¡Ebichu dice!
Foros Hermanos
Crear foro
Crear foro
Crear foro
Staff
Soah
Web Master
Sharon V. Stokke
Administradora
Sakura
Administradora
Lukman
Moderador global
Afiliados élite
Boku no Hero ROL
Crear foro
Devil Within +18
Última limpieza: 11/11/2017

¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Fuyuno Hana el Mar Oct 07, 2014 6:40 am

¿Qué hago aquí? Investigó ¿Por qué? Por amor a mis investigaciones. El mundo sería un lugar mejor si todo fuera más bonito y accesible a todos. Hay tantas cosas maravillosas y tantas otras que son horribles ¿se las puede mejorar? Claro que sí se puede. Yo me encargaré de eso. y mira que algunas cosas he llegado a hacer.

Hace una semana, he salido a ver el mundo. Aun no me acostumbro a esto de lidiar con las personas. Las personas son peligrosas. Siempre egoístas y ambiciosas. Prefiero la tranquilidad del bosque o la soledad, aunque la compañía de Patompiro es agradable también. Un pequeño patito al que le hice un injerto: las alas de un vampiro. Mira que se hizo algo difícil quitarle las alas pero al fin, pude hacerlo y logré un animal adorable y sumamente útil. Gracias al injerto de los colmillos, ahora él también puede desgarrar con su pico, algo a lo que le sacado mucho provecho. Es interesante ver cómo ha avanzado desde el experimento y hasta ahora, no demuestra desmejorías. Vuelva normalmente y se alimenta de todo, ya no sólo de bayas y peces pequeños, a veces, de pequeñas ratas también.

-Sé qué aquí se cuentan historias de monstruos. Quiero verlos, Patompiro-
le decía ella mientras se introducía al pantano. No había contado con el terreno húmedo o viscoso, terminando por manchar mis getas con quien sabe qué cosa que contenía aquella agua de dudosa procedencia y contenido. Procuré hacer de tripas corazón y limpiarme rápidamente con lo que llevaba. Tenía un pequeño bolso que había hecho de manera rústica, un par de dobladillos, una soga en la parte superior y ya estaba listo. Ahí llevaba las cosas con que trabajaría –no te preocupes. Todo esto es por una buena causa. Si fuera fácil no valdría la pena. Recuerda que las cosas buenas cuestan y mucho- me repetía en voz alta como si de un mantra se tratase. Sabía que tenía que soportar algunas cosas para poder llegar a mis objetivos, principalmente, quería provocar a algo dentro del pantano. Decían que especímenes increíbles, monstruosos vivían en éste lugar ¿Quién mejor que yo para verlos? ¡Mejor aun! ¡Quiero ver su anatomía completa! Y para eso, vine bien preparada con mi pequeño compañero al hombro.

Más, había logrado mi objetivo al ver en medio de aquella agua oscura y que despedía mal olor, algo moverse, parecía ser como la cola de algo. No lo dudé, miré rápidamente a mí alrededor y lancé lo primero que encontré: una piedra. Tenía algo de moho encima pero eso era lo de menos. Lo que quería era ver a aquel bicho en mis manos ¡oh, cuán maravilloso sería aquello! Estaba ansiosa por eso. Más, la gran serpiente marina no se hizo esperar. Salió haciendo una gran ola y pegando un fuerte alarido que hizo eco en el desolado alrededor. Se sintió como un rápido movimiento alrededor, algunas bestias más se habían escondido. Ya me haría cargo de ellas, pero aquella me gustaba e iría primero.

-Ven con mamá, querido- dije con una sonrisa. Mi pequeño acompañante se había escondido detrás de mi cabello, atemorizado. No lo culpaba, ésa cosa debía medir unos cuatro o cinco metros y sospecho, era sólo la parte que estaba en la superficie ¿Quién sabe cuánto mediría en realidad? Lo sabríamos ahora.

Me tocaba actuar a mí. Tomé un par de lianas. Hacía uso de ése poder tan extraño que el doctor me había dicho, poseía, esperaba, fuera suficiente para que pudiera capturar a aquel ser. Las enredé justo cuando estuvo de cara frente a mí, con sus fauces abiertas a punto de llegar a mí cuerpo. Tenía unos dientes filosos y más desarrollados los caninos. Era un buen dato aquel. Más, su aliento apestaba. Me esforzaba por mantener el control y la compostura de aquel mal olor que despedía su boca. Era grande así que también era un trabajo bastante considerable, más, logré azotarlo contra el suelo una vez, más, no vi que había alguien más andando cerca y si no hubiese sido porque se corrió a tiempo del lugar, casi lo aplastó con la serpiente gigante que acababa de capturar.

