmente iba a ser un sumo gasto de energía completamente innecesario que posiblemente iba a necesitar más adelante, por lo que sin miedo alguno, ató la bolsa de monedas al cinturón que se encontraba en su cadera y puso su pie derecho en la primera tabla, la cual crujió de manera horrible, luego el otro y así fue como comenzó a cruzarlo.

-W-WAAAAAAH!- soltó aquel grito involuntariamente cuando una de las tablas cedió ante su peso haciendo que pasara de largo hacia abajo. La caida era realmente impresionante, pero por suerte pudo salvar su vida al agarrarse fuertemente de una de las cuerdas que colgaban a los lados. -Tsk, mierda- insultó por lo bajo chasqueando la lengua en completo desagrado al mismo tiempo que fruncia notoriamente el ceño. Su perfecto día, en parte ya se había arruinado, pero bueno... bien se lo había buscado al cruzar por aquel antiguo puente colgante.

Miró con cierta preocupación la cuerda, la cual lentamente comenzaba a deshilacharse, debía de subir rápido. Mientras hacía fuerza con sus brazos para subir, escuchó la voz de un jóven. -¿Ah?- ¿En qué momento había pedido ella un principe azul que viniera a su rescate? -¿O... onee-chan?- ¿¡y quién demonios era él para tratarla de esa manera tan confianzuda!?, ella no era la tierna hermanita de alguien, ella era una ex-asesina y poderosa fénix con caracter casi putrefacto. Levantó una de sus cejas curiosa pero al mismo tiempo un tanto de manera crítica hacia el modo de actuar del muchacho.

Ganas de golpearse la frente no le faltaron al ver el comportamiento del jóven y sus temores de caer al vacío, como no podía moverse mucho ya que la cuerda no iba a resistir tanto movimiento, la muchacha de rojizas ebras tuvo que contentarse con hacer girar sus ojos de manera irónica ante al situación. Pero bueno, había que darle crédito al chico, no todo estaba perdido ya que a final de cuentas logró reunir el valor suficiente como para tenderle una mano a Miu quién pendía de un mísero hilo. -Tsk- chasqueó nuevamente su lengua en desagrado -No necesito tu ayud~- la cuerda cedió aún más por lo que rápidamente dejó su orgullo detrás a pesar de que la idea no le agradaba del todo -Ok- alzó su mano libre y tomó la del jóven.

Bruscamente se dió el impulso necesario para volver a subir al puente haciendo que este se balanceara de lado a lado fuertemente, movimiento el cual casi hace caer al muchacho en su lugar, pero por un pelo logró salvarse ya que Miu lo empujó levemente hacia atrás, alejandolo del peligroso borde. -Realmente alguien tiene que reparar esto- espetó enojada casi escupiendo con odio aquellas palabras. Pasó su mano por su cabeza para peinar algunos mechones de su largo cabello en un vano intento por recobrar la calma, pero el estado del puente no ayudaba a que estuviese en paz -Muevete a menos que tu también quieras caerte- le habló firmemente y con semblante serio dejandole muy en claro que si no empezaba a caminar para salir del lugar, ella fácilmente iba a empujarlo a un lado con tal de poner sus pies nuevamente en tierra firme.

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Yoshi Saru el Sáb Ene 10, 2015 6:58 am

Como te dije antes, eres demasiado bobo. Sí, es la mejor palabra para definirte a ti: bobo. Y con mayúscula ¿cómo puedes ser tan inútil para vivir perdiéndote? Me desesperas la mayor parte del tiempo pero el destino ha querido que tengamos qué pasar por esto y bueno, aquí estamos, sin idea de a dónde vamos ni como volver a donde estábamos. Increíble, es realmente increíble.

Pero digamos que hay otras cosas que compensan tu falta de orientación, como digamos… tu coraje. Sí, eso mismo. Justo ése mismo que tenías al mirar abajo mientras estabas sobre el puente. Realmente, no hay nada que pueda decir al respecto. Mejor, no sigamos con éste tema que te ayudo a tirarte al vacío entonces.

Llegas hasta la muchacha, mal carácter que tenía, pero no le haces caso e igual la ayudas, después de todo, es una de las pocas cosas buenas que tienes: no te importan esas cosas si le puedes echar una mano, en éste caso, literalmente le das una mano. La tomas entre tus brazos cuando sube al puente y te sujetas de una cuerda mientras se estabiliza y al fin, queda de nuevo quieto. Suspiras aliviado y buscas con la mirada el rostro de la chica para preguntarle cómo está pero aquel carácter de nuevo sobresalta sobre ti y te hace mirarla encogido de hombros.