-Debería tener más cuidado por donde va- le dije en japonés, algo tosco porque sólo acostumbraba a hablar el idioma con el doctor, con la gente, apenas si lo hacía. Diablos, no puedo dejar de pensar en él. Supongo, que lo extraño más de la cuenta. Pero… ése no es el punto, tengo un excelente espécimen entre mis manos. Es lo que menos debe preocuparme ahora.
Cisne
avatar
Mensajes : 93
Ingreso : 27/08/2014
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Invitado el Jue Oct 09, 2014 5:49 am

Al médico le gustan los pantanos, son lugares especiales; principalmente porque en ellos se esconden demasiados paracitos, la oscuridad que suele ofrecer, el ambiente, la humedad, ofrece un perfecto escondite para aquellas especies que quieran vivir en de manera pacífica. Cosa que según él es imposible. Así que esa mañana había decidido dejar todo en aquel castillo e ir a comprobar el terreno, vistió su habitual gabardina café, su sombrero negro; se colgó un mosquete en la cadera, las municiones eran especiales; confeccionadas por su propia mano. Balas de plata, funcionaban bien en los licántropos, aunque igual dolerían como el infierno a quien estuviera de blanco. Unas cuantas estacas y una ballesta amarrada detrás de su espalda. Solo lo esencial a su punto de vista.

No tenía un propósito alguno, mas prefería estar preparado a que lo cogieran completamente indefenso, además de que adquirir sangre se le estaba dificultando un poco. A veces se levantaba extrañando las comodidades de su hogar, sin embargo no lo verían admitiendo eso. Su transfusión diaria el día de hoy había quedado olvidad, así que esperaba superar el día sin ningún problema aparente.

Había recorrido el pantano por un tiempo, sin ningún hallazgo que valiese la pena, estaba por darse por vencido y regresar a su hogar temporal, cuando escucho un alboroto cerca de él. Quizás era lo que buscaba o tal vez estaba tan aburrido de su situación que no le importo indagar un poco acerca de aquellos ruidos, sin embargo lo que encontró le hizo sonreír, allí en medio de aquel lugar. Fascinado era una buena palabra para describirlo después de ver a aquella larga criatura que se alzaba imponente, cabe aclarar que la muchacha que jugaba con la serpiente, pasó desapercibida para Dragos, aunque vale decir que la ignoró por completo, pensando en que aquella serpiente podría ser venenosa y pensando en la cuestión de cómo extraer el veneno tan pronto fuera posible.

Claro que aquella fascinación queda de lado momentáneamente cuando esa magnífica criatura esta por caerle encima, con agilidad se hace a un lado y escucha el reproche de la fémina, sabe que es reproche por el tono, porque no ha entendido nada de lo que salió de su boca. Así que solo frunce el ceño y por primera vez repara en la jovencita. —No te entiendo absolutamente nada, querida. —dice en ingles, pues ha encontrado a unos cuantos extranjeros que vienen de Londres…
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Fuyuno Hana el Lun Oct 20, 2014 3:04 am

Ya casi lo tenía. Sus fauces estaban atadas gracias a mi poder y las lianas ¿Cuánto iba a resistir? Esperaba que fuera lo suficiente como para doparlo y hacer mi trabajo. Sí, eso era lo que necesitaba, algo de tiempo y la mejor forma de hacerlo es con algunas drogas muy útiles para casos así. Ingerir un poco era para hacerlo sentir menos dolor con lo que estaba por venir, por supuesto, la pasaría muy bien, al menos, yo viendo su anatomía y haciendo los respectivos bocetos para tener a mano. Necesitaba tener un espectro de conocimientos más amplios de todos los seres, incluso, los más macabros y ruines como los que se encontraban en éste lugar. Lo que no contaba es que me encontrase a alguien en el camino, menos, que se metiera con mi reciente fuente de experimentación, más, me sorprendió algo de aquel hombre: hablaba inglés.

-¿Habla inglés o es todo lo que sabe decir?- pregunté curiosa en el mismo idioma de él, la verdad, no era común encontrar extranjeros en el lugar, hasta donde sabia, era una de las pocas o únicas que habían llegado al país de ésa forma. Una capa, una mentira de haberme quemado la cara y un nombre falso. No recuerdo cual era mi nombre ya, más, Fuyuno Hana suena mucho más bonito que cualquiera “una flor de invierno” precioso. No podía pedir un nombre mejor que ése. El doctor me había explicado, que era porque era una chica fuerte, que incluso, en situaciones adversas era capaz de sobrevivir, como los ciruelos que florecían en la nieve, por eso, eligió ése nombre para mí. Me pareció bonito pero nunca le he contado las razones de mi nombre a nadie y apenas, pocas personas lo saben.

El animal comenzó a querer pelear. Lo volví a azotar contra el suelo. Esperaba que aquel hombre no fuera de esos que venían a meterse en cosas que no le eran de incumbencia porque iba a tener serios problemas. Con una mano, mantuve enfocada mi fuerza para hacer presión y que la bestia no se levantara. Más, ahora, era cuestión de ser rápida y hacer lo mío. Busqué rápidamente en el bolso aquel frasquito con hierbas que llevaba y con cuidado, me encargué de meterlo en sus fauces. Hubiese deseado poder hacer aparecer fuego pues, inhalándolo hubiese sido más rápido, pero no se me había ocurrido traer algo similar antes de salir, así que debía ingeniármelas con lo que tenía a mano y esperar un momento.