—Adelante— le dices abriéndole paso a que se vaya la muchacha mientras tú quedas viéndola como si fueras un estúpido, aunque, no es un cómo, eres un estúpido en todos los sentidos posibles de la palabra.

Suspiras. Deberías darte cuenta de algo. Esperaré pacientemente hasta que te caiga la ficha. En algún momento tendrá que ser ¿no? Sólo espero que no demores demasiado como para que pierdas la oportunidad.

—¡Espera!— te levantas de golpe del puente y lo cruzas al trote, tan pensativo estabas en tu nuevo objetivo que apenas le diste importancia a la altura y a que te podías matar si caías de ahí —¡no te vayas!— sales de aquellas maderas enclenques y te das un buen porrazo contra el primer desnivel del suelo que ves en el camino.

La pelirroja es tu única alternativa para volver a la civilización y llegar en un día, quizás, poco más, poco menos, pero seguro, más orientación que tú tiene así que podrían ir por buen camino los dos juntos, mejor si te acompaña que sólo es otro mes en medio de la nada.

—Quiero pedirte un favor— le dices a la joven con el rostro lleno de tierra por el golpe que te acabas de dar, pero, no te darás por vencido tan fácilmente.
Amo Humano
avatar
Mensajes : 53
Ingreso : 29/12/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 11, 2015 5:08 pm

Una casi imperceptible sonrisa se formó en sus labios con la rápida respuesta del muchacho para cederle el paso, así le gustaba a ella, que le hicieran caso cuando no estaba de buen humor. Con pasos firmes pero al mismo tiempo cuidando de no caer nuevamente por aquel maltrecho puente se dirigó directo a la hermosa tierra firme, núnca se sintió más segura allí cuando puso un pie sobre la polvorosa superficie. Comprobó el estado de su cuerpo y pudo notar que tan solo se había dado algún que otro leve rasguño con la rota madera cuando cayó, pero aquello era lo de menos, realmente se alegró al ver que la bolsa de monedas seguía fuertemente amarrada en su cintura. -Genial- se dijo a si misma con animos renovados un segundo antes de reanudar su marcha dejando detras al jóven que la había ayudado.

Pero pronto se detuvo al escuchar que le chico volvía a dirigirle la palabra. ¿Qué quería? ¿Un agradecimiento a caso?. Perezosamente y haciando rodar sus ojos un tanto hastiada, dió la media vuelta para decirle que no la molestara justo cuando veía como el muchacho tropezaba y se daba el rostro de lleno contra el suelo -¡Haumpf!- ahogó una carcajada al tapar su boca con una de sus manos. ¿Era real el hecho de que fuese tan torpe o lo hacía a propósito?, no podía creerlo, ¿Cómo era posible que aquel ser siguiera en el mundo de los vivos?.

¡Un favor! ¡El chico quería pedirle un favor a ella! ¡JÁ!. Miu destapó su boca y con cierto interés se acercó al jóven que estaba en el suelo para finalmente colocarse en cuclillas frente a él y decirle -¿Quieres pedirme un favor? ¿Estás seguro?- una suave y burlesca sonrisa se pintó en su rostro al mismo tiempo que la despampanante pelirroja se cruzaba de brazos y levantaba ligeramente su busto -Pedirle un favor a Miu, la poderosa e imponente fénix con habilidades de asesino... si que tienes coraje muchacho- soltó una pequeña risa mofándose de él. Pero bueno, no había que ser tan cruel, luego de darle aquella presentación decidió que iba a darle una pequeña oportunidad, ¿Quién sabe?, tal vez el muchacho lograba convencerla -¿De qué favor se trata y qué me darás a cambio?- ella no trabajaba gratis, oh no señor, si alguien quería que Miu se moviera debía de tener algún beneficio al final de todo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Yoshi Saru el Jue Ene 22, 2015 7:27 am

Eres bastante lento, la verdad. Recién ahora ves a la preciosoa muchacha con detenimiento y te quedas pensando en ella. Te habías puesto a pensar tanto en salvarla que apenas habías visto sus rasgos y el bello cabello rojizo que caía libre sobre su espalda. Más, todos esos pensamientos salen rápidamente de tu mente cuando recuerdas que estás en el suelo. Te levantas de un golpe limpiándote rápidamente la cara pensando que no es nada bueno estar así, de hecho, tampoco es algo muy educado de tu parte hablarle desde ahí abajo.

Lo cierto es que tienes suerte, la muchacha ha aceptado ayudarte, con condiciones, por supuesto, pero, peor es nada, que si dependemos solo de ti, nos olvidamos de la civilización de una buena vez por todas. No tiene sentido que me preocupe por eso ya. La miras, miras sus ojos y te quedas pensando en sus palabras.

—¿Una fénix? ¿Mero mero como la de los cuentos?— dices sorprendido y es que tú eres un simple humano ¡peor que eso! Eres tú… lo que no es muy bueno considerando lo que es ser tú. La miras un momento acariciando tu barbilla pensativo, arqueando una ceja, viéndola por la espalda, justo en la columna —¿y tus alas? ¿Las plumas? ¿El fuego y todo eso?— haces gestos con las manos expandiéndolas imaginándote una gran llamarada de fuego envolviendo a un pájaro enorme y la miras y te encuentras con una bella jovencita, lo que te hace pensar qué clase de magia usa para verse así y cómo se vería si es realmente un fénix. Quizás, no quieras averiguar eso, así que mejor, ponte a trabajar.

Piensas un momento cuando recuerdas lo que le habías propuesto ¿Qué puedes ofrecerle a la muchacha? No llevas mucho encima, no es que seas alguien rico tampoco, eres un pobre diablo con… bueno, tu personalidad. Ya sabes. Nada importante.

—Pues— dices algo apenado —necesito un guía. Llevo tiempo vagando por aquí y no llego a ningún lado. Y tú serías una guía fantástica— aseguras con entusiasmo. Lo que más quieres es ver la civilización de nuevo, tus ojos brillan al pensar en eso de nuevo. Quieres una sopa caliente, un té quizás, comida en grandes cantidades, eso sí ¡es lo que más quieres! Pero tienes que hallar la forma de llegar hasta ahí, así que tienes que llegar a convencer a la muchacha de que te guíe —no tengo mucho dinero, pero puedo ofrecerte algo más. Casa, comida, incluso, soy un buen herrero. Puedo fabricarte lo que tú quieras sin costo alguno. Soy cocinero también, y zapatero y costurero y tendero y... lo que le haga falta— enumeras feliz y te cruzas de brazos muy seguro de lo que puedes ofrecer, debe aceptar con eso ¿y si no acepta? ¿Qué harás? Las ideas se te acaban y tienes que salir de allí —¿Qué dices?— extiendes tus manos feliz de que las cosas hayan quedado en claro, al menos, de tu parte, no tienes idea de qué dirá la pelirroja —¿Miu-san me ayudará?— preguntas algo dubitativo cuando recuerdas algo sumamente importante inclinándote hacia al frente en una reverencia por la muchacha con los brazos bien pegados a los lados  —disculpe la descortesía, mi nombre es Yoshi Saru. A sus servicios— aseguras para luego, levantándote y quedando de nuevo de frente a la joven. Esperas que algo bueno salga de todo eso, si es así, estarás mucho más que agradecido con la pelirroja
Amo Humano
avatar
Mensajes : 53
Ingreso : 29/12/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 24, 2015 3:12 pm

Apenas el muchacho se levantó del suelo ella volvió a pararse erguida frente a él mientras mantenía una tenue sonrisa pintada en sus labios y aquellos verdosos ojos clavados en los del jóven. La manera que tenía el muchacho de hablar y expresarse le hacía gracia, pero de a ratos pensaba seriamente en que él era un tanto... ¿Cómo decirlo?.. ¡oh si!, atontado... supongo que esa era la palabra correcta.

-Todo eso viene después, yo no uso mi verdadera forma así como así- le respondió ante su lluvia de preguntas. Rara vez utilizaba su forma de ave, realmente no sabía el porqué algunos seres como ella podían ocultar aquel imponente ser dentro de una figura humanoide, pero dentro de todo estaba agradecida, estar envuelta en llamas y soltar ininteligibles graznidos no eran precisamente una vida de ensueño. Pero en fin... tal vez el muchacho iba a ser capaz de verla, es decir... solo necesitaba un motivo, algo que la moslestara y ¡boom!, fuego por todas partes. Mejor que se andara con cuidado, al menos por el momento.

La verdad fue revelada, la razón por la que pedía sus servicios era para nada más y nada menos que ser.... una guia.... ¿En serio?. ¡Poderosa! ¡Magnifica! ¡Mortal! ¡y mucho más!.... ¿La quería solo para que fuera su niñera?... ayy dios. Pero en fin, trabajo era trabajo y la recompensa que el chico le ofrecía era realmente tentadora... ¡si que era todo un multiusos!, hasta casi parecía como si él se le estuviese ofreciendo como esclavo, claramente no era así, pero soñar no costaba nada. No tenía nada valioso que perder.