-Si no quiere salir herido es mejor que se vaya de aquí. Estoy en medio de algo importante- aseguré. Quizás, soné un poco cortante pero esto de hacer sociales realmente era algo que se me dificultaba demasiado más, que apenas el doctor se fue, quedé sola y a merced de los cazadores, nada bueno en mi historial como para ponerme a buscar a alguien que no fuera tan ruin como aquellos seres que vendían a quien les cantaba por hacer un poco de dinero. Mejor estar sola y no tener problemas con nada. Sí, eso era mucho mejor.

La bestia seguía luchando pero pronto, esperaba se le pasase y se durmiera tranquilamente. Esperaba tuviera efecto, en algunos medios de experimentos había tenido el efecto contrario poniéndolos más agresivos, si éste era el caso, iba a tener que recurrir a otros métodos para dormirlo.
Cisne
avatar
Mensajes : 93
Ingreso : 27/08/2014
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 26, 2014 6:53 am

Sonríe de medio lado, aquella muchacha sí que no se va por las ramas; aunque quiere reír las mujeres con las que ha tratado hasta ahora todas son algo peculiares con demasiada personalidad. Se suponía que las mujeres en la isla deberían ser diferentes, más sumisas y menos agresivas. Si de ellas huía Dragos pues eran ese tipo las que se complicaban demasiado con todo. —Hablo perfectamente Ingles, señorita. —aclara, se sacude un poco la ropa antes de caminar e inspeccionar a medias a la serpiente, la peli rosada no tiene más interés para el pelinegro, espera que se valla pronto y lo deje ser.

Así que sigue pensando en el reptil, queriendo probar sus colmillos. Se dejaría morder, quizás, aunque pensó en sacrificar a la mujer, incitar a la serpiente a morder a la chica y así comprobar si era venenosa, el tiempo de infección y si el mismo veneno era mortal, un paralizante o algo más. Tanto que hacer, se dijo, giro la cabeza para prestar atención a la mujer que seguía allí, le frunce el ceño. La chiquilla en verdad tiene mal carácter y hasta ahora él no ha hecho nada para que se le trate con semejante descortesía. —No conoces de modales, my lady. —dice eso ultimo con sarcasmo, mientras se gira por completo. —Yo también tengo asuntos importantes con este espécimen, se que lo has cazado pero me interesa saber algo antes de que lo mates… —dice completamente serio. Mirando como la bestia se mueve inquieta, tratando inútilmente de escapar.

Dragos no veía otro futuro para la serpiente, quizás aquella mujer era “guardiana” que velaba por los intereses de los pobladores, quizás esta serpiente ha causado estragos y se le contrato para eliminarla. En la cabeza del cazador no existían hasta ahora otro motivo para tener a la serpiente inmovilizada. — ¿sabes si esta cosa es venenosa? —pregunta sin más, mirando nuevamente a la serpiente, específicamente la boca del animal, no le llama la atención asesinar a la serpiente. Puesto que ella no entraría en sus presas habituales.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Fuyuno Hana el Miér Nov 05, 2014 3:04 am

Casi lo lograba. Sólo tenía que espantar a aquel hombre. Mientras menos personas, mejor. No me gustaba la idea de compartir. Y había visto de todo. Éste era mío. Y no lo iba a dejar así nomás. No, no, claro que no.

-Mi monstruo, mis reglas- dije con bastante seguridad, manteniendo los amarres que sujetaban a la bestia en lo que esperaba le hicieran efectos las drogas que le había dado. Unos pocos minutos. Le había dado una cantidad considerable debido a su tamaño y aunque su aliento me causaba nauseas, hacia todo lo posible por mantenerme en aquel lugar y llegar a dominar al monstruo y a aquel hombre que había aparecido de colado en mi investigación –no es mi intención matarlo. Mis planes van mucho más lejos que algo así- aseguré –pero eso no debería ser de su incumbencia, my lord- dije aquello sin que me importase mucho la presencia de aquel hombre. Aunque si lo hacía. Si él intervenía y hacia algo que no debía, mi investigación se iría a la basura. Y no, eso no es lo que yo buscaba. Con suerte, podría hacer un gran avance en mis investigaciones con éste monstruo. Y quería abrirlo. Abrirlo y ver su cuerpo en funcionamiento mientras aún estaba bajo los efectos de la droga debido a que no habría otra forma de examinarlo sino.

Poco a poco, dejo de poner resistencia para moverse un poco más, casi tambaleante y caer al suelo por completo, causando un nuevo estruendo y al fin, viéndome con la posibilidad de relajarme un poco y proceder a lo mío.

-¿Venenosa? No lo creo. Sus colmillos no parecen tan desarrollados para inyectarle veneno a otro ser vivo. Quizás haya alguna glándula de todas formas- sospechaba buscando en mi bolso un pequeño estuche en que tenía varios elementos de cirugía. Extendí un paño en el suelo y de ahí, comencé a colocarlos, uno al lado de otro. Todo perfectamente en orden para poder utilizarlos llegado el momento, aunque saque una especie de daga mucho mayor. Sospechaba que me iba a costar abrirla debido a su piel –diría que su estómago se encarga de digerir a su presa. Pero estos bichos siempre están llenos de sorpresas- más de uno había visto que podría lanzar bolas de fuego o mismo, un potente ácido que hacía que todo a su paso quedara en una masa viscosa hasta que desaparecía por completo, como si lo hubiesen fundido sin dejar rastros algunos de ellos.