Fue la mejor reverencia que vió en su vida, hablando con sarcasmo porsupuesto, pero no lo culpaba, el chico ya de por sí era un saco de diversión con piernas. -Bien Yoshi... parece que tenemos un trato- le dijo aceptando a su propuesta para luego acercarse a él y darle una palmada en la espalda machorronamente. Miu no era conocida por ser la señorita más delicada de la zona, pero eran cosas que pasaban cuando uno había sido criado con personas despiadadas, sucias y... bueno, en su mayoría hombres.

Dió media vuelta y comenzó a caminar por entre los árboles. -Si vamos a paso un tanto apresurado llegaremos al pueblo más o menos en un día o un poco menos- le explicó sin mirarlo, estaba concentrada en la caminata y esperando a no tropezar con alguna piedra random que saliese en el camino. Verdaderamente volver al pueblo sería suicidio, ella venía de allí... venía de robar, claramente aquella bolsa de monedas que pendía en su cadera no era de ella, pero bueno, cosas que sucedían en su miserable vida. Iba a sonar extraño... loco tal vez viniendo de ella que era una fuerte mujer independiente, pero... necesitaba un favor viniendo del muchacho. -Yoshi- le habló detendiendo sus pies y girando para verlo directo al rostro, su verdosa mirada era verde y profunda, era importante lo que iba a decirle, es por eso que sus expresiones se mostraban más serias que núnca -Necesito un favor cuando lleguemos allá- se cruzó de brazos y comenzó a explicar -Hay gente allí que... bueno, me odia por así decirlo- odiarla era poco, había hecho desastres dentro del pueblo. Robo, matanzas y claras amenazas a personas importantes eran las tres cosas que encabezaban su lista de fechorías -Necesito que te hagas pasar por mi amo- si ella tenía un amo, a pesar de que era de mentiras, iban a dejarla en paz, iba a ser intocable ya que se suponía que su amo iba a tener que hacerse cargo de lo que su sirviente hiciera. -¿Qué dices?- si no aceptaba, pues... ni modo, ya se las arreglaría luego. Derrochar más sangre sobre las calles no iba a ser mayor problema.

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Yoshi Saru el Dom Feb 08, 2015 8:11 am

Tan tonto como siempre, siempre elegís a las personas incorrectas para hacer las cosas, simplemente, tienes un ojo terrible para esto. Desde ya te digo que no es muy bueno estar con ésta muchacha pero tú bonachón como eres y confiado en que es tu única salida para irte de aquí, sigues sus pasos como si fueras perro tras un hueso. Sí, la verdad, no sé qué decir respecto a ti. Es increíble que tú y yo… bueno, tú sabes, tengamos que vivir juntos. De todas las personas que me podrían haber tocado, alguien más inteligente podría haber sido y sin embargo, me topé contigo.

Y bueno, todo tiene  sus ventajas, pasan cosas buenas de vez en cuando aunque tú no entiendas ni la mitad de lo que te sucede. Eres demasiado bueno o demasiado tonto, me inclino por la segunda ya que te conozco mejor que nadie en estos alrededores y lo peor, he vivido contigo más tiempo que nadie: desde siempre.

—¡Gracias!— exclamas feliz al saber que la muchacha va a guiarte. Te indica cómo y por dónde es que debes ir con ella. A paso rápido, sí, así debes ir. Caminas rápidamente pero ves que al paso que vas no es suficientemente rápido como el de ella, así que aumentas la velocidad haciendo zancadas más grandes para poder llegar hasta donde está ella y no perderla de vista ¡el colmo sería que hayas encontrado guía y la pierdas por lento! —¿Qué haces por aquí?— le preguntas con curiosidad al saber los rumbos de la muchacha. Tú estás perdido, eso es obvio si hasta guía necesitas y mira que debe ser buena que pierdes la concentración y debes alcanzarla porque disminuyes el ritmo, acelerando lo más que puedes. Estás en buena condición física pero no comer y no dormir correctamente tampoco hace maravillas en ti, eso es seguro.

Respiras agitado pero no vas a dar el brazo a torcer ni tampoco, vas a ceder el paso ¡eres un humano pero con mucha voluntad! De hecho, creo que es lo único rescatable de ti, tienes mucho empeño para hacer las cosas, nada más.

—¿Amo? ¿En serio quieres que me haga pasar por tal?— preguntas señalándote. Te cae de arriba la noticia. Jamás has pensado en tener una esclava ni nada similar, todo lo contrario, jamás has pensado en tener a nadie cerca, aunque muchas veces te lo han dicho que debes salir con niñera para no perderte, pero ni así te ha interesado eso —Pues, sí, si eso te ayuda, ¡cuenta con Yoshi!— sonríes levantando el dedo pulgar al decir esto —¿por qué te odian?— le preguntas a la muchacha. No lo terminas de creer, sí, tiene su carácter y todo pero tanto así como odiarla es un tema complicado, hay que ir con cuidado, cautela y tener tacto para tratarla y quizás, no salían las cosas tan mal —eres bonita, me estás ayudando a llegar a donde te pedí y pareces muy habilidosa— aseguras a la muchacha con afán de saber un poco más, aunque todo lo que has dicho lo dijiste sinceramente, piensas eso de la joven aunque, tienes miedo de hacerla enojar porque simplemente, sientes que es de esas personas que asustan si se enojan más que tú tampoco eres la epítome a la valentía, más vale prevenir que curar —¿Qué ganas si me hago pasar por tu amo? ¿Es requisito para entres al pueblo?— preguntas sin comprender todavía aquello, pasando tu mano por tu barbilla levantando un poco la vista hacia el cielo. No tienes idea del lío en que te estás metiendo.
Amo Humano
avatar
Mensajes : 53
Ingreso : 29/12/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Invitado el Mar Feb 10, 2015 11:15 pm

-Entonces tenemos un nuevo trato- comentó curvando ligeramente sus carnosos labios hacia arriba. Un nuevo mundo de posibilidades se abrió ante ella... al menos en su mente, claro está. Dentro de su cabeza, había comenzado a planear ya todo para decirle a aquellos guardias del pueblo cuando se cruzacen con ella, como actuar y hasta el tono de voz que iba a utilizar para conseguir el "perdón" de aquellos seres. Pero pronto, sus precipitados planes se esfumaron de su mente cuando escuchó el alago por parte del chico... -Ehh... gracias... supongo- comentó desviando la mirada hacia otra parte y luciendo las mejillas ligeramente sonrosadas, aquello le había tomado por sorpresa.

Una vez que escuchó todo lo que el chico tenía que preguntarle la pelirroja apoyó ambas manos en su cadera y procedió con la explicación a pesar de que no fuese una fémina muy allegada a soltar información así como así. Pero había algo en el muchacho que le infundaba cierta confianza... tal vez era el hecho de que él era tan torpe que sin intentaba salir corriendo para contarle al mundo entero lo que Miu le había provocado a la sociedad, este iba a terminar cayendo por un barranco o algo similar.

-El "por qué estoy aquí", está sumamente ligado al "Por qué me odian"- soltó un ligero suspiro y pasó su mirada por todo el panorama para encontrar las palabras correctas de como contar todo lo hecho sin que sonase tan.... ¿Sangriento?.... nonono, para que no sonara tan atroz, esa era la palabra. -Tiempo atrás, tenía un trabajo, uno muy cruel a decir verdad. Y a pesar de que "oficialmente" no pertenezco más a ese trabajo, lo sigo realizando, ¿me sigues?- esperaba que el muchacho no se hiciera la idea equivocada con lo que decía -Cosas horribles, despiadadas... todo a la luz de la luna y con dinero de por medio- oh dios, basta, esto estaba arruinandola por completo -¡En fin!, la cuestión es que debido a todo lo que he hecho, la seguridad del pueblo no quiere verme viva... ni muerta, es por eso tuve que irme de allí. Así que necesito de la ayuda de un "amo" para que haga de mediador-. Una tenue sonrisa apareció en sus labios y levantó uno de sus brazos para señalarlo -Y ese es tu papel en todo esto... lograr hacer que no me corten la cabeza ¿entendido?- bajó su brazo y tomó una pose distendida. Ya había dicho todo lo que tenía para contar y confiaba en que el chico no intentara indagar más a fondo ya que a Miu no le gustaba mucho que extraños intentaran saber más de su vida. Pero bueno, quien sabe, tal vez al final ambos terminaban siendo buenos amigos y esta finalmente le contaría todo con detalles.

Durante unos instantes levantó su verdosa vista y la posó sobre aquel azulino cielo -Ya gastamos bastante tiempo, en marcha- comentó finalmente con un tono bastante aspero y autoritario volviendo a bajar su mirada. Dió media vuelta y retomó la marcha aminorando ligeramente un poco el paso ya que se había percatado de que el chico no la seguía con tanta agilidad y velocidad.