Me acerqué a la bestia, con daga en mano. Toqué su piel. Era tal y como me la imaginaba: dura, como una coraza que la protegía desde el exterior.

-Mami hará algo bueno contigo- aseguré buscando un punto donde la piel fuera más blanda y por ende, más fácil de penetrar –veremos qué tienes para mostrarme, querido- le hablaba aunque el bicho ya no se movía. Su respiración se había normalizado al fin y podía sentir un fuerte palpitar. Seguí palpándolo apretando más fuerte en algunas zonas. Su piel era resistente y en cierta forma, viszcosa, tenía una ligera capa de algo que no parecía ser agua del pantano sino, su misma secreción ¿por qué? No tenía idea, pero sí que estaba dispuesta a averiguarlo. Me tocaría el turno en algún momento.

Caminé siguiendo con cuidado la estructura de aquel animal. Más o menos, al metro, encontré una zona donde pude clavar la daga y hacer una pequeña incisión. Costaba porque su piel era más gruesa de lo que esperaba pero no pensaba darme por vencida.

-Estoy en medio de algo importante, my lord- aseguré sin despegar la vista de mi objetivo –puede llegar rápidamente al poblado más cercano si toma el camino de la derecha, hay como una especie de puentes de rocas. Dobla a la izquierda en el gran sauce, sigue 30 metros derecho, salta la maleza y podrá ver las primeras viviendas. Un placer- dicho esto, esperaba que se marchara. No estaba acostumbrada a que alguien me viera mientras trabajaba y lo que menos quería es que un extraño estuviera en medio de mi investigación. Algo podría sacar de provecho de todo esto y no iba a permitir que nadie me lo impidiera.
Cisne
avatar
Mensajes : 93
Ingreso : 27/08/2014
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 17, 2014 7:35 am

El cazador era capaz de sentir cierta hostilidad por parte de aquella mujer con cara de ángel. Una pizca de conciencia le decía que era probable que la estuviese molestando de alguna manera, mas no por ello actuaria en consecuencia. No estaba en él ser considerado con alguien si no sacaba provecho de ello; además la muchacha ha sido grosera en exceso con su persona, no es que importe, simplemente influye para que Dragos ignore de manera más efectiva a la voz odiosa que era su conciencia. La muy zorra despertaba en momentos menos indicados.

Así pues, se encuentra ignorando a la muchacha, aun observando al reptil que ahora yacía completamente calmado, imaginaba lo que podía hacer con su piel, con los huesos. Tallados con maestría algunos elementos óseos se volvían demasiado letales. Mientras contemplaba aquella bestia, llevo una de sus manos a su bolsillo derecho de su gabardina y saco un puro que encendió enseguida. Era una manera de relajarse, de calmarse y de olvidarse del mundo. —Mas nunca se sabe, como ha dicho podría tener unas cuantas sorpresas, —dijo ausente, cierto que no podía demasiada atención en la joven pero aquello no quería decir que en verdad se olvidara de ella, veía a todos como objetivos o amenazas, nunca estaba completamente relajado con nadie. Después de todo había miles de formas en que el terminaría medio muerto. —Simplemente quiero hacer algunas investigaciones con esta bestia…—se encogió de hombros, aunque poco a poco se estaba exasperando con aquella mujer. La sensación quedo casi olvidada al ver el material con el que ella contaba.

Al principio creyó que estaba imaginando todo, que sus ojos le engañaban así que se acerca y espera a que ella ponga la atención en aquella serpiente para agacharse e inspeccionar aquellas herramientas que ella coloco con orden y calma, en efecto. Conocía aquellas pequeñas herramientas, se sorprende que la chica tenga conocimiento alguno acerca de la materia, en casa casi ninguna mujer era permitida a estudiar algo así, toma uno con suma delicadeza y lo inspecciona a sus 360º grados. —Señorita, ¿acaso sabe de medicina? Pretende experimentar con esta bestia o solo analizarla para fines prácticos. —pregunta verdaderamente interesado.

La chica aunque algo grosera a causado verdadera curiosidad en el pelinegro. Eso es malo. —Te ayudare, —declaro, no pedía permiso simplemente le avisaba de sus intenciones. Aunque claro, como bien ella dijo esa era “SU” bestia, por lo que por cortesía seguiría a la muchacha en lo que ella deseara hacer con aquella serpiente.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Fuyuno Hana el Miér Nov 26, 2014 2:10 am

No iba a ser fácil deshacerme de aquel hombre. A pesar de haberlo corrido, se negaba a retirarse. Creo haber sido obvia. Creo. Creo. Quizás, no entendía las indirectas. Podría quedarse en todo caso, pero me resultaba incómodo. Encima, era un hombre. Doblemente incómodo. Mientras no me tocase, las cosas podrían marchar bien, pero aquella cercanía. Había algo que no terminaba de cuadrarme. No podía estar ni si quiera, en un espacio abierto acompañada. Soy un total fracaso.

Respira tranquila. Intenta normalizarte para que puedas seguir con tu trabajo. Recuerda, no viniste a pelear con desconocidos, viniste a investigar. Así que en eso debes enfocarte. Sigue con la bestia que tienes dormida en tus manos, así puedas sacarle provecho de todo lo que ves. Suspiré dándome ánimos mentalmente mientras seguía pensando en ello. De tanto en tanto, miraba de reojo al hombre del parche. Hasta ahora notaba el parche.

—Espero que las sorpresas sean agradables al menos— dije sin dejar de mirar a mi experimento —para una bestia tan grande y potente, ser un bicho simple sería una gran desilusión— y era totalmente cierto. Tanta pelea, tanto problema para encontrarme con nada. No, no y no. Debía ser mucho más que eso y estaba ansiosa por terminar de abrirlo para poder comprobarlo finalmente.

Seguí con la cuchilla, mas, me di cuenta de que no serviría. Sin embargo, vi algo que no me habría percatado si no buscaba en mi bolso: el extraño estaba tocando mis cosas como si fueran propias. Me había costado bastante hacerme con ellas como para que alguien posara sus manos encima así nomás. Lo miré arqueando una ceja. Parecía sorprendido por ello.

—Tuve suerte— saqué una daga, casi parecía un cuchillo pero mucho más filoso. Lo había afilado la tarde anterior, así que sería perfecto para el monstruo que había capturado. Facilitaría todo —la vida es dura, pero conseguí a alguien bueno— sonreí al recordar al doctor en aquel momento —él me enseñó sobre ciencia. Me enseño todos los principios básicos. Yo experimenté por mi lado— aseguré clavando el filo de la daga profundamente. Había tocado algo horriblemente asqueroso con el filo. Salió un líquido viscoso que me salpicó y encima, tenía mal olor —¡aish!— me quejé. Tomé un paño con el que me limpié el rostro, la mejilla y la nariz se habían visto salpicadas con ello —huele horrible— tapé mi nariz con el paño. La daga había quedado incrustada en el animal. Tendría que averiguar qué era esa cosa que había salpicado. Busqué un pequeño frasquito para juntar parte de aquellos jugos y luego, los llevaría a mi propia casa, donde podría averiguar de qué trataban y cómo usarlos a ciencia cierta. En verdad, aquí no contaba con el equipo suficiente como para hacer semejante análisis.

Suspiré. Me quité el paño de la nariz. Ciertamente, no podía hacer mucho con una sola mano, así que sería de tripas corazón y seguir con el examen.

—Experimentar, analizarlo. Lo que suceda primero. Quiero verlo internamente. Si encuentro algo que me sirva de él, lo extirparé y lo llevaré conmigo— muchas cosas podrían salir de él. Muchísimas. El Patompiro había salido de un simple pato y un vampiro. Un monstruo como éste… daba mucho, realmente, muchísimo.

Logré hacer un tajo más grande, casi superó los treinta centímetros, pudiendo ver el interior de la bestia al menos, por aquella zona. Era larga por lo que tendría que ser una investigación parcial mientras la tuviese dormida. Debía aprovechar eso por ahora, más, tenía algo más de qué preocuparme.

—¿En qué ayudará?— me di vuelta a mirarlo. No conocía al hombre ni sabía qué era capaz de hacer ¿En qué me iba a ser útil? Yo solita podía con todo —como habrá visto, maña me doy sola— aseguré. Había dormido a la bestia yo solita, podría con una simple investigación —¿Qué pretende hacer con ella? ¿Qué quiere investigar de ella? ¿Por qué ella y no otra?— fue entonces, cuando el Patompiro salió nuevamente, posándose en mi cabeza, a la vista de aquel hombre, esperando una respuesta, antes de continuar con el experimento.
Cisne
avatar
Mensajes : 93
Ingreso : 27/08/2014
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Invitado el Vie Dic 19, 2014 7:32 am

Interesante, interesante. Se susurraba Dragos ente las palabras dichas por la muchacha. Pocos son las jóvenes que han podido aprender algo más, algo además de las costuras y ser buenas esposas. Lo curioso era que aquella mujer estaba interesada verdaderamente por la ciencia, el rumano podía apreciar eso en ella. Era un rasgo que a su apreciación valía mas que cualquier tipo de belleza que pudiera llegar a tener; no negaba que la pelirrosa era bonita en cierta manera pero a él aquello poco le importaba. Además de que se recordaba que tenía una personalidad de los mil infiernos, es decir, en el fondo sabe que aquella mujer significaría problemas y más problemas si trataba de acercarse a ella.