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Yoshi Saru el Sáb Feb 28, 2015 5:06 am

De todos los humanos imbéciles que hay en el mundo, tuve la suerte de venir a convivir contigo. De todos. Hay miles y miles en todo el mundo. Encima, ni si quiera creo que te des cuenta de que esto va para ti. Me ignoras, sé que estás prestándole más atención a la pelirroja de mal carácter que a mí. Y es comprensible después de todo, esos ojos verdes y brillantes parecieran que van a hechizarte de un momento a otro ¡pero concéntrate, hombre! Hay que ser muy idiota para caer ante una mirada bonita, sin contar que con su carácter serás carne para los lobos apenas la hagas enojar. Ve con cautela.

La escuchas y sólo puedo decir una cosa mientras tú la miras con la misma cara de estúpido de siempre ¡es una yakuza! ¡Es una yakuza! ¡Te dije que tenía cara de asesina desde un principio! Ahora, es momento de que salgas corriendo, no importa si te pierdes de nuevo en el bosque, llegará alguien que podrá ayudarte, después de todo, no hay tonto que no tenga suerte y tú eres uno en potencia.

—Emmm… — no sabes qué decir. Balbuceas sin llegar a nada ¿Qué le dirás? No tienes idea pues, ella te ha dejado sin palabras, no es que tampoco seas un tipo muy elocuente, así que ahora es el momento ¡Corre como alma que lleva el diablo! Más, tú, siempre haciéndote el bueno con todo, suspiras, inflas el pecho y miras con la frente en alto —yo me haré cargo de ello— aseguras con una sonrisa. Crees que ella no volverá a hacerlo ¿verdad? Como ella habló todo en pasado, sospechas que ha dejado esa mala vida y tú, como todo el caballero que eres, la ayudarás. Podrán no ganarte en inteligencia, eso nadie lo pone en duda, pero estás confiado muy confiado de tus habilidades en el campo de batalla —porque no lo volverás a hacer ¿no?— preguntas cauteloso. Tienes problemas si decide volver a hacerlo porque estás demasiado cerca de la muchacha como para que ponga en práctica sus métodos contigo —porque no son buenos esos trabajos— tragas saliva de nuevo. Sabes que aunque seas bueno en el combate, no serías capaz de hacer enojar a un fénix. Ere estúpido, sí, pero ya sería de un retrasado meterte con algo que no vas a poder domar ¿no es así? Lo crees así que haces buena letra y asientes sin decir nada más. Tienes problemas si decide volver a hacerlo porque estás demasiado cerca de la muchacha como para que ponga en práctica sus métodos contigo —porque no son buenos esos trabajos. Yo puedo ayudarte a hacer algo que te cause menos enemigos— tragas saliva de nuevo, no sabes si fue una buena idea decir eso. Sabes que aunque seas bueno en el combate, no serías capaz de hacer enojar a un fénix. Ere estúpido, sí, pero ya sería de un retrasado meterte con algo que no vas a poder domar ¿no es así? Lo crees así que haces buena letra y asientes sin decir nada más.

Estás exhausto, pero ¡no vas a dejarlo ver! Eres más fuerte que simplemente esto y si te apresuras, podrás caer muerto en un cálido futón hasta que se te dé la gana de despertar. Dormirás como un bebé después de eso ¡ah, pero antes, un buen plato de mi comida! Matarías por ochazuke.

Suspiras mirando a la pelirroja por la espalda. Ella va delante de ti así que lo único que haces es mirar su espalda desde que han empezado el viaje. Te ruge el estómago ¿hace cuánto que no comes? Bastante, pero tampoco parece un lugar muy bueno para conseguir algo de alimento, sientes que no vas a encontrar ni a una rata perdida por los alrededores, salvo hojas y raíces.

—Mi estómago se comerá a sí mismo de un momento a otro— dices sobándote la panza. Sientes que llevas semanas así y no poco tiempo. Suspiras sin decir más nada o eso es lo que quisieras, pero sigues hablando —¿Cuánto nos falta para llegar? Miu-san debe tener hambre también ¿no es así? —le preguntas a la muchacha —un buen té y un poco de sake. Y arroz. Y también anguila ¡y onigiri! ¡kare gohan! Mataría por un poco de gohan— exclamas con emoción al pensar en tanta comida junta en aquel momento —¿Qué te gustaría comer? ¿Prefieres lo dulce o lo salado?— inquieres un poco más, eso de estar acompañado y en silencio no es lo tuyo realmente.


Off rol:

Ochazuke: es un plato sencillo con arroz y condimentos de sésamo, umeboshi (ciruelos ume en vinagreta), salmón y wasabi y chorro de té verde para el caldo del arroz.