Se encuentra negando ante la actitud defensiva de la mujer, al parecer ciertamente no le pareció lo que hacía con sus cosas mas poco le importo, se encamina a la bestia y la ve con detenimiento, ha hecho un hermoso corte pero aquello no le agrada en lo mas mínimo. Así que sin pedir permiso toma una daga y hace pequeños cortes en aquel animal, separando las capas de piel y musculo que la conforma, estira la piel y la clava al suelo, separa los músculos dejando al descubierto el interior del animal. —Un corte profundo te permite adentrar tus delicadas manos en el interior de la bestia, de esta manera vez todo lo que hay dentro. Capa tras capa; puedes ver que separando un poco todo cortar la piel fue más sencillo, —comenta, mas para él que para ella. A la muchacha ha dejado de lado por el momento, tratando de evitar quedar manchado de la misma manera que ella, el olor poco le molesta ha olido cosas peores.

No se sorprende del interior, fue capaz de identificar el corazón, pulmón, estomago. Podía abrir ese último órgano pero no tenía ganas. —Yo soy un mero observador, nada más y nada menos. No tengo problemas con tu bestia, solo curiosidad. Espero encontrar algo diferente en ella, algo que la distinga de sus parientes. Por ahora solo veo que su corazón es un tanto más pequeño en proporción a su tamaño. Cabe aclarar que me gusta el funcionamiento de su sistema, tú la drogaste aun está viva y eso me permite ver los procesos en su interior. Como he dicho no molestare a tus propios intereses. —dice como ultimo para seguir admirando las venas, le llama la atención el pequeño saco en donde podría o no estar almacenado aquel liquido viscoso que ha salpicado a la pelirrosa.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Fuyuno Hana el Mar Feb 10, 2015 4:04 am

No estoy segura sobre aquel sujeto que está conmigo. Apenas me doy confianza a los extraños, no me ha ido bien cada vez que he confiado ¿por qué hacerlo ahora sería diferente? Las cosas no cambian sólo porque uno lo quiera y aunque, había intentado cambiar éste sentimiento en mí en ocasiones, la gente me había demostrado que no iba a ser fácil ni mucho menos, agradable hacerlo. Era mejor seguir tal cual estaba que bien me iba de ésta manera que sola me sabía ingeniarlas bastante bien en un mundo que aun, no terminaba de asimilar.

Miraba a aquel hombre, especialmente, cuando se acercó a la bestia y la abrió mostrándome cómo debía hacerlo ante algo similar. Realmente, era la primera vez que me topaba con animal similar, al menos, todos los que había abierto con anterioridad, con un bisturí bien afilado alcanzaba para poder llegar hasta el interior de ellos. Por primera vez en todo lo que llevábamos hablando me había interesado lo que pudiera llegar a decirme.

—Ya veo— dije mirando cómo metía su mano dentro y lo detallaba —me gusta experimentar más, es la primera vez que trato con una bestia de éste calibre— aseguré mirándolo de reojo, sin quitar mi vista de encima de ella, pasándome la mano por la cara, me había comenzado a dar comezón sin saber exactamente por qué.

Miró su interior una vez más, veo aquella formación de tejidos que sospecho, es su válvula de veneno, quizás, es justamente lo que me salpicó a mí. Tomó el bisturí, lo cortó y lo suturo haciendo uso de aquella magia que era parte de mí. Lo tomo con cuidado, no quiero destruirlo ni mucho menos y lo meto dentro de un frasco que tenía cuidadosamente guardado en mi bolsa. Lo pienso llevar y estudiar, sin contar que sería interesante poder dárselo a alguna bestia y ver su desarrollo con éste nuevo órgano dentro de él ¿Sería capaz de volver venenosa a una criatura que no lo era? Me gustaba la idea de ello. Había podido hacer del Patompiro tal así que podría hacerlo de nuevo y ver cómo evolucionaba la bestia. Sin embargo, era lo que menos debía preocuparme. La comezón seguía en mi rostro de manera intensa, avanzando gradualmente a todo mi rostro.

—Sospecho que eso sí era veneno — aseguro retrocediendo unos pasos. Justo lo que me faltaba en éste momento ¡que un veneno horrible me mate! No, no iba a dejar las cosas así nomás. No me iba a vencer un bicho de pantano así nomás, más, tenía algo que atesoraba desde hacía tiempo. No estaba segura de que pudiera servirme, pero era una de esas pocas cosas que aún quedaban del Doctor conmigo y la cargaba desde el día que nos separamos: una corteza de ipé amarillo. Recuerdo que me la regaló por lo raro que era encontrar eso en éste país, pero podía servirme —necesito el ipé— susurré buscando mi bolso pero algo pasaba en mi vista. Lo peor sería que no llegará a alcanzarlo ahora mismo.

off rol:

El ipé amarillo es un árbol del cuál, se usa la corteza para hacer un brebaje de ella y así, tratar los envenamientos de anfibios y otros animales o plantas peligrosas.
Cisne
avatar
Mensajes : 93
Ingreso : 27/08/2014
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Invitado el Mar Mar 03, 2015 6:33 am

Para el rumano aquella serpiente era algo que le tenía fascinado, sus maestros con anterioridad le permitieron abrir víboras, pero aquellas eran pequeñas y para nada interesantes. Alguna vez escucho que en el nuevo mundo había grandes selvas con ríos navegables y dentro de ellos se suponía habitaban serpientes mucho más grande de lo normal, sin embargo Dragos nunca ha comprobado alguna de esas teorías. Quizás más adelante viajaría y vería con sus propios ojos si aquellos rumores eran o no ciertos.