Kare gohan: arroz con curry

Gohan: arroz
Amo Humano
avatar
Mensajes : 53
Ingreso : 29/12/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 07, 2015 6:00 pm

Sonrió hacia sus adentros ante las palabras del chico. ¿Que no era un buen trabajo?, bueno... moralmente no lo era, pero si que las recompensas eran extraodinarias. Pero claro, ella no realizaba aquel trabajo porque sí, tenía que haber un encargo y una recompenza al final del camino. Muy pocas veces terminaba con la vida de alguien sin razón aparente, tan solo tenían que encontrarles las cosquillas y BAM, te quedabas sin cabeza.

No comentó nada al respecto, tan solo siguió caminando por el camino que recordaba que era el correcto. Pensó que el resto del viaje se iba a mantener así en silencio, pero no, el muchacho volvió a abrir la boca tiempo después. Comentó que tenía hambre y con eso, el estomago de Miu rugió al momento que el chico enumeraba diferentes clases de comida -Ugghh- se quejó por lo bajo y frunciendo notoriamente el ceño.

-Gracias por darme hambre- le dijo con un sarcasmo tan notorio que debías de ser un idiota para no darte cuenta. -Me gusta la comida salada- terminó por responder soltando finalmente un suspiro. ¿Cuanto faltaba para llegar?, no tanto, pero tampoco estaban tan cerca que digamos. Ella ya lo había dicho con anterioridad, si iban a un paso constante en tan solo un mísero día iban a estar pisando el pueblo. -Los onigiris son mi comida favorita- agregó finalmente deteniendo el paso una vez más -Mataría por tener uno entre mis manos ahora mismo...- oh si, deseaba tener una de aquellas calientes bolas de arroz entre sus dedos con el vapor llegando hasta su nariz y.... ayy.. que hambre. Esbozó una sonrisa y clavó sus verdosos ojos sobre los del muchacho -Aunque no tan literal- soltó una sonora carcajada. Realmente decir eso de que "iba a matar" para conseguir algo no sonaba tan bien saliendo de entre sus labios.

Llevó una de sus manos hacia su nuca para rascarla, ok, había sido una mala broma, sería mejor dejar de intentar ser divertida y regresar a la realidad. -No estamos tan lejos- comentó para luego cruzarse de brazos -Tenemos dos opciones, descanzar ahora o cuando lleguemos. Si nos detenemos ahora llegaremos mañana bien temprano al pueblo, sinó... llegaríamos hoy por la noche. Tu decides, ¿Crees que podras seguir caminando lo que queda del camino con hambre?- a pesar de que el estómago de la fémina rugia como una fiera enjaulada, ella podía seguir caminando sin alimento durante bastante rato más, la cuestión era si su compañero podía mantenerse de pie. -Podemos cazar algo por los alrededores... estamos rodeados de naturaleza- algún conejo, ardilla o algo tenía que haber por ahí escondidos entre los árboles ¿verdad?.

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Yoshi Saru el Vie Mar 20, 2015 3:41 am

Tú lo sabes, lo mejor va a ser que te empieces a quedar más seguido en casa, es lo mejor para ti. Te ahorras de todos los problemas que tu orientación te causa. Como siempre, vives perdido y gracias a eso, terminas conociendo gente que no es demasiado buena contigo. Lo sabes bien, nunca las cosas salen como quieres y así, debes recurrir a pedir ayuda o vagar durante mucho tiempo hasta que al fin, llegas. Pero cosas buenas surgen de todo eso.

—De nada— dices con una sonrisa como si nada. Realmente, no habías pensado que eso pudiera molestar a la chica así que pretendes cambiar de tema, no te gusta ir en silencio ni lo harás el resto del camino a menos que tu vida dependa de ello lo que es muy probable que suceda en el camino.

Suspiras, aceleras el paso, vuelves a andar despacio. Realmente, eres un desastre como hombre ¡una chica tiene más resistencia que tú! Aunque puede contar que no has comido ni descansado bien, sin embargo ¡eso no es justificación para verte de ésta manera!

—¿Qué harás cuando lleguemos al pueblo?— preguntas por sacar un poco de conversación. En serio que estás aburrido de tanto caminar pero quieres llegar aunque descansar suena realmente tentador. Casi se te iluminan los ojos cuando la muchacha dice aquello. Lo piensas y sonríes, realmente, descansar es una buena idea, no importa dónde pero no rechazarías un par de horas durmiendo en el suelo —descansemos diez minutitos— dices levantando la mano y cayendo al suelo sentado. Realmente, siento vergüenza ajena de ti en estos momentos. De todas las personas que me podrían haber tocado fuiste tú. Respiras mirando hacia el cielo, es realmente tarde pero te sientes agradecido de estar acompañado en éste momento que estás en medio de la nada. Sabes que a pesar de que descanses, llegaras al poblado una vez pase todo.