El tener abierta a esta serpiente era magnifico para su persona, la muchacha como desde el inicio era un segundo plano para su persona. Sabe de ella pero cree que por ahora tanto él como la joven son inofensivos para el otro. La peli rosada pareciera estar también entretenida en sus propios asuntos y aunque Dragos le ha enseñado a como ver mejor el interior de su presa sabe que en verdad no le ha mostrado algo verdaderamente interesante, la chica parecía tener conocimiento médico de algún tipo. Aquello causaba la curiosidad del pelinegro. –es mi primera vez también, con anterioridad trate con este tipo de animales pero las proporciones eran demasiado diferentes. –comenta, más para él que para ella. -¿Experimentar? –aquello penetro su mente y le dejo una duda. Que podría conseguir con experimentar con algo así, Dragos prefería hacer experimentos con criaturas más anormales; llámense vampiros, hombres lobo o hadas.

La serpiente para su persona era solo una fuente de estudio, nada más y nada menos. Se aleja del espécimen pues ha visto más que suficiente; nada llamo la atención más allá de lo normal y como bien ha dejado en claro la joven la serpiente pertenece a la chica. Quizás debería buscar una presa para él solo, aquello parece una buena idea. Esta por retirarse más una palabra llama su atención, ella pide ipé, la palabra no figura en su vocabulario así que pregunta -¿Qué es el ipé? Y ¿para qué le necesitas? –comenta, quizás pudiera ofrecer ayuda a la joven como muestra de buena voluntad, puesto que sabe que en fondo ha sido un borde de primera.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Fuyuno Hana el Jue Abr 30, 2015 7:57 am

De todas las cosas que pasaban, siempre ligaba las peores situaciones. Y eso, era algo molesto, sin contarlo. El Patompiro estaba conmigo y aquel extraño. Si no hubiese sido por aquel extraño, hubiese estado un poco más tranquila en éste estado, sin embargo, no podía hacerlo.

—Entiendo— dije ante eso. Ambos estábamos en una primera disección de una bestia semejante. Sonreí, quizás, no fuera tan malo tener contacto con aquel hombre, aunque no hablando de contacto piel con piel. Nadie podía llegar a ése punto, me desagradaba que la gente me tocara y por sobre todo, traía muy malos recuerdos a mi mente lo que ayudaba a que no permitiera ése tipo  de cosas —me gustan las mutaciones. Si una raza es buena, una mezcla puede hacerla mucho mejor, más resistente, más veloz, más fuerte. Tiene muchas ventajas, tal como mi Patompiro. Desde que tiene esos colmillos, ha podido cazar y destazar pequeñas presas, sin contar que vuela más rápido con esas alas nuevas que posee ahora—le expliqué a aquel hombre sobre ello, señalándole a mi amigo que había tenido una gran evolución después de la cirugía y hasta se había adaptado a muchas cosas, como a la carne, algo que anteriormente, no había pensado en comer. Era interesante ver como alterando algunas partes del cuerpo se podía conseguir todo un espécimen nuevo y mucho más fuerte  —podré hacer algo bueno con esto— aseguré guardando las cosas para mí. El efecto de las drogas no debía tardar en pasar ya.

Pero como era sabido, aquel líquido que había caído en mi rostro no había sido para nada bueno. Aún tenía que suturar la herida de aquel bicho sin embargo, algo andaba mal conmigo después de eso. Si era lo que creía, necesitaba aquello que atesoraba en mi bolso aunque no creía que en algún momento podría llegar a tener que usarlo, realmente, era un regalo del doctor y lo atesoraba por eso.

—Es una corteza, está en mi bolso— le señalé dándole permiso para buscarla pues, creía que aquel líquido era veneno y si era así, era lo único que tenía para usar en aquel momento  —sirve para neutralizar el veneno— seguí diciéndole  —aún me queda un poco de ella. Jamás la usé, pero está ahí, es un pedazo grande— le indiqué sintiendo mi vista más borrosa y viendo que el animal estaba empezando a moverse un poco más bruscamente. Me acerqué intentando cerrar la herida con mis poderes, si estaba furioso por el dolor, todo esto, iba a ser mucho peor, sin embargo, apenas terminase de pasar el efecto de la droga, iba a ser peligroso. Por suerte, aun su boca estaba atada.
Cisne
avatar
Mensajes : 93
Ingreso : 27/08/2014
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 13, 2015 5:32 am

Dragos se admitía para sí mismo que se encontraba fascinado por lo que la niña le narraba; también estaba sumamente sorprendido no le calculaba más de 20 años o menos y sin embargo era capaz de comprender temas que a muchas mujeres les parecía aburrido o soso. Casi ríe cuando ve a aquella criatura que llamaba patompiro- Interesante teoría señorita. Nunca he estado interesado en las mesclas, mis tendencias son más salvajes y con objetivos más bien destructivos. Me gusta abrir cosas, experimentar con ellas. Pero mis experimentos están enfocados a descubrir que daña a ciertas cosas. Que mata más rápido, que causa más daño, cuanta sangre es necesaria perder para conseguir la muerte…-sin olvidar las maravillas de la anatomía paranormal. Piensa con una sonrisa.