Piensas un momento y te vuelves a levantar. Sobrevivirás ¿no? No te queda de otra alternativa. Ella ha prometido que van a llegar en poco tiempo así que lo importante es seguir, así que empieza a caminar.

—Vamos, vamos— le dices a la muchacha mientras sigues camino como si nada luego de unos cuantos minutos. No te conviene alejarte demasiado, ya te has perdido antes y ahora que estás tan cerca de tu cometido no puedes volver a perderte —quiero comida caliente y un futón cálido y suave para descansar— aunque realmente, no has pensado en lo que harás cuando llegues al pueblo —¿Qué haré cuándo llegué ahí?— te preguntas en voz alta mientras caminas cruzándote de brazos —realmente quiero comer y dormir pero luego ¿Cómo diablos llegó a Edo? — te revuelves los cabellos molesto por no haber pensado en detalle tan importante como ése —preguntando es una buena opción— pero ambos sabemos que no llegaras lejos de ésa manera. Suspiras cansado y miras con una sonrisa a la muchacha con los ojos brillantes con ganas de pedirle un pequeño favor más.
Amo Humano
avatar
Mensajes : 53
Ingreso : 29/12/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Invitado el Miér Abr 08, 2015 11:55 pm

¿Qué haría ella cuando llegara al pueblo? ¿Tenía que decírselo o dejaría que todo fuera sorpresa?.... no... tenía que decirselo, el muchacho no parecía ser uno de los seres más avispados del mundo. La pelirroja muchacha tomó asiento sobre el polvoriento suelo soltando un suspiro de alivio apenas tocó la fria tierra. Posó sus grandes ojos sobre el cuerpo del muchacho y lo examinó en silencio durante unos instantes, ¿A dónde iba en realidad? ¿De dónde venía? ¿Qué era lo que estaba haciendo?, varias dudas surcaron la mente de la fénix mientras trataba de imaginarse una historia para el chico.

Levantó bien alto las cejas cuando el muchacho pronto recobró la energía y pidió seguir con el viaje, es más, él solo comenzó a caminar hacia la dirección en la estaban yendo hace tan solo unos instantes. -Oee, esperame- le habló la pelirroja frunciendo el ceño mientras se volvía a poner de pie y sacudía el polvo de sus ropas, ¿Por qué depronto tanta vitalidad?, aquello no fueron 10 minutos de descanzo, fueron la mitad... maldito.

Dando rápidos pasos lo alcanzó y logró colocarse delante para seguir guiandole el camino, ya que.. ¿No se suponía que ella era la guia?. Soltó un notorio suspiro y cerró sus ojos mientras negaba suavemente con su cabeza, ¿Qué pasaba con ese muchacho? y.... oee, ¿Por qué ahora hablaba solo en voz alta?. Volvió a abrir sus ojos y lo observó de reojo mientras aquel chico realizaba extrañas muecas en su rostro con cada palabra que escapaba de sus labios. -¿Edo?- se preguntó ligeramente sorprendida la curvilinea chica utilizando un tono bajo de voz y arqueando tan solo una de sus finas cejas en el proceso, ¿El muchacho quería ir hasta edo? ¿En serio?... wow, si que era un suicida de primera.

-Eres muy amable y... ehh.. blando, no creo que llegues vivo a Edo si vas solo- le comentó ella al ver el sonriente rostro de Yoshi que la observaba. -¿Sabes lo lejos que queda?- le preguntó para luego agregar... -¿Y lo peligroso que es?.. JÁ, apostaría toda mi bolsa de monedas a que te caes dentro de un pozo apenas inicies el viaje- se burlo del joven palpando aquella tintineante bolsa de tela oscura que tenía atada a la cintura. Pobre muchacho, no tenía ella por qué burlarse de él, pero le era inevitable. -En fin, ¿Qué haremos en el pueblo?, eso es fácil- comenzó a contarle sin dejar de caminar durante un segundo -Como ya te lo había dicho, te harás pasar por mi amo, ¿Qué quiere decir eso?, que te mostrarás fuerte y determinado ante los guardias- observo de reojo el rostro del chico y esbozó una tenue sonrisa en sus labios -Ya que se supone que "estás a cargo" de mi, una rebelde y descontrolada fénix. Con un intercambio de palabras, un ligero soborno... todo va a estar listo- volvió su vista al frente y la curvatura de su boca se ensanchó -Pan comido ¿no crees?-

Volver arriba Ir abajo

Re: Al filo de la muerte [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.