Sin embargo aquí estaba esta niña queriendo crear nuevas especies, especies que él tendría que destruir si no estuviese tan fascinado por ello, un pato vampiro semejante novedad. Una evolución más allá de su imaginación, sin embargo en el fondo Dragos pensaba que esas mutaciones estaban mal, que iban encaminadas a la perdición de la raza humana. Fue aquí cuando se molestó un poco, aquella mujer jugaba a ser que…

La mira y chasque la lengua, dejando de lado la fascinación que siente por sus conocimientos y su mente, seria acusada de herejía y condenada a la tortura…-Valla, valla…-dice mientras hurga en la bolsa de la menor. –Sabe señorita, cuan fascinante es su trabajo. Mi iglesia la condenaría por semejante atrocidad, sabe siquiera que problemas traería si su creación se vuelve contra los humanos…-coge la corteza y se para, pensando; pensando. Saca un puro de su chaqueta y lo enciende. –Mis principios me dictan que la deje morir, aunque no sé si muera por ese veneno. Mas si muere una hermosa mente se desperdiciaría…- Dragos tenía que tomar una decisión y no tenía ni la menor idea de que hacer.

Mira a la serpiente, con su diestra jugaba con la corteza y con la surda lleva su puro a la boca y allí lo deja; el reptil comienza a ponerse violento. –Lo necesitas vivo… -pregunta sin muchas ganas en realidad.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Fuyuno Hana el Jue Jul 09, 2015 5:22 am

Un tipo demasiado peculiar ¿acaso buscaba destruir a seres tan increíbles como éste? No quería matarlos, gracias a seres de esta índole, era capaz de experimentar de manera más placentera y a gusto, pudiendo llevar una simple idea a los límites de la imaginación y con un poco de mi energía, era capaz de darle forma y hacer que pudieran sobrevivir a la difícil operación.

—Nada bueno sale de la destrucción. Si no fueran por las mezclas, usted ni si quiera estaría en éste país— lo miré un tanto pensativa —tarde o temprano aprenderá el idioma y se generará una mezcla mucho más clara. No existe la pureza en su totalidad. Pero si se puede y se quiere, se puede llegar a tener algo muy similar a eso—

Más, aquella sensación, aquella incertidumbre ¡y pensar que estaba bien en no confiar en nadie! Me valía sola, debía haberme seguido valiendo sola. Suspiré con un poco de dificultad más, le sonreí. Él no sabía con quién se estaba metiendo y pronto, iba a conocerlo.

—¡Bien! Al fin se ha mostrado de qué bando está— canturreé poniéndome de pie de manera tambaleante ¡maldición! Me sentía débil, inútil para ser más exactos pero iba a poder defenderme —puedo ayudarlo en su decisión. O me da la corteza o puedo asegurarle que no sólo necesitará un parche. No suelo confiar en las personas, me abstengo del contacto y la cercanía con los demás por cosas como esta— lo miré con fijeza aunque sentía que no iba a mantener la mirada por mucho, iba a hacer todo lo posible para que así fuera —el bicho no tardará mucho en despertar, así que debe hacer esto rápido— o iba a tener que preocuparse de alguien más que la sólo la bestia.



Cisne
avatar
Mensajes : 93
Ingreso : 27/08/2014
field_19

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 21, 2015 2:57 am

Niega completamente divertido, la pequeña señorita no ha entendido su punto de vista. Lo tachaba de radical, de fanático y Dragos no era nada de ello. Cuando menos eso pensaba él, la contempla un momento. –Señorita, me ha entendido mal. –dice con falso pesar. –No me importa las mesclas humanas, mesclas de sangre, mesclas entre personas de diferente países. Me molesta la mutaciones que crea de criaturas antinaturales. Que beneficio tiene su mascota.- escupe la última palabra con asco mirando a la pequeña criatura, en estos momentos Dragos piensa que no sería mala idea tomarlo y abrirlo para ver cómo funciona por dentro.

Mas la muchacha piensa diferente, la mira burlo. Puesto que la ha cabreado y poco importa, el rumano nunca ha sabido tratar con el sexo femenino, carecía de modales; diría su viejo. Sin evitarlo ríe, le gusta la muchacha. –La señorita tiene garras, pero olvida una cosita sencilla, no soy yo quien se tambalea…-le recuerda. Ve al bicho moverse, coge el bolso de la damita y se camina hasta el árbol más cercano, toma asiento. –Si mata a nuestra amiga, considerare el darle su preciado antídoto, -le dice, mientras saca metódicamente todo lo que está en aquella bolsa, podría pronto robarle a la muchacha, lo considera casi un hecho; no es que él tenga escrúpulos cuando se trata de estos temas. Mete la mano dentro de su chaqueta, allí encuentra una daga, la saca y en su lugar mete un trozo de corteza. Mantiene otro tanto a la vista de la señorita.
avatar
field_19
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me dejarás abrirte? Es por la ciencia [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

field_19
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.